Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V >
  4. Perfiles profesionales, la publicidad y el profesional publicitario. Reflexiones.

Perfiles profesionales, la publicidad y el profesional publicitario. Reflexiones.

Glos, Héctor Eduardo [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

ISSN: 1668-1673

XII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Febrero 2004: "Procesos y Productos. Experiencias Pedagógicas en Diseño y Comunicación"

Año V, Vol. 5, Febrero 2004, Buenos Aires, Argentina | 214 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Publicidad en manos ajenas

En estos tiempos, no hay dudas que la publicidad es una actividad económica, ya sea por los millones de dólares que mueve o por las modificaciones económicas que puede provocar en una organización. Sin embargo, en tan millonaria profesión se dan arrebatadas y hostiles situaciones, desde mitos y falsas creencias hasta ignorancia y manejos ineficientes, que conocerlos nos ayudará a seguir en carrera. Zapatero a tus zapatos. Del dicho al hecho, la práctica ha demostrado en innumerables casos que manejar terrenos desconocidos en el mundo de los negocios y las organizaciones, no siempre llegan a buen puerto.

El viejo refrán, zapatero a tus zapatos, se refleja en los recursos humanos de las organizaciones, según gurues del management, la clave del marketing y las comunicaciones del nuevo milenio.

Este panorama gana sustento día a día, especialmente en el sector de pequeñas y medianas empresas y empresas familiares, donde se observa con frecuencia, una carencia de distribución y asignación de roles, que sin duda obstaculizan el desarrollo de los negocios, dado que los jugadores se encuentran en insólitas posiciones.

El desconocimiento e ignorancia de las dimensiones participativas de los profesionales, junto a la utilización de viejos y soberbios hábitos de algunos empresarios, generan este preciado panorama. En particular, con los profesionales de extracción publicitaria y marketinera o los vinculados a las comunicaciones empresarias.

Más allá del aviso

Existen varios mitos, creencias y fantasías asociadas al rol del profesional publicitario y marketinero, que no solo llevan al descrédito académico profesional, sino que atentan contra el desarrollo económico y social de la comunidad. Ya que dichas conjeturas, nada tienen que ver con la realidad. Entre las más comunes podemos citar las siguientes: Diseñador; Dibujante; Fotógrafo; Artista; Modelo; Vendedor. Quién no escuchó alguna vez estas falsas presunciones al referirse a la publicidad, el marketing y sus protagonistas.

La publicidad y el marketing van más allá de lo materializado que puede estar traducido a un aviso, un comercial, un slogan o una venta. Atrás de esa pieza creativa, ese folleto o esa operación comercial hubo mucho trabajo oculto. Un arduo esfuerzo que hace poco honor a la hora de presentar los diez segundos de comercial o la media página de un aviso o una atractiva propuesta comercial.

La publicidad nos hace trampa, esconde el esfuerzo de quienes la realizan, esfuerzo que puede estar lejos de la armonía de líneas y trazos, sino más cerca de las ideas, los cálculos, la investigación, la organización, la gestión, la psicología, la sociología.

Es decir, un compilado de elementos y acciones integradas con una creatividad justa, adecuada a cada situación, que va a ser capaz de contribuir al cumplimiento de los objetivos propuestos por las empresas y organizaciones.

Obviamente no se descarta la relación y asociación de otras actividades con la publicidad y el marketing.

Así como un cirujano necesita de un anestesista para operar o como un arquitecto necesita de operarios para la construcción de su obra, el publicitario puede necesitar de un diseñador o un fotógrafo para su campaña.

Para clarificar más el ejemplo y enrojecer a más de uno, se puede decir que: Así como el cirujano se vale de un anestesista para salvar una vida, un publicitario puede valerse de un diseñador o un fotógrafo para salvar una empresa.

Mucho se ha reflexionado sobre el papel del publicitario en la empresa y su rol profesional, seguramente dará para varias meditaciones más.

Sin embargo, algunos elementos siempre estarán presente. Por lo tanto y con relación a lo expuesto podemos decir que el publicitario es un comunicador estratégico preparado para actuar en función de objetivos comerciales o no comerciales pero fines que justifiquen la existencia de un proyecto.

Muchas manos en un plato hacen…

El fenómeno no queda solo en el desconocimiento de los roles profesionales sino que además en el terreno particular del marketing y la publicidad, se dan embarazosas situaciones que parecen alejar y desvanecer los verdaderos objetivos empresarios o institucionales.

El escenario se pone más engorroso con el ingreso de algunos personajes

a la hora de las decisiones y manejos publicitarios de la organización, sin faltar evidentemente las supuestas justificaciones que hacen a la publicidad, estar en buenas manos, en manos ajenas o a la suerte de los acontecimientos.

El obligado e infaltable Contador de la empresa entra en escena dada su necesaria proximidad a los titulares de la empresa, se lo invita a transformarse en un práctico consejero, cuestionando y opinando de medios, nuevos productos, avisos, prensa y todo lo vinculado al marketing y las comunicaciones empresariales.

Pero el escenario tiende a ser más atractivo con todo el elenco en carpeta, ya que empieza a colmarse de un extraño erotismo.

“Que la publicidad la maneje la secretaria que es tan simpática” acota el dueño de la empresa. “Pero que opine mi hijo que está sin trabajo y es un creativo bárbaro”, “¿Por qué no Carlitos que esta primero en ventas?”, dice un competente colaborador de la empresa, que pasó a tomar un café; “Y la recepcionista que es de confianza”, “Que nos asesore el arquitecto que hizo el baño en casa”, se escucho por ahí…

En fin, así es que todo quedó en un podía haber sido una brillante idea y un rentable negocio.

En otros términos, todo acabó, ese extraño erotismo fue autosatisfecho.

Todo en su lugar

En estas épocas donde los nuevos escenarios económicos hacen que abunden nuevos emprendedores, micro emprendimientos, nuevos rubros, es bueno conocer la necesidad de poner cada jugador en su puesto, cada cual en el papel que más se preparó para actuar, el que mejor sabe realizar.

Por el contrario, los manejos incompetentes pueden llevar a los empresarios a tramitar su certificado de defunción antes de tiempo.

Para esta profesión se preparan seres humanos y entre ellos se encuentran internalizados conocimientos y códigos propios de la vocación y preparación profesional, con los mismos defectos y virtudes que los médicos, abogados, contadores, ingenieros, etc., pero con una mística diferente. Una pasión y una formación que posibilita traducir la acción laboral en resultados para la empresa.

Ignorar el recurso académico intelectual humano, es no solo perder oportunidades, sino de hecho producir una depreciación automática del valor de la empresa y su potencial de crecimiento.


Perfiles profesionales, la publicidad y el profesional publicitario. Reflexiones. fue publicado de la página 89 a página90 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

ver detalle e índice del libro