1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VI >
  4. Creatividad y comunicación.

Creatividad y comunicación.

Knop, Fabiola [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VI

ISSN: 1668-1673

XIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Febrero 2005. Buenos Aires. Argentina:"Formación de Profesionales Reflexivos en Diseño y Comunicación"

Año VI, Vol. 6, Febrero 2005, Buenos Aires, Argentina | 288 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Siguiendo un poco la línea de debate planteada en el último Foro Académico, desarrollaremos en el siguiente texto la influencia de la actividad creativa en las diferentes disciplinas y como se va incorporando este proceso evolutivo en el hacer del alumno, docente o profesional. 

En un principio nos preguntamos: ¿La creatividad es innata del ser humano o se aprende? 

Y si no es propia de la persona, ¿cómo es el proceso de apropiación o aprendizaje? 

La sabiduría oriental quizá tenga una respuesta al planteamiento que estemos haciendo: la contemplación. La contemplación es un proceso que definitivamente no forma parte del proceso educativo occidental tradicional y quizá tampoco lo sea de la educación formal en oriente. 

También podemos voltear a la filosofía occidental y encontrar metodologías que quizá nos den una respuesta: la pregunta. La pregunta como metodología. 

Hasta ahora tenemos dos posibilidades para empezar a hablar de la creatividad: la contemplación y el poder preguntar/se. La naturaleza humana es compleja y diferenciada, e identificar algo en esta naturaleza medianamente objetivo es una tarea muy difícil. 

Sí es sabido que existen valores sociales y culturales que permanecerán. La capacidad intelectual probablemente nunca perderá su valor. Lo mismo puede decirse de la creatividad, de las actitudes y/o comportamientos que facilitan la solución de problemas y que son valorados por grandes grupos sociales. 

Se puede decir que toda actividad por la que debe atravesar un ser humano para subsistir, está relacionada con la creatividad: 

• Existe hoy un creciente número de trabajos que requieren de un alto componente de conocimiento y de habilidades de alto nivel: Creatividad. 

• La competencia cada vez mayor y la aplicación masiva de las nuevas tecnologías obligan a las empresas y a los empresarios a innovar de una manera cada vez más rápida. Esta presión innovadora se aplica sobre el desarrollo de nuevos productos y servicios, sobre la comunicación y sobre la gestión de búsqueda de empleo: Creatividad. 

• Las disciplinas combinadas y las amplias bases de conocimiento, como las combinaciones de habilidades técnicas y artísticas, especialización profesional y la facilidad para las relaciones personales: Creatividad. 

• Las personas cada vez más necesitarán valerse por sí mismas para gestionar, organizar y equilibrar sus propias vidas: Creatividad.

El cumplimiento y las posibilidades de cada persona en adaptarse a este sistema, deberán asociarse con la destreza y habilidad de cada individuo. Por supuesto que el nuevo siglo brinda las herramientas para que esto suceda. Aún así, la rápida o fácil adaptación de cada ser humano dependerá de una simple variable de segmentación demográfica: la edad. 

En el ámbito universitario para promover los aspectos creativos de cada alumno se deberá contar con aspectos tales como: • Un espacio en donde se propiciará la participación estudiantil en tareas de investigación. 

• Un ambiente en donde cotidianamente hubiese eventos extra curriculares relacionados con las disciplinas: talleres, conferencias, coloquios, etc. 

• Un ambiente en donde los estudiantes se hicieran cargo de su experiencia de aprendizaje proveyéndose a sí mismos de los medios, herramientas, eventos. 

La Universidad de Palermo, más precisamente la Facultad de Diseño y Comunicación, impulsa constantemente actividades de este tipo, que permiten a los alumnos y docentes a tener una permanente actualización. 

Avanzando en el concepto general de creatividad, podemos afirmar que la misma es una variable que puede ser identificada como un proceso, como un producto, o como una característica de la personalidad. También es un hecho que existe un buen número de herramientas, técnicas o estra-tegias cuyos autores afirman que desarrollan la creatividad. Sin embargo, no es posible encontrar, en el ambiente coti-diano, elementos relacionados con la creatividad que sean producto de los procedimientos que afirman incrementar la creatividad, es decir, productos que sean efectos de la utilización explícita de las técnicas. 

Existen algunos parámetros que sirven para delinear los principios de una actividad creativa/ exploratoria, a saber:

1. Crear problemas 

La capacidad o habilidad de plantear, identificar o proponer problemas es condición necesaria de la creatividad. Este enfoque no es nuevo, ya ha sido considerado por varios autores, sin embargo no aparece, al menos explícitamente, en las herramientas de ayuda para incrementar la creatividad. La mayoría de las técnicas están centradas en proponer estrategias para resolver problemas, no para plantearlos. Esto condiciona a ser creativos en las respuestas, es decir, en la parte final, no en el origen. Es como si el método científico estuviera centrado únicamente en los procedimientos de observación.

Lo original tiene preguntas originales: se plantean problemas en donde nadie los había planteado. 

Podría afirmarse que hay preguntas que no son originales y que obtuvieron respuestas originales. Es posible que la pregunta general no sea original, pero la forma de redefinirla, de enfocarla, de replantearla es lo que puede permitir la respuesta nueva.

2. La creatividad es integral 

La creatividad es un proceso, una característica de la personalidad y un producto. Las personas que hacen cosas creativas (productos) hicieron con determinados procedimientos (procesos) y actuaron de determinada manera (características de personalidad). 

El problema aquí es que al parecer no hay elementos comunes en todos los creativos. Sin embargo sí hay algunos elementos comunes como la inteligencia. Sí, es necesario una inteligencia sobresaliente para ser creativo, una inteligencia sobresaliente en el campo en donde se es creativo. Entendiéndose el concepto de inteligencia como la capacidad de formar tanto ideas como relaciones. 

La persistencia, la tenacidad es sin duda otro factor común en la creatividad. A lo anterior también puede llamársele motivación o cualquier término que hable de una fuerza constante que obligue a actuar hacia el cumplimiento de un objetivo. 

La fluidez, flexibilidad, elaboración y originalidad, son también elementos insoslayables. 

También están presentes la incubación, la iluminación, la evaluación. 

Las técnicas deben fortalecer integralmente la creatividad. Al pretender desarrollar la creatividad es necesario considerar que ésta no es un elemento aislado, sino que hábitos, creencias, destrezas y el entorno social, entre muchas cosas, están interviniendo en lo que se denomina creatividad. Cada tarea dirigida hacia el desarrollo de la creatividad deberá de ser una tarea que sea ataque puntualmente a un hábito, alguna habilidad, alguna forma de hacer las cosas, alguna forma de concluir las cosas. 

La cultura tiene mucho que ver en el desarrollo creativo. La posibilidad de conocer, observar, mirar, escuchar; hace a un individuo más dinámico e interesante.

3. Creatividad múltiple 

Se es creativo en donde se puede ser creativo. No es lo mismo un problema en la psicología que un problema en el teatro. Las formas de enfocar la atención son diferentes. Dentro de la psicología puede ser necesario centrarse en la solidez de los argumentos; en el teatro en el impacto. Puede ser que tanto la psicología como el teatro tengan un usuario común: el otro, llámese público o paciente, pero los problemas son diferentes y la forma de enfrentarlos tiene que ser diferente. El propósito principal al indicar la condición en referencia es indicar la necesidad de poner especial atención a las diferencias individuales y a las necesidades personales al momento de implementar las estrategias de desarrollo de la creatividad. Otro elemento fundamental de esta condición es el énfasis en las áreas fuertes o en las habilidades naturales de la persona, incorporando en las estrategias procedimientos que potencien estas habilidades a partir del conocimiento de los procesos que las regulan.

En conclusión, debemos comprender que cada disciplina adapta la creatividad según necesidad: creatividad aplicada al diseño, creatividad aplicada a la selección de materiales para la producción de un objeto, creatividad en el desarrollo de un plan de negocios, creatividad relacionada con la realización de una película, etc.

4. Aproximaciones sucesivas 

Los organismos tienden a incrementar las conductas que les son premiadas, a no hacer conductas para las cuales no reciben premios y a presentar conductas de evitación de lo doloroso. Incorporar esto a un programa de desarrollo de la creatividad significaría que los programas estarían hechos bajo el principio de aproximaciones sucesivas, en donde se afirma que se avanza a pequeños pasos y cada paso es reforzado (premiado) evitando dar el paso siguiente sin tener éxito constante en el paso previo. 

Esta es una eterna discusión entre los profesionales de la comunicación, el marketing y la publicidad. Algunos critican a aquellos publicistas que dedican su esfuerzo en pensar un aviso o un comercial con el fin de obtener un premio y no con un fin comercial o de ventas. 

Como se puede observar, el desarrollo del trabajo tiende a relacionar la actividad creativa con las diferentes disciplinas que se desarrollan en la Institución, entendiendo que existen ciertos parámetros lineales que nos ayudan a elaborar proyectos creativos, con ingredientes que atañen al mercado en el cual está inmerso el proyecto y al sujeto que lo espera. Esta es una época que requiere de ideas frescas, maravillosas y riesgosas, para ayudar a crear, y quizás reconstruir, el valor.

Necesitamos ideas que estimulen el momento y lleven a los consumidores y a la economía hacia una dirección positiva: crear más puestos de trabajo, mejorar las relaciones entre las sociedades, así como de la calidad de vida de las personas. Mucho de esto puede empezar a gestarse en el ámbito de la Universidad.

Referencias 

1 Se intenta en este párrafo relacionar la función creativa a la actividad del aula y de los alumnos que estudian carreras como Publicidad, Diseño y Relaciones Públicas, puntualmente. Cómo algunas técnicas creativas se deberían adaptar a los trabajos y actividades de los estudiantes para así delinear mejor su formación profesional.


Creatividad y comunicación. fue publicado de la página 141 a página143 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VI

ver detalle e índice del libro