Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº29 >
  4. Nunca imaginaron que lo lograría

Nunca imaginaron que lo lograría

Ordóñez, Catalina

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº29

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº29

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación Proyectos de estudiantes desarrollados en las asignaturas Comunicación Oral y Escrita e Introducción a la Investigación Segundo Cuatrimestre 2009.

Año VI, Vol. 29, Junio 2010, Buenos Aires, Argentina | 105 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Síntesis
Llevaba una idea en la cabeza y estaba segura que la iba a hacer realidad. Esta era mi abuela Olga, quien desde joven había soñado con tener una gran finca, la cual pudiera compartir con su familia. Don Carlos, mi abuelo, nunca estuvo de acuerdo con los proyectos de su esposa y por esto ni moralmente la apoyaba; él opinaba que Olga tenía un sueño ridículo e imposible de lograr. Pero ella era una señora llena de perseverancia y fuerza para salir adelante, sabía que si se lo proponía, lo iba a lograr.
Años atrás, Olga y Carlos habían formado una enorme familia la cual era integrada por diez hijos, los cuales le dieron a mi
abuela más motivos para lograr su sueño. Ella sólo imaginaba poder ver desde un gran ventanal a sus hijos y nietos corriendo y jugando en una linda zona verde.
La familia pasaba por una situación económica muy complicada, la cual a veces ponía a todos contra la madre, puesto
que ella siempre ahorraba cada centavo para la construcción de su finca.
Unos años después, los diez hijos ya habían crecido y habían formado nuevas familias, por esto Olga, al tener menos gastos, pudo ahorrar y trabajar más para conseguir dinero. Pero, desafortunadamente, todavía no era la cantidad suficiente.
Algunos de sus hijos la apoyaron y decidieron ayudarla, para que su sueño se pusiera en marcha lo más pronto posible.
Mi abuela, llena de emoción, decidió empezar a buscar lotes que fueran lo suficientemente grande para que sus hijos y
nietos cupieran. Habló con gente que sabía de tierras, y uno de sus hermanos le propuso construir al mismo tiempo que
él construía, contando con que la distancia de las dos fincas era mínima.
El matrimonio decidió ir a ver el lote, ella quedó encantaba pero mi abuelo no hacía más que reprocharle todo lo que decía.
Finalmente, a mi abuela no le importó lo que Carlos opinara puesto que para ella era algo tan importante, que supiera
que iba a lograr la felicidad de toda la familia.
Luego de un largo tiempo de espera, Olga decidió la fecha del comienzo de la construcción: noviembre de 1984. Toda la
familia, apoyándola, empezaba a ir todos los domingos a ver cómo iba la construcción, se divertían tanto como si la finca
ya estuviera terminada.
Después de la larga espera, por fin Olga había logrado su sueño, exactamente como lo había planeado: un cuarto para cada familia, con espacios suficientes para jugar, salas enormes donde sólo se escuchaban risas y diversión, una enorme zona verde donde habían cosas para todos, que con el paso de los años terminó siendo como un parque de diversiones.
Con esfuerzo y dedicación, por fin logró darles a todos sus hijos y nietos un lugar para reunirse y pasar un tiempo en familia.
Para mí, no conozco mejor infancia que la que pasamos mis primos y yo en aquella finca.

Conclusión
Comunicación Oral y Escrita, sin ser una clase que esté relacionada con mi carrera, me pareció muy importante tomarla
y haberla cursado con éxito. El hecho de saber narrar una historia o escribir una anécdota personal es importante, puesto
que si quiero expresar algo o hacerme entender, va a depender del orden que le dé a mis ideas y de la redacción coherente
que haga. Me gustó la manera en que hicimos los TP y el fin que tenían cada uno de estos.


Nunca imaginaron que lo lograría fue publicado de la página 54 a página55 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº29

ver detalle e índice del libro