1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VI >
  4. La influencia del arte, la economía y otros factores sociales en el Diseño.

La influencia del arte, la economía y otros factores sociales en el Diseño.

Pizarro, Mariana [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VI

ISSN: 1668-1673

XIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Febrero 2005. Buenos Aires. Argentina:"Formación de Profesionales Reflexivos en Diseño y Comunicación"

Año VI, Vol. 6, Febrero 2005, Buenos Aires, Argentina | 288 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

En este año que llevo dando Taller de Reflexión Artística I, me he dado cuenta, que lo que el alumno necesita es tener contacto directo con el hecho artístico para acentuar su costado creativo y para que tenga la posibilidad de plasmarlo en su trabajo como futuro profesional. 

Además impulsada por el proyecto de investigación en el cual estoy trabajando de La influencia del arte, la economía y otros factores sociales en el diseño me ayudan en este sentido, llevando a un análisis más exhaustivo de los hechos artísticos y los factores que los impulsan. 

Se les pide a los alumnos que concurran, o se visita con ellos, muestras (Museo Nacional de Bellas Artes, el MALBA, o espacios existentes en Buenos Aires, según la oferta del momento (bares con estilo Art Nouveau, espacios temáticos, edificios públicos, que estén relacionados con los temas dados y se les pide que realicen un informe con una guía que confeccionamos conjuntamente en clase. 

Por ejemplo hasta ahora hemos visitado el MALBA, el Museo Nacional de Bellas Artes, se les sugirió que visitaran la Muestra de Dalí en el Centro Cultural Borges y el Museo Simik (que cuenta con una pequeña colección de Daguerrotipos, cámaras fotográficas, filmadoras, etc.) 

En esta guía se deben registrar: títulos de las obras, autores, técnicas, período en el cual se realizó, utilización del espacio, color, materiales, relación del artista con el diseño, lugar y fecha de visualización.

Luego se les pide que entreguen un trabajo escrito con los resultados obtenidos con el cuestionario y para acentuar el trabajo, que realicen una pieza de diseño teniendo en cuenta las características del período estudiado. 

Estimo que esta es una buena manera de acercar al alumno al original, poder relacionarlo con su contexto y además es una forma de obligarlos a que se acerquen, conozcan y vivencien los espacios de exposición y otros que remitan a los temas dados en la materia ayudando a contextualizar los contenidos dados. 

Para poder de esta maneara afirmar la relación estrecha existente entre el diseño, los artistas y el contexto sociocultural, sacando al arte, especialmente las artes plásticas, del lugar cristalizado que tuvo durante muchos años. 

La humanidad lleva largos años esforzándose en sintetizar el arte, convirtiéndolo en información objetiva y ordenada. Este esfuerzo, que en el pasado dio lugar a maravillosas obras enciclopedistas que hoy son insuficientes, ya que en primer lugar el arte no sólo es historia y clasificación, sino que también a través del mismo podemos desglosar ¿Cómo era el hombre que le dio vida a una obra? ¿Dónde está su mérito? ¿A qué inquietud humana respondió esa obra? ¿La comprendieron sus contemporáneos? ¿En qué tipo de estética se encuadra? Y muchas otras respuestas más que nos pueden dar datos del entorno de ese hombre y ayudarnos a comprender los fenómenos sociales, políticos, económicos, artísticos actuales. 

Colaborando así en tomar lo más enriquecedor del pasado y alentarnos a no repetir errores. 

Como dice Juan Cató Rubio en su libro «Sociología Política del Arte»: «Un buen día, Van Eyck quiso retratar a su esposa Margarita con el peinado que hacía furor por aquellos días: «el tocado de los cuernos». Hoy, los comentaristas al glosarlo señalan como notas típicas la minuciosidad, delicadeza, realismo, mirada limpia, boca cerrada... Pero el cuadro contenía sin embargo, cuestiones más problemáticas y profundas. Era un enfrentamiento con la jerarquía eclesiástica, todavía poderosa. ¿Por qué? El punto conflictivo radicaba en el «tocado de cuernos», reprobado por una predicación cargada de indignación e ira lanzada desde los púlpitos. El obispo de París concedía indulgencias a quienes ultrajaran a tales féminas descocadas y atrevidas. El cuadro analizado con la óptica proporcionada por la historia del peinado y de la oratoria sacra, deja a la intemperie el testimonio del momento. 

El arte es un acontecimiento rico y complejo, que ofrece muchas facetas, las cuales sólo son comprendidas si se entiende el entorno. Las relaciones ínter-disciplinares develan filones ocultos para los hombres de hogaño, pero no para los de antaño.» 

A mi entender un artista es un cronista especial de su tiempo y hay que aprender a interpretarlo para poder llagar a espacios que difícilmente se traducen en palabras. 

Muchas veces son sugerencias, que nos dicen más cosas que miles de vocablos, porque nos dejan traslucir los sentimientos de una sociedad, los ideales, búsquedas, frustraciones y logros. Siempre fluctuantes, pero la mayoría de las veces cíclicos y que deberíamos tener en cuenta para no volver a cometer errores que a la humanidad le han costado muy caros como conflictos políticos, religiosos, de poder simplemente entender la naturaleza humana y que eso nos allane el camino para crecer en nuevas direcciones. 

Difícilmente podemos reflexionar sobre lo que no pasa hoy si no conocemos a las civilizaciones antiguas (Egipto, Grecia, Roma) de las culturas precolombinas, La Argentina del siglo XIX y su relación con el resto del mundo, los artistas de la Bauhaus, nuestro pasado más cercano. 

«El arte no es una hermosa morada, sino una tarea para estar tratando siempre de solucionarla, tanto en su producción como en su recepción» nos dice Theodor W. Adorno 

Como es mucho, en efecto, lo que está en juego, no sólo el futuro de las propias prácticas de la comunicación visual, sino también -y reconociendo la tremenda incidencia de éstas en el mundo contemporáneo, su capacidad casi absoluta de condicionar los modos de vida actuales- el de la totalidad con la que ellas se relacionan, en el que ellas se inscriben. Sea cual sea la posición que particularmente adoptemos frente a ello, definitivamente es nuestra absoluta responsabilidad -como artífices de un tiempo que ha comenzado. 

Todo este trabajo apunta a que los alumnos sean pensantes y reflexivos ante la historia del arte, y de esta manera se les facilite comprender su propio entorno. 

Ayudando a ser profesionales sensibles y abiertos a lo que pasa a su alrededor, para que de esta manera puedan generar diseños acordes con el medio, que ayuden a mejorar la calidad de vida, echando una mirada sobre las posibilidades del lugar donde se están desarrollando como profesionales, sin imitar modelos externos que generalmente llevan al fracaso al diseño porque no se adecuan al espacio donde se desarrollan.


La influencia del arte, la economía y otros factores sociales en el Diseño. fue publicado de la página 190 a página191 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VI

ver detalle e índice del libro