Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº33 >
  4. Dadaísmo y surrealismo en Max Ernst

Dadaísmo y surrealismo en Max Ernst

Fernández, Camila; Pardo, Camila; Patiño, Michelle

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº33

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº33

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Introducción a la Investigación Primer Cuatrimestre 2010 Proyectos Ganadores Introducción a la Investigación Primer Cuatrimestre 2010

Año VII, Vol. 33, Noviembre 2010, Buenos Aires, Argentina | 108 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Síntesis

En este trabajo se abordan las vanguardias del Surrealismo y Dadaísmo desde el punto de vista de Max Ernst y la diversidad de técnicas creativas que él empleaba en sus obras.

Lo que nos interesa demostrar es el contexto en el cual el se formó como artista, los aspectos de su vida que influyeron en él para que adoptara un particular estilo creativo y cómo surgen las ideas del frottage y el collage, como nuevas técnicas plásticas.

Partiendo desde el marco teórico de Werner Spies, podemos decir de Max Ernst que el Dadaísmo y Surrealismo son los sistemas de coordenadas que lo acompañaron durante todo el desarrollo de su trabajo. En lugar de funcionar como términos cronológicamente separados y excluyentes, la racionalidad/ crítica y la irracionalidad/exaltación repetidamente aparecen en combinación.

Conclusión

Max Ernst fue una figura fundamental del Surrealismo y el Dadaísmo. De formación autodidacta, asimiló las tendencias vanguardistas, de las que extrajo, de forma personal, todo cuanto le interesó. Ernst se caracterizó por ser un experimentador infatigable. En todas sus obras buscaba los medios ideales para expresar el mundo de los sueños y la imaginación.

Bajo los cambios sucesivos en la vida y la obra de Max Ernst hubo algunas constantes, como la libertad y en su obra, el afán de creación. Él no buscaba destruir el arte, su propósito era, en sus palabras, encontrar “la pintura más allá de la pintura” y creía que el mundo exterior y el mundo interior trabajaban juntos para crear pinturas revolucionarias.

Por eso, para crear seguía el consejo de cerrar sus ojos “físicos” para poder ver primero las imágenes con el ojo espiritual y luego traspasar a la luz del día lo que había visto durante su noche, de modo que el orden que le guiara fuera del interior al exterior. No descartó ninguna forma de manifestar sus fantasmas interiores, su razonamiento consciente, su sensibilidad y su conducta espontánea, dejándose llevar por técnicas artísticas que, en principio, le eran ajenas.

La valía de M. Ernst es que nunca abandonó el ideal estético, eligió cuidadosamente los objetos del cuadro, aunque el conjunto escapa a nuestra lógica, porque se dirigió a nuestra imaginación, a la libre interpretación. Sin embargo, la interpretación iconográfica de Ernst solamente por medio del psicoanálisis es demasiado simplista, pues para él era solamente un punto de partida para lograr una composición poéticoestética, en la que tuvo como soporte fundamental el aporte literario.

En conclusión, los cuadros son obras de interpretación abierta a todas las imaginaciones posibles, excepto la basada en la racionalidad y la lógica, porque arruinaría esta nueva realidad.

Es por eso que Max Ernst quiere dar una nueva dimensión del objeto, real pero imperceptible para el espectador y que él nos muestra en un mundo en el que nada es definitivo ni acabado, sino abierto y cambiante. Es la creación total.


Dadaísmo y surrealismo en Max Ernst fue publicado de la página 50 a página51 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº33

ver detalle e índice del libro