Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº44 >
  4. Docente:

Docente:

De Felice, Andrea

Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita. Segundo Cuatrimestre 2011 (presentados por cátedra)

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº44

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº44

ISSN: 1668-5229

Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita Segundo Cuatrimestre 2011

Año VIII, Vol. 44, Marzo 2012, Buenos Aires, Argentina | 99 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

El Trabajo Práctico Final de COE aborda un relato familiar, una historia que sea publicable, interesante para contar y que, desde el punto de vista de la investigación, genere motivación en el alumno para narrar una historia de familia verídica o basada en la ficción.

En este sentido, se pretende recuperar la memoria, indagar sobre el pasado y las raíces y conectarse con la familia para profundizar sobre un hecho o personaje significativo para el estudiante. Estos textos, que estimulan la construcción discursiva de historias familiares, simulan un viaje a otros tiempos y son una invitación a conectarse con el pasado más o menos cercano. Es una mirada comprometida con la propia historia y con la de sus antepasados, para encontrar quizás, algún tesoro familiar escondido o recuperar algún acontecimiento memorable.

Es una manera también de indagar sobre determinados vínculos, de tematizar los afectos desde la mirada del investigador, de tomar conciencia de su historia como individuos, de la cadena de vínculos que transitaron ese andar antropológico tan particular, donde intervienen prácticas, formas de actuar y de comunicarse, experiencias, costumbres, valores, elecciones de vida, en fin, trayectorias muy ligadas a la identidad.

Este trabajo permite revalorizar las voces de la vejez, darles voz y participación, escuchar al otro, y capitalizar las experiencias de las generaciones pasadas que han repercutido de alguna manera en su ser de hoy, en la construcción de la subjetividad.

Además, estas experiencias pueden entrelazarse con lugares, históricos y relacionales, donde esas prácticas cotidianas y familiares han tenido anclaje y que tienen un valor simbólico destacado en la biografía personal.

Así es como este Trabajo Práctico Final propone (re)descubrir un relato familiar que, de este modo, pueda transformarse en viaje de descubrimiento individual. Es en la construcción de un relato familiar que se inicia una búsqueda, no sólo para reconstruir la identidad personal, sino para indagar en el origen de uno mismo y hasta en la propia vocación.

Cien años no es nada

Marianela Nacif

El tema elegido para mi trabajo final es la historia de vida de mi bisabuela, Ana María Marchetti, quien el año próximo cumple cien años. Mi interesé en ella porque es una mujer que vivió en diferentes épocas y en lugares muy diversos, desde la selva hasta en la ciudad. Creo que la vida de esta mujer es admirable, permite analizar las distintas etapas y las experiencias por las que atravesó, como su niñez, donde le tocó enfrentar serios problemas familiares, principalmente con su madrastra, quién le impedía ver a su mamá y le exigía criar a sus hermanos. Vivió con su abuela, quien la obligaba a trabajar y no la trataba nada bien tampoco. Pero, pese a todo, la relación que tenía con su papá era muy buena. Una historia que vale la pena ser contada y que hoy lleva ya cuatro generaciones en mi familia.

El Atlántico de por medio, en una historia de amor

Yasmin Caridi

Gracias a la memoria de mi padre, reconstruí la historia apasionada de mis abuelos, quienes tuvieron una vida de grandes cambios, tanto económicos como geográficos, una vida de reencuentro y amor, en medio de la guerra, la pobreza y la represión de Europa.

Mi abuelo se llamaba Francisco y mi abuela Mary. Eran muy jóvenes cuando se conocieron, eran vecinos en el extremo sur de Italia, en la provincia de Reggio de Calabria. Por desgracia los separó la Segunda Guerra Mundial, ya que a Francisco lo mandaron como soldado al continente africano, donde estuvo prisionero por cinco años. Mary, por su parte, siguió con su vida y se fue a trabajar a Venecia como aprendiz en una empresa textil. Al poco tiempo, decidió emigrar con su tío para nuestra querida Argentina.

Al finalizar la guerra, en Italia había mucha represión, faltaba trabajo, dinero y comida; por lo tanto, Francisco decidió embarcar hacia la Argentina, con otros miles de compatriotas. Se alojó en el Hotel de los Inmigrantes, en el Puerto de Buenos Aires.

Por casualidad de la vida, mi abuelo trabajaba en una obra en construcción, en donde conoció a un hombre, que al poco tiempo, se convirtió en un gran amigo, quién lo invitó a vivir con él en el barrio de Carapachay. Sin saberlo, esta persona era vecino de mi abuela Mary.

Un día mi abuela estaba entrando en su casa y lo vio, lo reconoció después de tanto tiempo, no lo podía creer y, sin pensarlo, fue a buscarlo. Desde ese momento estuvieron juntos toda su vida, tuvieron tres hijos: mi tía Gabriela, la menor; mi tío Fernando, el mayor y mi papá, Adrián.

El palpitar de una Guerra

María Camila Deymonnaz

La clase 1959 fue incorporada a prestar servicio en marzo de 1978, año en que mi tío, Mario Lima, debió presentarse en el regimiento de Caballería Tiradores Blindados 6, con asiento en la Ciudad de Concordia, que el pertenecía al Distrito Militar de Entre Ríos.

En el curso del año 1978, en nuestro país acontecían hechos inolvidables, como Argentina Televisora Color y el Mundial de Fútbol. Hago referencia a esto porque distintos escuadrones del Regimiento citado, con soldados de la clase 59, fueron llevados a diferentes provincias de nuestro país como custodia para los partidos que se jugaban, ya que estos estadios corrían peligro de siniestro.

Terminaba el Mundial de fútbol y, preparados para salir de franco, un día viernes, llegó la orden del Comando en Jefe de que, a partir de ese momento, ningún soldado podía salir.

Porque algo había cambiado los planes y todos fueron trasladados a Río Gallegos, en Santa Cruz, hasta llegar al Regimiento de Río Deseado, para ubicarse estratégicamente en el lugar de combate, a la espera del desembarco de las tropas chilenas. Y de ahí en más se desarrollan una serie de sucesos que mi tío jamás podrá borrar de su memoria.

Nos volveremos a ver

Paulina Dean

La historia que voy a contarles es un suceso bastante fuerte y muy duro de transitar. El personaje principal de esta aventura es mi padrino Julio, aunque también participarán otros integrantes de mi familia.

Todo comienza aproximadamente en 1966, cuando Julio termina sus estudios secundarios y opta por entrar en el Colegio Militar. Empieza su carrera como subteniente, pero, con el correr de tiempo, quince años más tarde, fue ascendido a capitán. Una vez obtenido este puesto, en 1982, fue enviado a la Guerra de Malvinas, donde la Argentina luchó contra los británicos por esas preciadas islas del sur. Allí estuvo cautivo durante dos meses en un barco inglés, sin comunicación alguna con el exterior. Fue así que mi familia, al no tener noticias suyas durante ese tiempo, lo dio por muerto. Dos meses después, y con la familia totalmente destrozada, llegó un aviso a mi casa en el que anunciaba el arribo de un barco británico al puerto de Bahía Blanca, con la liberación de los militares argentinos vencidos en Malvinas. Entre ellos, se encontraba Julio, y la historia dio un giro rotundo.

Sur o no Sur

Leonardo Longo

La historia comienza hace ya más de diez años. Verónica, mi hermana, comienza un viaje el cual nunca imaginó y que aún sigue en curso. En su recorrido alrededor del mundo habitó en México, España, Estados Unidos, Panamá, Colombia y, actualmente, se encuentra residiendo en la ciudad de Montego Bay, Jamaica, hasta vaya a saber uno cuándo.

Todo comenzó con la concreción de una pasantía universitaria en Puerto Vallarta, México, donde finalizó la carrera de Administración Hotelera. Pero la vida le puso a la par otra persona con iguales objetivos, quien se convirtió en compañero de viajes, padre de dos hijos y actual esposo.

Este relato busca revivir un poco cada una de sus decisiones, las cuales la llevaron a momentos totalmente placenteros y alegres, como también a otros muy duros; esto en el marco de una familia que creció con el tiempo y siempre la espero acá, en la Argentina.

Tabaré

Luciana Ríos Stay

Mi idea de partida conceptual para el trabajo final se basa en el relato de mi abuelo, Miguel Ángel Stay, quien siempre tuvo una gran pasión por el vóley. Este amor por el deporte lo fue transmitiendo a todas las personas de mi familia y logró formar lo que hoy es uno de los clubes más viejos en la provincia de Formosa, en la Argentina.

Dicha pasión lo convirtió en uno de los primeros árbitros de vóley a nivel nacional y uno de los fundadores de Tabaré; club que comenzó como un juego de amigos y, actualmente, cuenta con profesores que forman a jugadores de todas las edades, desde las categorías principiantes de seis años a mayores de 60.

¿Cómo me involucra a mí esta historia singular? Además de que el personaje principal es mi abuelo, formo parte de Tabaré desde que tengo noción y es lo que me trajo a Buenos Aires.

Una vida. Un secreto

Pilar Cordero Camacho

Veinte años pasaron cuando Juan Ignacio había recuperado la estabilidad de su vida después de haber pasado por una clínica de rehabilitación y de ayudar a mucha gente que estuvo en su misma situación. Llegó a conseguir un trabajo estable que le permitía más de lo que esperaba él de su propia vida, así fue como empezó a realizar así viaje, consentir a sus sobrinos, hacer regalos a su madre y hermana, hasta llegar a convertirse en un hijo ejemplar; después de todo el sufrimiento que había causado a su familia luego de separarse por cinco años para poder recuperar la sobriedad de su vida y no causar más daños.

Su familia había sido un gran apoyo, pero Juan Ignacio tenía una vida muy diferente a la que lo esperaba cuando nació su hija, hacía ya dos décadas atrás.

Ella siempre estuvo presente en sus pensamientos, pero un temor lo abrazaba cuando pensaba que al tratar de acercarse, después de tanto tiempo, causaría mucho más daño del ya hecho.

Su hija era un secreto muy íntimo que guardaba Juan Ignacio, se preguntaba qué pasaría cuando su familia conociera sobre ella o quizás cuando ella le diga que no está preparada para conocerlo.


Docente: fue publicado de la página 28 a página29 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº44

ver detalle e índice del libro