Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº36 >
  4. Un movimiento incontrolable

Un movimiento incontrolable

Fernández, José Ignacio

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº36

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº36

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación Proyectos Ganadores

Año VII, Vol. 36, Marzo 2011, Buenos Aires, Argentina | 100 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Síntesis

Esta investigación se centra en el graffiti contemporáneo, surgido a mediados de 1960 en Philadelphia y que se extendió a todo el mundo. Actualmente, no solo se lo puede ver en la calle sino también en diseño, moda, películas galerías y bastidores.

El trabajo tiene como principal objetivo determinar si podemos considerar al graffiti como un arte y de ser así demostrar que fue uno de los últimos movimientos artísticos del siglo XX.

Para ello empezamos haciendo un recorrido por su historia, desde los inicios del tag y el bombing hasta su era actual. Por otra parte, con el aporte de referentes escritores, documentación, entrevistas y relevamiento fonográfico sobre el graffiti de todo el mundo; demostramos cómo el graffiti motivó a otras artes visuales; consolidándose hasta nuestros días como uno de los movimientos artísticos más importantes del siglo.

Conclusión

El graffiti comunica constantemente desde sus formas, códigos y hasta los trazos de un tag o firma. En los últimos años el graffiti fue influenciando al diseño. Estudios como “123 klan” marcaron una tendencia y un estilo particular con grandes rasgos de la cultura del graffiti en sus diseños.

En lo personal, como investigador, tengo cierta relación directa con el tema o grupo a investigar, no por considerarme “un graffitero”, sino por tener un aprecio a este movimiento, que me dio lugar a conocer al hecho de querer pintar.

Para muchos el graffiti siempre fue algo malo o negativo, como un juego molesto que en los últimos años se fue consolidando entre los jóvenes. En general el graffiti no es considerado un arte. En lo personal, creo que esto se debe a la indiferencia por parte de los críticos hacia el arte urbano. Si el común de los críticos o pintores consideran arte a una reproducción de una lata de sopas Campbells, ¿por qué no pueden considerar un tren pintado como una obra? Tal vez sea porque el vagón pintado es mucho mas difícil de comercializar.

Si bien sigue existiendo una disconformidad con el graffiti que invade las paredes, no expresa lo mismo con publicidad a la hora de pensar en la invasión visual o intervención urbana.

El bombardeo de la publicidad es constante en la calle, pero a la gente no le molesta o al menos no se quejan como por un tag. Me llama la atención, ya que no reniegan del bombardeo publicitario pero si reniegan del graffiti.

Al ver cada vez más gente que pinta en la calle, la sociedad lo empieza a conocer y lo acepta de una mejor manera; tomándolo como un posible aporte decorativo a las ciudades. El graffiti seguirá existiendo siempre que exista el ser humano, porque está en cada uno de los seres el hecho de expresarse o dejar una marca.

Un ejemplo claro de que es un movimiento que seguirá creciendo, es la respuesta de un escritor brasilero sobre el significado de sus pintadas. Él dibujaba dedos amputados por la ciudad y la gente no entendía el porqué de los dedos. En una entrevista el escritor explicó que la única forma de que los grafiteros dejaran de pintar sería cortándole el dedo índice con el que aprietan el pico de la lata. Una postura extrema para aquel que es ajeno al movimiento, pero suele resultar una postura bastante poética y fiel al movimiento para aquellos que lo viven.


Un movimiento incontrolable fue publicado de la página 69 a página69 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº36

ver detalle e índice del libro