Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V >
  4. El producto y el proceso educativo.

El producto y el proceso educativo.

Silva, Jorge [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

ISSN: 1668-1673

XII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Febrero 2004: "Procesos y Productos. Experiencias Pedagógicas en Diseño y Comunicación"

Año V, Vol. 5, Febrero 2004, Buenos Aires, Argentina | 214 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resulta paradójico considerar y tratar al aprendizaje como un “producto final”, cuando la formación integral del ser humano, justamente, por ser “humano”, per sé, se considera un proceso evolutivo. 

El aprendizaje hoy mas que nunca debe ser considerado un proceso no sólo de incorporación de conocimiento, sino de modificación tanto de actitudes y comportamientos, por lo que sin ninguna duda podemos decir que estamos frente a un permanente proceso de cambio que requiere incorporar determinadas competencias. 

El aprendizaje en el aula requiere el desarrollo de algunas competencias llamadas esenciales o competencias generales o competencia para la vida. 

Estas competencias lamentablemente, fueron diezmadas, por la vida moderna; por la desocupación y sub-ocupación ; por la desazón de no tener un horizonte; y en definitiva, por todo eso a la vez, haciendo que el docente mas que nunca deba estar informado y comprometido con la realidad que lo rodea y que rodea a sus alumnos y que se vea obligado a fortalecer algunos de lo aprendizajes mas adelante citados.

Estas competencias habilitan determinado tipo de capacidades: 

• La capacidad de comunicarse con los otros y articular conversaciones que generen compromisos o promesas. 

• La capacidad de trabajar eficazmente en equipo. 

• La capacidad de formular objetivos orientativos a la acción. 

• La capacidad de diseñar y ejecutar decisiones que permitan alcanzar los objetivos propuestos. 

• La capacidad de valorizar, medir y mejorar las acciones desarrolladas.

El aprendizaje en el aula debe incorporar sin lugar a dudas una serie de aprendizajes universales, que hoy día son esenciales no solo para el trabajo sino para la vida misma, esto sin duda, se logra solo y tan solo, a través de un proceso continuado de aprendizaje; y es la única forma en que se pueden obtener beneficios como los siguientes: 

• Acción planificada: Los alumnos deben planificar los pasos a seguir hasta llegar a la solución de un determinado problema oportunamente planteado; en función al mismo, evaluando y decidiendo la estrategia mas conveniente para alcanzar la solución o lograr los resultados buscados o pedidos. 

• Experiencia personal: Los alumnos deben adquirir y amplíar sus conocimientos, su capacidad de actuar, incorporando experiencias nuevas e incrementando su autonomía. 

• Aprendizaje incrementado y auto organizado: Los alumnos deben elaborar sus propias consignas y materiales para incrementar el autoaprendizaje. En consecuencia, y de acuerdo a experiencias acumuladas por sus propios procederes, así como el desarrollo de sus propios procesos de aprendizaje. 

• Aprendizaje basado en ejemplos: De los diferentes y variados enfoques posibles, el alumno suele elegir algunos para luego trabajarlos en forma ejemplar y de modo concreto. Esto profundiza el aprendizaje entre la generalización y la particularización de sus contenidos. 

• Aprendizaje con diversas metodologías: La incorporación de diversas estrategias metodológicas y didácticas, permite optimizar el proceso de aprendizaje, mas que su resultado en sí mismo; de tal modo que se puedan transmitir técnicas movilizadoras de trabajo grupal lo cual permite contribuir fuertemente con el aprendizaje autónomo. 

• Aprendizaje basado en la resolución de problemas: De este modo se puede evaluar la manera en que el alumno ha incorporado nuevos y variados conocimientos, para lo cual el alumno también debe estar habilitado para poder efectuar su propia autoevaluación mediante consignas claras, y de fácil autoaplicación. 

• Enfoque holístico: De este modo, el alumno puede relacionar análisis y acción, puede también incorporar el proceso cognitivo y de comprensión. 

• Desarrolla de la personalidad: A lo largo de su proceso de desarrollo y educación, el alumno aprende, a adaptarse a su entorno y también a enfrentarlo. Esto hoy día es fundamental en contextos sociales sometidos a cambios permanentes. 

• Aprendizaje activo: El aprendizaje moderno requiere “mudar” ciertos paradigmas de la educación tradicional, e ir modificando el rol actual del docente. El alumno antes considerado el objeto, pasa a constituirse en el sujeto del proceso de enseñanza-aprendizaje. 

De ese modo el docente se retrotrae a una función de observador y facilitador, cumpliendo funciones de orientación del proceso de aprendizaje previsto.

Conclusión 

Cuando hablamos de la calidad en la educación, estamos hablando de esto: 

• De un proceso continuado y mejorado de trabajo, en lugar de acciones aisladas 

• De un proceso planificado y controlado 

• De una perfecta identificación de los requerimientos de nuestro “cliente” primario, el alumno

Hoy día, a mi criterio, esos requerimientos deben ser: 

• Contención, por sobre todas las cosas lo que significaría «saber escuchar y comprender a nuestro cliente-alumno», con paciencia, con cariño, pero también con el rigor que habrá de imponerle los limites en la futura vida profesional 

• Sólo y tan sólo de esa forma, podremos abordar este proceso con éxito, frente a un alumnado cada vez mas desorientado ante a un horizonte laboral por el momento, bastante incierto además de fuertemente competitivo. 

• Las herramientas y las estrategias didácticas tradicionales hoy están agotadas frente a esta nueva realidad; los docentes debemos ser cada día más creativos para poder seducir a este nuevo alumnado por momentos polémico… y por momentos abúlico.


El producto y el proceso educativo. fue publicado de la página 179 a página180 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

ver detalle e índice del libro