Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V >
  4. Exposiciones Universales. Un palacio para todas las naciones.

Exposiciones Universales. Un palacio para todas las naciones.

Antolín Dulac, Alejandra

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

ISSN: 1668-1673

XII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Febrero 2004: "Procesos y Productos. Experiencias Pedagógicas en Diseño y Comunicación"

Año V, Vol. 5, Febrero 2004, Buenos Aires, Argentina | 214 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Se cumplió el 150 aniversario de la primera Exposición

Universal, realizada en Londres. Fue visitada por más de 6

millones de personas, participaron 25 países y dejó 522.179

libras esterlinas de ganancia. El mundo comenzaba a exhibir

y compartir sus productos, artes y servicios en un mismo

ámbito, y los países estrechaban vínculos comerciales y culturales.

Cuando el 1 de mayo de 1851 la Gran Exposición de los

Trabajos de la Industria de Todas las Naciones abría sus

puertas, Londres pasaba a convertirse en el primer eslabón

de una cadena que recorrería ciudades, cruzaría océanos y al

menos por unos meses, hermanaría a las naciones del mundo.

En el Hyde Park y por iniciativa del príncipe alemán

Alberto de Saxe-Coburgo-Gotha, consorte de la reina Victoria,

nacía la primera exposición universal. Sobre 10.4 hectáreas,

el mundo se mostraba a sí mismo. Pero el espíritu

del evento estaba impregnado de la soberbia imperial británica,

por ese entonces toda una potencia financiera, económica

y en firme proceso de industrialización.

La Expo fue un festival de paz y un motor superador de las

reuniones diplomáticas como herramienta vincular de los

pueblos, su arte, sus logros y sus idiosincrasias.

Pero la idea de una expo universal tuvo su correlato en las

muestras que Francia había realizado a partir de 1819. La

internacionalidad marcó la diferencia, ya que los franceses

sólo aceptaron expositores nacionales.

La Comisión Real invirtió 1.678.700 dólares aprox., encargó

las obras del edificio de exposiciones a Joseph Pastón,

arquitecto autodidáctico, ingeniero y jardinero real.

El Palacio de cristal (y acero) fue la espectacular construcción

señera, en la que en siete meses de trabajo se utilizaron

3.300 pilares de hierro, 300.000 cristales y 205.000 marcos

de madera, en una estructura totalmente desmontable que

ocupaba 70.000 m2. Se convirtió en el orgullo de toda la sociedad.

Una vez finalizada la feria, el 1 de noviembre de 1851,

se había obtenido una ganancia de 522,179 libras esterlinas.

Al llegar los visitantes por la entrada principal del sur (asistieron

6.039.195 personas), se deslumbraron con una fuente

de cristal de 8 metros. Se utilizaron más de 4 mil kilogramos

de cristal en su construcción.

La exposición estaba dividida en varias secciones como

maquinaria, materias primas, manufacturas, bellas artes, etc.

Se exhibió motores de barcos, prensan hidráulicas, bombas

contar incendios, se presentaron barómetros, relojes, cámaras

de fotografía, telégrafos.

Los cientos y cintos de novedades y lo exhibido por exóticos

países, (participaron 25 naciones: Alemania, Austria, Bélgica,

Dinamarca, España, Francia, Grecia, Italia (con el

vaticano), Portugal, Rusia, Suecia, Noruega, Suiza, Egipto,

Estados Unidos, Bolivia, Granada, Brasil, Santo domingo,

Chile, México, China, Argelia, Persia, Turquía, Canadá y

varias regiones europeas y protectorados británicos).

Fue toda una demostración de poder en más de un sentido.

El promedio de visitantes diarios a la exposición fue de 2.831

personas.

Esta exposición marcó un hito en la historia cultural del

mundo.


Exposiciones Universales. Un palacio para todas las naciones. fue publicado de la página 22 a página22 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

ver detalle e índice del libro