1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº III >
  4. Las competencias profesionales

Las competencias profesionales

Cristofani, María Alejandra [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº III

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº III

X Jornadas de Reflexión Académica Febrero 2002: "Estudiar, Crear y Trabajar en Diseño y Comunicación"

Año III, Vol. 3, Febrero 2002, Buenos Aires, Argentina | 118 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Los recursos humanos cumplirán un papel estratégico en las organizaciones del siglo XXI ya que agregan valor para mejorar los resultados y lograr los objetivos de la organización a la que pertenecen.

La gestión por competencias es una filosofía cuya base se asienta en el concepto de servicio al cliente interno y externo con una permanente preocupación por los intereses de las partes involucradas.

Definimos competencia como la capacidad productiva de un individuo medida y definida en términos de desempeño real.

No es meramente una agregación de conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes necesarias. 

Entre los distintos tipos de competencias que mencionan los autores podemos señalar lo siguiente:

• Relacionadas con el saber: Apuntan al dominio de distintos contenidos que implican la aplicación de capacidades intelectuales 

• Relacionadas con el saber hacer: Apuntan a la resolución de situaciones que presenta la vida y que implica la aplicación de capacidades prácticas 

• Relacionadas con el saber ser con conciencia: Apuntan a reconocer y valorar necesidades propias del entorno familiar y comunitario e implican la aplicación de capacidades sociales.

Las Competencias laborales son la suma de todos estos componentes; es una síntesis que resulta de la combinación, interacción y puesta en práctica de tales componentes en una situación real, enfatizando el resultado y no el insumo.

Martha A. Alles, define desde el concepto de Spencer y Spencer el término competencia como:

Competencia es una característica subyacente en el individuo que está casualmente relacionada a un estándar de efectividad y/o a una performance superior en un trabajo o situación.

Característica subyacente significa que la competencia es una parte profunda de la personalidad y puede predecir el comportamiento en una amplia variedad de situaciones y desafíos laborales.

Estándar de efectividad significa que la competencia realmente predice quien hace algo bien o pobremente, medido sobre un criterio general o estándar.

Siguiendo a Spencer y Spencer, las competencias son, en definitiva, características fundamentales del hombre e indican formas de comportamiento o de pensar, que generalizan diferentes situaciones y duran por un largo período de tiempo. 

Desde este lugar, se construye el modelo del iceberg: donde muy gráficamente dividen a las competencias en dos grandes grupos: las más fáciles de detectar y desarrollar (conocimientos y destrezas) y las menos fáciles de detectar y luego desarrollar como el concepto de uno mismo, las actitudes y el núcleo mismo de la personalidad.

En este esquema las competencias son centrales y superficiales.

Muchas organizaciones seleccionan personal en base a conocimientos y habilidades y asumen que los empleados tienen la motivación fundamental y las características necesarias o que las competencias se pueden infundir a través de un buen management. Probablemente, las organizaciones deberían seleccionar en base a buenas competencias de motivación y características de la personalidad y enseñar el conocimiento y habilidades que se requieren para los puestos específicos. Se le puede enseñar a un pavo a trepar un árbol, pero es más fácil contratar una ardilla.


Las competencias profesionales fue publicado de la página 39 a página39 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº III

ver detalle e índice del libro