Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº34 >
  4. Mi Bis-Abuelo y los Dos Chinos

Mi Bis-Abuelo y los Dos Chinos

Majías, Agustina

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº34

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº34

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita Primer Cuatrimestre 2010 Proyectos Ganadores Comunicación Oral y Escrita

Año VII, Vol. 34, Noviembre 2010, Buenos Aires, Argentina | 100 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Síntesis

Cuando mi bisabuelo Pedro Santiago Antonio Lossetti tenía 12 años, se desató la Primera Guerra Mundial. Él vivía con sus padres en un pueblo de Italia que estaba en peligro de ser azotado por la guerra en cualquier momento.

Su familia decidió escapar al nuevo continente, pero no tenían dinero suficiente para costear todos los boletos, así que sus padres decidieron mandarlo sólo. En cuanto llegó a la Argentina, Pedro fue acogido por una familia italiana que se asentó no muy lejos del puerto; ellos tenían una pequeña confitería, que con los años se fue haciendo más conocida, hasta convertirse en la famosa “Los Dos Chinos”. Al comienzo sus tarea era barrer y limpiar, pero luego se convirtió en encargado.

Los dueños, al parecer no tenían descendientes, así que lo más lógico hubiera sido dejarle el negocio a él. Por algún motivo, esto no sucedió, siempre nos preguntamos porqué y nos imaginamos como sería la vida si el bisabuelo se hubiera convertido en el dueño de “Los Dos Chinos”.

Conclusión

Personalmente, luego de analizar las entrevistas y a pesar de haber leído en los textos que la situación al comienzo en Argentina no era fácil, me doy cuenta de que él salió adelante con la ayuda de la familia Contarelli. Más allá de que le hubieran ofrecido comprar la empresa –algo que sólo podemos suponer– o incluso si se la hubieran ofrecido y él hubiera tenido el dinero, no puedo imaginarme afrontar una responsabilidad tan grande como la de encargarse por completo de un negocio que estaba creciendo tanto y dejar a un lado una prioridad tan grande como es la de tener una familia.

Puedo suponer, luego de haber oído hablar de su personalidad, que era un hombre tranquilo y que siempre iba a lo seguro.

Por esto mismo estoy segura de que si alguna vez tuvo la oportunidad de quedarse con la empresa, su respuesta fue no y dudo que se haya arrepentido de la misma, ya que según lo respondido en una de las entrevistas llevadas a cabo vivió muy tranquilo desde que se jubiló hasta el día de su muerte.


Mi Bis-Abuelo y los Dos Chinos fue publicado de la página 68 a página68 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº34

ver detalle e índice del libro