Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXV >
  4. Búsqueda de la armonía: palabra e imagen

Búsqueda de la armonía: palabra e imagen

Gastélum Tapia, Enrique [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXV

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXV

ISSN: 1668-1673

XIX Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2011

Año XII, Vol. 15, Febrero 2011, Buenos Aires, Argentina | 215 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

En la materia Guión Audiovisual I, uno de los contenidos esenciales es la búsqueda del equilibrio entre la palabra y la imagen. Un ejemplo: en un largometraje se busca que la palabra no reitere lo que estamos viendo en la imagen, a menos que forme parte de una decisión estética del director en la búsqueda de un determinado horizonte narrativo. Palabra e imagen deben complementarse en un matrimonio indisoluble que origine poesía y que genere emoción estética en el espectador. Aquí el docente encuentra el método adecuado para demostrarle al alumno cuán esencial es el manejo del idioma castellano y después motivarlo para que busque ese equilibrio verbal y visual en los trabajos que integrarán el portfolio de cursada.

Palabras claves: educación – armonía – palabra – imagen – conjunción - equilibrio.

Las palabras pueden salvarte donde no pueden las armas.

Lawrence Ferlinghetti

La novelista sudafricana Nadine Gordimer (premio Nobel de Literatura 1991), manifiesta su comunión por la palabra en un texto escrito para la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO): “No podemos decir que esté alfabetizada la persona que es capaz de leer los anuncios publicitarios y los diálogos contenidos en las tiras có- micas, pero que no puede comprender el vocabulario de un poema ni captar, en una prosa, las variantes sintácticas significativas o las formas de usar las palabras que abren nuevos horizontes a una comprensión más profunda de la propia personalidad” (Gordimer, 2007). Es un diagnóstico claro, implacable que devela los síntomas de una problemática que agobia a la sociedad contemporánea y que se manifiesta con excesiva frecuencia en las aulas de cualquier centro de estudios universitarios, y es que no se trata de criticar la utilización de la imagen con el avance de la tecnología en el ámbito de las comunicaciones humanas, sino de revalorizar la palabra escrita y hablada y situarla en el lugar que le corresponde. Si hay alguna llave en la historia de la humanidad, que nos ha permitido acceder al vasto universo del conocimiento, el sentimiento, la imaginación, la libertad, la identidad y la comprensión de la naturaleza humana, esa es la palabra, más allá de la utilización destructiva que pueda haber tenido en diversas etapas históricas. La imagen y la palabra nos esculpen como seres humanos en todas las facetas de la cotidianeidad y el ejercicio de la vida universitaria no es la excepción; al contrario: la universidad es la última instancia institucional de aprendizaje que le permitirá al ser humano incorporar el conocimiento necesario para la vida profesional y, por ende, para allegarse los recursos necesarios para su subsistencia. En la Facultad de Diseño y Comunicación, mucho más que en otras facultades, la materia prima de los contenidos de la mayoría de las carreras está asociada al entendimiento y utilización de la imagen y la palabra, por eso se hace indispensable la búsqueda de una armonía entre ambos conceptos, y sobre todo, la ponderación de la palabra como la piedra angular de la creatividad y el conocimiento. Es indispensable la lectura en casa de los textos necesarios para incorporar los contenidos teóricos de cualquier materia y también cursar la materia Comunicación Oral y Escrita (imprescindible para la comprensión y utilización del lenguaje verbal), pero al alumno se le debe reforzar esta práctica mediante la reiteración en cada clase de la importancia de la palabra y ¿porqué no?, el amor por la palabra. La repetición continua y reiterada de una idea es fundamental para abrir la brecha en la mente de los alumnos para la asimilación de un concepto, pero esta repetición debe estar sostenida por una estrategia pedagógica adecuada. La lectura en clase por parte de los alumnos de sus propios trabajos; la impartición de los contenidos teóricos mediante métodos lúdicos; la lectura de poemas o de cualquier texto literario que estén relacionados con los contenidos por parte del docente, y que al mismo tiempo sean detonadores de la creatividad pueden ir derrumbando los muros que se interponen entre la palabra y el alumno. Es indispensable que el docente le de una alta prioridad en los criterios de evaluación, al uso del lenguaje hablado y escrito.

La batalla entre imagen y palabra

Otra parte del ensayo de Nadine Gordimer esclarece la posposición de la palabra en relación con la imagen: “El hecho es que el espectro de la imagen que se yergue amenazadora contra la palabra escrita se cierne sobre todos nosotros, tanto los países desarrollados desde hace mucho tiempo como los que están luchando por desarrollarse y salvar el abismo que separa a las naciones pobres y ricas. Desde el primer tercio del siglo XX, la imagen ha venido desafiando el poder de estímulo de la imaginación y de apertura de la mente humana que posee la palabra escrita. El cuento relatado a los niños a la hora de ir a la cama ha sido sustituido por la hora de sentarlos frente a la televisión” (Gordimer, 2007). Es cierto, el riesgo mayor que corre nuestra civilización actual es la disminución paulatina de la capacidad de imaginación y la creatividad. En las materias de la Facultad de Diseño y Comunicación, relacionadas con la imagen, la fotografía, el cine y la televisión, el alumno debe entender que no solamente basta tomar una cámara fotográfica o de video para realizar un trabajo o una obra de arte. El conocimiento de la técnica, tan necesaria para el desarrollo de cualquier actividad en el ámbito profesional es fundamental, pero inclusive la asimilación misma de cualquier concepto técnico, supone un grado apropiado del manejo de la lengua. El alumno requerirá, por ende, un dominio mayor del lenguaje al hacer un trabajo práctico.

La lectura

Una de las fases del proceso de aprendizaje es la lectura que el alumno realiza fuera del aula. Estos textos, relacionados con los contenidos teóricos, deben ser escogidos por el docente buscando que sean detonadores de la creatividad. Si para empezar, las lecturas de la cursada están integradas por autores que tengan una prosa clara, sencilla y fluida, al alumno le será más fácil acceder al conocimiento. Conforme transcurra la cursada es conveniente aumentar la dificultad de los materiales de lectura, sobre todo porque hay textos que son indispensables para darles las herramientas teóricas que necesitan. La lectura en clase de los trabajos de la cursada, por parte de cada alumno, es esencial. Es cierto que en una cursada de más de veinte alumnos sería imposible realizar este ejercicio en una sola clase, pero aquellos alumnos que no alcanzaron a leer su trabajo, tendrán la oportunidad de hacerlo en las clases siguientes con otros trabajos diferentes, hasta que todos lo hayan hecho. La lectura en la materia de Guión Audiovisual I, tiene una serie de etapas que se actualizan en la vida profesional de un director de cine cuando está preparando la realización de su película. Estas etapas de lectura de un guión (en este caso los trabajos prácticos de los alumnos) son idóneas para reforzar la fuerza de las palabras y están dotadas de elementos lúdicos que hacen aún más eficaz su utilización en clase. Una primera lectura permite la entrada del alumno a ese mundo imaginario: la comprensión del argumento. La segunda lectura, a la cual el alumno le dará la intensidad dramática que corresponda, sobre todo si se trata de un monólogo o un diálogo, permitirá una mayor comprensión del texto y, al mismo tiempo la revisión de la escritura misma de las palabras que el actor va a decir al representar su papel. Una tercera lectura permite darle una interpretación propia al guión, que es justamente lo que busca un director de cine cuando está preparando su puesta en escena. Estos ejercicios de lectura y comprensión de la lectura, pueden ser reforzados por una devolución del docente de cada trabajo práctico en la que se evalúe la ortografía y la redacción, además de los aspectos relacionados con los contenidos teóricos. Los criterios de evaluación de cada trabajo, y en general de todo el portfolio de cursada, deben priorizar estos aspectos.

La imaginación

La imaginación germina como un don maravilloso, cuando el lector de un libro, camina por las páginas de la mano del autor, pero llega un momento en que el lector se desprende y comienza a elaborar en su mente una puesta en escena, se convierte en un director de cine. No es que el lector se aparte del libro, sino que le da su interpretación y crea su propio universo. El lector asiste como director y espectador al nacimiento de la imagen por medio de las palabras que le proporciona el escritor. La imaginación tiene una fuerza irresistible que se expande a todos los órdenes de la vida. Su desarrollo le posibilitará al alumno realizar trabajos con un alto grado de creatividad y porqué no decirlo, le permitirá afrontar la vida profesional y la vida privada desde una perspectiva humanística.

Armonía entre la imagen y la palabra

En la materia de Guión Audiovisual I, uno de los contenidos esenciales es la búsqueda del equilibrio entre la palabra y la imagen. Un ejemplo: en un largometraje se busca que la palabra no reitere lo que estamos viendo en la imagen, a menos que forme parte de una decisión estética del director en la búsqueda de un determinado horizonte narrativo. Palabra e imagen deben complementarse en un matrimonio indisoluble que origine poesía y que genere emoción estética en el espectador.

Cuando esto se logra estamos ante la presencia de una verdadera obra de arte. Esta dinámica del arte es una metáfora que debe ser aplicada a los esquemas de enseñanza en las facultades de diseño. Y se puede emplear, aún en las materias que no tengan una simiente artística. El docente debe encontrar el método adecuado para demostrarle al alumno cuán esencial es el manejo del idioma castellano y después motivarlo para que busque ese equilibrio verbal y visual en los trabajos que integrarán el portfolio de cursada. En una primera etapa, hay que realizar un análisis detallado de obras de arte y trabajos profesionales, desmenuzar los elementos internos y comprobar al alumno la contundencia de las palabras: mostrar, por ejemplo, solamente las imágenes (sin el audio) de una escena de algún largometraje que tenga cierta intensidad dramática, en la que las palabras, el diálogo, sean el eje de lo narrativo y posteriormente mirar la misma escena, ya con la incorporación de los diálogos; el alumno se asombrará al experimentar esta sensación, una impresión fuerte sin duda, que ayudará en el proceso de aprendizaje. Otro ejemplo interesante para los alumnos, sería mirar las imágenes de una campaña publicitaria sin el acompañamiento de las palabras en el audio. En cada materia, el docente puede encontrar y usar estos ejemplos, utilizando el elemento lúdico como un catalizador del potencial de aprendizaje del alumno. Sigmund Freud decía que: “…todo niño que juega se conduce como un poeta, creándose un mundo propio… situando las cosas de su mundo en un orden nuevo, grato para él (…) toma muy en serio su juego y dedica en él grandes afectos”. (Freud, 1973). Esta es una de las claves del aprendizaje, al tomar en serio el juego como lo haría un niño, el alumno eleva su nivel de concentración y la asimilación de los contenidos se materializa con naturalidad. En una segunda etapa, hay que orientar los trabajos prácticos de la cursada desde el tema y la estructura, con la finalidad de darle un peso específico considerable al contenido del lenguaje hablado y escrito. Una última cita de Nadine Gordimer resume lo expuesto: “En la enseñanza superior, las universidades tropiezan con el problema de la presencia de estudiantes aparentemente calificados para ingresar en ellas, pero que de hecho carecen del vocabulario y la capacidad de escribir que son necesarios para cursar estudios superiores. Aunque parezca superfluo decirlo, parece necesario reiterar que el dominio de la lectura y la escritura es la base de cualquier aprendizaje, incluso cuando se opta por adquirir conocimientos científicos expresados en forma de números e ideogramas y que poseen un sentido diferente”. En el mundo actual pareciera que el hombre reposa en la imagen, en un letargo que avanza con la vertiginosidad de la incompleta realidad virtual y que amenaza con extinguir su imaginación. Al docente le corresponde aportar su grano de arena en las aulas universitarias, despertar y cultivar el desarrollo de la imaginación para que el alumno pueda sentir la amorosa conjunción entre la palabra y la imagen.

Referencias bibliográficas

- Ferlingetti, Lawrence. “La poesía como arte insurgente”, en Semanario Peripecias No. 96, 14 de mayo de 2008.

- Gordimer, Nadine. La imagen y la palabra. Disponible en http://portal.unesco.org/es/ev.php-URD_ID

- Freud, S. (1973). Obras completas. (3ª ed., Tomos II y III). Madrid: Biblioteca Nueva.

Abstract: One of the essential contents in the subject Audiovisual Script I is the search of balance between word and image. For example, in movie’s language, words should have not duplicate image meaning unless it comprises an aesthetic decision of the director in the search of a certain narrative horizon. Word and image must be complemented in an indissoluble marriage that originates poetry and that generates aesthetic emotion in the spectator. Here, the professor finds the adequate method to demonstrate students, first, how essential is the correct use of language and then, to motivate them to look for a verbal and visual balance in the works that will integrate the subject portfolio.

Key words: education - harmony - word - image - conjunction - balance.

Resumo: No campo Script Audiovisual I, um dos conteúdos essenciais é a busca do equilíbrio entre a palavra e a imagem Um exemplo: num largometraje busca-se que a palavra não reitere o que estamos vendo na imagem, a menos que faça parte de uma decisão estética do diretor em busca de um horizonte narrativa particular. Palavra e imagem devem complementar-se num casal indisoluble que origine poesia e que gere emoção estética no espectador. Aqui o docente encontra o método adequado para demonstrarlhe ao aluno cuán essencial é o manejo do idioma castelhano e depois motivá-lo para que busque esse equilíbrio verbal e visual nos trabalhos que integrarão o portfólio de cursos.

Palavras chave: educação – harmonia – palavra – imagem – conjunção – equilíbrio.

(*) Enrique Gastélum Tapia. Realizador en Cine y Artes Audiovisuales (Escuela Profesional de Cine de Eliseo Subiela). Poeta. Docente de la Universidad de Palermo en el Departamento Audiovisual de la Facultad de Diseño y Comunicación. Obtuvo una mención especial en el Premio Nacional de Cuento “Carmen Baez”, en Morelia, Michoacán, México en el 2002.

Vocabulario relacionado al artículo:

escritura . imagen . relación .

Búsqueda de la armonía: palabra e imagen fue publicado de la página 32 a página35 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXV

ver detalle e índice del libro