Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXX >
  4. La importancia de motivar el interés en nuestros alumnos

La importancia de motivar el interés en nuestros alumnos

Belver, Carlos Darío [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXX

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXX

ISSN: 1668-1673

XX Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Facultad de Diseño y Comunicación. Universidad de Palermo

Año XIV, Vol. 20, Febrero 2013, Buenos Aires, Argentina | 208 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

En el presente ensayo se intenta reflexionar sobre la tendencia relacionada a la acotada atención que se observa en los alumnos, y al intento como consecuencia de este hecho por parte de los docentes de intentar distintas estrategias pedagógicas que incidan favorablemente en un mayor interés sobre sus propios aprendizajes. 

Palabras clave: Didáctica - constructivismo - participación

Actualmente los docentes se encuentran con un problemarecurrente en la enseñanza que se hace notable en estos últimos años, inclusive en la educación superior: mantener la atención del alumno. Sabemos que la atención de una persona a la que se le habla puede ser volátil según el tema del que hablemos, de la forma en que lo hacemos, el lenguaje que utilizamos, nuestro modo gestual, la posición física que adoptemos e incluso el momento en que queremos comunicar algo. A lo mencionado anteriormente se puede advertir además, la impresión que cada alumno pueda tener del docente con sólo verlo, la información que pueda tener de él, el interés por esa materia y por su propia formación. Esto se potencia cuando hablamos de un grupo y mucho más cuando se trata de un grupo de gente que se conoce y tiene relación entre sí. Desde este sentido también incide lo que el grupo piense sobre la materia o el docente ya que el grupo influencia al individuo, tal como el individuo influye al otro y por lo tanto al grupo. La atención es especialmente importante en el nivel superior, si tenemos en cuenta que “la enseñanza superior es la que presenta, como carácter típico, la mayor densidad de información entre todos los niveles del sistema (…)” (Camillioni, 1995). La cantidad y calidad en los contenidos que se brindan en el proceso de aprendizaje de los alumnos y las formas en que el docente enseña son condiciones para el procesamiento de ideas y producción de nuevos conocimientos.

Lo primero que debemos lograr en el alumno es su atención, el prestar atención podemos definirlo como una actividad humana, como señala Vigotsky.

La actividad humana es el proceso que media la relación entre el ser humano (sujeto) y aquella parte de la realidad que será transformada por él (objeto de transformación). Dicha relación es dialéctica, el sujeto resulta también transformado, porque se originan cambios en su psiquis por medio de signos que, como el lenguaje, sirven de instrumentos…

Si bien sabemos que el éxito de una clase depende en gran parte de las estrategias de enseñanza que despliega un docente, entonces es de suma importancia que tomemos en cuenta para aplicarla, entre otros, los siguientes ítems: la filosofía y política del lugar, la sociología, organizar el trabajo, y no olvidar la situación socio-económica en la que nos encontramos, parafraseando a Edith Lewin, hay que entender a la didáctica como una teoría de la práctica de la enseñanza significadas dentro del marco socio-histórico en que se ésta.

Una de las maneras de mantener la atención de los alumnos en el aula es lograr una buena relación entre los componentes de la tríada didáctica: conocimiento docente -alumno.

En la tríada didáctica se interrelacionan uno con el otro constantemente, no existe uno sin el otro. Sea tanto una educación formal como una educación no formal. Tanto en una como en otra influye lo subjetivo, creencias, cultura, experiencias, etc. las cuales deben respetarse y ser tenidas en cuenta por el docente, haciendo provecho de ellas.

El docente es quien tiene la capacidad de aprender y transmitir un conocimiento, y su papel es el de facilitador, conductor y generador en el aula. El estudiante también, es protagonista, evaluador y generador de este último, ya que el alumno genera que el docente construya junto con él un conocimiento que no tiene, ya que no puede conocerlo todo para responder a las distintas inquietudes, por lo tanto desde este sentido aprenden mutuamente. La falta de atención de parte del alumno, como así también la falta de pericia en el momento de llevar la clase por el docente, entre otras cosas, produce una falla en la comunicación, docente - alumno, provocando una falta de entendimiento en este. David Perkins dice: “hay que analizar, por campo disciplinar, los patrones de mal entendimiento que se plantean entre docentes y alumnos y que provocan sobrevivientes en el salón de clase”. También los problemas edilicios, la falta de estructura, o elementos que ayuden en la práctica de la enseñanza son complicaciones que no ayudan al alumno.

Tal como plantea Jorge Steiman (2004): “pensar el aula es poder descubrir las trabas que obstaculizan el aprendizaje y potenciar los factores que la facilitan…”.

Es muy posible que ejercitando por parte del docente una comunicación recíproca con el alumno y no, simplemente, un pasaje de conocimientos; que se pueda lograr este fin, sin dejar la guía y autoridad en el aula. Se debe escuchar lo que ellos tienen que decir y modificar si es necesario, por su interés en un determinado conocimiento, lo planeado en el día o proponerlo para la siguiente clase. Esa es una forma de constructivismo, forma en la cual el docente está atento a las demandas de los estudiantes que (espontáneamente o no) proponen un tema de interés. Por supuesto que un docente debe tener preparada la clase con; ejemplos, gráficos, ejercicios y problemas que ayuden a la carrera de ese alumno. Sobre todo presentarle (guiándolo, no resolviéndoselo) problemas reales, aquéllos con los que se va a encontrar no sólo al terminar sus estudios, sino en el ahora, porque muchos comienzan a hacer sus experiencias laborales a medida que avanzan en sus estudios.

Es de suma importancia tener una diversidad de estrategias de enseñanza según la ocasión, entre otras cosas además de tener un programa preparado en el cual hay una cantidad de temas (algunos obligatorios y otros relacionados o satélites) siempre debemos dejar lugar en el armado de clases para temas que surgen, muchas veces en forma espontánea, por curiosidad de los alumnos. He aquí algo muy importante ya que si un grupo de alumnos siente la curiosidad sobre un tema o algo relacionado a un tema ya explicado es un buen signo de que estamos logrando el objetivo de la atención. Y el motivo de la atención es el interés. Entre otras posibilidades la manera de conseguir interés en algo debe ser porque ellos deben de sentir que lo que se les va a explicar es algo que es fundamental, la solución a sus problemas, el gran secreto. Lo que David Perkins denomina motivación intrínseca.

El aprendizaje significativo incorpora de forma sustantiva, no arbitraria, la nueva información a la estructura cognitiva del alumno. Se debe ayudar al alumno a relacionar los nuevos conocimientos con los viejos y de esta forma él va lograr su propia experiencia y por lo tanto mayor curiosidad en el tema que lo lleva a seguir incorporando conocimientos. Una de las formas que puede conseguirse es explicando casos, problemas e inconvenientes reales, mostrándoles que no es un problema inventado, y que con la guía del docente ellos mismos con su propio análisis (análisis que el docente debe saber llevar) van a encontrar la solución.

Los docentes deberían ser protagonistas y comprometerse en el aula, no solamente limitarse a brindar conocimientos, deben acompañar a los alumnos en el proceso de aprendizaje, y si ellos (los alumnos) sienten ese acompañamiento quizás probablemente cambien y se conviertan en mejores alumnos, parafraseando a Litwin, esto hace a la buena enseñanza que implica la recuperación de la ética y valores en la enseñanza así como también hace preguntarse si lo que se enseña se justifica y es digno de que el estudiante lo aprenda.

Otro de los inconvenientes de hoy en día que compiten en la atención del alumno (siempre hablando del aula) son los teléfonos celulares y más cuando desde éstos pueden entrar a Internet. Es muy habitual que un alumno, sobre todo aquéllos que se sientan detrás de todo, este mirando hacia abajo. Algo para analizar también es la tormenta de información y publicidad que recibe hoy en día una persona desde varios medios (gráficos, televisivos, radiales, Internet). La gente recibe esa información aun no buscándola ya sea en su hogar, viajando o caminando hacia donde se dirija, esta invasión publicitaria y de otra índole, se hace tan habitual que comienza a pasar desapercibida, pero es un error creer esto: no pasa desapercibida y nos distrae, por lo tanto los alumnos se distraen y tenemos que competir contra esa distracción.

Es habitual también que un alumno es su hogar esté haciendo la tarea, mientras mira la televisión y tiene la computadora encendida, en la cual además de buscar la información que necesite, también mira otras cosas. Es una atención múltiple la que desarrolla y tal vez es por eso que escuchar a un docente, solo delante de una pizarra, o quizás proyectando una imagen no logra su atención. Necesita movimiento, imágenes, sonidos. Por supuesto que algunas de estas instancias algunas materias las pueden resolver mejor que otras por su propia condición como por ejemplo, materias en donde las imágenes y gráficos son prioritarias (fotografía, diseño gráfico, edición de imagen y sonido), pero básicamente en cualquier tipo de enseñanza es el docente el que debe buscar lograr el interés, la comunicación y diálogo en el aula entre los mismos alumnos y estos con el docente. Algunas de las herramientas que nos ayudan pueden ser: estar de pie cuando se explica el tema, moverse (no estar estático), mirar directamente a los alumnos para que sientan que es a ellos a quienes les hablamos, no apoyarse en la pared (que es un signo de aburrimiento), hablar en forma pausada y calmada, dar entusiasmo por lo que se explica, alentar al alumno en su práctica, escuchar las inquietudes, lograr la participación de los alumnos en el aprendizaje, usar formas diferentes para mostrar los temas a tratar, cambiar la distribución en el aula (siempre que se pueda) formando una U con los asiento-pupitres, con el propósito de lograr acortar la distancia para que los alumnos vean en el docente un guía y alguien en quien confiar.

Se debe comprender que el alumno es una persona y no un sujeto que va a responder en forma ideal. Es alguien que viene a educarse, que pide ayuda quizás escapando a la situación por sentirse abrumado por la cantidad de información y cómo manejarla. Posiblemente la falta de atención en muchos casos sea en realidad no una falta de interés sino un pedido de ayuda.

Referencias bibliográficas

- Camillioni, Alicia. Reflexiones para la construcción de una didáctica para la educación superior. Didáctica de nivel superior. Extracto. Chile, 199

- Litwin, Edith. Corrientes didáctica contemporáneas. Editorial Paidós 1997

- Perkins David: Perkins David y Simmons Rebecca: Patterns of Misunderstanding: An integrative Model for Science, Math and Programming, Review of Educational Research, vol. 58, nº 3, pag. 303 - 326, 1988

- Perkins, David: Smart schools. For Training memories to educating minds, Boston, Free Press, 1992

- Steiman, Jorge: ¿Qué debatimos hoy en la didáctica? Las prácticas de enseñanza en la educación superior. Bs. As. Baudino Ediciones 2004.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Didáctica a cargo de la profesora Silvia Meza en el marco del Programa de Capacitación Docente.

Abstract: In this essay I try to reflect on the trend related to the bounded attention observed in students, and the result of this attempt made b y the teachers to try different teaching strategies that impact positively on increased interest on their own learning.

Key words: Didacticism - constructivism - participation - level.

Resumo: No presente ensaio tenta-se refletir sobre a tendência relacionada à acotada atenção que se observa nos alunos, e à tentativa como conseqüência deste fato por parte dos docentes de tentar diferentes estratégias pedagógicas que incidan favoravelmente num maior interesse sobre suas próprias aprendizagens.

Palavras chave: Didáctica - construtivismo - participação.

(*) Carlos Darío Belver: Fotógrafo profesional (Instituto de Arte de Avellaneda). Profesor de la Universidad de Palermo en el Departamento Visual de la Facultad de Diseño y Comunicación.


La importancia de motivar el interés en nuestros alumnos fue publicado de la página 155 a página157 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXX

ver detalle e índice del libro