Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII >
  4. La universidad y los vínculos internacionales

La universidad y los vínculos internacionales

Doldan, José María [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII

ISSN: 1668-1673

XV Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2007: "Experiencias y Propuestas en la Construcción del Estilo Pedagógico en Diseño y Comunicación"

Año VIII, Vol. 8, Febrero 2007, Buenos Aires, Argentina. | 353 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Es un hecho verificable en el día a día que el mundo está cada vez más integrado, y que “el conocimiento” después de la aparición de Internet, es cada vez más una urdimbre muy cerrada donde se tejen diferentes tipos de coaliciones, emparentamientos y alianzas. Hoy día no se concibe la Educación Superior si no es en un fuerte contexto vincular que interrelacione y comunique fluidamente el conocimiento entre instituciones hermanadas por esos lazos.

La Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo ha iniciado desde hace tres largos años un programa fuerte y sostenido de estímulo a los vínculos académicos internacionales.

Este programa, originalmente propuesto al Decano por el Consejo Asesor Académico, fue aceptado por la conducción de la Facultad, y es el Consejo Asesor Académico el que lo lleva adelante, con un apoyo institucional realmente importante al Programa.

El imaginario del vínculo

Respecto de la imagen que se tiene de los vínculos internacionales en el plano de la Educación Superior, podemos decir que siempre, un programa de vínculos académicos ayuda a generar un perfil positivo de la institución que lo lleva adelante. Pero aquí hay que ser muy claros.

Los programas de vínculos académicos internacionales por sí solos, no optimiza el nivel académico institucional. Tienen que existir otros aditamentos para hacerlos viables: la homologación de los planes de estudio entre las casas de estudio intervinientes y un programa de movilidad entre instituciones.

La idea aquí es trabajar en dos andaniveles. Por un lado, la búsqueda constante de excelencia académica entre las instituciones vinculadas. Por otro lado, la accesibilidad al vínculo, la asequibilidad al mismo, y la manejabilidad de la propuesta vincular, por parte de los actores involucrados en el mismo.

El sostenimiento del vínculo en el tiempo, es un factor fundamental para que se produzca el trasvasamiento de conocimientos, y se debe articular la estrategia académica de la Facultad con la oferta disponible sobre los escenarios posibles.

Esto no quita, que en un contexto democrático y civilizado, quienes llevan adelante el vínculo, no puedan darle un matiz propio y característico al mismo. Valga por ejemplo, el Consejo Asesor Académico de nuestra Facultad, en un rasgo de fuerte autonomía, privilegia en estos vínculos internacionales los lazos establecidos con las universidades de América Latina.

La universidad argentina y los vínculos internacionales. Es conocido por todos, y fácilmente demostrable el hecho que la universidad argentina (en general) no hace, ni ha hecho históricamente, esfuerzos para establecer vínculos internacionales estables.

Por lo general las vinculaciones académicas internacionales son esfuerzos individuales, con la ayuda de becas o subsidios de instituciones, casi siempre generados en el exterior o por el mundo empresarial o financiero.

Otros vínculos son llevados adelante con el esfuerzo y el financiamiento propio. Pero ahí quedan, en esfuerzos individuales, hechos singulares, sin proyección institucional ni sentido de continuidad.

Solamente en los últimos años, se han comenzado a ver estudios de grado, y algunos de postgrado, de doble titulación, entre universidades argentinas e instituciones extranjeras. Pero este fenómeno se da casi exclusivamente en las universidades privadas, en una escala reducida, y obviamente con un altísimo costo de financiamiento. Digamos que es un espacio reducido, y muy restrictivo. Un espacio de élite.

Proyección académica y marketing

Los intereses académicos y los intereses de marketing son una dupla muy difícil de dilucidar, ya que los vínculos académicos dependen de los intereses de las instituciones que originan este vínculo, y éstos son diversos de acuerdo a cada institución.

En líneas generales podemos decir que las universidades privadas privilegian el impacto de los vínculos internacionales con respecto al marketing de la institución. Y que las universidades públicas priorizan la proyección académica y la excelencia del conocimiento. Esto, en la mayor cantidad de los casos.

Aquí debemos ser muy sagaces para poder determinar cuál es el discurso de superficie, y cuál es el discurso oculto. Es decir, poder ver cuál es la estructura que subyace, bajo la estructura promocional visible.

Otro dato importante en este nivel de análisis, es que todos los países tienen hoy día comisiones nacionales de evaluación de la calidad educativa. En el caso de nuestro país es la CONEAU (Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria). Estas comisiones de evaluación tienen una alta valoración de los vínculos académicos internacionales de las instituciones educativas. Lazos sólidos con universidades del exterior suman puntos a los ojos de las comisiones evaluadoras en el momento de la valoración de las universidades a acreditar. Y este no es un dato menor.

Un objetivo: Latinoamérica

Se deberían precisar primero los términos. Y la primera pregunta es: ¿Qué es Latinoamérica? Es Cuba y Venezuela?, o es Ecuador, Méjico y Colombia? Sin ir a los extremos, y mirando nuestra región, no es lo mismo Uruguay que el Paraguay; ni Argentina, que el Brasil. De allí la imposibilidad de tener una opinión única e integradora del tema, ya que los objetivos están directamente relacionados con los intereses y posibilidades, que son un dato de la realidad. Estos intereses varían según el país, según el tipo de educación, según el tipo de ciencia que se imparte, según la conformación social de la comunidad, y según el momento político que vive el país. Se abre así en Latinoamérica un abanico de posibilidades que es inconmensurable.

Al plantearse una política de relaciones académicas, sobre todo con acuerdos fluidos, cada país busca que la misma contemple y acuerde con los objetivos políticos del país, fundamentalmente si está involucrada la educación pública del mismo.

En este aspecto hay que dejar de lado las miradas angelicales, o ingenuas y trabajar, como ya se dijo, con los datos concretos de le realidad, eludiendo las fantasías. De allí que volviendo al origen de esta reflexión, y a la singularidad de cada caso, podemos decir que:

• El objetivo primario, u objetivo de mínima es el reconocimiento entre instituciones pares, conocer sus aportes al conocimiento, sus fortalezas y debilidades. E incluso, aunque a veces no se diga, es hacer una evaluación del otro.

• El objetivo ideal, u objetivo de máxima, es aquel que concuerda perfectamente, o digamos, “calza”adecuadamente con las fronteras que el vínculo de antemano ofrece.

Entre los objetivos de mínima y los de máxima, hay un sinnúmero de posibilidades que la institución debe conocer, y saber aprovechar según el caso, sin exclusiones ni discriminaciones de ninguna naturaleza.

Otro objetivo, pero a mayor distancia es la creación de una Red Latinoamericana de Universidades, al estilo de la Red Erasmus europea. Y aquí surge una gran pregunta: Si los europeos, con la diversidad de intereses, de economías, de políticas, de idiomas, lo pudieron armar. ¿Cómo no lo vamos a poder hacer nosotros, con los mismos problemas, iguales intereses, y la misma lengua?

Fortalezas de la integración

Hoy las naciones del mundo se manifiestan en grandes bloques. En espejo con las naciones, es indudable que las instituciones de Educación Superior asociadas en bloques, son más fuertes. Esto es obvio de explicar.

Pensemos primero que las universidades asociadas por bloques comparten una visión del mundo similar. Parafraseando a Fritz Perls, y su pensamiento volcado en las teorías de la Gestalt, podemos decir que no son elementos inconexos, sino que se transforman en conjuntos significativos. Por aquello de que el todo, es mucho más que la mera suma de las partes, porque cobra un significado.

Se supone además, que las universidades asociadas por bloques tienen un acopio de conocimientos e información riquísimo, transformado en patrimonio académico compartido, que les proveen de fortaleza en el momento de vincularse con otras instituciones.

Aquí no podemos eludir el tema de las universidades centrales y las universidades periféricas. Para ponerse en pié de igualdad y lograr convenios o intercambios equitativos, las universidades de la periferia deben indudablemente trabajar en bloque.

Las universidades periféricas adheridas a bloques son beneficiadas con un trasvasamiento de conocimientos que en pocos años las nivelan con las universidades centrales. Aquí tenemos el ejemplo de la UEE (Unión Económica Europea) que es realmente paradigmático. Las universidades de Grecia, España y Portugal, países originalmente periféricos de la Unión, en tres lustros, han logrado la equiparación académica con las universidades de Francia, Inglaterra, Italia y Alemania, con reconocimiento automático de créditos.

Las barreras en los vínculos

Las barreras que encuentran los vínculos internacionales en la Educación Superior son muchas, y hay veces en que subyacen ocultas, o no se las nombra ni menciona. Pero se pueden apuntar algunas reflexiones para reconocerlas:

• Las barreras económicas son muy importantes. Hay universidades que no pueden comprometer fuertes sumas de dinero para los convenios o intercambios. No nos olvidemos que estos convenios funcionan si son en espejo, es decir, en forma equitativa entre los componentes.

• Las barreras culturales también tienen un peso importante. Uno de los escollos más complejos de resolver es el desnivel de la escuela media proyectado a la universidad, entre los países intervinientes en el intercambio. Esto nos retrotrae al primer párrafo de este escrito, donde hablamos de efectividad del vínculo, si se logra la accesibilidad, asequibilidad y manejabilidad de la propuesta. Accesibilidad en el sentido de equipamiento o bagaje cultural del alumno, que le permita acceder sin dificultades al programa de intercambio.

• El etnocentrismo es una barrera fuerte que conspira contra los vínculos académicos internacionales. Las universidades de los países centrales, muchas veces piensan que es muy poco lo que pueden intercambiar con las de los países periféricos.

• Partimos de la base de que todas las instituciones tienen una ideología política, explícita o implícita. Pero esto no se puede considerar como una barrera, en un diálogo académico maduro y civilizado. Sí, pueden transformarse en barreras políticas cuando las ideologías son excluyentes y tienden a teñir todo el conocimiento, y avanzan augustas sobre el pensamiento de una manera desmesurada. Cuando la ideología está “delante” del conocimiento.

• Cabe aclarar en este párrafo que los desniveles sociales, tan fuertemente marcados en América Latina, no se consideran barreras para los vínculos entre las universidades. Por el contrario, los vínculos pueden ser lazos que ayuden a diluir las diferencias sociales de sus componentes, en un marco de respeto a las tradiciones, a las diferencias y las identidades culturales.

Conceptos e intereses

Para el mundo de habla hispana los términos usuales en los convenios y/o programas son muy claros. No son términos exóticos, sino por el contrario, son de uso frecuente. Sin embargo, cada institución maneja, no digamos sus propios códigos, sino sus propios intereses respecto de los convenios, y carga estos términos con significados que apuntan a sus intereses o necesidades. De allí la importancia de manejarse en estos casos con los modelos internacionalmente consensuados, que han establecido un tiempo, forma y estilo de vinculación, generando una legislación propia al respecto.

Conclusión

A manera de comentario final, es necesario decir que hoy en día no se concibe la Educación Superior si no es en un fuerte contexto de interrelaciones y comunicaciones mutuas. En un mundo cada vez más integrado, no existe la universidad aislada, en el vacío. Una universidad aislada, en el vacío, es una universidad vacía y baldía.


La universidad y los vínculos internacionales fue publicado de la página 113 a página115 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII

ver detalle e índice del libro