Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V >
  4. El éxito en relaciones públicas.

El éxito en relaciones públicas.

De los Santos, Ricardo [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

ISSN: 1668-1673

XII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Febrero 2004: "Procesos y Productos. Experiencias Pedagógicas en Diseño y Comunicación"

Año V, Vol. 5, Febrero 2004, Buenos Aires, Argentina | 214 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Se ha hablado mucho de las cualidades que debe tener una persona que desea trabajar en Relaciones Públicas, pero pocos advierten que independientemente de cuán innatas sean sus cualidades de comunicadores, la profesión actual exige mucho más. Ya no se necesita exclusivamente un profesional que tenga todo el glamour de los grandes oradores. Hay relacionistas con alta exposición pública y otros que trabajan fuera de ésta, aunque vinculados. Por lo tanto para lograr el éxito en esta profesión tanto con alta exposición como sin ella, el Relacionista deberá tener en cuenta al menos tres aspectos básicos: capacitación, adaptación y participación.

Capacitación 

Todos hablamos. Algunos hablan fácilmente en público. Hablar en público sabiendo lo que se dice lo hacen muchos menos. Hacerlo previendo el impacto solo los más capacitados y experimentados. Hacer todo esto con sustento teórico lo logran básicamente los egresados del área de comunicación.

Ahora, hablar en público, sabiendo lo que se dice, previendo el impacto futuro, con sustento teórico y en coordinación con todos los vínculos que se afectan o se pueden ver afectados para una personalidad o empresa es una de las tareas que deberían ser conducidas o delegadas en exclusividad al profesional universitario en Relaciones Públicas. Esto siendo parte de las incumbencias del relacionista, sabemos se logra solo con una amplia capacitación donde la responsabilidad no es exclusiva de la Universidad sino también del propio estudiante. Quien se destaca en los estudios no es quien meramente cumple con los requerimientos oficiales sino quien aporta algo nuevo, el que investiga, el que va más allá de lo solicitado y aunque egresado continúa perfeccionándose.

Adaptación 

Marco Aurelio decía, El Universo es cambio; nuestra vida es lo que nuestros pensamientos hacen de ella. La vida es cambio, oponernos a eso es nuestra destrucción, pues la resistencia al cambio provoca los miedos, stress y una serie de fenómenos de alto conflicto. Lo notamos en cualquier simple experiencia en la que no podemos controlarla. Tomemos por ejemplo un simple viaje en la Montaña Rusa. Si nuestra intención es que los vagones no se muevan más, una gran sensación de malestar en el estómago nos hará saber que algo no anda bien. Ahora bien, si aceptamos que estamos en la montaña rusa y entendemos que lo mejor es disfrutarla acompañando a los giros que nos propone incluso buscando que estos se produzcan, descubriremos una nueva personalidad en nosotros mismos y un placer en esa nueva experiencia.

Y si de cambios hablamos en los vínculos y comunicaciones no hay otra cosa que cambios constantes. Entonces , no solo no podemos transportar los modelos tradicionales de Relaciones Públicas extranjeros sino que no podemos usar el mismo que usamos ayer para el mismo público, porque ya estamos en otro momento. Los métodos y propuestas tradicionales son válidos pero no tenemos una alineación directa con el sentir extranjero, sea del país que sea. Debemos trabajar la investigación a fondo y en detalle para de ahí planear las estrategias especiales en el desarrollo de nuestros vínculos propios y autóctonos. Esta es una profesión que de poco sirve el saber copiar, pues solo nos puede servir como generador o disparador de nuevas propuestas exclusivas para cada sector, público o momento.

Participación 

Alfonsina Storni en su poema “Tu me quieres blanca” le propone a su pretendiente que primero se purifique en la montaña y luego vuelva y la pretenda nívea y casta. En Relaciones Públicas sucede algo similar, desde que empiezan a estudiar pretenden que el éxito los llame a su celular, entre por su correo electrónico y luego le depositen sus honorarios en la tarjeta de crédito. 

Hay un gran cúmulo de conocimiento agolpado en los jóvenes que conocen de todo pero no han hecho mucho. La acción consolida el conocimiento en saber. 

Alfonsina les diría que lo quepretenden esta al alcance de la mano pero antes de pretenderlo acudan a los congresos, convenciones, consejos profesionales, cursos extracurriculares, libros específicos, pasantías, prácticas, reuniones y demás actividades de Relaciones Públicas para entonces recién después, trabajar feliz y duramente en la profesión y así pretender el éxito y justificarse los honorarios. Muchos genios han pasado por las aulas, pero solo aquellos que he visto participar una y otra vez, de distinta forma y en distintos ámbitos son los que hoy tengo el placer de encontrarlos trabajando específicamente en la profesión dentro de lugares destacados. 

Retomando la cita de Marco Aurelio cuando nos dice “...nuestra vida es lo que nuestros pensamientos hacen de ella.” Rescatamos la esencia que debe tener nuestra participación, y es una participación activa con propuestas propias y no de meros espectadores. Frente al cambio tenemos dos opciones de adaptación, o nos adaptamos a como nos lleve la vida, o nos adaptamos creativamente con nuestra propia impronta con un poco mas de trabajo pero dejando una huella a seguir. 

Por ultimo si conjugamos en una personalidad una constante actitud frente a la capacitación, una creativa predisposición de adaptación y una fuerte participación entonces y solo entonces el mundo conspirará para coronarla en el éxito profesional.


El éxito en relaciones públicas. fue publicado de la página 60 a página61 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

ver detalle e índice del libro