Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII >
  4. El esfuerzo de estudiar y trabajar

El esfuerzo de estudiar y trabajar

Desiderio, Carla [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII

ISSN: 1668-1673

XV Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2007: "Experiencias y Propuestas en la Construcción del Estilo Pedagógico en Diseño y Comunicación"

Año VIII, Vol. 8, Febrero 2007, Buenos Aires, Argentina. | 353 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

En mi anterior participación en la publicación de Jornadas de Reflexión sobre Experimentación, Innovación y Creación- Edición XIV- 2006, desarrollé una reflexión sobre el aprendizaje otorgado por los alumnos diariamente, sobre la complejidad del rol docente, la difícil tarea de incentivar al alumno, de sostener su interés y atención. La reflexión posterior a cada clase en la cuál se evalúa si los objetivos fueron alcanzados o no y el nivel logrado en las actividades programadas. 

Estos temas y muchos otros forman parte de la reflexión diaria y cotidiana, pero en esta ocasión mi recapacitación se relaciona con algunas de las dificultades que sufren un gran porcentaje de los alumnos y la manera en que estas complicaciones afectan a su desarrollo académico. 
Es muy alarmante observar los conflictos que padecen algunos estudiantes que trabajan en relación de dependencia. Quizás ésta no sea una problemática que afecte a gran parte del alumnado de la Universidad de Palermo, pero es un problema recurrente en alumnos de otros establecimientos. 
Es muy lamentable ser espectador de los problemas que sufren cotidianamente y ver la manera en que éstos impactan sobre su actividad educativa. 
En su gran mayoría no cuentan con días de estudio para preparar sus exámenes o trabajos prácticos, cumplen horarios que se extienden sin previo aviso y sin su remuneración correspondiente, lo cual genera en reiteradas ocasiones ausentismo a clase, retraso o demoras en entregas de ejercitaciones, por falta de tiempo suficiente para su desarrollo; cansancio físico y mental recurrente. Si solicitan algún cambio respecto a dichas situaciones sufren la amenaza permanente de despido. 
Si bien el trabajo otorga experiencias de vida, serían más enriquecedoras y favorables en un ámbito en el cual se los incentive y acompañe en su crecimiento. 
La ausencia de un trabajo decente no sólo debe interpretarse como un fracaso del sistema social, sino como una vía de sufrimiento de quienes padecen sus efectos.1 Todos los días millones de personas se ven humilladas trabajando a cambio de remuneraciones indignas, en condiciones insalubres y de desprotección. 
El hacinamiento, el empleo múltiple y mal remunerado, las jornadas de trabajo abusivas y no reglamentadas, la ausencia de seguridad social dan cuenta del estado del trabajo de algunos de nuestros alumnos. 2 
A pesar de tanta adversidad y de poseer una mirada nefasta se puede vislumbrar una esperanza. 
Muchos de los alumnos que trabajan en esta circunstancia luchan por alcanzar otra calidad de vida, por obtener un lugar que les permita aproximarse a sus objetivos, a pesar de las adversidades mencionadas. 
Regresando al punto de reflexión, con respecto a la enseñanza que me brindan los alumnos a diario, puedo remarcar como ítem primordial y hasta ejemplificativo, que desbarata la idea preestablecida de que la “juventud está pérdida”, el hecho que estos alumnos no se detienen ante el primer obstáculo por conseguir sus ideales. Sostienen un trabajo que les otorga en proporción, mayor cantidad de infortunios, que buenas experiencias. Pero lo mantienen para poder costearse sus estudios. Esta lucha de los estudiantes es muy valorable y motivadora. Y en éste último tiempo, observar esta constante y silenciosa dedicación por no perder su futuro, ha ratificado aun mas, la pauta que los docentes debemos acompañar y guiar el trayecto para que alcancen sus sueños. Para que no abandonen la realización de sus deseos.

Notas 
1 Diario La Nación, Sección Empleos, Página 1, 15 de octubre de 2006. 
2 Extracto del Documento La Estrategia de la Ilusión, 22 de diciembre de 1991.


El esfuerzo de estudiar y trabajar fue publicado de la página 100 a página100 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII

ver detalle e índice del libro