Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VII >
  4. Moldeando una clase

Moldeando una clase

Zoccola, Cecilia [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VII

ISSN: 1668-1673

XIV Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2006:"Experimentación, Innovación, Creación. Aportes en la enseñanza del Diseño y la Comunicación"

Año VII, Vol. 7, Febrero 2006, Buenos Aires, Argentina | 272 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Mi relación con la Universidad de Palermo comienza el primer cuatrimestre de 2005 cuando se me convoca para dar clases de la asignatura Taller II, (Moldería Básica), que se dicta en la carrera de Diseño de Indumentaria durante el primer año de cursada. En primera instancia la planificación del cuatrimestre a partir del programa entregado, me ayudo a organizar y a seleccionar aquellos contenidos que debía transmitirles a los alumnos y por consiguiente a coordinar el método de enseñanza. La posibilidad de ejercer la docencia como Diseñadora de Indumentaria, me permitió descubrir un espacio de participación en la formación de futuros profesionales, aportando los conocimientos obtenidos en mi experiencia dentro del rubro.

La experiencia como docente se basó en talleres particulares de grupos reducidos, con lo cual mi primer desafío se centraba en lo numeroso que pudiera resultar el grupo y en cómo hacer para que los conocimientos a transmitir fueran recibidos en su totalidad, teniendo en cuenta la diferencia que cada estudiante tiene en su proceso de aprendizaje.

El primer día de clases decidí presentarme, y darles una charla general sobre la asignatura, intuitivamente creí conveniente confesar que cuando yo estudiaba no me gustaba la misma, pero que con los años había necesitado aliarme a ella, ya que esta constituía una de las herramientas fundamentales para desarrollar una prenda. Continúe contándoles algunos secretos descubiertos en la practica de la profesión que habían elegido y les presente a los famosos protagonistas de la asignatura, los moldes. Dado que es el primer contacto que los alumnos tienen con la molderia durante la cursada de la carrera, les pedí que se presentaran y me indicaran si poseían conocimientos previos de la asignatura. De esta forma tuve una idea del nivel del curso para comenzar desde cero, pero teniendo presente a aquellos que ya disponían de cierta información, diagramando la clase de forma tal que no se aburrieran.

Actualmente me encuentro realizando el curso de formación docente y estoy cursando la asignatura Introducción a la Didáctica, lo cual, me permite analizar intuitivamente el acercamiento acercarme con el estudiante, estableciendo un primer contacto chequeando cuales eran sus conocimientos previos y sus intereses para organizarme en pos de la motivación; desafío importante, en lo que respecta a una asignatura como molderia, donde los estudiantes que cursan diseño están ansiosos por crear y esta asignatura tiene una estructura mas técnica que creativa.

Para aquellos que lean este articulo y vengan de otros campos, quisiera contarles brevemente, que la molderia es el estudio de los moldes base a partir de los cuales se desprenden, a través de transformaciones, la mayoría de las prendas. Los hay para telas que no se estiran, llamadas tejido plano o para aquellas que si se estiran, llamadas tejido de punto. Existen varios sistemas, pero todos ellos son muy similares. Como en un proceso de aprendizaje uno va de lo más sencillo a lo más complejo, comenzamos con las faldas y a través de transformaciones obtenemos infinidad de variantes de falda. El cuatrimestre se desarrollo sin mayores problemas. Y llegamos a mi segundo cuatrimestre como docente de la misma asignatura. Esta posibilidad me permitió realizar algunos cambios en la clase, basados claro en la experiencia, articulando la planificación, los tiempos, mejorando el vocabulario para lograr una mayor comprensión por parte de los estudiantes, realizando entregas parciales, evaluando el aprendizaje en etapas y solicitando el corte y armado de una falda, asegurando la integración de lo aprendido a mitad del cuatrimenstre.

Para el estudiante se abre un nuevo mundo técnico en donde debe tomar algunos conocimientos generales y orientarlos hacia lo específico. Yo concibo la molderia como una asignatura en donde debe aprenderse a pensar, es una cuestión de lógica, donde ellos presentan sus diseños y juntos los decodificarlos para deducir la molderia.

A pesar de mi planificación enriquecida en este segundo cuatrimestre, mi cursada en Introducción a la didáctica me influenció y despertó nuevos intereses a la hora de enseñar y de obtener resultados. Decidí, dedicar una clase a cortar cada falda aprendida alejando dudas y buscando que puedan aplicarse todos los sentidos en el proceso de aprendizaje. Pienso que uno siempre debe llevar un niño adentro y trato de no olvidar el rol del estudiante a la hora de ejercer el rol de docente. Tengo un interés especial en el tema del juego y a veces trato de aplicarlo a las clases. Cada asignatura de la carrera es una pieza de rompecabezas que debemos unir a otra, mi tarea como docente es acompañar al estudiante en ese proceso. Mi objetivo al enseñar esta asignatura es darles a los estudiantes las herramientas básicas para el armado de cualquier prenda, comentando las diferencias entre la alta costura y la producción en serie.

Cada uno de nosotros se encuentra atravesado por el presente y el contexto dentro del cual se mueve, influenciado de tal forma todos sus actos. Esto me lleva a revisar constantemente procesos de enseñanza que acompañan mi crecimiento y a transmitirle a los estudiantes conocimientos, contribuyendo a su desarrollo, sin olvidar que cada ser humano tiene sus propios tiempos, su propio modo de ver las cosas y su forma de aprender. En la vida existen varios caminos para llegar a un mismo punto, desde mi opinión, lo importante es poder justificar dicha eleccion. En el presente, el tiempo y la información que posee una persona son muy valorados, desde la docencia estamos en un lugar privilegiado desde donde administrar ese conocimiento.

Pero la docencia, para mí, no es solo transmitir conocimientos, sino una parte en la formación de una persona y me halaga cuando se sucede alguna charla que me permite entrar al mundo del estudiante para orientarlo en algún otro sentido. Considero que como adultos debemos hacer una revisión sobre que cuota de responsabilidad tenemos en una sociedad donde se prioriza la belleza, la juventud y el dinero por encima del trabajo digno, la familia, el respeto, y el individuo como persona, viéndolo desde lo que es y no desde lo que posee. La sociedad esta en crisis, una crisis sobre todo de valores, pero considero que desde la educación podemos sembrar la buena semilla para recordar algunos valores olvidados y revalorizarlos o recategorizarlos, de lo contrario estaremos siendo cómplices de un mundo tan globalizado que a perdido de vista al individuo.


Moldeando una clase fue publicado de la página 260 a página261 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VII

ver detalle e índice del libro