Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V >
  4. La experiencia personal. Emergencia y urgencia.

La experiencia personal. Emergencia y urgencia.

Del Pino, Marta

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

ISSN: 1668-1673

XII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Febrero 2004: "Procesos y Productos. Experiencias Pedagógicas en Diseño y Comunicación"

Año V, Vol. 5, Febrero 2004, Buenos Aires, Argentina | 214 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Podríamos decir que la experiencia docente es siempre enriquecedora e infinita en sus formas y consecuencias. También podríamos decir que este “aprendizaje de la enseñanza”, y esta forma de enunciación no es una contradicción ni un oxímoron, sino que resume la esencia dialéctica de esta profesión, es inagotable y, en cierto sentido, inabarcable. Sin embargo, mi propio recorrido de este trayecto me hace ver que tanto el docente como el alumno aprende metódica, gradual y racionalmente pero también sorpresiva, intuitiva y anárquicamente.

A pesar de esto, los conocimientos ofrendados entre docente y alumno año tras año no son copias idénticas de la misma situación del año anterior. Más allá de las diferencias coyunturales, de interlocutores y situaciones comunicativas, uno mismo, como ser humano, se ha trasformado: ha adquirido y ha eliminado, ha consumido y ha consumado, ha producido y ha procesado. En fin, ha pasado por la experiencia y nadie sale idemne de eso, afortunadamente. 

En mi caso particular, articulo ampliamente mi experiencia docente con mi experiencia laboral fuera del aula. Mi trabajo de relacionista pública con cuentas de lo más variadas hace que pueda brindar luz sobre la teoría relatando casos, anécdotas, errores y logros de mi propio historial. Esto acerca al alumno a una experiencia tangible y lo ayuda a visualizar con mayor exactitud la verdadera esencia de la asignatura y la implementación de ésta en la praxis social.

Por otra parte, una de mis exigencias en lo que respecta a la producción del alumnado es el arduo trabajo individual durante la cursada para luego organizar el trabajo final en equipos y con propuestas aplicables a la realidad. En lo que a esto concierne, incentivo un cierto clima de sana competencia tomado como ejes tres variables: pertinencia, creatividad y aplicabilidad; en síntesis, lo que comúnmente se denomina criterio profesional.

Si bien años anteriores fueron propicios para que emerjan temáticas vinculadas con lo social, este año encontré en los alumnos mayores inquietudes en desarrollar trabajos que los entrenen en la materialización de una clara mirada a-priori, que está más vinculada con comunidades artísticas, ecológicas, altruistas, con un claro concepto del trabajo independiente y con altas posibilidades de concretar la propuesta.

El profesional bien entrenado sabe que la creación es ruptura, es imprevisibilidad, es cuestionamiento del dogma, es que, parafraseando a Flaubert, el árbol deje de ser árbol. Ese quiebre debe ser intenso en cuanto a contenidos y pertinente en cuanto a lo conceptual (conceptos, luego productos!), pero también debe tener actualidad en cuanto a lo temporal. Siempre hablo de la importancia de olfatear y decodificar el signo de los tiempos. Creo que hoy vivimos en tiempos de emergencia y de urgencia. Emergen diversos conceptos que estaban enterrados, y esto provoca una mayor transparencia, una quizás cruda pero sana y veracidad. Esto por un lado alivia pero, por otro, lanza una importante carga de responsabilidad: historizarnos. Esto fuimos, esto somos, esto deseamos ser, bajo la implacable luz del mediodía.

Asimismo, vivimos los tiempos de la urgencia. Esta historización, este proceso entendido como adquisición gradual de conocimientos sobre el mundo y sobre uno mismo dentro (o fuera) de él, esta recuperación de identidad como cuerpo propio y como cuerpo social que transitamos debe devenir, debe prolongarse rápidamente en productos, en la contundencia de la cosa formada. Debemos explicarle al mundo quiénes somos, y debemos explicárselo ya.


La experiencia personal. Emergencia y urgencia. fue publicado de la página 62 a página63 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

ver detalle e índice del libro