1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº44 >
  4. Docente:

Docente:

Sánchez, Silvia

Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita. Segundo Cuatrimestre 2011 (presentados por cátedra)

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº44

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº44

ISSN: 1668-5229

Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita Segundo Cuatrimestre 2011

Año VIII, Vol. 44, Marzo 2012, Buenos Aires, Argentina | 99 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

Desde que comencé a dictar Comunicación oral y escrita, todos mis alumnos me han escuchado decir cuanto me hubiese gustado a mí haber tenido una materia así, como me hubiese gustado haber tenido la posibilidad de escribir un relato familiar, haberme dado conocer con letras e imágenes. Si en Introducción a la investigación se intenta que el alumno adquiera las herramientas básicas que lo acerquen al saber más objetivo posible, el reto de volverse subjetivo que COE propone, se alza como una aventura tan fascinante como capaz de intimidar.

Pero allí estamos nosotros, los docentes: para acompañar, para estimular, para mirar, para compartir desde lo intelectual pero también –porque no– desde lo amoroso, ese viaje que es ni más ni menos que el relato de la propia vida.

Este año no hay muchas historias sobre personajes puntuales (más allá de un tío convertido en héroe a partir de un tobogán) pero hay todo el resto: historias de lugares, de animales, de momentos, de viajes, de amores.

Los que venimos del teatro solemos decir que no existen papeles chicos o papeles grandes, existen los buenos o malos actores. Y solemos traspolar esa vieja máxima a casi todos los órdenes de la vida. Lo mismo vale para COE: no hay una historia mejor que otra, es nuestra mirada la que las empequeñece o las agiganta.

Por eso para el TP final de la materia, además de poner en práctica las herramientas teóricas vistas en la cursada (como se narra, como se describe, que es eso de la focalización y el punto de vista) ponemos en práctica muchas cosas más: la memoria –aún con sus lagunas a cuestas– los olores, los sonidos, la evocación de los sabores, la piel, la risa.

Por todo eso, Comunicación oral y escrita acaso sea mucho más que una materia de la facultad: acaso sea el carnet de identidad más genuino y creativo que podamos obtener.

Bambi

Noelia Daiana Leoni Esta es la historia de un perro que está por morir. Un perro que es mi familia. Desde lo más profundo de su corazón los recuerdos surgen con imágenes y sonidos, como reviviendo cada instante de su vida en unos pocos minutos. Con sus propias palabras, Bambi relata todas las buenas y malas experiencias que tuvo desde que llegó a su familia humana: la mía. También, sus últimos momentos con ella. Sus aventuras, nuestro mutuo cariño y otros acontecimientos más que marcaron su vida.

Esta es una historia muy tierna de un perro increíble que vivió de verdad y llenó de alegría, y de algunos disgustos, el hogar. Esta es la historia de un perro pero también de una familia, mirada a través de sus ojos. Un perro que tiene que abandonar este mundo para dirigirse a lo que algunos llaman el: cielo de los perros. Una decisión difícil pero inevitable de tomar, que a pesar de la tristeza que genera, llena de paz el corazón. ¿Quién dijo que es malo tener una vida de perros? Bambi es el ejemplo de que la vida de perros puede ser una vida hermosa e interesante… Compañeros de vida

Milena Oliva Gerli Aunque muchos no lo comprendan o compartan, el amor de los animales es muchas veces más fuerte que el de cualquier persona. Fue así como en mi período de adaptación en una nueva ciudad (Ushuaia), tocó a mi puerta una hermosa cachorrita.

El día estaba frió y con algo de nieve, por lo cual no pude resistir la necesidad de entrarla y darle un poco de comida y calor. Fue inmediato, esos ojos celestes intensos como el cielo en un día sin nubes me impactaron desde un principio y me enamoraron. Mis padres no estaban de acuerdo con tener una mascota, pero al verla les pasó lo mismo que a mí.

Fue así como conocí a mi mejor amiga y fiel compañera de la infancia, con la que crecí doce años de mi vida y la que va a estar por siempre en los recuerdos más hermosos y preciados de mi corazón.

El poder de la explosión de las flores

Martín Biman En el siguiente relato, voy a mostrar diferentes emociones, sensaciones, conflictos, sentimientos que surgen dentro de mí los días que voy a la casa de mis papás, los fines de semana. Ese motivo de reunión que no existe, esa constancia que genera la inconstancia de la semana y se junta y explota el mismo día.

Voy a mostrar como fue variando esa sensación y emoción a lo largo de mi vida, cómo con el paso del tiempo fui entendiendo porqué era importante seguir yendo todos los domingos a merendar con ellos, y también cómo me fui dando cuenta de que todo se mueve, todo cambia, menos los que están al lado de uno en todo momento, sin quizá estar físicamente. En un principio voy a contar las diferentes etapas que suceden en un día común de domingo, que significa ese día para mí. Luego, el viaje de mi casa a la de ellos, la música y su importancia, los sonidos de la calle. Y para terminar y desde otro punto de vista –desde el de un tercero– contaré como se ve esa experiencia familiar desde afuera, como un análisis profundo de cada situación que se da en esas reuniones semanales.

El regreso

Azul Zoe Sierra En este relato narraré mi historia familiar preferida: mi regreso a Estados Unidos, un país en el que viví durante mi infancia y al que pude volver a ver luego de más de diez años. Intentaré redescubrir todas mis emociones y sentimientos para poder plasmarlas de la mejor manera posible en el papel. Utilizando los elementos y recursos vistos y estudiados durante la cursada –como la narración, la descripción de paisajes y personajes y las diferentes formas de comunicar que existen– relataré de forma escrita, visual y en primera persona, este viaje que tuvo gran significación para mí y para mi familia.

Para acompañar el texto escrito junté fotografías artísticas que había tomado durante el viaje, las cuáles documentan todo el itinerario. Estas fotografías serán presentadas junto al trabajo para formar una galería de imágenes en blanco y negro que no sólo acompañen al texto sino al relato oral de la historia, creando un mismo clima para transmitir en conjunto una misma idea: algo muy cercano a la belleza.

En el país de nunca jamás

Victoria Paulina Carrizo El tema que relataré para la historia familiar, será la infancia de mis hermanos junto a mí y mis primos en un departamento familiar de la costa atlántica, Necochea, más precisamente.

El dueño original era mi abuelo, pero lo compartíamos entre todos los tíos y primos para poder veranear. Contaré los recuerdos más marcados de mi infancia en esa estación del año, ya que vivíamos allí desde diciembre hasta mayo, cuando íbamos al jardín de infantes; y más adelante hasta marzo solamente, cuando empezamos la primaria. Recuerdos, rutinas, costumbres, cosas típicas de un lugar fijo de veraneo, y no tan típicas. Momentos con mucha carga emocional, tanto antes como ahora. Hasta que termina la buena vida de verano con una drástica decisión, algo que afecta en especial a mi primer núcleo familiar… Mi país de las maravillas

Lucía Inés Vázquez Cuando supe que el trabajo práctico final se basaba en escribir una historia de la familia, miles de ideas vinieron a mi mente. Anécdotas de viajes, travesuras con mis primos y mi hermana, el antes y el después de la ceguera de mi papá, y muchas historias más. Pero enseguida pensé en la quinta.

La quinta, a muchos les puede parecer tonto, pero para mí familia y para mí tiene un significado más allá de un lote y una construcción. Es parte de nosotros. Es vida, es calidez, es amor. Es como el cuaderno donde un cantante va creando sus canciones o donde un escritor va escribiendo sus cuentos.

Uno se inspira ahí, crea, es uno mismo, disfruta, se equivoca, aprende, corrige y al final lo transmite. Estoy segura que es así. La quinta me vio crecer. Me dio espacio necesario para jugar, inventar, divertirme, reírme, llorar, correr, caerme.

Y ahora, todos esos momentos los guardo, los llevo conmigo y los trasmito. En la quinta pasé toda mi vida, hasta fines de febrero de 2011. Por distintas razones, que nunca voy a lograr entender, mi abuelo decidió venderla. Y ahora que estoy escribiendo esto me doy cuenta que todavía no lo creo. Siento que es todo una pesadilla y que cuando me despierte todo va a volver a ser como antes. La quinta es sin duda mi lugar en el mundo, y por eso quiero escribir sobre ella. Marcó mucho mi forma de ser y de ver las cosas. Es mi hogar. Así que, abro el portón grande y los invito a pasar a que conozcan este maravilloso lugar.

Octubre

Nabila Elizabeth Abdala Octubre no es para todos igual. Hay quienes tras el comienzo de la primavera cambian su humor y sienten alegría. Otros buscan renovar el armario para empezar a sentirse libres usando ropa menos abrigada. Otros piensan en la última etapa del año y ansían las vacaciones. Como éstas, hay miles de formas de mirar este mes. En mi caso fue un mes de dudas y miedos pero también de momentos felices. Sabía que sería el último año en la ciudad donde vivía y que una vez finalizado el mismo, la rutina de toda una vida no iba a ser igual. Pero también sabía que en lo nuevo, había una historia por descubrir.

Este es el mes en el que me doy cuenta lo poco que falta para empezar un cambio, una nueva vida, para pasar de ser una alumna del último año a ser una universitaria. Esto es adelantado por mi hermano en una llamada telefónica y con esa llamada comienza mi relato familiar.

Primeros pasos en Argentina, al lado de mi madre

Laura Vanessa Caballero Rada En esta historia cuento el viaje que realicé junto a mi mamá – Ruby– desde mi país de nacimiento, Colombia, hasta Buenos Aires; siendo ella el personaje principal del relato. Este viaje lo hice para comenzar mi estudio profesional de Licenciatura de Fotografía ya que en Colombia no se encuentra esta carrera.

Desde el momento en que le conté a mi familia que quería estudiar en Buenos Aires, mis papás me apoyaron y tanto fue ese apoyo que mi madre me acompañó en mis primeros días en este nuevo país desconocido para las dos. Junto a ella conocí muchos lugares, además de gente muy amigable.

Vivimos muchas aventuras juntas las cuales relataré en este trabajo.

Puntos de vista

Cristal Guadalupe Roberts Alcorta Para la asignatura Comunicación oral y escrita como trabajo práctico Final se nos pidió relatar en forma escrita y gráfica, una historia sobre nuestra familia.

Luego de recorrer varias anécdotas, me decidí por una que me cuentan cada vez que vamos a la plaza. Esta es una de las historias más repetidas acerca de mi niñez, quizás porque en ella yo no soy la protagonista, ni la autora de la gracia que inmortalizó la historia, sino porque esta vez el protagonista es mi tío. Mi mamá siempre recuerda la primera vez que me llevó al tobogán –que en ese entonces parecía una montaña y ahora parece haberse reducido al tamaño de un tobogán– y como mi tío, que me acompaño, se asustó al ver a una niña tan pequeña en un tobogán tan alto. Esta es la historia de mi tío convertido en héroe para rescatarme. La historia para el formato escrito será relatada a partir de tres puntos de vista: el mío, el de mi tío, y el del tobogán. Una historia que tiene la excusa de un tobogán para hablar de un tío y de todo su amor Tan simples como enamorados

María Cecilia Argüello Scotti Esta es la historia de amor de mis padres, la cual nunca fue considerada un romance vistoso o apasionante para el resto.

Sin embargo, supo reafirmarme a mí como a muchos, que así como no es bueno juzgar a un libro sólo por su tapa, tampoco lo es juzgar al amor sólo en términos de grandilocuencia.

El de mis padres resultó ser un amor eterno, de esos que, según mí creer, es difícil encontrar en esta vida. Esta es la historia más aburrida y maravillosa, más simple y única. Es la historia de dos jóvenes que se conocieron un día lluvioso de un campamento y que a partir de ese momento entrelazaron sus vidas para nunca más separarse y enfrentar así, de la mano, todas las dificultades que el destino pondría en sus caminos. La prueba viviente de que aún se puede creer en lo eterno. Esta historia siempre me resultó bonita porque sirvió, en muchos casos, para continuar creyendo en que el amor sí existe. Es por esto, que decidí llevarla a papel, para compartir con ustedes esta invitación a seguir creyendo. Espero que disfruten esta historia tanto como yo lo hice al escribirla y los desafío a creer en cada palabra que ha sido escrita con intención de atribuirle no más que lo cierto.


Docente: fue publicado de la página 82 a página84 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº44

ver detalle e índice del libro