1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº84 >
  4. Repensando a Paulo Freire: La práctica de la libertad

Repensando a Paulo Freire: La práctica de la libertad

Toro, Karen

Escritos en la Facultad Nº84

Escritos en la Facultad Nº84

ISSN: 1669-2306

Reflexión Pedagógica. Edición I Ensayos de estudiantes de la Facultad de Diseño y Comunicación 84 Asignaturas: Pedagogía del Diseño I y II - 2012 Docentes: Carlos Caram • Laura Ferrari Gabriel Los Santos • Mariángeles Pusineri

Año IX, Vol. 84, Abril 2013, Buenos Aires, Argentina | 116 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

(Fotografía)

Enseñar no es transferir conocimiento, es crear 
la posibilidad de producirlo. (Paulo Freire)

Desarrollo 
La experiencia como asistente académico comporta un lugar desconocido dentro del ámbito universitario, en el sentido de que no se pertenece al rol de alumno ni tampoco al de docente pero implica una invitación a tomar un lugar reflexivo a partir de la observación, es así que resulta un momento bastante enriquecedor en la formación pedagógica. 
El poder observar con cierta distancia las diversas dinámicas que están en juego en la relación enseñanza/aprendizaje permite colocar una mirada crítica sobre el proceso educativo, y así se ha podido llegar a tener algunas nociones sobre la práctica pedagógica y su recepción. Han resultado importantes los conocimientos compartidos en la capacitación de asistentes y se tratará de desarrollar a continuación las reflexiones que ha suscitado la experiencia y colaboración con el profesor y los estudiantes, todo esto tomando en cuenta también una lectura sobre la noción pedagógica del teórico Paulo Freire a quien se considera importante tomar como punto de partida para la reflexión de estos aspectos relacionando a la pedagogía con la libertad. 
En el contexto actual de una sociedad altamente mediatizada y globalizada, donde se promueven las “tecnologías de la comunicación”, se piensa ahora en la educación como una construcción conjunta, que implica una ida y vuelta y no una simple transferencia de conocimiento, ya no resultan válidas las viejas creencias instituidas respecto al ámbito educativo, donde afirmaciones nefastas como “la letra con sangre entra” dejaron una huella inolvidable y es precisamente lo que se ha tratado de transformar. 
El aula universitaria es aquel lugar donde lo ideal sería que se llegue por el propio deseo de aprender sobre algo que nos apasiona, y no por seguir una tradición familiar, buscar una “seguridad económica” o algo por el estilo; de lo contrario devendría en ser un lugar de castigo y de tedio como muchas veces se siente el ciclo escolar o secundario, en este sentido el ambiente de las aulas universitarias debería ser diametralmente distinto de lo que comúnmente sucede en las escuelas y colegios de formación clásica donde se tiende al acomodamiento de los estudiantes más que ha buscar una integración verdadera entre conocimiento y crecimiento. 
Por lo tanto el aula se convierte en espacio de circulación y sobre todo de producción de conocimiento libre. Precisamente porque para lograr una formación ideal el ser humano necesita desarrollarse libremente, ésta es una premisa filosófica que no se debería obviar en la educación. 
La universidad y por lo tanto los profesores deberían así propiciar y ayudar (no conducir) a adquirir y producir los conocimientos universales que comprenden la disciplina en la que cada uno/a decidió aplicarse. Es así que se piensa el momento de aprendizaje como una obra conjunta entre los profesores y los alumnos, el conocimiento por lo tanto deviene de una construcción en cooperación apartándose de las nociones tradicionales del profesor como transmisor de conocimiento y de una simple y pasiva recepción individual del estudiante. 
Y precisamente contra esa pasiva recepción: la decisión resulta un término clave en la educación, si se habla de la universidad como lugar donde se busca aprender es importante que esté presente el deseo de realmente crecer en conocimientos, la decisión implicaría por lo tanto una toma de responsabilidad por parte de los estudiantes y como dice Paulo Freire la responsabilidad se tornaría una cuestión existencial (1974). En la observación como asistente pedagógico (y en el mismo pasaje como estudiante de la Facultad) ha resultado curiosa la falta de responsabilidad (para consigo mismo) por parte de muchos estudiantes, parece que un desgano generalizado se ha posado en su quehacer diario, pero asimismo se contrapone a esa actitud pasiva la tarea orientadora y estimulante del docente quien desde una perspectiva de la clase como aula-taller propicia (otra vez tomando a Freire) una pedagogía de la pregunta. 
Resulta inspirador sobretodo la invitación a los estudiantes a correrse del lugar “cómodo” al que se acostumbró en el pasaje escolar, alejarse del miedo a las dudas, promover la curiosidad, no reprimir jamás la pregunta: “problematizando, interrogando, buscando respuestas, sin instalarse nunca en certezas absolutas.” (Ander-Egg, 1999, pág. 18). Es así nada más que el aprendizaje consiste en una construcción cooperativa. La integración resulta de la capacidad de ajustarse a la realidad más la de transformarla, que se une a la capacidad de optar, cuya nota fundamental es la crítica. En la medida que el hombre pierde la capacidad de optar y se somete a prescripciones ajenas que lo minimizan, sus decisiones ya no son propias, porque resultan de mandatos extraños, ya no se integra. Se acomoda, se ajusta. El hombre integrado es el hombre sujeto. (Freire, 1974, pág. 31) 
El desafío de construir un pensamiento crítico y libre no es únicamente responsabilidad de los educadores: es una responsabilidad compartida. El educador es quien tiene las herramientas teóricas y metodológicas para propiciar ese pensamiento libre, pero es compromiso de los estudiantes tener una posición reflexiva para llevar esa teoría más allá: hacia la práctica y rebelarse así en un ser realmente integrado que además pueda producir conocimiento. Se busca así una educación que permita a los estudiantes rebelarse en todos los sentidos, rebelarse libremente de las imposiciones de la sociedad actual, donde sea promovida la participación en lugar del consumo, no la simple asimilación de los conocimientos sino su construcción. 
El ser humano que se constituye a sí mismo gracias a su educación en un sujeto libre es capaz de tomar las decisiones que lo lleven a transformar las cosas que están dadas, sobre todo en la época actual donde las reglas del mercado, las políticas neo-liberales y demás pretenden marcar el destino de las sociedades. 
En la Facultad de Diseño y Comunicación se vivencia cotidianamente la creación de productos, imágenes, textos y demás; así en el contexto de las sociedades de hoy donde los avances tecnológicos han llevado a la producción de imágenes como una forma natural de relacionarnos con los demás resulta importante sembrar en los estudiantes distintos cuestionamientos, como cuál sería el aporte real de su producción. Y estos cuestionamientos sólo pueden tener lugar a partir de una disposición crítica frente a las transformaciones de hoy en día. Así la puesta en práctica desde la libertad de la enseñanza y el aprendizaje lograría integrar al estudiante con la realidad social.

Referencias bibliográficas: 
- Ander- Egg, E. (1999) El taller: una alternativa de renovación pedagógica. Buenos Aires: Magisterio del Río de La Plata. 
- Freire, Paulo. (1974) La educación como práctica de la libertad. (15ª. ed). Buenos Aires: Siglo Veintiuno Editores.

Bibliografía: 
- Ander- Egg, E. (1999) El taller: una alternativa de renovación pedagógica. Buenos Aires: Magisterio del Río de La Plata. 
- Becerra, M. (2003) Sociedad de la Información. Proyecto, convergencia, divergencia. Buenos Aires: Norma. 
- Faúndez A. y Freire, P. (1986) Hacia una pedagogía de la pregunta. Buenos Aires: Ediciones La Aurora. 
- Freire, P. (1974) La educación como práctica de la libertad. (15ª. ed) Buenos Aires: Siglo Veintiuno Editores. 
- Roselli, N. (1999) La construcción sociocognitiva entre iguales. Rosario: IRICE.

Resumen: A través de reflexionar sobre las propuestas del teórico y pedagogo Paulo Freire se trata de retomar su proposición de una práctica de la libertad en el contexto actual donde tanto educadores como estudiantes nos relacionamos en una sociedad altamente mediatizada y nuevas pautas han sido tomadas en la práctica pedagógica y por lo tanto en la producción de conocimiento. Es así que nace esta reflexión desde la observación como asistente académico.

Palabras clave: Pedagogía- libertad- decisión - cooperación - responsabilidad - integración.

(*) Este texto fue elaborado en la asignatura Pedagogía del Diseño II, del Programa Asistentes Académicos de la Facultad de Diseño y Comunicación, dictada por el profesor Gabriel Los Santos. Año 2012.


Repensando a Paulo Freire: La práctica de la libertad fue publicado de la página 49 a página50 en Escritos en la Facultad Nº84

ver detalle e índice del libro