Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V >
  4. Los juegos y las actividades lúdicas en los eventos.

Los juegos y las actividades lúdicas en los eventos.

Lewin, Nora

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

ISSN: 1668-1673

XII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Febrero 2004: "Procesos y Productos. Experiencias Pedagógicas en Diseño y Comunicación"

Año V, Vol. 5, Febrero 2004, Buenos Aires, Argentina | 214 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

“El público es invitado a transformar el teatro en un espacio de juego. En esta nueva aventura , Los Cazurros y el público son encerrados en un laberinto por el “ Villano”. A lo largo del espectáculo, con curiosos objetos, títeres y música, todos juntos intentan superar este obstáculo y jugando buscar la salida” . (Clarín . Espectáculos, septiembre del 2003).

Al leer la presentación del espectáculo de este grupo de actores, no pude evitar pensar en que este recurso utilizado por ellos con un fin artístico (por lo menos en un principio y sin haber visto la puesta) propone una metáfora que refiere a situaciones que con frecuencia atravesamos todos los individuos, los grupos humanos, y consecuentemente el colectivo social.

Cada instancia con nuestro propio “laberinto” o con uno que nos es dado. Cada uno con su propio“Villano” más o menos identificado y varios obstáculos a resolver para encontrar una posible salida.

Y qué son los juegos sino metáforas de la realidad?. Un “como sí” con reglas diferentes pero análogas a las cotidianas. Una actividad que por momentos nos hace sentir más auténticos , más parecidos a nosotros mismos. Una posibilidad que nos permite reconocernos y reflexionar tambien en el amor y en el odio, en la bondad y la maldad pero finalmente constructores de una realidad distinta y hasta posible.

Desde tiempos remotos el hombre ha jugado. Ya haya sido para comprender fenómenos que no entendía, como la vida, la muerte y los fenómenos climáticos, o como preparación a situaciones que la realidad exigía.

“El juego, dice Huizinga, es más viejo que la cultura”. y, sin embargo, va encontrando nuevas formas de acompañarla a medida que esta se modifica y evoluciona.

Los juegos cambian y se repiten. Se alteran a veces sus nombres o varían algunas de sus reglas, se modernizan sus recursos y objetos. No obstante conservan el placer de ser transmitidos generación tras generación: de adultos a niños, de padres a hijos, en los recreos de la escuela y en los últimos tiempos a través de los medios de comunicación.

La permanencia del juego en el transcurrir de la historia del hombre radica en sus propias características:

• Jugar es fundar un nuevo orden o improvisarlo o someterse voluntariamente a él, dice Graciela Scheines.

• Es placentero. • No tiene valor de verdad: permite relativizar lo que en el espacio lúdico acontece.

• Establece una relación abierta con el mundo.

• Privilegia más el proceso que el producto.

El organizador de eventos y los juegos

Una selección adecuada y pertinente de juegos y/o actividades con estructura lúdica nos permite, a veces, intervenir con mayores niveles de eficiencia en empresas preocupadas en la capacitación, motivación, integración de su personal ,en los tradicionales agasajos y festejos y hasta en lanzamientos de productos.

La incorporación de este recurso en los eventos empresariales plantea nuevos retos tanto a la empresa como al organizador de eventos. La empresa abre una estrategia de acción ,en algunos casos de gestión y una nueva perspectiva de análisis brindada por los resultados y productos de esta implementación.

Para el organizador de eventos implica una serie de etapas que se inician en la creación de juegos y actividades ajustadas y casi “a medida” de las necesidades y deseos del cliente. Para esta fase del proceso la constitución de equipos creativos que sugieran, aventuren , pongan a prueba e investiguen permanentemente es de fundamental importancia. Sigue a este proceso una exhaustiva planificación y adaptación de las actividades propuestas en el plan general.

Otro escalón de este proceso es la coordinación dentro del evento de las actividades lúdicas y de los juegos, es decir su ejecución que merece una mayor profundización que excede a esta exposición.

Dirigir un juego, explicar correctamente sus reglas, hacerlas cumplir, dinamizar y animar al grupo (de adultos, de empresas), distender sus defensas son capacidades y habilidades, entre otras, que lejos de desarrollarse intuitivamente, entiendo, deben aprenderse y entrenarse.

Para sumar al perfil

La implementación de “juegos y actividades lúdicas” en la realización de eventos incorpora, como he intentado exponer, nuevos elementos al perfil del organizador de eventos. Diseñar distintas alternativas lúdicas, realizarlas, ejecutarlas y evaluarlas son competencias necesarias para el desarrollo en esta nueva perspectiva.

El organizador de eventos interesado en este campo específico debiera recuperar y/o descubrir su natural capacidad para jugar. El propio trabajo vivencial y la reflexión sobre el mismo le permitirá conocer los mecanismos de orden físico y emocional que se movilizan al jugar. De esta forma podrá comprender, facilitar y estimular el juego en los otros.

Estas actuales prácticas profesionales debieran traducirse a corto plazo en el proyecto curricular.


Los juegos y las actividades lúdicas en los eventos. fue publicado de la página 111 a página112 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

ver detalle e índice del libro