1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº III >
  4. Polución visual en supermercados

Polución visual en supermercados

Bidinost, Verónica [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº III

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº III

X Jornadas de Reflexión Académica Febrero 2002: "Estudiar, Crear y Trabajar en Diseño y Comunicación"

Año III, Vol. 3, Febrero 2002, Buenos Aires, Argentina | 118 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Polución visual es la contaminación visual que entra por los ojos agresivamente. 

Este fenómeno surge a partir de la evolución natural de los medios de comunicación, especialmente los de índole comercial, en una sociedad con un régimen económico de competencia donde poco a poco los mensajes publicitarios se van multiplicando de un modo desordenado hasta alcanzar una manifestación caótica y saturada de los objetos visuales.

El tema tiene un gran alcance ya que podemos analizarlo en espacios abiertos, como por ejemplo, la vía pública, pero también en ámbitos cerrados como es el caso de este análisis puntual realizado en supermercados.

En cada circunstancia la polución visual tendrá repercusión sobre los observadores. En el caso específico del supermercado, provoca que la gente termine por comprar compulsivamente sin poder detenerse a elegir el producto deseado debido a que la sobre-estimulación que provoca la polución visual produce fatiga cognoscitiva y estrés por sobrecarga informativa. Por ejemplo, muchas veces, nos quedamos parados frente a una góndola del supermercado bombardeados por la variedad de objetos y colores sin saber siquiera si queremos comprar algo de ese sector. Es como si nuestro cerebro hubiera entrado en cortocircuito. En parte la polución gráfica en supermercados se debe a que los productos de menor calidad copian la gráfica de los de mayor calidad para confundir el ojo del comprador. Esto mismo es lo que hace que los productos de más calidad hagan más publicidad para separarse de ellos.

Resulta evidente que lejos de ser un problema meramente estético, la polución visual afecta tanto la salud psicofísica como el desenvolvimiento de la conducta humana. En este aspecto está directamente relacionado con el aprender a mirar con el aprender a ser observador, dos actividades esenciales en la formación de los alumnos de Diseño Gráfico considerando que su actividad profesional consistirá en crear y destacar su pieza gráfica del resto. 

La polución visual tiene un por qué en esta sociedad y la facilita la gran oferta que tiene el mercado ya que es una sociedad consumista y el objetivo es vender. Y en un sentido amplio, un diseñador gráfico se educa para evitar producir piezas que contribuyan a dicha polución visual e integrar las imágenes al sentido común de las personas beneficiando así la pieza creada y el objetivo de la misma.
Ante la existencia objetiva e inevitable de la polución visual, el rol del diseñador consiste en tratar de no acrecentarla sino de poder crear piezas gráficas que se destaquen diferenciándose de este contexto. Es esencial que el profesional no pierda de vista lo funcional y estético de la pieza ya que la polución visual es un resultado y nunca un objetivo puesto que no favorece sustancialmente a nadie.


Polución visual en supermercados fue publicado de la página 32 a página33 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº III

ver detalle e índice del libro