Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº23 >
  4. La historia de mi familia

La historia de mi familia

Cartier, Denise

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº23

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº23

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación. Proyectos Ganadores.

Año V, Vol. 23, Junio 2009, Buenos Aires, Argentina | 95 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Síntesis
La familia son esas personas con las cuales compartimos todo. Nos ven crecer, aprender, equivocarnos y superarnos a
nosotros mismos. Muchas veces discutimos, nos peleamos e incluso llegamos a tener vergüenza de ellos. Pero es en esas
típicas comidas, en las cuales se reúnen todos, llenas de platos y conversaciones en donde nos damos cuenta que a veces
nos hace falta ese murmullo de las charlas entre los grandes, o los gritos de los primos más chiquitos porque nos dan alegría y nos recuerdan que la familia es uno de los regalos más lindos que nos da la vida. A pesar de que todas son diferentes, siempre tenemos algo que nos representa y nos une como tal. En mi casa, nos une el campo. Desde hace varias generaciones que mi familia materna es dueña de un campo llamado “El Socorro”, ubicado en el partido de Nueve de Julio en la ciudad de Buenos Aires. Mi bisabuelo, José Andrés Podestá, fue quien compró dicha porción de tierra en el año 1917 junto con sus hermanos. Desde ese entonces, el campo se ha convertido en una actividad familiar y a medida que fueron pasando los años, se sumaron cada vez más miembros que colaboraron con la administración del mismo y lograron conservarlo hasta la actualidad.
En sus comienzos, se criaba ganado y se practicaba la agricultura. Luego, se incorporó el tambo y se comenzó a cosechar soja, maíz, trigo y sorgo además de exportar ganado.
Con el paso del tiempo, “El Socorro” creció y evolucionó en cuanto a sus técnicas de producción y al mismo tiempo ayudó
a crear un vínculo familiar fuerte ya que se logró unir a la familia en el ámbito laboral y se logró crear un ambiente agradable
para todos. No obstante, la estancia también está llena de anécdotas y recuerdos de tantas generaciones familiares que
pasaron sus días de descanso en el casco y compartieron los atardeceres, las recorridas del campo a caballo o las caminatas por la avenida llena de árboles perfumada por las rosas que se encuentran a los costados. Así, “El Socorro” no solo se transformó en un lugar de trabajo sino también en un espacio de recreación y descanso en donde la familia entera se fue agrandando y creciendo cada vez más.
En este trabajo se va a contar la historia de “ El Socorro”, quiénes estuvieron a cargo del campo, quiénes colaboraron
tanto en la producción y actividades agropecuarias como en la administración y en los trámites legales, y cómo el mismo
fue evolucionado a través de los años. Además se realizará una comparación de las actividades que se realizaban y la
manera de trabajar desde que se compró el terreno hasta la actualidad. Es importante mencionar que varios años atrás no
se contaba con la tecnología ni la maquinaria de hoy en día y la manera de trabajar en la zona rural era muy diferente a la
de la actualidad. Se realizará también un breve resumen de cómo vive la gente que trabaja en el campo hoy y cómo lo
hacía en el pasado, comparando las casas en donde habitan y el acceso a la tecnología que tienen.


Conclusión
Para finalizar, disfruté mucho haciendo este trabajo ya que me sirvió para darme cuenta de que mi campo tiene más valor
sentimental del que yo pensaba. Me causa mucha emoción pensar que mi bisabuelo trabajó con tanto empeño para poder sacar adelante la empresa familiar y le dedicó todo su amor para que sus hijos, nietos y bisnietos pudieran disfrutar de “El Socorro”. Es muy lindo imaginar que el cuarto en donde yo dormía cuando pasaba mis veranos allí fue alguna vez de mi mamá y mis tías cuando eran chicas o incluso de mi abuelo cuando era un niño y disfrutaba de la casa jugando en la galería con los perros. El casco posee un gran valor sentimental para la familia entera ya que ahí se guardan los mejores recuerdos y momentos felices de unión entre todos mis primos, tíos y abuelos. La historia de cuatro generaciones se encuentra allí guardada y las anécdotas divertidas son infinitas.
Además, es interesante comparar la manera de trabajar y administrar el campo hoy en día, con la que se empleaba cuando mi bisabuelo formó Podestá y Cia. Las diferencias son abismales debido al paso del tiempo y los avances en la tecnología y la maquinaria, pero la idea de trabajar en familia y cooperar todos unidos sigue vigente como en el primer día.


La historia de mi familia fue publicado de la página 39 a página39 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº23

ver detalle e índice del libro