1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIII >
  4. El avance tecnológico en las artes visuales y la comunicación publicitaria

El avance tecnológico en las artes visuales y la comunicación publicitaria

Khalil, Ariel A. [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIII

ISSN: 1668-1673

XVIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2010.

Año XI, Vol. 13, Febrero 2010, Buenos Aires, Argentina. | 202 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Desde la época en que los originales para diseño y publicidad se confeccionaban a mano, más precisamente en fotocomposición pegada sobre cartón de originales, las artes gráficas han recorrido un largo camino.

Este largo camino ha hecho que hoy día, un número importante de medios de comunicación masiva cuente con una multiplicidad de posibilidades a la hora de manejar e imprimir imágenes, textos e ilustraciones de las más variadas y de todo tipo.

No se necesita llevar la mirada muy lejos hacia atrás para advertir o recordar que los diarios, sólo hace 15 o 20 años (no más), se imprimían en sistema tipográfico y sus textos eran producidos en la famosa Linotipo de Mergenthaler.

Las matrices de impresión del offset (sistema de impresión por excelencia del mayor parque gráfico del mercado) se copiaban con películas gráficas y que para sacar esas películas eran necesarios por lo menos más de 2 ó 3 días de trabajo porque se confeccionaban en forma fotomecánica y no digital como lo es en la actualidad. Tampoco existía la impresión digital gigantográfica y los grandes anuncios, carteles y medianeras, se pintaban a mano a partir de algunos especialistas casi inconscientes que se animaban a colgarse durante una semana de las paredes de la ciudad.

Pero un día todo empezó a cambiar, los genios programadores y técnicos de la computación desarrollaron un importante avance: poder convertir una imagen real en virtual.

De repente, la luz incidente de la imagen que entraba por una cámara fotográfica se convertía como por arte de magia en una representación de pantalla compuesta por pequeños cuadrados que al acercarse se hacían más grandes pero que, a la inversa, al alejarse se comenzaba a ver imágenes con mayor nitidez.

El mercado se entusiasmó y progresivamente se pretendió manejar en una computadora fotografías más nítidas y de mayor tamaño hasta que empezó la primera gran frustración para los iniciados y entusiasmados operadores de las Macintosh Clasic y LCIII (gran avance por cierto) pero insuficiente aún.

Lo que ocurría es que cuando querían manejar una imagen un poco grande o con mayor información, debían esperar una eternidad para que tan sólo se abriera y ni que hablar de modificar algo en ella a través del Photoshop versión 2.5 o anterior.

Gracias a Dios y a los dioses de la tecnología y la computación (Gates, Jobs, & Company) que se apiadaron de nosotros, las máquinas comenzaron a contar cada vez más con mayores capacidades de memoria y mejores procesadores que hicieron que hoy se pueda manejar una verdadera galería de imágenes de todo tipo y peso ya que las últimas computadoras disponibles del mercado cuentan con procesadores de 2.2 Ghz o más, con 500, 700 GB o hasta un Terabite de memoria residente y hasta 16 Gb o más de memoria Ram.

Y como nada se quedó atrás y debido a que las imágenes entran por algún lado para digitalizarse, se desarrollaron en forma impensada los scanners profesionales tanto planos como rotativos que llegan a muestrear una imagen a 8000 o 10000 dpi con una profundidad de 48 bits y amplio rango dinámico.

Las cámaras digitales dieron su presente y en la actualidad compiten seriamente con las analógicas a la hora de capturar imágenes para altos requerimientos de tamaño y resolución, ya que cuentan con 15, 20, 30 y más megapixeles y CCd´s sofisticados con celdas de silicio además de los últimos y novedosos CMOS que captan la imagen con mayor velocidad y menor energía.

Gracias a estos respaldos digitales y a la experiencia en lentes de la fotografía analógica hoy podemos contar con cámaras digitales que reúnen calidad y practicidad, dos ingredientes de vital importancia para el mundo de hoy.

Ni que hablar del offset digital, esta joya de la tecnología de impresión que para darnos algunos lujos nos permite imprimir folletos, catálogos, revistas, papelería, etc. con verdadera calidad de imprenta. Y, lo más interesante es que se puede imprimir 3, 4 o 7000 impresos, dando vida a la nueva moda que es la impresión por demanda.

Ya las medianeras y los carteles no son pintados sino que por el contrario el mercado actual cuenta con máquinas de impresión ink jet (Epson, HP, Novajet, Man Roland) de grandes dimensiones que imprimen hasta 5 m de ancho.

Para no quedarnos cortos una importante empresa de vía pública ha colocado recientemente una gran pantalla de leds que permite pasar con importante nitidez los comerciales de 30 segundos de las marcas que quieran anunciar allí.

Quizá la reflexión final es que esto no ha ocurrido en muchos años, ni en un siglo ni mucho menos en décadas, sucedió casi en los últimos 15 a 20 años, podemos entonces ya imaginarnos lo que puede ocurrir en los próximos 10.

Lo que sí sabemos con mayor certeza es que el cambio cada vez se acelera más, las ventajas y novedades avanzan, todo se hace más rápido y con mayores requerimientos.

En estos casos los seres humanos solemos sentir cierto vértigo, es importante entonces ya que tenemos cabeza, cerebro y emociones, que podamos pararnos firmemente para que la ola no nos lleve y disfrutar de este nuevo mar que es una vasta extensión de tecnología sumamente interesante lleno de progreso y beneficios.

Vocabulario relacionado al artículo:

artes visuales . nuevas tecnologías . publicidad .

El avance tecnológico en las artes visuales y la comunicación publicitaria fue publicado de la página 82 a página83 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIII

ver detalle e índice del libro