Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº46 >
  4. Resignificación de lo trágico - Antígona, estás donde no está tu vida

Resignificación de lo trágico - Antígona, estás donde no está tu vida

Laiz, Yanet Natalí

Eje 5. Lenguaje teatral

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº46

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº46

ISSN: 1668-5229

Ensayos Contemporáneos. Edición VIII Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2011 Eje 1. Cine y sociedad. Matías Bettini | Agostina Bulacio | Camila Ruíz Diaz | Beatriz Sáenz | Lara Zapata Fiedler. Eje 2. Comunicación interactiva. Diana Reb

Año VIII, Vol. 46, Mayo 2012, Buenos Aires, Argentina | 99 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

Antígona, estas donde no está tu vida es la adaptación realizada por Fernando Cipolla de la Antígona de Sófocles. El proyecto surge en el año 2005, en el marco de la creación de una trilogía escrita y dirigida por Fernando Cipolla. La primera parte que se realizó fue H, no estás donde está tu vida, basada en el clásico de Shakespeare, Hamlet.

Los puntos en común que tienen Antígona, estás donde no está tu vida con la primera parte es que ambas son una tragedia, la relación con la muerte, el destino inexorable, la constante búsqueda por la verdad y finalmente a lo que se refiere el titulo de las obras es que los personajes están donde no está su vida, eligiendo la incomodidad del vivir por conseguir la verdad. Se propone a Antígona buscando el ideal ético y velando por lo que está más allá de ella misma. En síntesis el verdadero sentido de esta tragedia, se desprende de la posición de Antígona, quien está entre dos muertes.

Argumento de Antígona de Sófocles

El mito ahonda sobre la ley, la desobediencia, el poder, la guerra, la lucha, la traición, el sacrificio y el trayecto del héroe. Los hermanos de Antígona se hallan luchando en la guerra por el trono de Tebas, finalmente ambos se enfrentan y ambos mueren, uno en poder del otro. A raíz de ello, Creonte, su tío, se convierte en el rey de Tebas y dispone que uno debe ser enterrado tal como disponen los dioses ya que es digno de ello porque defendió justamente, pero el otro, Polinices, como consecuencia de su traición a la patria no podrá ser enterrado.

Por su parte, Antígona decide enterrar a su hermano, aun sabiendo de que ello signifique el enfrentamiento con su tío Creonte, y luego su muerte.

Ficha técnica de la obra de Cipolla

Adaptación: Fernando Cipolla Dirección y puesta en escena: Fernando Cipolla Elenco: Mario Ravelli, Emiliana Tribolo, Pilar Juaristi, Alejandra Salazar, Carlos Bocca, Maria Laura Conte.

Diseño escenográfico: Lucia Baez Realización: Pablo Ciampagna Asistente de dirección: Soledad Fernandez Velasco Dirección y puesta en escena: Fernando Cipolla Teatro: La Ratonera Cultural

Concepción dramática y estética

Así como su nombre lo indica, esta versión plantea a la heroína como un personaje ausente físicamente en escena, pero representada por una muñeca que es maniobrada por el coro I y II, y por la voz en off de una locutora, lo que plantea cierto alejamiento en relación a los espectadores. Sin embargo, continuamente se hace referencia a ella en el diálogo de los demás personajes.

Cada uno de estos personajes sabe cuál va a ser su desenlace, son conscientes de que el destino es inevitable, no obstante, hacen todo lo posible por buscar la verdad mas allá de que esto conlleve complicaciones y resulte desgarrador, ya que intentan cambiar la historia. Tal situación es la explicación a la elección del nombre de la obra, ya que se basa en el hecho de que los personajes están –aunque realmente no están– por la simple cuestión de que los motiva un deseo de justicia que los hace estar enfocados más allá del presente, en las veladuras de la historia.

Con respecto al lugar que ocupa el coro, en esta adaptación Cipolla propone tomar al corifeo I y II como los guías de la historia, quienes se ocupan de encaminar los sucesos y lograr que la tragedia suceda. Además, tienen la función de ir anticipándoles los sucesos al espectador y a los demás personajes presentes, como así también de ser guía en el traslado de un espacio a otro, lo que significa que el director les asigna una función distinta a la común en la tragedia, ya que los plantea como personajes, elección que difiere a que solo sean voceros.

En relación a ello, cabe destacar la configuración del espacio que realiza el director, el cual es atemporal. Plantea dos espacios distintos, en el primero de ellos el espectador ingresa a la sala, la cual está totalmente oscura salvo por una luz que le permite dirigirse a las sillas que están dispuestas una al lado de la otra en dos hileras enfrente una de otra. En este espacio, se presenta la tragedia por parte del corifeo y también a través de una pantalla, debido a que la obra también posee material audiovisual.

La iluminación juega un papel importante, ya que mediante el uso de una linterna, objeto repetitivo que utilizan los personajes para iluminar únicamente su rostro como muestra del estado emocional en el que se hallan inmersos, el corifeo traslada a los espectadores hacia el segundo espacio, hecho que marca la doble función actor-personaje, y también la de cisión del director por hacer partícipe en cierta medida al espectador.

Además, el director pone énfasis en la iluminación por medio de los muñecos, debido a que todos poseen en su interior un dispositivo de luz que –al final de la obra– uno de los personajes enciende.

En relación a la escenografía, en ambos episodios el piso se encuentra cubierto de arena y de muñecos descuartizados, esto último hace alusión a los cadáveres que rodean a la familia de Antígona. En cuanto a objetos, en su totalidad son trasladados por los actores. Se utilizan mesas que son planteadas como escalones, ya que unos se sientan en una gradación mayor a los otros. También se usa una especie de carretilla o bandeja móvil donde el coro I y II desplazan a la heroína.

Por otro lado, la música elegida es dramática, y se la utiliza generalmente cuando el corifeo se dirige a los espectadores para relatar los hechos que siguen, como así también se usa para los las escenas más melodramáticas, la mayoría en su final.

Propuesta de vestuario

El vestuario es sencillo y vanguardista; los participantes del coro I y II son presentados con un piloto largo de aspecto gastado y viejo, debajo de ello un vestido negro, y en sus cabezas una lleva una gorra de natación y en sus manos muñequeras negras, en cambio la otra antiparras y guantes blancos.

El corifeo posee un saco de aspecto igual al del coro; Creonte utiliza un saco negro largo, y por último Ismenes, lleva un vestido y encima de ello una campera, ambos con aspecto viejo y descuidado con agujeros.

La relación de los poemas homéricos y las muñecas

Duvignaud (1970) plantea un rasgo que distingue y es común en los poemas homéricos: el hecho de representar al hombre como un pelele o inmaduro, y a los dioses como niños jugando con muñecas. Esta significación del Dios-Líder y del Héroe-Marioneta, se funda en un sentido ficcionario o imaginario de la comunidad griega, la cual experimentaba una especie de neurosis colectiva que obligaba a depositar a los verdugos en el cielo, que torturaban a los héroes humanos convertidos en muñecos.

Esta situación se la puede relacionar con la adaptación de Cipolla, debido a que el director plantea a la heroína como una muñeca; al igual que en los poemas, como los dioses representaban a los hombres. Además, es posible asociar la neurosis de la comunidad a las decisiones de Creonte, quien puede identificarse como un Llder, que manda a encerrar a Antígona en una cueva sin comida, un hecho que puede concebirse como una tortura por parte de él hacia la heroína humana.

El sacrificio

Según Girard, muchas veces el sacrificio es presentado como un crimen que no puede cometerse sin exponerse a peligros aun mayores. En la obra, Antígona prefiere sacrificar su vida para darle sepultura a su hermano, quien había muerto en una disputa con él, lo que puede asociarse a los hermanos enemigos, esto claramente representa un hecho común en los mitos griegos.

La violencia que están llamados a realizar estos hermanos, el uno contra el otro, no posee otra forma de producirse que sobre un tercero, una víctima sacrificial, en este caso, Antígona.

Plantea Girard (1998) que al desviarse la violencia hacia la víctima sacrificial, ésta pierde el enfoque sobre el objeto apuntado en un principio. Por ende, no debe dejar de lado el objeto original ni el deslizamiento que permite pasar de este objeto a la victima inmolada, ya que de otra forma no se produciría la sustitución, y a raíz de ello, el sacrificio perdería su eficacia.

En cuanto a ésta, cabe destacar que existe un común denominador en la eficacia sacrificial, el cual es la violencia intestina; que se refiere a las rivalidades, los celos, las peleas entre allegados, todo lo que el sacrificio busca eliminar, y de esta manera restaurar la armonía a la comunidad. (http://www.juridicas.unam.mx/publica/librev/rev/nuant/cont/65/pr/pr9.pdf) Esto último es posible identificarlo en Antígona, ya que por un lado Creonte cree que no dando sepultura a Tiresias respetaa la ley de los dioses y refuerza la unidad de Tebas, y encerrando a Antígona podrá restituir el orden en la comunidad; y por otro lado, con su propio sacrificio Antígona dará fin a las rivalidades y peleas que se suscitaron con su tío Creonte debido a su elección.

En cuanto a represalias, siempre la venganza se expone como una de ellas, que a su vez provoca otras más. De manera que la venganza constituye un proceso interminable, ya que cuando aparece, tiende a expandirse e invadir el conjunto social, y además porque no se puede prescindir de violencia para acabar con la violencia. Por esto, se entiende que las represalias son las reanudaciones de una imitación violenta, lo que caracteriza la acción trágica.

Con respecto a ello, la muerte de Antígona desencadena otras muertes; primeramente la de Hemon, su prometido e hijo de Creonte, y luego la de la madre de Hemon, lo que significa que la muerte se propagó por todo el núcleo que rodeaba a Creonte.

Por esto se dice que en la tragedia griega no existe y no puede existir una postura coherente en cuanto a la venganza.

El trayecto del héroe

Campbell (1988) describe a un héroe como alguien que ha dado su vida por algo más grande que él mismo. Su aventura empieza con alguien a quien le han quitado algo, entonces emprende una serie de aventuras para recuperar algo de lo perdido. Tal descripción puede ser asociada a Antígona, ya que claramente puede ser concebida como una heroína, porque es alguien que dio su vida por algo más grande que ella misma, esto es el honor y la justicia que defiende como una luchadora al dar sepultura a su hermano.

En ese momento comienza su aventura, luego se enfrenta a su tío Creonte, como también a su hermana Ismenes cuando ella le dice que no lo haga, aunque más tarde se arrepiente de no haber hecho lo mismo que Antígona.

En este trayecto que emprende el héroe, existen pruebas o exámenes destinados a corroborar si el héroe realmente lo es en verdad, además se refieren a la transformación de una especie de conciencia en otra. En el caso de Antígona, ella emprende su aventura sabiendo que va a morir, sin embargo ella cree firmemente que es una causa justa y noble, entonces no la atemoriza el desenlace. Esa moralidad que defiende Antígona se refiere a su objetivo, que desencadena el hecho de que realiza el acto heroico de sacrificarse a sí misma por otro.

El descuartizamiento

El término griego sparagmos hace referencia al principio supremo del culto dionisíaco, que significa destrozo, despedazamiento, convulsión:

El sparagmos es un elemento que está relacionado con la Gran Madre Naturaleza, el Útero-Tumba, y es en con secuencia de un éxtasis de excitación sexual y fuerza sobrehumana.

En este ritual dionisíaco, el cuerpo del dios, sustituido por el de un hombre o un animal, es sacrificado y destrozado en pedazos que luego son ingeridos o diseminados como si fueran semillas.

(http://horrach.blogspot.com.ar/2009/02/vocabulario-16-sparagmos.html)

En la puesta en escena de Cipolla, se trabaja la idea de los muñecos descuartizados que hacen alusión a los cadáveres que rodeaban la historia de Antígona. Este descuartizamiento puede ser relacionado a la obra Las bacantes de Eurípides, ya que cuando matan a Penteo, comienzan a descuartizarlo las mujeres, entre ellas su madre, quien se queda con su cabeza.

El papel social de la mujer en la tragedia griega

La sociedad griega siempre ha sido considerada como una sociedad masculina, debido a que las mujeres eran excluidas de la vida política y del sacrificio, por ende, solo quedaban relegadas a la vida religiosa en la esfera privada de la casa. Su papel en la comunidad de los ciudadanos era únicamente por intermedio de sus esposos, a raíz de ello, no había mujeres ciudadanas, sino madres, esposas o hijas de ciudadanos.

Esta figura femenina que nos ilustra la escena griega asociada al mantenimiento de las leyes antiguas, se opone al papel que encarna Antígona en la obra de Sófocles, ya que ella más allá de ser consciente de su elección y de su rol social asociado al matrimonio y a la maternidad, apela a la transgresión para intentar revertir el rol que la sociedad ha decretado, por ende, nada la detiene a cumplir su acción. En este sentido, su iniciativa la sitúa en el terreno masculino, y muestra cómo -en la sociedad griega de aquel momento- para una mujer tal hecho era inconcebible, desencadenando finalmente su muerte.

Conclusiones

La obra me pareció muy interesante e innovadora en cuanto a la elección de los objetos que utilizan los actores, ya que son simples pero aportan un carácter simbólico a la puesta en escena.

Al ser una propuesta vanguardista, considero que fue acertada la elección del vestuario ya que acompaña eficazmente a los demás componentes, y además le atañe una cuota de modernidad a la adaptación que propone el autor. En cuanto al análisis, me resultó llevadera la tarea de realizar el trabajo, ya que varios de los conceptos trabajados en clase aparecen claramente en la puesta en escena de Cipolla.

Bibliografía

AA.VV. (1993) Historia de las mujeres en Occidente. Ed.Taurus. Madrid.

Duvignaud, J. (1970). Espectáculo y sociedad. Ed. Tiempo Nuevo. Caracas.

Campbell, J. En diálogo con BILL, M. (1988). El poder del mito. Emse Editores. Barcelona.

Cipolla. F. (2011). Antígona, estás donde no está tu vida. Bs. As. La ratonera cultural.

Girard, R. La violencia y lo sagrado. Ed. Anagrama. Barcelona.

Horrach (2009). Vocabulario (16): Esparagmos. Mallorca. Disponible en: http://horrach.blogspot.com/2009/02/vocabulario-16-sparagmos.html Sarti, G. Actualidad de lo dionisiaco. Ed. Emece.

Sófocles (1996). Tragedias completas. Ed. Catedra. Madrid.


Resignificación de lo trágico - Antígona, estás donde no está tu vida fue publicado de la página 75 a página77 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº46

ver detalle e índice del libro