1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VI >
  4. Realidad, fondo y forma.

Realidad, fondo y forma.

Romeo, Marcelo [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VI

ISSN: 1668-1673

XIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Febrero 2005. Buenos Aires. Argentina:"Formación de Profesionales Reflexivos en Diseño y Comunicación"

Año VI, Vol. 6, Febrero 2005, Buenos Aires, Argentina | 288 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

La complejidad del mercado laboral ha tomado dimensiones impensadas y todo parece indicar que así será por muchos años más. 

Una sociedad sobrecomunicada, en la que todos los días se incorporan nuevos productos y nuevas marcas. Los futuros profesionales, deben saber que cada vez será más difícil diferenciarse y que las comunicaciones que ellos produzcan también se diferencien. 

Tal vez, a las modalidades de aprendizaje de «teoría» y «práctica», deba agregarse otro eje que colabore con la inserción laboral. Nadie duda sobre ambas, acerca de la condición de necesidad, pero realmente, son suficientes?. La teoría y la práctica le dan al futuro profesional una cosmovisión y un ejercicio que los pone en el umbral del profesionalismo.

Considero que la «realidad» puede venir a ocupar ese lugar. La problemática, situaciones y contingencias que hoy se dan en las empresas anunciantes, en los medios y las agencias distan mucho de la teoría y práctica tradicional. 

Son moneda corriente, en nuestra vida laboral, los objetivos no alineados entre el anunciante y la agencia – y hasta a veces, no compatibles -, las negociaciones con los medios, los intermediarios parasitarios, la decisión del más fuerte y no del especialista, los recursos limitados, por citar algunos. Quienes tenemos la responsabilidad de la docencia universitaria, debemos acercarnos y acercarles a nuestros alumnos, la realidad laboral para achicar la brecha y asegurarles una correcta formación. No se trata de relatar anécdotas ni experiencias laborales, sino de hacerles conocer los nuevos paradigmas y estereotipos de los nuevos actores de la comunicación. 

¿Cuáles son las expectativas con las cuales entra a la Universidad el futuro profesional?. Quizás, son muchas, pero, imagino que hay una que es recurrente, que trata de conocer los medios (adquirir las herramientas) para lograr su objetivo fijado (éxito profesional). 

Otro de los aspectos que no debe resultarnos ajeno, se basa en que vivimos en una sociedad donde las presentaciones compiten con los contenidos. Tal vez para muchos, a esto se lo denomine «sociedad hipócrita», pero más allá de los rótulos es algo en lo que estamos inmersos. 

Vale tanto la forma como el fondo. Esta máxima la podemos aplicar a varios aspectos de la vida. Un muy buen profesional que asiste desalineado a una entrevista laboral, tendrá poca chance de superarla satisfactoriamente. Se invierte mucho tiempo y dinero en los «boxes». Podemos decir, entonces, que los packagings importan tanto como el producto. Un muy buen «powerpoint» podría compensar una carencia de contenido y volver atractiva cualquier idea. 

Una no va en desmedro de la otra. Juntas – «fondo» y «forma» – se potencian para lograr el objetivo fijado. 

El autor y gurú sueco Kjell Nordstrom, asegura que para que algo (empresa o persona) tenga éxito, debe ser «apto» o «sexy». Ahora, bien, podría trazar un paralelismo y empezar a pensar, que ser «apto» es igual a «fondo». Por otro lado, ser «sexy» podría estar emparentado con la «forma». Las cosas no solo importan por lo que son sino, también, por cómo se ven. 

La realidad, está conformada de percepciones, y esa percepción muchas veces se toma de la primera impresión de las cosas. Por eso es fundamental que la «imagen» cubra todas las expectativas. Vivimos en un mundo donde las cosas se «perciben» y a partir de ahí: la suerte ya está echada. 

Las compañías están en constante búsqueda de profesionales que hagan la diferencia. Gente que esté formada a la luz de los resultados, que tenga capacidad para planificar y que posea una visión global e integradora de los negocios. Obviamente no quiero dejar afuera de las condiciones laborales la ética y honestidad. Las presiones del mercado actual son muchas. Los futuros profesionales saben el juego que van a empezar a jugar? 

Es nuestra responsabilidad desde la docencia, ser muy claros y concretos, pero a su vez entender cuales son las nuevas olas en los mercados laborales.


Realidad, fondo y forma. fue publicado de la página 207 a página208 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VI

ver detalle e índice del libro