1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño Nº12 >
  4. Tres días que conmovieron la Enseñanza del Diseño: Crónicas del Segundo Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño.

Tres días que conmovieron la Enseñanza del Diseño: Crónicas del Segundo Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño.

Ferrari, Laura [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Actas de Diseño Nº12

Actas de Diseño Nº12

ISSN: 1850-2032

VI Encuentro Latinoamericano de Diseño “Diseño en Palermo”. Segundo Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño

Año VI, Vol. 12, Marzo 2012, Buenos Aires, Argentina | 259 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El siguiente texto es un breve relato complementario de las Crónicas del Segundo Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño, realizado del 25 al 27 de julio de 2011 en Buenos Aires, Argentina; el mismo contiene los comentarios, reflexiones, o

Introducción
Tres días que quedarán en la reflexión de todos los que asistimos al Segundo Congreso Latinoamericano de la
Enseñanza del Diseño, organizado por la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo,
en Buenos Aires, Argentina; más concretamente en el barrio de Palermo que cambió su acento y su fisonomía
para transformarse en la capital de la reflexión sobre la enseñanza del Diseño en América Latina.
De cada país americano e incluso de algunos europeos, de cada región, de cada ciudad, de cada Facultad o Instituto se acreditaron académicos, profesores y profesionales, coordinadores de estudios, decanos y representantes de Facultades tanto públicas como privadas, fundadores de institutos de estudio y escuelas, investigadores. Más de 950 docentes e investigadores de toda Latinoamérica inscriptos; 200 conferencistas en 19 comisiones por temática; más de 350 asistentes a la segunda edición del Congreso: todos preocupados y ocupados en un tema común que los apasiona y los desvela: la enseñanza del Diseño en la región.


Crónica del Congreso por día


Lunes 25 de Julio del 2011. Reuniones Oficiales / Apertura Congreso

Temprano en la mañana, luego de la acreditación y del encuentro y reencuentro de los participantes, dio comienzo la II Reunión de la Comisión Latinoamericana de Postgrado.
El Aula Magna de la sede central de la Universidad de Palermo –la misma que es ocupada semana tras semanas por estudiantes ávidos de aprender– se vio colmada por profesionales ávidos de discutir y formar parte de esta red latinoamericana de debate sobre la enseñanza que desde el Primer Congreso del año 2010 se empezó a tejer entre todos los que ven al Diseño y los diseñadores llamados a jugar un rol importante y decisivo en la conformación de una identidad latina.
Comenzó así la semana más intensa del Diseño en el continente.
El Decano de la Facultad de Diseño y Comunicación, Mg. Oscar Echevarría, dio la bienvenida a los presentes,
felicitando especialmente a los uruguayos por ganar la Copa América lo que creó un agradable clima en la
audiencia. Expresó luego que año tras año el Congreso, el Foro, el Plenario, son una plataforma que crece
ininterrumpidamente y ofrece un menú de muchas más actividades. Reconociendo el trabajo del equipo académico de la Facultad de todo un año para propiciar este Congreso, señaló que cada reunión posee un objetivo preciso. Detrás del decano una gran pantalla permanentemente proyectada imágenes de cientos de instituciones y auspiciantes y embajadas, a quienes agradeció por el apoyo y la confianza, aclarando que en todos los casos son auspicios honorarios. Sexta edición del Encuentro Latinoamericano de Diseño, Quinto Plenario del Foro de Escuelas, Segundo Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño hablan de “una cierta madurez que seguramente cada uno percibe en la institución a la que pertenece”. Por eso, el Decano expresó que es hora de comenzar a pensar en planes quinquenales que puedan abarcar proyectos de investigación y emprendimiento.
Con estas palabras, Oscar Echevarría presentó a los concurrentes la Agenda de trabajo del Congreso.
Luego de presentada la Agenda de Actividades, el Decano de la Facultad de Diseño y Comunicación de la
Universidad de Palermo, Mg Oscar Echevarría dio por comenzada la II Reunión de la Comisión Latinoamericana
de Postgrado.


II Reunión de la Comisión Latinoamericana de Postgrado:
Tomó la palabra el arquitecto Roberto Céspedes, responsable de Vínculos Internacionales, quien comentó que la
Comisión Latinoamérica de Postgrado es un verdadero espacio de reflexión académica que tiene como objetivo
nuclear a todos los profesionales y académicos de América Latina que tengan un Doctorado o una Maestría.
Expresó su agrado al observar que, luego de una primera reunión en el 2010, a la que concurrieron destacados
académicos y profesionales de toda Latinoamérica, que entusiasmados con respecto al tema propusieron muchas ideas, se paso a una segunda reunión en donde asistieron más de 120 personas, consolidando así la Comisión, que comenzó con alrededor de 27 miembros y en la actualidad ya cuenta con una centena.
Entre las ideas que se propusieron en la primera reunión de la Comisión, estuvo la creación de un Manifiesto Regional y un Reglamento, los mismos que fueron redactados en el 2010, conjuntamente con todos los miembros,
y que fueron distribuidos dentro de esta segunda reunión de la Comisión.


[Ver Manifiesto y Reglamento en el ensayo: Pacheco, F. (2011). Más de 200 actividades en el Segundo Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño: imaginar, crear e investigar para educar desde diferentes
miradas. Buenos Aires, publicado en esta edición en pp. 23-24]

El arquitecto Roberto Céspedes finalizó su exposición enfatizando la importancia de todo lo que se hizo hasta
el momento: publicaciones conjuntas que se pueden encontrar en las bibliotecas más importantes de la región,
el fortalecimiento de la red latinoamericana que, incluso, se ha extendido hasta Servia. Y señaló también
que el éxito de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo es haber sentido que este
entramado era posible.
Así las cosas, planteó que el crecimiento alcanzado impone ya no pensar en lapsos anuales sino en un plan
quinquenal en el que trabajar dos grandes proyectos: El Observatorio Latinoamericano de Investigación en Diseño y la Red Latinoamericana de Emprendedores Creativos. Tomó luego la palabra el Secretario Académico de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo, profesor de Diseño Gráfico Jorge Gaitto quien polemizó con el arquitecto Roberto Céspedes expresando que, si bien es verdad que “los diseñadores siempre estamos un poco en el aire, lo mejor que podemos hacer es poner un pie sobre la tierra para que nos ayude a seguir con el vuelo creativo”. Hace muchos años Paul Rand dijo que el diseño parece fácil, por eso es difícil. Y es verdad, el diseño es muy difícil. Por eso estamos trabajando para mejorar la formación de pregrado, de postgrado y vamos por más.
A partir de las comisiones que se formaron el año pasado, uno de los mayores logros es que a partir de recomendaciones y conversaciones realizadas con la Comisión de Postgrado se avanzó en el proyecto de Doctorado y se está presentando ante la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU) el Doctorado en Diseño, un enorme desafío basado en la Maestría en Diseño que la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo viene dictando desde hace ya diez años. El objetivo –según expresó Jorge Gaitto– es que tanto la Maestría como el Doctorado sean un logro a compartir con toda Latinoamérica, por lo que invitó a los presentes a participar y colaborar con los mismos. En todo este tiempo se avanzó también con los vínculos institucionales. Recordó el Secretario Académico de la Facultad de Diseño y Comunicación que en las primeras reuniones que se hacían, en el marco del Encuentro Latinoamericano
de Diseño, surgía la siguiente pregunta:
“¿Cómo podemos hacer para generar vínculos y hacer intercambios?” Esto tuvo que ser muy conversado, pues
a pesar de ser parte de la realidad común latinoamericana, es verdad que en cada país hay particularidades.
Jorge Gaitto señaló: “En tanto creativos, hemos buscado la forma de llevar adelante estos vínculos y se logró que
muchos estudiantes vengan a hacer un semestre en Palermo y que nuestros alumnos vayan a otras instituciones. Es un proceso lento y trabajoso. Queremos que se resuelva rápidamente pero a veces es muy complicado. Cada cosa se logró con reuniones casi individuales pero se avanzó y es necesario progresar en otros vínculos”.
En este punto, el Decano de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo, Oscar
Echevarría comentó que como forma de progresar en estos vínculos la Facultad decidió abrir la política editorial
de la universidad, que ya tiene más de diez años de publicaciones ininterrumpidas; entre ellas: Cuadernos de
Diseño, Actas de Diseño, Reflexión Académica. 
Para reconocer la participación de quienes se sumaron a
estas actividades se entregaron Diplomas a los miembros asistentes del Comité de Arbitraje/Referato y Editorial
Publicaciones de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo y el Comité de Doctorado
en Diseño de la Universidad de Palermo.


[Ver Listado de los miembros de los diferentes Comités en: Pacheco, F. (2011). Más de 200 actividades en el Segundo Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño: imaginar, crear e investigar para educar desde diferentes miradas. Buenos Aires, publicado en esta edición en p. 24-25]


El arquitecto Roberto Céspedes señaló, entonces, que como la dimensión de las publicaciones ya es internacional es necesario formar un Comité Internacional e invitó a los presentes a sumarse a este proyecto, como así también a firmar los documentos necesarios para poder lograr la aprobación del Doctorado por parte de la CONEAU. Expresó Céspedes que la iniciativa del Doctorado continua el esfuerzo de la Maestría y que se abrió la posibilidad de que los interesados puedan realizar una Maestría compacta, es decir que los interesados puedan venir a cursarla durante un período o dos por año. “La razón prioritaria de las universidades es la creación
de conocimientos. Y es imprescindible avanzar en la investigación. Tenemos un terreno vasto, enorme y prácticamente no explorado. Nuestras carreras de diseño han sido traccionadas por la universidad para formar parte de las ciencias: ahora tenemos que estar a la altura y generar conocimiento. Tenemos la posibilidad de propiciar un evento internacional latinoamericano que vaya en ese camino”, dijo Céspedes.
Avanzando en esta línea, la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo propuso la creación de un Observatorio Latinoamericano de Investigación en Diseño. La metáfora es clara: mirar lo que sucede, como hace un observatorio; explorar científicamente qué está sucediendo en América Latina a nivel de Diseño, cuáles son los temas, quiénes somos, establecer diferentes categorías de investigación. Y poner todo esto en común, en pro del desarrollo del Diseño en la región.
El Decano de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo, Oscar Echevarría, comentó
que este Observatorio se cruzará con el Doctorado. Es un proyecto impulsado desde el decanato y desarrollado por las académicas de la Facultad, Licenciada Mara Steiner, Magalí Turkenich y Patricia Flores.


Observatorio Latinoamericano de Investigación en Diseño
Para hablar sobre los alcances del Observatorio Latinoamericano de Investigación en Diseño, tomó la palabra
la Licenciada Mara Steiner, quien expresó: “Esta nueva propuesta está enmarcada al interior del Programa de
Investigación que la Facultad comenzó a desarrollar a principios de este año. El objetivo es abrir el panorama
del Programa de Investigación hacia América Latina y para eso esperamos contar con el apoyo, sugerencias y
propuestas de la Comisión Latinoamericana de Posgrado. Algunos antecedentes que sientan las bases para que
estemos en condiciones de proponer hoy un salto hacia delante son los siguientes:
1. Foro de Escuelas de Diseño: Un primer antecedente está vinculado a la creación del Foro de Escuelas de Diseño por parte de la Facultad, el mismo que se constituyó dentro del marco del Primer Encuentro Latinoamericano de Diseño en el año 2006, y esta orientado, por un lado, hacia la conformación de una Red de Intercambio Académico que reúne a instituciones educativas de América y Europa, dedicadas a la enseñanza del Diseño y la Comunicación. Y, por otro lado, hacia el desarrollo y fortalecimiento académico de las más de 350 instituciones educativas adheridas, a través del compartir proyectos comunes, que amplíen las perspectivas del Diseño en Latinoamérica. 

2. Primer Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño: En el año 2009, durante el transcurso del tercer plenario del Foro se propuso la creación y realización del Primer Congreso Latinoamericano de Enseñanza en Diseño. Estamos celebrando ahora la continuidad de esta iniciativa con una multiplicidad de ponencias sobre
un abanico de propuestas sumamente amplio que –sin duda– va a redundar en una actualización de la agenda
de temas y en el intercambio tanto personal como profesional que tiene lugar en encuentros de estas características, además de contribuir a elevar los estándares de calidad académica.
3. Comisión Latinoamericana de Posgrado: Un tercer antecedente que no podemos dejar de mencionar es la
creación de la Comisión Latinoamericana de Posgrado que reúne a todos los docentes que poseen un título de
Maestría o Doctorado”. 

Todo este recorrido nos ubica a todos los que participamos de estas experiencias en un lugar de privilegio que
abre una multiplicidad de espacios de vinculación para generar proyectos comunes y para ampliar la perspectiva
del Diseño tanto como profesión y disciplina. Es momento entonces, de dar un paso más.
Como anticipamos, esta propuesta está enmarcada dentro del Programa de Investigación que la Facultad comenzó a desplegar a comienzos de este año y se trata de la conformación de un Observatorio Latinoamericano de Investigación en Diseño.
De lo que se trata es de la realización de un relevamiento de lo que sucede en materia de investigación en Diseño en las diferentes comunidades, con el objetivo de conformar una suerte de plataforma de la producción de
conocimiento relacionado con el Diseño en la región.
Esta idea de conformar un Observatorio de Investigación en Diseño surge a partir de consultas de algunos
miembros que nos preguntamos ¿Cuáles son los temas que se están investigando en Diseño en nuestros países? ¿Cuáles son las áreas de interés? ¿Qué posibilidades de apoyo tenemos para investigar, publicar y difundir nuestros trabajos?
El Observatorio es un centro para el relevamiento de actividades de investigación en la región.
Mara Steiner realizó una explicación completa sobre el Observatorio y sus diferentes formas de participar activamente en el mismo, e invito a todos los participantes a sumarse a esta iniciativa, enviando temas, ideas, áreas de interés para ir delineando una agenda que se pueda someter a debate, discusión para en un futuro próximo poder pensar en el desarrollo de un Proyecto de Investigación Latinoamericano al que cada uno desde su lugar, su disciplina y su mirada pueda aportar.
Expresada esta invitación a participar del Observatorio, tomó la palabra el Decano de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo, quién señaló que se llegó a esta idea pues durante todo el año en las charlas surgían ganas de desarrollar investigaciones. Pero el problema era que no nos conocíamos. Muchos tienen universidades atrás, otros no pero son investigadores, diseñadores.
Instalar la investigación en diseño es fundamental. No hay una jerarquía ni antecedente, por lo que se hace cuesta
arriba, señaló el Decano. “Hay que convencer, fundar cada uno la cultura de la investigación. Entonces pensamos
que somos un conjunto de profesionales latinoamericanos, desde aquí podemos lanzarnos como un colectivo
de investigadores. Aquí hay muchos autores, docentes, profesionales. Por eso surgió esta idea para avanzar,
crear redes, crear investigaciones interinstitucionales.
El concepto es observar y jerarquizar las trayectorias de investigación, como construcción del conocimiento en
diseño. Hay una línea contemporánea de construir Observatorios para estar en línea. El primer objetivo es informar qué han hecho en sus instituciones, algunas ya tienen centros de investigación, programas. Podemos trabajar en investigaciones regionales y plantear una agenda de temas. Es un proyecto lento, de muchos años por delante. El modelo de red es el único que nos puede potenciar”.
El Decano finalizó compartiendo dos grandes preocupaciones: la construcción de conocimiento y el interés por el
desarrollo profesional sustentable de nuestros estudiantes.
Se abrió un debate e intercambio de ideas alrededor de este tema:


• Sandra Navarrete, Universidad de Mendoza, Argentina:
¿Cuál es el universo de análisis que se propone? ¿Local? ¿Latinoamericano? ¿Qué pretendemos observar y cuáles serán las formas de comunicación de los resultados?
• Oscar Echevarría, Decano de la Facultad de Diseño y Comunicación, Universidad de Palermo, Argentina:
Nosotros como Facultad nos encargaremos de la comunicación, a través de un sistema interactivo. Respecto del
recorte, es importante que cada institución mire su propio alcance. En principio, habíamos pensado en lanzar un
tema pero creemos que el sistema de comunicación es confluir hacia una acción muy fuerte para poder hacer
una publicación que se presente en el próximo Congreso.
En un año podríamos tener un observatorio con un responsable y pensar en un proyecto de capacitación.
• Mara Steiner, Facultad de Diseño y Comunicación, Universidad de Palermo, Argentina. Yo creo que el recorte
que se haga tiene que vincularse con las posibilidades reales de cada uno. Es importante, por eso, elegir la disciplina, el tema, focalizar en un período –por ejemplo un recorte de dos años es aconsejable– y ver cómo se
manejaron los subsidios.
• Edward Zambrano, Director de Investigaciones de la Escuela de Artes y Letras, Colombia: Yo creo que desde
Río Bravo hasta la Patagonia tenemos los mismos problemas: el presupuesto. Y también tenemos problemas de
referenciación. Lo que hace que no avancemos en materia de investigación es que no conocemos lo que hacen los otros. En la Escuela a la que pertenezco hemos formado un Foro Internacional de Artes y Letras en Investigaciones.
Por eso es interesante unir esfuerzos y someter la investigación a pares académicos. Aplaudo esta iniciativa
de la Universidad de Palermo.
• Oscar García, Universidad de Los Andes, Venezuela: En mi país hay un programa estímulo a la investigación
(PEI-Fonacit). Es una estrategia que parte desde el estado e implica una reciprocidad: cuando uno reporta la investigación, el estado comienza a dar un subsidio y esto está monitoreado por el Observatorio Nacional de Ciencia y Tecnología (ONCT). Es fundamental crear observatorios locales para poder hacer luego el Observatorio Latinoamericano.
Nosotros hicimos un Congreso y notamos lo duro que resulta encausar en la metodología de la investigación a los artistas y diseñadores. Hace falta una discusión preliminar para saber qué y cómo se va a reportar al Observatorio. El Observatorio debe definir desde qué perspectiva hablar del Diseño y la Investigación para
que la exploración sea común, aunque no necesariamente tengamos un lenguaje común.
• Roberto Céspedes, Facultad de Diseño y Comunicación, Universidad de Palermo, Argentina: Tu idea es que ese nodo sea un pequeño Observatorio que forme parte del gran Observatorio. Pienso que es fundamental mantener un pie en el arte y otro en la investigación.
• Ricardo Ávila, Director de la Escuela Colombiana de Diseño Interior, Colombia: Me complace pensar que el
Diseño es uno. Es muy agradable poder saber qué pasa a nivel general, partiendo de lo puntual de cada región.
Pongo a consideración las Mesas de Trabajo que se conforman en Colombia sobre Diseño Interior. Invito a los
presentes a concurrir al Primer Congreso Latinoamericano de Diseño Interior que se hará en mi país.
• Carolina Levy, Argentina: Yo no tengo hecha ninguna Maestría ni Postgrado pero estoy moderando un grupo
de unas 30 personas que son diseñadores de iluminación distribuidos por la Argentina, que hacemos experiencias lumínicas y publicamos los resultados. No tenemos marco oficial pero nos gustaría participar de las reuniones del Observatorio.
• Edgar Patiño, Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano, Colombia: Yo coordino un grupo de investigación
en la universidad. Creo que la relación entre arte, diseño y ciencia hay que revisarla con cuidado; hay una relación
estrecha entre investigación y creación. Justamente aprovecharemos este Congreso para compartir dos investigaciones realizadas en nuestra universidad. Y ofrezco la Red Académica de Diseño que junta a varias universidades colombianas en proyectos de investigación, para sumarlas al Observatorio.
• Adriana Echeverria, Universidad del Nordeste, Argentina, Carrera de Diseño Gráfico: Creo que el Observatorio
es una propuesta sumamente necesaria e interesante. Tenemos que ponernos de acuerdo en muchas cosas;
por ejemplo: ¿De qué hablamos cuando decimos investigación de diseño? Hay mucha investigación académica
desde la cátedra que se pierde y está dispersa, pero existe fuertemente aunque no esté sistematizada. Hay que discernir categorías, ver si se investiga desde la cátedra o desde institutos de investigación que existen en algunas universidades.
• Elcy Vanegas, Escuela de Artes y Letras de Bogotá, Colombia: ¿Con este observatorio queremos formar tendencias o crearlas? Mi cuestionamiento deviene pues a nivel de Diseño copiamos las tendencias europeas. Somos todos buenos; latinoamericano que se respete, tiene creatividad. Por eso, ¿sólo observaremos o nos volveremos generadores de tendencia? Dejemos de mirar a Europa: nos llevan dos mil años generando cosas. Pero si empezamos a unirnos y articularnos vamos a llegar lejos y ser generadores de tendencia latinoamericanos.
• Magalí Turkenich, Facultad de Diseño y Comunicación, Universidad de Palermo, Argentina: Lo que pasa acá
es fantástico y justamente es lo que inspiró la idea del Observatorio, pues cuando nos reuníamos, aparecieron
todas estas preguntas. El Diseño no es una ciencia que puede tener estándares de método único, pero sí se
puede generar conocimiento. Los brasileños tienen una impronta muy fuerte de investigación y en otros lugares
se están generando semilleros de investigación aunque no tengan una idea clara del circuito. La idea del Observatorio es ver qué emerge y, si de esto que emerge, es posible hablar de una entidad latinoamericana. Esto es investigar: construir, ver lo que hay, hacerlo conciente.
• Asistente brasileña: Agradezco la iniciativa de observatorio. Los brasileños estamos muy distantes de América
Latina. El Observatorio puede dar un gran crecimiento al ser latinoamericano.
• Fabián Bautista, Coordinador de Ingeniería en Diseño Gráfico Digital de CETYS Universidad, de Tijuana, México: Podemos estar tranquilos de que a través de una red como ésta generaremos nuestras tendencias. Es cierto que la investigación la hacemos en el aula. Si generamos marcos referenciales y podremos crear una red de investigación muy rica. Cuenta un proyecto de energía eólica que están haciendo, a partir del diseño.
• Carmen Pérez, Diseñadora Industrial con Maestría en Estética, Directora del programa de Diseño de la Universidad Católica de Pereira, Colombia: Era necesario generar este proyecto para alcanzar más visibilidad. Es importante que cada país participe como nodo. Es fundamental tener acceso a los resultados de manera interactiva. 

Dentro de las universidades existen distintas dinámicas.
¿Qué posibilidades hay de que jóvenes investigadores entren a los grupos de investigaciones? Y tenemos que
publicar los resultados de estas investigaciones. Yo pongo a disposición nuestra revista “Arquetipos” para que todos los interesados publiquen en ella.
• Jorge Castro, Coordinador del Área de Investigación y Extensión de la Universidad de la Empresa, Uruguay:
El hecho de generar conocimientos y vínculos, es importante.
Es difícil ponernos de acuerdo en lo que es el diseño y también es difícil para las empresas saber qué
puede hacer un diseñador. Hicimos un relevamiento de los distintos actores para ver en qué estado estamos en
Uruguay para poder dar a conocer el rol de los diseñadores y su importancia en nuestro país.
• Cayetano Cruz, Universidad de Extremadura. Centro Universitario de Mérida, España: España, Italia y Portugal
de alguna manera se sienten latinas, por su raíz: el latín.
Extremadura y Andalucía están más ligadas que nadie a Latinoamérica por todas las corrientes emigratorias. En el Diseño no todo es tendencia: tenemos que forjar nuestra cultura. Si pensamos en investigar la innovación, si hay un nuevo método de trabajo en la medicina, tenemos que generar nuevas herramientas para trabajar con esa medicina.
Estamos sumergidos en otros ciclos de tendencias.
Yo vengo del diseño de producto, mi formación ha sido artística: es importante el vínculo entre diferentes áreas,
incluso las más distantes. En el caso de España, la investigación en diseño es muy joven. El Doctorado está sujeto a unos Masters Universitarios de Investigación muy generalistas.
El Diseño Industrial en España tiene 15 años, pero los Doctores en Diseño Industrial son muy escasos
y demandados. Un doctorado puede ser importantísimo.
• Candelaria Moreno, Instituto Tolouse Lautrec, Perú: Estamos trabajando en la recuperación de la iconografía
precolombina pero son iniciativas aisladas, por lo que felicito la idea del Observatorio como oportunidad de
generar proyectos colaborativos. Vamos ahora a encarar nuestras investigaciones de manera más colaborativa.
• Juan Carlos González, Valdivia, Chile. No tenemos nada, por eso lo queremos todo. Me parece importante citar mi doble función, como docente y como investigador. La investigación en Diseño es importantísima.
• Oscar Colmenares, Venezuela. Cuando quise hacer una investigación no obtuve ninguna información y aquí con
el Observatorio encuentro una posibilidad. Hay muchas preocupaciones por las normas y procedimientos. Yo
intenté hacer una aproximación metodológica y es importante poder aportar y obtener información desde el
Observatorio.
• Cristina López, Facultad de Diseño y Comunicación, Universidad de Palermo, Argentina; Presidenta de la Confederación de Profesionales de Alta Costura y Presidenta de la Asociación Argentina de la Moda: La creación del Observatorio en el que se sumen aportes de toda América e incluso Europa, nos abre el puente al intercambio académico como a la vinculación profesional ya que en nuestros roles de docentes como dirigentes de instituciones, llevar adelante el rescate de los oficios constituye un gran valor patrimonial; aporte a la cultura del Diseño. En el caso de nuestro Colectivo Panamericano como de la representación local, Conpanac y la Asociación Argentina de la Moda, a través de Modelba, estamos trabajando en una revalorizar las técnicas de la sastrería; de esta forma lograremos que nuestros diseñadores profundicen sus saberes con conocimientos de sastres artesanales. Por ello vemos esta propuesta como una excelente oportunidad de intercambio como de investigación y revisión de un conocimiento inerte u olvidado que enriquecería significativamente al territorio profesional de nuestros diseñadores.
Nos resulta fantástico adherir a este proyecto.
• Jorge Gaitto, Secretario Académico de la Facultad de Diseño y Comunicación, Universidad de Palermo, Argentina: Desde siempre nosotros hemos puesto el foco en el rescate de dos cosas: los oficios y el respeto por la formación de los Institutos Tecnológicos que, a lo largo de nuestros países, se extienden y que –aunque no llegaron a la categoría de Facultad- apuntan a la formación. Creo que esta es una interesantísima línea de observación. No sé si hay un diseño latinoamericano, uno europeo: hay un diseño. Acá estamos haciendo una suerte de investigación verbal. Es necesario dejar de definir el estado del Diseño y empezar a hacer investigaciones. Tenemos claro que hay que investigar, pero ¿para qué? Para desarrollar mejores escenarios vinculados a la enseñanza.
• Marta Inés Jaramillo, Rectora de la Fundación Academia de Dibujo Profesional de Cali, Colombia: Vengo de
una institución técnica especializada en el Diseño. La técnica es una herramienta fundamental que permite indagar las tendencias del diseño, en la moda, en interiores y en otras áreas. Tenemos un área de investigación y es buenísimo poder compartir.
• Paolo Bergomi, Presidente de ALADI, asociación argentina auspiciante del Encuentro Latinoamericano de
Diseño 2011: Es importante que los diseñadores aportemos al arte del estado. Latinoamérica necesita múltiples
proyectos de país. Los diseñadores estamos preparados como instrumentistas de la forma de pensar para colaborar en proyectos de estado. Adhiero al concepto de puente entre diseño y producción, diseño y oficio. El diseño en estos años se ha divorciado de la actividad productiva.
Las universidades tienen dificultades para desbordar sus propias fronteras.
• Oswaldo Alberto Madrid, Líder del cuerpo académico de Diseño Gráfico y Comunicación, Instituto Tecnológico
de Sonora, México: En nuestro Instituto tenemos 8 líneas estratégicas para impactar en el desarrollo regional. Y esas líneas son para todas las carreras para que las investigaciones tengan impacto local. No hay que investigar por investigar sino por resolver problemas sociales y mejorar la calidad de vida.
• Luis Eduardo Garzón. Director de la Escuela de Artes Plásticas, Universidad Nacional de Colombia: A la palabra investigación hay que pegarle la palabra creación, ya que esto es lo que nos compete; no pasa así con los científicos. Aunque nuestros trabajos puedan tener parte de investigación científica hay que aclarar siempre que son trabajos de creación.
• Javier Gimenez, Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Ecuador: Me parece imprescindible que el
Observatorio acerque la investigación a los estudiantes de Diseño, ya que es necesario entender la necesidad de
investigar desde la época de estudiantes. Creo que tiene que ser uno de los objetivos del Observatorio.
• Tomás Vega Roucher, Centro Universitario de Mérida / Universidad de Extremadura, España. Es necesario que
exista un protocolo de investigación y alguna funcionalidad.
Compartir estos conocimientos tiene gran valor.
En Europa nos cuesta mucho acceder a esto. Por eso es importante saber cómo se administra esta información,
qué hará la Universidad de Palermo, cómo la dejará disponible. Es necesaria esta transferencia.
• Roberto Céspedes, Facultad de Diseño y Comunicación, Universidad de Palermo, Argentina: Nuestra estrategia es proponerles publicaciones en conjunto, publicaciones digitales, alguna forma de networking digital. Vamos a ir pensando juntos cómo comunicarnos permanentemente.
• Luis Rodríguez Morales, Jefe del Departamento de Teoría y Procesos del Diseño, Universidad Autónoma
Metropolitana, México: Oscar Wilde decía que Estados Unidos e Inglaterra eran dos naciones separadas por una
lengua común. Se habla de muchas éticas, pero la ética es una. Hablamos mucho de investigación pero tenemos
que definir qué significa el término. Hay una serie de conceptos que damos por entendidos pero que no tenemos
en claro. Este Observatorio podría empezar a hacer un estudio del Diseño pero al mismo tiempo tenemos
que hacer un esfuerzo por hacer el Primer Diccionario Latinoamericano de Diseño. El Diseño no es una ciencia,
la ciencia tienen el lenguaje de un lenguaje unívoco. El arte tiene el lenguaje de los estilos, pero nosotros, los
diseñadores, aún no lo tenemos. Y esto hace que no nos pongamos de acuerdo. Por eso insisto en la necesidad
de realizar un Diccionario Latinoamericano del Diseño.
• Norma Liliana Rabal. Contadora de Ministerio de Economía, Buenos Aires, Argentina: Estoy haciendo una tesis
sobre las industrias creativas de diseño: una estrategia de desarrollo sustentable. En ella analizo la política aplicada por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires, desde el año 2006 al 2010 y su impacto económico. Podemos decir que las economías culturales son importantísimas para el desarrollo de las economías. No hay estadísticas de la incidencia que tiene el Diseño en la economía aunque la UNESCO catalogó a Buenos Aires como Capital Emergente del Diseño y publicó una guía que presentó en el Mica (Mercado de Industrias Culturales Argentinas) que se hizo en los primeros días de junio. En esa Guía para el desarrollo de las industrias culturales y creativas se expresa cómo se debería trazar una política de desarrollo y fomento de las industrias culturales. Es fundamental tener una línea de investigación que vincule diseño y economía y en este sentido es importante lo que el Observatorio pueda brindar.
• Liliana Salvo de Mendoza, arquitecta, fundadora de la Escuela de Diseño del Hábitat de Neuquén, Argentina:
Antes que hacer un recorte lo más importante es encontrar la base epistemológica de todo lo que es la cultura
material, que es la expresión del diseño. Y, fundamentalmente, encontrar cómo se analiza. La propuesta es
aprender a leer la cultura material de los pueblos, hasta el mensaje escrito. Si consideramos toda esta expresión
material y podemos leerla podremos encontrar la base epistemológica. Y esto integraría y uniría a todas las
disciplinas del diseño.
• Graciela Pérez Pombo, Instituto Profesorado de Artes 4, Tandil, Argentina: Hace dos años que les pedimos a
nuestros estudiantes que hagan una tesina para lograr que aunque miren mucho afuera puedan volver a sus raíces.
Tandil es una ciudad turística y hemos aprovechado esto para que basen sus proyectos en el turismo en Tandil.
• Jenny Canales Peña, Universidad Científica del Sur, Perú: Es necesario iniciar el Observatorio de Investigación
considerando qué entidades educativas forman diseñadores. Esto significa conocer por país a los que docentes
que forman en diseño, sus universidades, institutos o escuelas, desde cuándo y cómo.


Luego de este rico intercambio de opiniones que dejaron sembradas las bases para discusiones profundas y acciones en común, se procedió a un receso hasta la tarde del lunes 26 de julio del 2011.
Con esto finalizo la mañana del día lunes y la Reunión de la Comisión Latinoamericana de Posgrado.


[Ver más detalle de la II Reunión de la Comisión Latinoamericana de Postgrado: Pacheco, F. (2011). Más de 200 actividades en el Segundo Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño: imaginar, crear e investigar para educar desde diferentes miradas. Buenos Aires, publicado en esta edición en p. 22]


II Reunión Programa Colaboración para el Desarrollo Académico de Diseño y Comunicación:
Por la tarde se reanudaron las exposiciones y debates dentro de la segunda reunión del Programa Colaboración
para el Desarrollo Académico de Diseño y Comunicación.
El Secretario Académico de la Facultad de Diseño y Comunicación, Jorge Gaitto, se dirigió a los presentes
con estas palabras: “Por la mañana estuvimos hablando de actividades, planillas, sedes, foros, plenarios, actas,
investigación, publicaciones, actividades… Pensaba esto como si fuese un simulacro de clases: damos tres horas de clases, tiramos datos y datos, actividades y cuando terminamos de hablar les preguntamos a los alumnos: ¿entendieron? Y nos dicen que sí, pero difícilmente puedan repetir nuestras palabras. Para fijar estos conceptos están los documentos que les acercamos”.
El Secretario Académico compartió la experiencia de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo, que vincula el campo de los negocios y negocios creativos e innovadores a todas las carreras de Diseño, incorporando en la currícula obligatoria de cada una asignaturas del campo del marketing, de los negocios, de las relaciones públicas. Y esto es imprescindible pues tiene que ver con la salida laboral: los diseñadores tienen que saber que hay una línea de negocio. Al incorporar el negocio al diseño estamos propiciando la generación de posibilidades laborales.
También comentó la creación de nuevas carreras emergentes, como por ejemplo: Marketing de la Moda, que tiene que ver con el desarrollo específico de los negocios en el campo de la moda. Y también un ciclo de Licenciatura en Negocios en Diseño y Comunicación, pues luego de 10 años de Maestría en Diseño, la Universidad de Palermo entendió que uno de los ejes es la Gestión de Diseño. Para avanzar en la línea de la creación de una Escuela Latinoamericana de Emprendedores Creativos, el primer paso es formar una Red de Emprendedores Creativos. El arquitecto Roberto Céspedes acotó que la necesidad de crear esta Red surgió de escuchar la preocupación por la sustentabilidad de la salida laboral de nuestros egresados, planteada por muchos asistentes a Congresos anteriores.
Dio como ejemplo lo que sucede en Argentina: las carreras han crecido de modo notable lo que tiene sus
beneficios pero también plantea una preocupación pues algunas que crecieron descomunalmente se han quedado huecas por falta de salida laboral. Por ejemplo Psicología Social, que creció pero no tuvo una salida directa y varias instituciones cayeron junto con las escuelas; o Periodismo deportivo; o Counseling. Por eso es fundamental crear algo que pueda dar una salida sustentable en el tiempo.
En la Universidad de Palermo se viene trabajando mucho en este tema, hablando de transferencia a la industria,
preocupación que se ha venido conversando con varias instituciones educativas latinoamericanas.
Ha llegado el momento de tomar una medida y ponerla en común, formando la Red Latinoamericana de Emprendedores Creativos.


[Ver más detalle de la II Reunión Programa Colaboración para el Desarrollo Académico de Diseño y Comunicación: Pacheco, F. (2011).
Más de 200 actividades en el Segundo Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño: imaginar, crear e investigar para educar desde diferentes miradas. Buenos Aires, publicado en esta edición en p. 27]


Red Latinoamericana de Emprendedores Creativos
Para hablar de esta Red se dirigió entonces a los presentes el académico de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo, experto en el tema, Adrián Lebendiker, quién desde hace años viene trabajando en el tema emprendedorismo.
Desde hace unos 10 años hasta hoy el desarrollo de emprendimientos ha ido creciendo y diversificándose,
instalándose en la agenda pública y también privada.
Esto coincide con el hecho de que en América Latina se viene viviendo un ciclo productivo. Sólo en el 2006 se
crearon 16.000 nuevos emprendimientos. Pero la tasa de mortalidad sigue siendo muy alta.
Además del acompañamiento del ciclo económico surgieron programas para acompañar y mejorar el desarrollo
de estas empresas: iniciativas locales, nacionales, algunas financiadas por organismos internacionales,
otras vinculadas a escuelas de negocios, a universidades comprometidas con la tecnología. Desde cada uno de estos lugares se experimentó con modelos traídos de países desarrollados, no siempre útiles para América Latina.

En el campo del diseño también se ven estos avances: no sólo las empresas vinculadas con tecnología que son
las que más interés tienen de inversión en fondos de riesgo. De 13.000 empresas que nacen en Argentina, un
porcentaje altísimo viene de las empresas de Diseño, pero son más las que se crean que las que se terminan
estableciendo.
El tema se instala cada vez más en la agenda por las siguientes razones: 1. El mercado laboral tiene un nivel de
volatibilidad cada vez más alto; 2. Hay un público que se proyecta como emprendedor y quiere hacer sus propios
desarrollos; 3. Cada vez más son las personas que frente a las posibilidades de emprender algo propio u ocuparse en un empleo formal, eligen emprender, ya que no tienen garantía de poder jubilarse en un empleo tradicional; 4. Empieza a haber un mercado de gente que quiere invertir en nuevos emprendimientos de riesgo, u Organizaciones no Gubernamentales que generan mejores contextos. La oferta impulsa la demanda de nuevos emprendimientos; 5. En América Latina hay un convencimiento cada vez mayor de que es necesario invertir en conocimientos, en emprendimientos. El emprendedorismo es un indicador de economías orientadas al conocimiento y el negocio.
De todas estas condiciones brindadas por el contexto surgen oportunidades pero el problema es que los emprendedores no cuentan con herramientas apropiadas para avanzar en su camino.
Ante este problema, hay quienes proponen soluciones focalizadas; otros, más sistémicas, complejas. Pero es
muy difícil pensar el trabajo con emprendedores desde una sola institución programa, ya que son necesarias
un conjunto de herramientas que tienen que ver con la formación, la competencia, el mercado, los recursos
humanos, financiamiento.
El trabajo con emprendedores suele ser de construcción de redes, de un ecosistema emprendedor. Esto requiere
de un trabajo conjunto y complementario entre varias instituciones.
Por eso se propone un programa sistémico de 4 puntos: 1. Posibilidad para el emprendedor de que la institución
en que ingresa le permita contactarse con otras instituciones complementarias; 2. Construcción de capital
humano. No hay tanta gente especializada en trabajar con emprendedores. El recurso humano que es crítico,
necesita ser formado, estar permanentemente en contacto con experiencias, casos, intercambios; 3. El capital social: el emprendedor es un generador de experiencia práctica.
Se siente muy solo en el proceso de construcción de su empresa; necesita intercambiar conocimientos con otros
emprendedores, generar vínculos con empresarios, con posibles gerentes; 4. La necesidad de construcción de
financiamiento: sin él un emprendimiento no puede crecer ni internacionalizarse. Pero el problema es que no
hay fuentes para emprendedores, como no las hay para PYMES (Pequeñas y Medianas Industrias).
Ante esto, la formación de este ecosistema apunta a integrar tres factores preponderantes: 1. Equipo emprendedor; 2. Posibilidad de que se motorice el emprendimiento y pueda ser cotejado en el mercado; 3. Necesidad de alimentar recursos económicos, humanos, establecimiento de redes.
Adrián Lebendiker enfatizó que en América Latina tenemos una oportunidad más que interesante para el
emprendedorismo, tanto por el contexto como por la demanda creciente. Es muy importante intercambiar
y debatir una Red Latinoamericana de Emprendedores Creativos, que puedan internacionalizar sus emprendimientos; que sea una fuente de recursos, donde se pueda ver casos exitosos y tener especialistas en diferentes materias. En otras palabras, una plataforma de recursos a nivel latinoamericano que pueda instalarse. Las universidades vinculadas al mundo del diseño tienen mucho que ofrecer, como cualquier universidad de negocios.
Luego de las palabras de Lebendiker, se dio inicio el debate sobre la importancia de la creación de una Red
Latinoamericana de Emprendedores Creativos:
• Roberto Céspedes, Facultad de Diseño y Comunicación, Universidad de Palermo, Argentina: Es fundamental llevar adelante este proyecto. Si nosotros no lo hacemos, no lo hace nadie. A veces nos contentamos con formar diseñadores, sin pensar en su salida laboral: esto lo dejamos en sus manos. Las escuelas de negocios no siempre comprenden las ideas de los emprendedores y seguramente no entienden la idea del diseño. Los únicos que podemos emprender esto somos los que enseñamos diseño.
• Elcy Vanegas, Escuela de Artes y Letras de Bogotá, Colombia: Es importante enseñarles a nuestros estudiantes cómo enfrentar el mundo. Partir de los principios, de la misión y visión de cada estudiante, que debe afrontar sus miedos y asumir riesgos. El alumno tiene que saber para qué va a emprender un negocio. El mundo es creativo, desde la ropa que se ponen. Si las escuelas de diseño no los formamos, no van a poder hacerlo.
• Raúl Drelichman, Coordinador Pedagógico de la Universidad Maimónides, Argentina: En nuestra Universidad,
desde el inicio de la carrera nos dispusimos enseñarles la parte comercial a los alumnos, para que
egresen sabiéndose desempeñar en la sociedad. Un 25% de nuestra carga horaria es para materias que tienen que ver con negocios; se necesita cada vez más capacitación para poder desempeñarse en el mundo de los negocios.
• Edward Zambrano, Escuela de Artes y Letras de Bogotá, Colombia: Nosotros hemos discutido mucho acerca del diseño en el aparato productivo latinoamericano. El diseñador tiene como base una fortaleza inmensa que es el producto. Tenemos que llevar a los estudiantes a construir más productos antes que objetos, pues el producto tiene toda la carga del mercado. Muchas veces cuando hablamos de emprendimiento decimos que es importante tener alguien que venda. Pero también es importante tener algo que vender. El diseño es la única herramienta que tienen los países subdesarrollados para alcanzar competitividad; en el diseño subyace la posibilidad de generar productos que tengan plataforma de negocios.
• Juan Carlos González, Director del Programa de Diseño Gráfico, Fundación Universitaria del Área Andina, Seccional Pereira, Colombia: Falta ver dónde se vincula el empresario en este proceso. Es necesario que las universidades y embajadas traigan empresarios. Propongo que pensemos qué medidas tomar para que los empresarios asistan.
• Alejandro Guzmán, Fundación Universitaria del Área Andina Seccional Pereira, Colombia: Es imprescindible
pensar las metodologías de trabajo cooperativo entre diferentes países y en testear políticas de creación de
proyectos interdisciplinarios.
• Gabriel Bernal García, Director de Publicidad y Marketing Creativo, Escuela de Artes y Letras, Colombia:
Considero que en Latinoamérica venimos trabajando en esto desde hace mucho tiempo, pero la idea que está
proponiendo La Universidad de Palermo, de formar esta Red, es un punto de partida inicial. En todas las universidades se trabaja el tema del emprendimiento, pero nos encontramos con problemas: nuestros estudiantes, al generar su emprendimiento lo ubican como un inicio momentáneo al terminar su ciclo universitario. Filosóficamente hablando, el tema tiene que ser enfocado a lo cultural: es decir, que vean el emprendimiento como un proyecto de vida. Hay mucho campo de acción todavía.
• Asistente, docente de la Academia de Colombia: Hay aislamiento entre instituciones y países, por eso hay que
plantear metodologías para que se puedan vincular emprendimientos entre países. Las mentalidades son muy
localistas. Debemos romper esas barreras.
• Arturo Tejada Cano, Escuela de Diseño & Mercadeo de Modas “Arturo Tejada Cano”, Colombia: Para nosotros
no es nuevo hablar de emprendimiento. El 93% de la industria nacional viene de pequeñas empresas. El sector
textil, diseño y moda se convierte ahora en estratégico.
Lo único que puede sacar adelante al país es el desarrollo de marcas propias, para lo cual los jóvenes tienen que
posicionarse como empresas. La primera pregunta que les hacemos es: levanten la mano los que quieren tener
su marca propia. Y todos la levantan. La escuela tiene su vocación hacia el emprendimiento y ha formado más
de 1800 empresas.
• Wilson Junior Kindlein, Universidad Federal de Río Grande do Sul, Brasil: Estamos viviendo una presión
mundial; todas las marcas de los shoppings son marcas internacionales. Antes de saber cómo vender tenemos que saber qué vender; ver la competencia para competir en un mercado globalizado. Considerar las prioridades de cada país, para saber qué vender, por qué vender. Somos grandes proveedores de materias primas.
• Asistente, profesora de la Universidad de Mar del Plata, Argentina: Nosotros hicimos un cambio de plan de estudios para tener una currícula más flexible con seminarios que permiten el ingreso de estos temas. Hago la propuesta para el próximo congreso trabajar sobre cómo ingresa la idea de emprendedor desde el primer año de su carrera.
• Jorge Gaitto, Facultad de diseño y Comunicación, Universidad de Palermo, Argentina: Quiero compartir
nuestra experiencia sobre este tema: en el 2003 cambiamos la currícula de nuestras carreras. Quitamos de las
mallas curriculares obligatorias de las carreras de diseño todo lo que tiene que ver con el manejo de programas de computación y para cubrir estas áreas incorporamos cursos libres y gratuitos para aprender a manejar programas que los estudiantes necesitarán para el desarrollo de diferentes asignaturas. De este modo, se podrían compartir decisiones tomadas respecto del campo de los negocios.
• Asistente, académico de la Universidad Metropolitana de Chile: Diseño es considerado, incluso desde políticas
públicas, como una actividad intelectual y no específicamente pensada para el área de los negocios. Propongo
hacer un llamado para tener una incidencia a nivel de gobierno para que reconozcan el diseño como actividad.
Sólo así los emprendedores en diseño podrán ser reconocidos.
El diseño es para la sociedad y es necesario lograr una inclusión real de nuestros egresados.
• Sandra Navarrete, Universidad de Mendoza, Argentina: Los diseñadores en formación son investigadores
naturales. Respecto del diseño orientado a la comercialización, un error nuestro fue no saber ponderar el valor
de nuestro trabajo siendo que tenemos una incidencia en el valor de cualquier producto. En el espacio áulico, que
es de reflexión, venimos experimentando desde hace 15 años, pues no existen más los trabajos prácticos utópicos.
Mendoza pasó a de ser una provincia con turismo a una provincia turística. Los alumnos hacen los prácticos in
situ y se convierten en emprendedores naturales.
• Roberto Céspedes, Facultad de Diseño y Comunicación, Universidad de Palermo, Argentina: Observo
que las estrategias que surgen son más que nada intrainstitucionales.
Pero nosotros estamos proponiendo la formación de una Red, algo pensado para todos. ¿Cómo hacerlo? Por ejemplo, ¿podemos organizar concursos o cursos de capacitación entre todos? Tenemos que generar
experiencias que ayuden a generar ideas propias.
• Asistente, académico de la Universidad de Los Andes, Venezuela: Hace 5 años que fundamos la facultad
y aún estamos ajustando la currícula. Una de las fallas detectadas es que la universidad funcionaba formando
profesionales para la co-dependencia. Voy a exponer en mi universidad la idea de los emprendedores. Yo creo
en algo más humano, el rol nuestro como planificadores de individuos que vienen a buscar una formación. Y me
pregunto qué se está haciendo cuando el diseñador se convierte en alguien que se prostituye en función del
mercado y se somete a la demanda de un mercado porque el mercado lo exige, vendiéndose a ese mercado. Las academias tienen un compromiso que atender. Quiero saber ¿qué hace la Universidad de Palermo para que
estos estudiantes no terminen en la publicidad, como muchos de nuestros diseñadores, haciendo sólo lo que
el mercado les exige?
• Carlos Eduardo Revelo Narváez, Vicerrector de la Fundación Academia de Dibujo Profesional, Colombia:
Como institución nos preocupa que el trabajo que los diseñadores tienen como innovadores. Hemos creado
estrategias didácticas, como un proyecto integrador que contempla varias líneas como emprendimiento y labor
social. Debemos hacer redes laborales para que las economías de Latinoamérica crezcan.
• Ana Cristina Realpe, Universidad Alfredo Pérez Guerrero, Ecuador: Propongo lanzar una campaña que genere la importancia del diseño en el área comercial e industrial, con el objetivo de dejar de prostituirnos en nuestras profesiones. Esta campaña se puede potencializar por medio de redes sociales, de la Web, de cámaras de comercio de las ciudades importantes. Los diseñadores de Latinoamérica tenemos que unirnos y hacer la misma campaña.
• Lucía Naranjo, Universidad Técnica de Cotopaxi, Ecuador: El emprendimiento debe hacerse en base al bagaje
cultural de cada uno de los sectores de nuestros países, en favor de las industrias culturales que fomenten el
desarrollo regional o sectorial.
• Oscar Echevarría, Decano de la Facultad de Diseño y Comunicación, Universidad de Palermo, Argentina:
Desde nuestra Facultad, Investigación y Emprendedores son proyectos pensados para los próximos 5 años. A los que les interese formar parte como institución de estos proyectos, los invitamos. Hay temas pendientes: capacitación, concursos, vinculación de las empresas. Son ejes de desarrollo a futuro. No lo agotaremos ahora, lo iremos charlando todos estos días. Para avanzar en estos y otros temas, los invito a separarnos en grupos para conversar el avance de Acuerdos Bilaterales.

Los grupos fueron: 1. Formación de Redes: coordinado por Martín Blanco / Adrián Lebendiker; 2. Desarrollo de
Investigaciones y/o publicaciones en común: coordinado por Mara Steiner / Fabiola Knop; 3. Realización de programas de formación y/o capacitación: coordinado por Carlos Caram / María Elena Onofre; 4. Intercambio de
estudiantes y/o profesores: coordinado por Jorge Gaitto; 5. Firma de Nuevos Acuerdos: coordinado por Oscar
Echevarría / Roberto Céspedes. Los grupos trabajaron en el desarrollo de posibles proyectos en conjunto en las diferentes temáticas propuestas. Posteriormente a las 18hs. del día lunes 25 de julio se dio inicio a la Apertura del Segundo Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño.


Acto de Apertura del Segundo Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño:
Ante unos doscientos académicos de Universidades, Academias, Escuelas e Institutos de toda América Latina
y algunos europeos, que tienen por delante el desafío de formar diseñadores emprendedores, creativos, investigadores, que sepan insertarse en el mundo profesional y dejar su huella creativa en Latinoamérica, tres académicos dirigieron sus palabras al auditorio: Candelaria Moreno, Directora Académica de Diseño Gráfico Publicitario del Instituto Toulouse Lautrec, Perú; Adrián Gutierrez Varela, Director de Carrera Escuela de Diseño y Comunicación de la Universidad Americana, Costa Rica y Juan Carlos González Tobón, Director de Diseño Gráfico de la Fundación Universitaria Área Andina, Colombia.
• Palabras de Candelaria Moreno, Directora Académica de Diseño Gráfico Publicitario del Instituto Toulouse
Lautrec, Perú: Quiero agradecer a la Universidad de Palermo que, con un gran equipo liderado por Oscar Echevarría, trabajan arduamente para que este Congreso sea una realidad. Para quienes trabajamos en Educación, sabemos lo difícil que es llegar a los estudiantes con metodologías tradicionales. Conocemos su perfil y que tienen características distintas a las nuestras pero sabemos que nos une la pasión por el Diseño, o al menos así debiera ser.
Hablaré por mi experiencia: en nuestro país esta es una generación que creció en –quizás– la época más dura y
violenta de nuestra historia. Esto hace que sus características sean particulares. En general son chicos que provienen de hogares desmembrados, sus madres trabajan y ya no están en la casa. Estos chicos buscan la inmediatez, no les gusta dedicar mucho tiempo a algo, se aburren rápido, no profundizan. No han jugado los mismos juegos que nosotros, han jugado juegos electrónicos y digitales. En su mayoría usan celulares y mensajes de texto, viven en un mundo virtual y real a la vez. Viven en una aldea global, tal como lo enunciara Mac Luhan (este año se cumplen 100 años de su nacimiento). Se han formado en la sociedad de la información, donde las respuestas están al alcance de la mano, donde la información se actualiza minuto a minuto y es difundida con mucha rapidez. Vienen con un chip distinto al nuestro. Es por eso que es necesario encontrar metodologías
didácticas diferentes más acordes con su perfil, con sus necesidades que los mantengan interesados en los temas de la materia que dictamos. Buscar justamente en esas nuevas tecnologías de la Información y Comunicación un medio importante para atraer su atención, motivarlos al aprendizaje y guiarlos hacia el deseo del saber, hacia la Educación para toda la vida.
Es por eso que este Congreso es tan importante, pues nos permite compartir nuestras experiencias, nuestros problemas y las soluciones que encontramos para resolverlos. Y también compartir problemáticas aún sin solución para que, juntos, podamos encontrar algunas. Poder discutir sobre el futuro del Diseño y el perfil ideal de alumno que queremos lograr, para así juntos poder hacer del Diseño Latinoamericano, algo fuerte y grande.
Nuevamente gracias a la Universidad de Palermo y a ustedes que vienen a participar, algunos desde muy lejos, ya que sin estos dos ingredientes, nada de esto sería posible.


• Palabras de Adrián Gutierrez Varela, Director de Carrera Escuela de Diseño y Comunicación de la Universidad
Americana, Costa Rica:
Gracias por la invitación. Es muy importante estar aquí ya que una de las partes más importantes del Congreso
es la retroalimentación. Nuestra Escuela es parecida a la Universidad de Palermo pero de un nivel económico distinto. Hay muchísimos alumnos que tienen expectativas de clase media a los cuales formamos como profesionales. Estos estudiantes creer que si van a una universidad privada es más sencillo, ya que pagan y son clientes. Pero una carrera no es un cartón que dice UP sino toda la expertiz que hay detrás de ese cartón, los cuatro años que les vamos a dar y que los van a convertir en mejores profesionales que nosotros.
Tenemos la responsabilidad de ver a la cara a los chicos que están estudiando en nuestras escuelas y que tienen
que salir a hacer una carrera como profesional, para que –en unos años– estén aquí sentados frente a nosotros
como profesionales de lujo.
Una de las cosas más importantes que me trae desde Costa Rica es compartir, hacer intercambios entre universidades, hablar. Hay gente que viene y se queda callada y se va igual que como vino. No creo que sea así. Este Congreso debe generar un cambio existencial. Tenemos que estar actualizados, no ser viejos de alma, porque los alumnos lo perciben, la industria lo percibe y terminamos vendiendo tamales en las esquinas.
Es necesario venir, hablar y hacer un cambio en nuestras universidades.
Ser joven es un estilo de vida y no una etapa de crecimiento. Sean un estilo de vida y los chicos dirán: profesor,
usted y yo somos iguales. Sólo así podremos tener un tú a tú con ellos.


• Palabras de Juan Carlos Tobón, Director de Diseño Gráfico de la Fundación Universitaria del Área Andina,
Colombia [Transcripción textual del Orador]: Tanto para mí como para la Fundación Universitaria del Área Andina, Seccional Pereira, Colombia, institución a la cual represento, es un verdadero placer encontrarme en este podio y ser partícipe de tan importante evento, como es el que hoy nos convoca: la “Enseñanza del Diseño, II Congreso Latinoamericano, Universidad de Palermo”.
Hace diez años conocí cuál es el significado de ser latinoamericano, gracias a que tuve la oportunidad de
trabajar con campesinos de la región cafetera de mi país; y cuando creí que era yo quien les enseñaba sobre
la guadua (Angustifolia Kunth), porque en Colombia la guadua es un recurso forestal agroindustrial de la
región cafetera, –con características similares al bambú (Bambusa arundinacea) utilizado en la elaboración de
artesanías–, me di cuenta de que eran ellos, los campesinos, quienes me aportaban valiosos conocimientos, no
sólo sobre el recurso natural, sino en la tecnología que debíamos implementar, la concepción del diseño y la
apreciación de la realidad.
Puedo aseverar que es uno de los eventos más importantes de mi vida, porque recuerdo con claridad cómo
pretendía configurar objetos artesanales desde la mirada de un diseñador, sin tener en cuenta el contexto sociocultural de la región. Mi fervor profesional me llevaba a diseñar bajo influencias europeas, retomando los
fenómenos formales italianos, los conceptos extranjeros que tan juiciosamente había aprendido en mi carrera.
Lo que realmente comprendí a medida que pasaba el tiempo era que estos humildes campesinos sin estudios
profesionales me enseñaban lo que no aprendí en mi paso por la Universidad: a luchar y reconocer nuestras raíces latinoamericanas. Esto enriqueció mi vida, aprendí de ellos su forma de trabajar, a aprovechar los recursos y ser una mejor persona desde el diseño.
El diseño se convertía en el sueño de mi vida y con ello lograba cambiar en mi mente el concepto de “latinoamericano”; para reconocer no sólo nuestra cultura sino para sentirme parte de ella, entendiendo el papel del diseñador en el universo.
Aprendí de mi madre a escuchar historias de la gente de mi región y a creer en las personas cuando tienen amor
y pasión por lo que piensan; clave para la enseñanza del diseño, el cual se configura como un estilo de vida para
repensar la realidad, donde se vuelve especial lo cotidiano… y lo cotidiano especial, gasta el caos, engalana lo
deslucido, persiste lo creativo y torna lo usual a un placer y experiencia digno de los sentidos del ser humano.
No es fácil enseñar el diseño y mucho menos enfrentarnos a la globalidad del momento, transmitir la pasión de ser latinos e inculcar a los estudiantes lo importante de registrar nuestra cultura. Algunas veces me pregunto si en
países como Colombia, con pocos recursos tecnológicos, escasa avidez intelectual y con marcadas desigualdades sociales y políticas, –donde la cultura del diseño es privilegio de algunas marcas–, formar diseñadores sea tal vez un lujo. Pero estas dudas no me limitan en mi convicción de aportar en la definición de “lo que para América Latina debe ser el diseño”.
El diseño nos hace más sensatos con relación a la jerarquía y confort que proporciona a nuestras vidas, gracias a
las soluciones que nos brinda. Además de ahondarnos en lo estético y la funcionalidad, debemos estar ¡Alerta! con relación a la falta de planteamientos latinoamericanos sobre la teoría del mismo, lo cual se vuelve una forma
de servidumbre y dependencia de lo foráneo. ¡Pregúntense!: ¿por qué todos los países con fuertes economías
se empeñan en difundir y creer en el diseño, organizan departamentos al interior de sus gobiernos con expertos
creativos, protegen su innovación y destinan rubros importantes a investigación?
La diligencia en nuestros países es obviar e ignorar el diseño; lo desconocen de tal manera que presentan proyectos sociales, económicos, de desarrollo industrial, sin contar con expertos en la proyección a futuro de dichos procesos; lo hacen por intereses políticos y económicos, ignorancia, falta de prospectiva y ausencia de una cultura del diseño latinoamericano que se evidencie fuerte, consistente, arriesgada y que proponga discursos con planteamientos innovadores para el mundo.
Los diseñadores latinoamericanos debemos volver visibles nuestros enfoques, irradiar el interés creativo, mostrar
al mundo que todo puede verse y sentirse mejor, que la vida con creatividad es más exquisita. Esta evidencia se
fundamenta en la sensibilidad y la sabiduría, convierte a nuestros países como un “organismo unificado”, sólido e
innovador, más difícil de tentar para admitir que las ilusiones y conceptos foráneos son mejores que los nuestros.
Esta época es la nuestra, es de Latinoamérica. Defendamos el quehacer del diseñador, fortalezcamos la teoría
y la investigación en y para el diseño; reconozcamos nuestras raíces como el origen de la cultura, de nuestro
contexto, creencias y mitos. El respeto a la diversidad, a la ética, a la expresión, al poder de una imagen y a la
encantadora y admirable vida que representa el diseño, aquel que con sólo imaginarlo, proyectarlo y crearlo,
podremos alcanzar. De esta manera seríamos diseñadores independientes y nuestro espíritu creativo impactaría a colegas de otros lados, culturas y realidades.
Estas iniciativas deben seguir siendo parte de nuestra realidad, como educadores en la enseñanza del diseño,
algo que nació como una necesidad de comunicación, de supervivencia y de confort. Por eso, hay que perseverar
sin dejar nada a la suerte, debemos entrar en razón para así, tentar a otros colegas, que escuchen, miren, entiendan y adquieran el diseño Latinoamericano. De ello depende que los nue vos diseñadores sientan la disciplina más que un ejer ci cio profesional, más que un simple asunto económico, que incita la creación y despierta la identidad. ¡Es un hecho! Se hace obligatorio para el futuro del diseño que reconstruyamos nuestra cultura, que innovemos y atesoremos lo mejor de ser creativos: ¡lo sensible! Y para terminar, los invito a soñar, a crear y a documentar nuestras experiencias. Será la única forma de dejar caminos que puedan seguir nuestros futuros profesionales, algo más estratégico para acallar nues tra posición temporal, efímera, fugaz y de con ver tir en realidad lo absurdo.


Para finalizar el acto de Apertura Oscar Echevarría, Decano de la Facultad de Diseño y Comunicación de la
Universidad de Palermo expresó unas palabras de agradecimiento y de bienvenida.
Para finalizar el día lunes, el Secretario Académico de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad
de Palermo, Jorge Gaitto, presentó al invitado de honor Norberto Chaves, Socio de I+C Consultores (Barcelona),
quién expuso la conferencia: “El desafío de formar nuevos diseñadores”.


Conferencia Invitado de Honor Norberto Chaves
[Este texto ha sido realizado con los apuntes tomados de la Conferencia expuesta por el Invitado de Honor
Norbeto Chaves]
Sobre la enseñanza del diseño hay miles de temas. En este escaso tiempo para comentarles mis preocupaciones, me referiré a lo que creo que es troncal a la formación de un diseñador. Y lo transmito como preocupación porque en el trabajo cotidiano con diseñadores, en el trabajo docente con los alumnos y en los foros, vengo recogiendo una situación deficitaria que les transmito como preocupación.
Observo dos grandes déficits en la formación de los diseñadores: la falta de inteligencia y de cultura. Y no
son sinónimos: inteligencia quiere decir capacidad de aprehensión de la realidad. Una persona que tiene por
misión resolverle un problema a alguien, no puede no comprender el problema o carecer de agudeza analítica.
Y para lograr esto hay que dominar categorías teóricas, separar lo principal de lo secundario; saber extraer de
cada problema el núcleo central que es donde está la solución. Esto requiere capacidad intelectual.
Cuando escuchamos a los diseñadores es una rapsodia en la que no se sabe qué es principal y qué es secundario. Todo lo parecido es igual, no se detectan matices. Y esto es un fenómeno generalizado. Por ejemplo, en el Foro Alfa aparecen opiniones de distintas personas respecto de un texto. Es sorprendente que aparezcan preguntas que están respondidas en el texto, es decir que no han leído el texto o lo han leído sin entenderlo. Ésta una situación de auténtico surrealismo. Como dice mi socio, no opinan sobre el texto sino sobre el título.
El desarrollo de una capacidad hermenéutica es importantísimo; es un problema grave ya que está avalado por
una situación general de crisis de la cultura. No es un problema sólo de los diseñadores, ya que el contexto social
configura un sujeto rústico, sin avidez de conocimiento. Y esto, que es un problema en general grave, lo es en especial para el que debe comprender los problemas de los otros.
La carrera tecnocrática avanza a pasos agigantados y se devora esta asignatura troncal. Me ha pasado muchas
veces que compañeros me han dicho: el proyecto nuestro explícalo tú; y yo me he transformado en el principal narrador de la actividad del otro. Digo esto exageradamente porque creo que es un problema grave.
A lo largo de toda la carrera tendrían que hacerse ejercicios de interpretación de contexto. Hasta el que hace una
silla le tiene que poner un nombre a su silla pero ¿qué nombre le pondrá si es un palurdo? Se supone que en
tu idea inicial ya debe estar la palabra, pues sin palabra no somos seres humanos. Pero existe una gran pobreza
lexical. Hay que verbalizar pero cuando uno verbaliza el otro escucha “camelo”, “sanata”. El diseñador parece
no comprender el papel productivo de la inteligencia.
Todo se hace con el bisturí del lenguaje: si no podemos hablar no podemos pensar y si no podemos pensar no
podemos diseñar. Hay quien se refugia en la tabla de salvación de la creatividad. Pero en ella sólo puede descansar una minúscula parte de la humanidad, seres como Einstein, que se ha comprobado que era anormal. Los normales tenemos que trabajar, no creer en la inspiración divina, porque posiblemente no llegue o no llegue a tiempo.
El segundo tema es la riqueza cultural. Es inútil que nos planteemos objetivos descomunales como se escuchan
en los congresos donde hemos venido prácticamente a salvar el mundo, en este estado de discapacitación.
Por ejemplo recuerdo un diseñador que hizo la portada de un libro con una imagen, sin preguntarse si eso libro
necesitaba una imagen, desconociendo que las portadas pueden ser tipográficas. Puso un buzón de correos, pues el libro era sobre correspondencia. ¿No se preguntó cuáles son los paradigmas asociativos de una palabra tan bella como correspondencia? Es decir, los paradigmas culturales, qué asocias cuando te disparan una imagen.
Si tus alforjas culturales están vacías no te llevarán a ninguna parte.
No puedes no saber nada de música, de literatura, de pintura.
En vez de semiología ¿por qué no leemos literatura, si en la literatura está la semiología incluida? Si no es
imposible captar dobles sentidos, el juego de palabras, la ironía, la emoción que te produce ver que detrás de un
anuncio publicitario había alguien inteligente.
Sabemos que el mal viene de atrás. No podemos asumir la responsabilidad total de formar culturalmente a nuestros alumnos en las carreras de diseño. Pero de alguna manera tenemos que incentivar, despertar la convicción de que el desarrollo cultural e intelectual son diseño. El diseño no es nada, es un sistema vacío y abstracto de selección de códigos sociales ajenos al diseño. Lo propio es la heteronomia. Es importante desarrollar un sistema de sinapsis mentales por el cual el diseñador selecciona y combina datos que no están en el diseño. Es un espacio vacío. Una persona muy culta puede diseñar pero un diseñador bárbaro no. No sé cómo se resuelve esto pero, acordándome de mí mismo en todo mi trabajo docente, he intentado que todo
el trabajo esté atravesado de elementos culturales. Todos los docentes pueden encontrar esa dieta, ese espacio para incorporar estos saberes.
En una ilusión óptica que nos duró 15 días en arquitectura reestructuramos el plan de estudio. Organizamos
los conocimientos en tres niveles: la praxis proyectual, el nivel de instrumentos y métodos y el nivel de los conocimientos teóricos que explican instrumentos y praxis. Aspirábamos a que el arquitecto supiera qué hacía en el planeta y qué condiciones históricas tenían que darse para que él existiera.
La formación bibliográfica es esencial. Que lean y que luego expliquen lo leído y que si no pueden se vayan.
Si no el modelo lo van a plantar los insurrectos, los que no quieren aprender.
Es indispensable ser taxativo. No se puede tolerar la barbarie en un centro universitario. No puedes ser poco
inteligente, que todo se te mezcla, no tener capacidad estructurable de las ideas. De una persona que no considera importante tener las ideas claras se puede esperar lo peor, especialmente de un comunicador.
Estoy intentando preocuparlos para que se jerarquice la formación intelectual en la enseñanza.
El estudiante de diseño tiene que estar seducido no por el diseño sino por la cultura, ya que la seducción por el
diseño produce endogamia: pero miran hacia adentro pero adentro no hay nada. El diseño es mirar para afuera
y atrapar todo aquello.
El alumno se tiene que enamorar de la cultura, de los pueblos, de los idiomas, de los poetas nacionales e internacionales. Tenemos que atrevernos a expulsar del aula a los que hablan cuando estamos dando clase. Hay que reprimir estas cosas de raíz.
El diseñador es un codificador social, un integrador cultural. Todo lo que hace es social y tiene impacto social. La
cultura es ese momento mágico en que estás entendiendo todo y no sabes por qué. El sentido común es esencial. Un mono con una computadora no sería nunca Einstein.


Con estas provocadoras palabras, Norberto Chaves movilizó a los presentes, terminándose así la primera jornada del Segundo Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño. Al día siguiente, una actividad de enorme importancia y significación para la región: la Sesión de las Comisiones, el debate y la redacción de las conclusiones de cada una de ellas.


Martes 26 de Julio del 2011. Sesión de las Comisiones del Congreso
Desde las 10 de la mañana hasta las 20 hs., en la sede de Larrea, sesionaron 19 Comisiones, núcleo del Congreso, en las que destacados profesionales, académicos y docentes de Iberoamérica presentaron más de 200 conferencias. Este día marcó un antes y un después en la Enseñanza del Diseño en América Latina, enmarcado en un clima de franco compañerismo en el que cada uno tomó conciencia de la importancia de la realización de este Congreso para la proyección y el devenir del Diseño en la región.


[Ver Agenda Completa, Agenda Comisiones y Conclusiones del Congreso: Pacheco, F. (2011). Más de 200 actividades en el Segundo Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño: imaginar, crear e investigar para educar desde diferentes miradas. Buenos Aires, publicado en esta edición en pp. 21-22, pp. 29-30 y pp. 56-67]


Miércoles 27 de Julio del 2011. Plenario Foro de Escuelas de Diseño / Cierre Congreso
El miércoles por la mañana, último día del Segundo Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño, por
la mañana, sesionó el V Plenario del Foro de Escuelas de Diseño.


[Ver más información del V Plenario del Foro de Escuelas de Diseño: Pacheco, F. (2011). Más de 200 actividades en el Segundo Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño: imaginar, crear e investigar
para educar desde diferentes miradas. Buenos Aires, publicado en esta edición en pp. 67-68]


El Plenario dio inicio con la intervención de dos oradores académicos, adherentes del Foro de Escuelas de Diseño: Sandra Navarrete, Directora de la Carrera de Diseño de la Universidad de Mendoza, Argentina, y Miguel Ángel González Rojas, Presidente Consejo Directivo del Instituto de Diseño Gráfico de Tecnología de Venezuela, quienes dirigieron unas palabras a los presentes.


• Palabras de Sandra Navarrete, Directora de la Carrera de Diseño de la Universidad de Mendoza, Argentina:
Para mí es un honor y un privilegio estar presente en estos encuentros desde hace varios años y que me hayan
convocado para dirigirles unas palabras. Esto es algo de gran trascendencia para una provincia como la mía, que
está alejada de Buenos Aires.
Hay que reconocer el esfuerzo de la Universidad de Palermo, único a nivel mundial. La convocatoria es de una
tan amplia variedad de cultura, enfoques, instituciones públicas y privadas, que el hecho de que nos podamos
reunir a debatir sobre Diseño es algo muy loable y va creciendo de manera exponencial.
Mi experiencia en estos años me hace reflexionar lo siguiente: nos juntamos a hablar de los estudiantes pero
no estamos hablando de otras cosas en las que seguro la mayoría piensa, que es la formación de los docentes.
Repetimos que los estudiantes vienen cada vez peor pero soy una convencida de que el espíritu de progreso y superación que tiene el estudiante es mayor al que tienen muchos profesores. Esto me lleva a preguntarme qué está pasando. Decimos: “los alumnos no visitan la biblioteca”. Pero ¿cuántos docentes la visitan? Es verdad que en este Congreso somos muchos, pero pocos comparados con la totalidad de los docentes de Diseño. ¿Hay preocupación por superarnos en el ámbito de la docencia? Yo dicté clases en todos los niveles, en doctorados también; veo que la apertura del alumno es la misma. Este año enfrenté una cátedra de Cuarto año de Diseño y les dije que pensaba que podían entender lo mismo que los estudiantes de doctorado. Después de un semestre llego a la conclusión de que uno puede hablar con los alumnos de filosofía, epistemología. Hay que poner un voto de confianza en los alumnos. Tienen deficiencias pero ¿quién no? Todos las tenemos. Observo que, a veces, no existe la confianza del docente en que el alumno pueda superarse.
Creo que todos tenemos en común dudas y venimos a buscar respuestas. El Diseño ¿es una disciplina equiparable a las tradicionales? En diferentes charlas se ha hablado de que debemos encontrar un discurso propio para el método científico. Yo provengo de la arquitectura y hace 15 años también se dio esta discusión. Pero no podemos crear un idioma diferente, seamos creativos con el contenido pero no con el lenguaje. Diseño tiene las mismas capacidades que cualquier disciplina y, al tener menos años, tiene muchas ventajas. Tratemos de entrar en el lenguaje científico, es una herramienta más; seamos creativos en los temas a debatir, en las hipótesis, en los problemas que nuestros contextos se reflejen. Pero es imprescindible que podamos sentarnos ante cualquier investigador y estar al mismo nivel y argumentar con los mismos términos y solidez. Es la pequeña reflexión que me gustaría continuar en algún momento. Venimos trabajando en contenidos, ahora trabajemos en la forma para proyectarnos a nivel mundial.


• Palabras de Miguel Ángel González Rojas, Presidente Consejo Directivo del Instituto de Diseño Gráfico de
Tecnología, Venezuela: “En el Instituto hace un tiempo nos hicimos esta pregunta:
¿Dónde inicia y dónde termina nuestra responsabilidad como educadores? Esto nos llevó a pensar y
a desarrollar diferentes estrategias. Definimos que en Latinoamérica es muy importante hablar sobre proyectar
la cultura del Diseño, para que no se quede en el espacio áulico, pues cuando los alumnos entran al mercado
laboral se quedan sin palabras.
Nos preguntamos también ¿dónde está la cultura visual de toda nuestra sociedad? Hemos desarrollado algunos
eventos y manejado las redes sociales para que otros entren y vean que se habla sobre diseño.
En el Congreso hubo varias cosas que me llamaron la atención, especialmente tomar conciencia de nuestra
responsabilidad como formadores. Pero también hay que aceptar que hay una realidad tras muros y tenemos
que ver cómo proyectar la cultura del diseño para que se entienda qué es. Son aspectos interesantes para analizar y ver cómo mejorar para que en América Latina se geste una cultura visual que se proyecte a nivel mundial. Las instituciones tienen que ser propiciadoras de que se compartan los recursos y experiencias de emprendedores, expresó Adrián Lebendiker. Esto es fundamental.
Debemos conocer las experiencias de nuestros egresados exitosos y difundirlas. En este sentido, en Venezuela
hacemos un evento en el que reunimos emprendedores y diseñadores ya formados con alumnos. También debemos pensar que es fundamental lograr una relación entre las instituciones educativas y las empresas privadas. De esta manera lograremos crear redes, conocer experiencias múltiples, de otros países.
Lo que quiero compartir hoy es que reflexionemos sobre un tema fundamental: dónde termina nuestra responsabilidad como educadores e instituciones educativas”.


Luego de estas palabras, se procedió a entregar el Reconocimiento a la Trayectoria Académica Profesional
en Diseño.


Reconocimiento a la Trayectoria Académica Profesional en Diseño
Uno de los momentos quizás más emotivos del día fue el Reconocimiento a la Trayectoria Académica-Profesional en Diseño, que en este año 2011 le correspondió a José Korn Bruzzone, académico propuesto por la Universidad Tecnológica de Chile, INACAP.
La profesora de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo, Marcia Veneziani, fue la
encargada de presentar al homenajeado.


• Palabras de la académica Marcia Veneziani (Universidad de Palermo), presentando a José Korn Bruzzone:
Es un honor para mí estar hoy con ustedes y por un motivo muy especial: el de la entrega del Reconocimiento
a la Trayectoria Académica y Profesional del Diseño que distingue a aquellos académicos y profesionales que se
han destacado en la disciplina.
Este premio es muy significativo porque se reconoce la creatividad, la iniciativa, la profesionalidad y el talento
de los profesionales del diseño pero también su entrega en la actividad académica, para transmitir su experiencia a los que –de uno u otro modo– fueron y son sus alumnos.
Por lo tanto, hoy es un día especial también para todos los profesionales latinoamericanos del Diseño y de la
Comunicación. Me honra, pues, presentar a José Korn Bruzzone, en nombre de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo.
De José Korn Bruzzone sabemos los argentinos que, además de ser un prestigioso profesional, es un excelente maestro, generoso con sus conocimientos y un luchador incansable para que el Diseño alcance el status que tiene en Chile.
No sólo en Chile, sino también los otros países latinoamericanos, le debemos a José Korn Bruzzone muchos
de los logros que generosamente ha compartido con sus discípulos en el campo profesional con amplia laboriosidad pero, sobre todas sus cosas, con mucha humildad.
José Korn Bruzzone es Diseñador Gráfico por la Universidad de Chile. Durante su vida profesional ha desempeñado cargos en diversas e importantes instituciones […]
Para terminar, quisiera honrar el talento, la generosidad y entrega académica de José Korn Bruzzone, recordando las palabras de un compatriota suyo tan querido y talentoso: Pablo Neruda, quien dijo en 1971 al recibir el Premio Nobel de Literatura, algo que hoy se cumple en José Korn Bruzzone:


El mejor poeta es el hombre que nos entrega el pan de cada día: el panadero más próximo, que no se cree
Dios. Él cumple su majestuosa y humilde faena de amasar, meter al horno, dorar y entregar el pan de cada
día, con una obligación comunitaria. Y si el poeta llega a alcanzar esa sencilla conciencia, podrá también
la sencilla conciencia convertirse en parte de una colosal artesanía, de una construcción simple o complicada,
que es la construcción de la sociedad, la transformación de las condiciones que rodean al hombre,
la entrega de la mercadería: pan, verdad, vino, sueños.


• Palabras de José Korn Bruzzone, Universidad Tecnológica de Chile, INACAP, Chile:
En respuesta a estas palabras, coronadas con un largo y cálido aplauso de todos los presentes en apoyo al homenajeado, José Korn Bruzzone se dirigió a los presentes y con la humildad que lo caracteriza agradeció el reconocimiento con estas palabras: “Cuando miro mis cuarenta años de trabajo, veo que muchas acciones no las hice solo.
Fui apoyado por mucha gente e instituciones, a veces en forma anónima”. Recorrió luego los variados intentos
que realizó a lo largo de su profesión, intentando hacer un Congreso Latinoamericano, muchos de los cuales se
vieron imposibilitados por la situación económica de los países en los que se iban a realizar. Hasta que finalmente se pudo realizar este sueño en Uruguay en el año 1997 y se transformó en un evento muy importante.
Korn Bruzzone terminó su agradecimiento citando las palabras de un estudiante: “Aprendí en estos tres días de
Congreso más que en tres años de universidad”.


Homenaje y Reconocimiento a los miembros del Foro, presentes entre los años 2006 y 2010. Creación del Comité de Honor

La jornada continuó con el homenaje y reconocimiento a los miembros del Foro que estuvieron presentes en
los encuentros producidos entre los años 2006 y 2010, procediéndose luego a la creación del Comité de Honor
del Diseño Latinoamericano.
Para referirse a este momento, tomaron la palabra Lucía Acar, Coordinadora de Pós-Graduacao em Artes Visuals y Miembro del Consejo del Instituto Zuzu Angel, Universidade Estácio de Sá, Brasil; Raúl Drelichman, Coordinador Educativo de la Universidad Maimonides, Argentina; y Luis Arturo Tejada Tejada, Director General de la Escuela de Diseño & Mercadeo de Moda Arturo Tejada Cano, de Colombia.


• Lucía Acar dijo: “Participamos desde el primer encuentro y estamos encantados. No sabemos si el Diseño está
en todos lados, pero aquí sí está”.
• Raúl Drelichman expresó: “Vengo del área más nueva del diseño: la multimedia. En el Congreso pudimos
compartir ideas con colegas de todas las latitudes; redactamos propuestas, nos enriquecimos. Seamos concientes de esto: hace cinco años las redes no existían; es decir que nosotros preparamos alumnos para trabajos que no existían. Y lo mismo sucede hoy: logramos desarrollar el espíritu crítico de los estudiantes para prepararlos para trabajos que hoy no existen ni sabemos cuáles van a ser.
El lema de mi cátedra es que si el alumno no supera al maestro, no es bueno el alumno ni es bueno el maestro”.
• Arturo Tejada Tejada leyó a continuación las siguientes palabras: “Qué maravilla es podernos reunir una vez al
año, de manera juiciosa y continua; ver la evolución constante de un escenario único y enriquecedor para
el Diseño como ha sido el Foro de Escuelas de Diseño y, recientemente, el Congreso de Enseñanza que, como
instrumentos para la innovación, han logrado un aporte significativo y pertinente para el Diseño latinoamericano.
Esa ecuación se ha convertido en una apuesta estratégica… continuidad y evolución… la continuidad
y evolución… la continuidad asegura la identidad y la evolución, la modernidad… mantenernos a tono con el
momento, con nuestro tiempo. Quiero, por eso, reiterar una vez más el gran significado que ha adquirido este
foro y felicitar a los gestores de la UP por este proyecto de gran envergadura y compromiso. Además de tener la
oportunidad de visitar una ciudad culta, cosmopolita, diversa y maravillosa como lo es Buenos Aires, es muy
gratificante, lo mismo que la hospitalidad de sus organizadores.
El Foro ha contribuido con creces a la construcción de las nuevas visiones que las instituciones debemos
orientar en los próximos años. La construcción de un modelo pedagógico específico, pertinente y coherente
con los valores de la sociedad latinoamericana, con la “realidad latinoamericana” y con la dinámica de nuestras
industrias. Para la Escuela Arturo Tejada Cano ha sido sumamente estimulante participar de esta iniciativa
que, además, por su propia naturaleza, expresa desde la óptica latinoamericana factores de unidad, desarrollo y
fortalecimiento conjunto, de identidad latinoamericana, de valores latinoamericanos, de pensamiento latinoamericano.
El Foro ha permitido tratar los temas ligados al fortalecimiento del Diseño como disciplina y al desarrollo
del capital humano en sus múltiples enfoques, a proponer alternativas que cierren las distancia entre la oferta de
formación y las necesidades sociales y productivas que den origen a generaciones comprometidas y pro-activa,
a generaciones capaces de influenciar en el desarrollo de nuestros países e inventar su propio futuro”.


[Ver más información del V Plenario del Foro de Escuelas de Diseño: Pacheco, F. (2011). Más de 200 actividades en el Segundo Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño: imaginar, crear e investigar
para educar desde diferentes miradas. Buenos Aires, publicado en esta edición en pp. 67-68]


A continuación tomó la palabra el Secretario Académico de la Facultad de Diseño y Comunicación de la
Universidad de Palermo, Jorge Gaitto, quien expresó:
“Como diseñadores surgimos en una sociedad bastante adversa. Surgimos, crecimos, presionamos, empezamos a formarnos académicamente y tuvimos un crecimiento exponencial. Ahora nos tenemos que hacer cargo: tenemos que seguir trabajando para delinear los objetivos a los que queremos llegar”. Reafirmando la imperiosa necesidad de trabajar la relación profesional diseñador-cliente.
A continuación el Lic. Oscar Echevarría, Decano de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad
de Palermo, reconoció que el esta edición del Congreso fue una sorpresa para todos, no sólo por la cantidad de
asistentes sino también por la intensidad de los debates y ponencias. Agradeció la presencia de todos y especialmente al Equipo Docente de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo que, con su trabajo, hizo posible el evento. Invitando a los presentes a trabajar en pos del Tercer Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño, a la creación de un Doctorado en Diseño, a desarrollar el Observatorio Latinoamericano de Investigación en Diseño y la Red Latinoamericana de Emprendedores Creativos.
Se abrió un debate e intercambio de ideas alrededor de este tema:


• Wilson Junior Kindlein, Universidad Federal de Río Grande do Sul, Brasil: La formación de doctorado y su
certificación es muy importante para Latinoamérica pues hay muchas empresas que están instalando grandes masas de dinero. Me ofrezco para asesorar pues tengo una experiencia de cuatro años en el tema y siento que en este lugar puedo ser útil.
• Yvan Mendivez, Director de la Escuela de Artes & Diseño Gráfico Empresarial, Chiclayo, Perú: Comprometo
mi trabajo para aportar desde la realidad peruana. Vine aquí con dos intenciones: traer a siete estudiantes que
están en el Encuentro y la necesidad de los peruanos de que Diseño Gráfico se tome como una carrera y no como una disciplina técnica. Estamos lejos aún de pensar en un doctorado.
• Raquel Tejerina, Escuela Provincial de Educación Técnica No. 2 EPET, Posadas, Misiones: Concurro desde el
2005. Tengo un profundo agradecimiento a la Universidad de Palermo y al arquitecto Roberto Céspedes. En el Primer Encuentro éramos una Escuela Media que quería transformarse en un Terciario. Supimos aprovechar las oportunidades.
La Universidad de Palermo revisó nuestro plan de estudios, nuestro proyecto, y lo aprobaron. A fin del
2011 tendremos nuestra primera promoción de Terciario.
• Claudio Portugal, Universidad de San Pablo, Brasil: Me ofrezco para formar parte de la Comisión de Postgrado. Y quiero sugerir que en el Tercer Congreso se trabaje sobre el principal desafío que tenemos: avanzar en la calidad del diseño. Hemos tenido un desarrollado exponencial: en Brasil hay más de 500 facultades de Diseño; esto es asombroso y tiene una gran exposición. Ahora hay que hacer un movimiento de contracción y transformar cantidad en calidad. Debemos ser más críticos en la calidad de las ponencias, más selectivos, darnos más tiempo para las reflexiones y debates.
• Gabriel Bernal, Director de Publicidad y Marketing Creativo, Escuela de Artes y Letras de Bogotá, Colombia:
Debemos hacer el Doctorado. En Colombia, el Diseño Gráfico es una excelente opción desde el punto de vista
académico. Cada día hay más carreras de Diseño pues los estudiantes las ven como una excelente propuesta para vivir. El Doctorado es necesario para que el diseño siga creciendo a nivel global.
• Jorge Gaitto, Secretario Académico, Facultad de Diseño y Comunicación, Universidad de Palermo: Me parece
que una de las fortalezas que tiene este Congreso –fortaleza que es de todos, porque esto es un colectivo– es la
gran variación de “amplitud térmica” que tenemos. Hay quien está trabajando en un Doctorado, otro que quiere
que su institución media se transforme en una terciaria; los terciarios quieren ser universitarios. Esta diversidad
y amplitud es fantástica pues nos permite ir trabajando hacia arriba, hacia el doctorado o hacia abajo, traccionando donde se necesite trabajar. Necesitamos formar formadores.
• Ana Beatriz Simon Factum, Universidad Federal de Bahía, Brasil: Seré una militante del diseño en Latinoamérica.
Puedo asegurar que hay más calidad aquí que la que veo en congresos de EE UU o Europa.
• Catalina Petric, Universidad Tecnológica de Chile. INACAP, Chile: Propongo que en el próximo Congreso
se hable de cómo el diseño agrega valor, más allá de la actividad del diseñador o de la industria. Y cómo les
enseñamos a nuestros alumnos a entender el idioma de nuestros clientes. Debatir el tema de las distintas especialidades dentro del Diseño: diseñamos un producto en el que convergen varias disciplinas y divergen también. Y tenemos que discutir, también, la necesidad de educar a nuestros alumnos para trabajar en equipo.
• Carlos Ronquillo, Universidad Tecnológica Equinoccial sede Santo Domingo, Ecuador: La educación superior
tuvo un cambio muy fuerte en mi país. Estamos empezando una nueva acreditación de universidades y carreras.
Los indicadores para acreditarnos se relacionan con investigación, docencia, emprendimiento. Pero sabemos
que en las carreras tenemos que producir un gran cambio.
Quisiera proponer formar una comisión que dé soporte a las distintas carreras que están naciendo en otros países, para trabajar malla curricular, docencia e investigación.
• Asistente del Mar del Plata, Argentina: Agradezco a este encuentro que es capaz de crear en un día una magia de contacto y vínculo. Propongo crear dentro del Congreso talleres que tengan que ver con la oratoria y expresión. Y que se discuta, también, la importancia del aula virtual.
• Edgar Patiño, Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano, Colombia: Quiero destacar la calidez con que se
compartieron experiencias y hacer dos propuestas. 1) Pensar en investigación de doctorado de punta y pensar
los ciclos propedéuticos. Estructurar investigaciones en términos técnicos. Y estructurar investigaciones conjuntas. 2) El trabajo de redes, para compartir y visualizar espacios creativos.
• Rodrigo Bastias, Concepción, Chile: Deseo que este encuentro sea la oportunidad de tender un puente con
nuestros aliados, los que en cada país debieran estar pensando en el Diseño y no lo hacen. Sería interesante que
la Universidad de Palermo pueda articular que dentro de los invitados de honor están representantes de gobiernos, para ir así implicándolos.
• Asistente de Uruguay: Debemos tomar el tema de las políticas a nivel macro y la militancia corre a distintos
niveles: instituciones, docentes, estudiantes. Y tenemos que implicar otros actores: trazar vínculos con el mercado,
con los gobiernos. Lograr que se generen políticas de estado. Propongo abrirnos a todos estos niveles y tener un
enfoque macro; no encerrarnos como un ghetto.
• Graciela Pérez Pombo, Instituto de Profesorado de Arte 4, Tandil, Argentina: Quiero pedir algo que en otros congresos quedó pendiente: hacer un logo que identifique al Foro.
• Rocío Lecca, Instituto Superior Tecnológico Chio Lecca, Perú: La educación tiene que tener responsabilidad
social. Tenemos que ser líderes de gestores y emprendedores con valores humanos y espirituales que conlleven
una unión entre los pueblos marginados que existen en Latinoamérica. Hay mucho clasismo entre los diseñadores egocéntricos, que hacen prevalecer su ego antes que el ser humano. Debemos criar a creadores con conciencia humana y con valor de sus raíces latinoamericanas. Y nosotros, como líderes de estos educadores, debemos dar el ejemplo. Realizar responsabilidad social en la educación significa hacer que nuestros alumnos sensibilicen el diseño con la artesanía, con aquellas comunidades que tienen un valor histórico y que están olvidadas.
América Latina es una esencia con raíces e historia. Nosotros deberemos unir esa esencia y potenciarlos para sacar un bloque latinoamericano con su diseño fusión, que es la identidad de cada país dentro del diseño.


De este modo finalizó el V Plenario del Foro de Escuelas de Diseño y se realizó un receso.


Acto de Cierre del Segundo Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño:


Conferencia Invitado de Honor Steve Diskin
Steve Diskin, Director del Departamento de Diseño Industrial del Pratt Institute de New York; BA, Estudios
Visuales, Harvard University, Master en Arquitectura, Harvard University y PhD, Ecole Polytechnique Federale
de Lausanne, con una amplia trayectoria como diseñador industrial, dictó en el Palais Rouge su conferencia (en
idioma inglés con traducción al español) ante un auditorio colmado de personas.
En dicha conferencia, titulada “Off With His Head” (“¡Acaben con su cabeza!”, frase de la Reina de Corazones,
del film Alicia en el País de las Maravillas, de Tim Burton) Diskin movilizó a los presentes pues metafóricamente
propuso que los diseñadores se “quiten la cabeza”, ya que la desorientación conduce –al menos por algún
tiempo– al pensamiento creativo. Expresó: “No es fácil ser un hombre sin cabeza, pero lo recomiendo, al menos
por algún tiempo. Y eso es parte de la historia que les quiero contar al final de esta charla.”


Al finalizar la conferencia del Invitado de Honor se continúo con el Cierre del Congreso.


Cierre del Segundo Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño:
Llegados a este punto, se procedió a dar lectura a las Conclusiones de las Comisiones reunidas en el Segundo
Congreso de Enseñanza del Diseño, para lo cual los oradores elegidos por cada Comisión se organizaron en tres grandes mesas desde las que compartieron sus opiniones.

[Ver Conclusiones de las Comisiones del Congreso 2011: Pacheco, F. (2011). Más de 200 actividades en el Segundo Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño: imaginar, crear e investigar para educar desde diferentes miradas. Buenos Aires, publicado en esta edición en pp. 56-67]


De esta manera, tras tres días intensos de actividades, ponencias, debates, intercambio de experiencias y trabajos, reflexión sobre diferentes estrategias docentes, culminó el Segundo Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño, una segunda edición que significó un avance categórico, cualitativo y cuantitativo, con relación al primer Congreso.
Tres días que movilizaron miles de docentes y profesionales; que mostraron que la utopía que alguna vez se
soñó es hoy una realidad. Tres días que conmovieron la enseñanza del Diseño.
Frente a todos, un nuevo desafío: la preparación del Tercer Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño,
a desarrollarse en el año 2012.


Nota Comité Editorial: Este texto no pretende ser dichos textual sino un acercamiento general a los lectores de lo expuesto y trabajado durante el Segundo Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño. El mismo ha sido elaborado con los apuntes tomados durante los tres días de trabajo por la profesora Laura Ferrari.


Summary: The following text is a short complementary statement of the Chronicles of the Second Latin-American Congress of Education of Design, carried out from July 25 to July 27, 2011 in Buenos Aires, Argentina; the same one contains the comments, reflections, opinions and participation of the assistants to this edition of the Congress.


Key words: Text - Congress of Education - Latin-America - Reflections - Chronicles


Resumo: O seguinte texto é um breve relato complementário das Crônicas do Segundo Congresso Latino-Americano de Ensino do Design, realizado do 25 ao 27 de julho de 2011 em Buenos Aires, Argentina; o mesmo contém os comentários, reflexões, opiniões e participação dos assistentes no Congresso deste ano.


Palavras Chave: Relato - Congresso de Ensino - América Latina - Reflexões - Crônicas


(*) Laura Ferrari. Profesora de Castellano, Literatura y Latín de la Escuela Normal de Profesores Nº 1, 1981. Dramaturga de la Escuela Nacional de Arte Dramático, 1994. Docente. Equipo de Comunicación Pedagógica. Facultad de Diseño y Comunicación. Universidad de Palermo, Argentina.


Tres días que conmovieron la Enseñanza del Diseño: Crónicas del Segundo Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño. fue publicado de la página 87 a página102 en Actas de Diseño Nº12

ver detalle e índice del libro