Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºII >
  4. Tipografía experimental. Una exploración sobre legibilidad y basura visual.

Tipografía experimental. Una exploración sobre legibilidad y basura visual.

Pérez Lozano, Diego [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºII

IX Jornadas de Reflexión Académica: "Producción, creación e investigación en Diseño y Comunicación"

Año II, Vol. 2, Febrero 2001, Buenos Aires, Argentina | 72 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

La disciplina del diseño abarca una gran variedad de tópicos. Comenzando por su función básica, la de comunicar información sin importar de que trate o que soporte utilice. Textos e imágenes presentados en diversos tamaños o colores pueden aparecer reproducidos tanto en papel como en cristal líquido, fundidos en plástico como grabados en piedra. La forma en que se articulan estos elementos en el plano puede y debe ser en todos los casos, diferente.

Así a través de los años, los diferentes estilos fueron generando variadas propuestas gráficas. Gótico, Clásico, Constructivista, Dadá o el Modernismo han sido entre otras las corrientes artísticas más utilizadas, presentes en arquitectura, moda, pintura, cine y obviamente gráfica. El paso del tiempo ancló estos estilos en la historia y abrió puertas para otras formas de representación, quizás tomando algunos de estos parámetros ya establecidos mezclándolos, alterándolos o utilizando otros recursos, dando paso a nuevas y diferentes formas de expresión.

Relacionándola siempre con lo humano, nuestra forma de vida, pensamientos y actitudes, la gráfica adopta un estilo desestructurado y frenético. A partir del trabajo de David Carson en los 90, quien acertadamente o no, consideró que la forma de presentar la información era inútil ya que los jóvenes desinteresados por la aburrida diagramación de los textos leían cada vez menos.

Así pues, este sociólogo devenido a diseñador gráfico tomó cartas en el asunto y a modo experimental generó un quiebre en lo establecido hasta el momento. Fotos movidas, tipografías cortadas, manchas que toman la identidad de misceláneas y superposición de cajas tipográficas dieron como resultado un caos gráfico, muy criticable desde lo estético y funcional pero con un marcado aumento en la cantidad de lectores.

La intriga frente a lo nuevo. El desafío de «lograr leer» una nota frente a la complejidad de lograrlo se volvió costumbre y el ojo se acostumbró al cambio, y al tiempo ese experimento gráfico se convirtió en moda. Y así lo que se creó para ser utilizado en una revista con temas adolescentes (surf, música, estilos) pasó a ser utilizado en revistas de arquitectura, envases de gaseosas, comerciales para desodorantes, folletos de software y desprejuiciadamente, hasta en logotipos.

Hoy, ese estilo vanguardista, adoptado como tal por buena parte de la sociedad no puede pasar inadvertido en una institución educativa. La historia define a la experimentación como cuna de los avances en todas las áreas. El concepto «experimental» refiere al método científico de investigación, fundado en la producción intencionada de los hechos.

Así, probar y examinar en la práctica la virtud y propiedades de una forma que en nuestro caso será un signo, una letra, nos vuelve hacedores de nuestro propio futuro y responsable de aquello que produzcamos, tanto de parte del docente al forjar un alumno, futuro profesional como del mismo alumno al desarrollar su proyecto. El está obligado académica y moralmente a realizar un trabajo completo tanto en forma como en contenido, cualquiera sea su representación o función para lo que fue creado.

La experimentación por si misma es una herramienta de la consecuencia. El trabajo a conciencia, estudiado y analizado cambia la jerarquía de la pieza, volviéndola real, aunque distinta o pocas veces vista.

Con esa meta como motor interno el alumno desarrolla un sistema de signos comúnmente llamado alfabeto, partiendo de la observación de su entorno para generar nuevos idiomas tipográficos, aceptando lecturas no fáciles o rasgos demasiado geométricos, evitando la banalidad y llegando hasta donde más se pueda. El proyecto es la recopilación de trabajos realizados por alumnos sobre tipografía, un eslabón importante en la cadena educativa formadora de profesionales gráficos.


Tipografía experimental. Una exploración sobre legibilidad y basura visual. fue publicado de la página 55 a página55 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºII

ver detalle e índice del libro