Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V >
  4. La pagina tradicional y la pagina moderna

La pagina tradicional y la pagina moderna

Chas, Ana Gabriela

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

ISSN: 1668-1673

XII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Febrero 2004: "Procesos y Productos. Experiencias Pedagógicas en Diseño y Comunicación"

Año V, Vol. 5, Febrero 2004, Buenos Aires, Argentina | 214 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Estas son reflexiones teóricas del Diseño Editorial, realizadas durante el primer cuatrimestre del año 2003, en el desarrollo de la asignatura Taller III, Diseño Editorial.

La estructura es la principal diferencia entre la página tradicional y la página moderna. En la página tradicional los márgenes definen una caja que es llenada desde el comienzo hasta el fin en forma lineal (secuencial). Los márgenes se construyen a partir de las proporciones de la página. En la página moderna, la estructura usualmente consiste en una red de campos e intervalos llamada grilla. La grilla sirve como un marco de organización donde se determinan las proporciones, los tamaños y la ubicación de los elementos. 

Las estructuras así como las grillas ayudan a reducir el número de decisiones arbitrarias tomadas durante la composición. Hoy la mayoría de las piezas impresas como los libros, las revistas y los periódicos están basados en una grilla. Los sistemas de grilla son un intento por proveer bases racionales para las decisiones de composición; éstas ayudan a establecer las relaciones proporcionales entre los elementos y así asegurar la consistencia del conjunto. 

Las grillas se asumen como fundamentales, pero a veces a causa de su uso inapropiado se vuelven más un impedimento que una ayuda. 

Dibujamos líneas en la página como guías para posicionar elementos o para subdividir el espacio. Este concepto de subdivisión del espacio nos es conocido: nuestras casa se dividen en cuartos, los elementos de nuestras cocinas se dividen en utensilios, y usamos pequeñas cajas para guardar y transportar pequeños elementos. Podemos necesitar modificar esas subdivisiones del espacio en pos de un uso específico, dado que han sido diseñadas para un uso general. Cuando planeamos como se subdividirá el espacio, la forma en que ese espacio será usado es una consideración primordial. En la página tradicional, los márgenes son la estructura primaria. En la página moderna, los márgenes se encuentran subordinados a la estructura o grilla. 

Al establecer una estructura para la página moderna comenzamos definiendo el espacio de la página que será reservado para las necesidades de producción como impresión, encuadernación y corte. Por ejemplo, el margen interior de una publicación será un poco mayor para compensar el espacio utilizado por la encuadernación al crear una curva de la página. Se puede imprimir en páginas ya cortadas a la medida o en otras de mayores dimensiones que el producto final al cual serán cortadas al finalizar el proceso. 

Si imprimimos en el formato final de la página debemos tener en cuenta un margen que permita a la máquina el uso de las pinzas. Los márgenes son generalmente sólo el punto de partida para el desarrollo de la estructura de la página. Los márgenes mínimos solo definen el espacio dentro del cual se lleva a cabo la estructura de la página. 

Una vez determinados los requerimientos para los elementos, y concluido el diseño de la estructura, los márgenes serán reconsiderados y corregidos. 

Al revés de la página tradicional, donde los márgenes se establecen primero, en la página moderna los márgenes se definen en la fase final. Es interesante notar esto ya que en los programas de autoedición de las computadoras se requiere definir los márgenes en el momento de crear el documento. Una de las diferencias fundamentales entre la página moderna y la página tradicional es la linealidad, o la organización secuencial de la información desde el comienzo hasta el fin de la página. 

La linealidad está basada en el concepto del pergamino, donde la información es percibida como un fluir constante de arriba hacia abajo. Esta analogía en la página tradicional se da también en la forma de representar de los programas de texto. La analogía con el pergamino explica por qué la página tradicional se llena del principio al fin antes de comenzar la otra página; esto se rompe solamente cuando culmina un capítulo. 

La linealidad a veces entra en conflicto con el concepto de página moderna. En la página moderna cada página es vista como un espacio donde cada elemento está organizado por principios como el de agrupamiento. En la página moderna estas operaciones son percibidas directamente por el ojo del espectador. 

En la analogía del papiro las páginas a veces comienzan con media palabra, media oración o medio párrafo. Como la pá- gina moderna no es percibida como un segmento de un papiro, las columnas y las páginas no necesitan ser llenadas, y pueden comenzar y terminar con conceptos completos. 

En la página moderna el texto es un elemento agrupado no interrumpido por otros elementos. La estructura lineal del texto es mantenida, pero no dicta la estructura de la página. Los principios formales del diseño son la base sobre la cual tomamos decisiones en la composición de una página. Principios como fondo-figura pueden ser usados para atraer la atención del lector. El agrupamiento crea y clarifica las relaciones entre elementos. El orden, la trama y la unidad son impuestos en la página por el uso de la grilla y la consistencia del texto. Contraste y asimetría agregan variedad al balance. 

El texto siempre juega un rol pasivo en la página, si esto no es así la legibilidad se puede ver afectada. Esto significa que son los otros elementos en la página – incluyendo el espacio – los que crearán interés visual. 

El contraste es la primer herramienta con la que el diseñador establece una jerarquía visual y dirige la mirada al espectador. El contraste y la asimetría juntas animan el movimiento diagonal del ojo. Las escalas de contraste pueden implicar profundidad, la cual refuerza la jerarquía visual causando que algunos elementos sobresalgan del plano y otros retrocedan en él.


La pagina tradicional y la pagina moderna fue publicado de la página 55 a página56 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

ver detalle e índice del libro