Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII >
  4. El error como apertura

El error como apertura

Sepich, Julieta [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII

ISSN: 1668-1673

XV Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2007: "Experiencias y Propuestas en la Construcción del Estilo Pedagógico en Diseño y Comunicación"

Año VIII, Vol. 8, Febrero 2007, Buenos Aires, Argentina. | 353 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Considero, a lo que comúnmente llamamos error, un aliado dentro del ámbito áulico. Intentaré ahora, una explicación a este respecto. Primero abordaré al error en tanto concepto equivocado, como una acción desacertada, al menos así lo define o enuncia su etimología. Ahora bien, ¿Por qué entiendo este concepto como un aliado? 

En mi experiencia encuentro - dentro de la rama disciplinar que me compete- que las estructuras que intentan prefabricar respuestas unívocas respecto a los saberes obturan el flujo de conocimiento que se produce en el tránsito, que desplaza una interrogación hacia una respuesta o conjunto de resoluciones. 

Entiendo, por ello, al aprendizaje en tanto recorrido, donde el error aparece como el momento donde la ruta propone un descanso y un vistazo al mapa, un redescubrir el terreno. El instante donde los ocupantes deciden bajar a estirar las piernas y a preguntarse por el sentido de esa travesía. 

Eso es, preguntarse por el sentido. Así entiendo la estructura que sostiene el aprendizaje y, desde allí formulo los enigmas, propongo rutas y señalo - teniendo en cuenta que solo construyo un punto de vista- rutas y desvíos para poder disfrutar el viaje. 

Habitar la incertidumbre, entenderla como la posibilidad y no como el obstáculo, me hace abordar la compleja relación dentro del aula con entusiasmo. 

Aquí he dejado filtrar dos conceptos que me interesan sobremanera: por un lado, el sentido y por otro, la complejidad (o lo complejo) 

No podré ofrecer aquí un desarrollo de ambos de manera profunda sino que mi intención es que ellos permanezcan y cobren fuerza al ser disparados por este texto. 

Entiendo que la discusión acerca de estos dos términos es, la cuestión central del paradigma que nos contiene (?). Retomando lo particular y teniendo a consideración las asignaturas que dicto dentro de la institución, someto a la contingencia mi breve análisis. La temática que auna estas asignaturas es la historia. Es así que presento aquí otra nueva problemática, sujeta a discusiones en diversos ámbitos y que lo académico retoma incesantemente. 

Preguntarse qué es la historia, cómo enseño la historia, como abordo la multiplicidad de discursos al respecto. Todas estas in-certezas atraviesan los enunciados y las prácticas dentro y fuera del ámbito áulico. 

Es por eso que entiendo central la problematización, en principio de la triada: Sentido, complejidad e historia, además de otras discusiones aledañas que forman parte del imaginario paradigmático contemporáneo. 

Por ultimo considero que el cine -disciplina en la que me inscribo- es un ámbito que permite estrategias innovadoras al tornar de conceptos cristalizados a posibles poéticas que llamo: De autor. Combatiendo las generalidades, otrora basamento de las estrategias académicas y trocándolas por abordajes rigurosos, donde lo múltiple arremete por sobre la síntesis, donde conviven los cuadros sinópticos con las discusiones acaloradas y donde la única condición de permanencia es estar asociados al club de Curiosos y Tenaces.


El error como apertura fue publicado de la página 299 a página299 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII

ver detalle e índice del libro