1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VI >
  4. Destellos

Destellos

Farini, Ana [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VI

ISSN: 1668-1673

XIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Febrero 2005. Buenos Aires. Argentina:"Formación de Profesionales Reflexivos en Diseño y Comunicación"

Año VI, Vol. 6, Febrero 2005, Buenos Aires, Argentina | 288 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Cuando en 1898 el camarógrafo documentalista Federico Villiers regresó a Inglaterra después de haber filmado la batalla de Omdurman se dio cuenta que sus films no impresionaban al público, en cambio una película con el mismo nombre, de alguien que no había estado allí, tenía un enorme éxito. El famoso George Melies había filmado una escena de guerra donde tres albaneses irrumpían en una cabaña en la que raptaban a una ateniense. El padre de ella los persigue para intentar rescatarla pero uno de los albaneses le corta la cabeza que rueda por la pantalla. Después de analizar lo sucedido Villiers se dio cuenta de que tenía que utilizar la imaginación, reconstruir y rehacer lo que había visto al desnudo y había querido presentar de una manera fiel. 

Está anécdota ilustra la histórica dificultad para establecer una clara frontera entre el cine documental y el de ficción. 
Si nos ponemos a pensar en como realizar un documental, nos damos cuenta que desde el comienzo en que este está siendo producido hay una ficción. La manipulación de las imágenes está siempre presente, aunque se jure que no ha habido intervención. Detrás de la cámara hay alguien que está interpretando lo que está filmando. 
Si bien actualmente hay una generalizada perdida de fe en la objetividad de la imagen, que parece apuntar a un desprecio cínico e irracional hacia las verdades últimas, vivimos en una época en la que hay un ansia considerable de imágenes de lo real. Actualmente algunos films documentales cuentan con una popularidad sin precedentes entre el público en general e incitan el mismo interés que las películas de ficción. 
Linda Williams en el artículo «Espejos sin memoria, la verdad, la historia y el nuevo documental» afirma que el mito moderno de la «Transparencia» o del «Espejo» queda desplazado por una representación audiovisual donde el espejo sigue reflejando pero a través de refracciones indirectas y complejas. Si bien la verdad no está garantizada y no es posible reflejarla de manera transparente hay algo que hace que los documentales sigan siendo documentales y no films de ficción: son películas con un especial interés en relación con lo real, con las verdades importantes para la vida de las personas. 
La esencia del documental se encuentra revelada en el manifiesto de Grierson 
«El actor original y el escenario original constituyen la mejor guía para interpretar cinematográficamente el mundo moderno» 
Si bien las polémicas «Objetividad contra Subjetividad» han sido en gran parte superadas todavía existe una corriente que no acepta que el documental incluya la subjetividad del autor y que se contamine con otros géneros. Morris, director de La Línea Azul, se defiende de quienes lo atacan diciendo «No hay razón por la que los documentales no puedan ser tan personales como las realizaciones de ficción y llevar las huellas de quienes lo hacen. La verdad no es algo que un estilo o expresión garantice. No hay nada que la asegure». 
No es una cuestión de negar al documental sino de abrir sus posibilidades. En lugar de ser prescriptivos y atenernos a viejas recetas, deberíamos tener una mirada más abierta que amplíe el significado de Lo Real. El contacto entre géneros diferentes permite alcanzar un enriquecimiento, hallar otras posibilidades; la apertura garantiza la innovación y la invención, la ortodoxia en cambio lleva irremediablemente a la eterna repetición de lo mismo. 
Y así quizás de los relatos documentales nos lleguen los destellos y reflejos fascinantes de la tan compleja y ambigua realidad.


Destellos fue publicado de la página 91 a página91 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VI

ver detalle e índice del libro