1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº60 >
  4. Centro de diseño urbanístico local. Fabricación de mobiliario urbano, caso de estudio Bahía de Banderas.

Centro de diseño urbanístico local. Fabricación de mobiliario urbano, caso de estudio Bahía de Banderas.

Vera Mejía, Félix Augusto

Escritos en la Facultad Nº60

Escritos en la Facultad Nº60

ISSN: 1669-2306

Presentación de Proyectos de Tesis. Foro de Investigación. Maestría en Diseño Edición VI: 27 de Mayo de 2010

Año VI, Vol. 60, Mayo 2010, Buenos Aires, Argentina | 40 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

La necesidad de buscar problemas y tratar de solucionarlos
dio inicio hace un par de años, posiblemente hace un par
de lustros en donde la práctica del diseño lleva a un mundo
desconocido y materialista, de esta parte de la creatividad
tan mal implementada y además olvidada, agregar como
desafío el cambiar una cultura buscando respuestas óptimas
estableciendo productos que se integren como mejora urbana
en gobiernos municipales.
Esta investigación tiene como punto de partida el análisis del
mobiliario urbano que exige en estos momentos el rápido desarrollo
que ha demostrado el Municipio de Bahía de Banderas
en los últimos años, además se pretende abarcar aspectos claves
para la mejora de la imagen urbana con diseños adaptados
a la región en base al análisis entre el objeto y su forma; un
estudio comparativo de lo que requiere la actual ciudadanía
que permita dar validez a la hipótesis del comportamiento
social frente a objetos en contextos distintos.
El desarrollo urbano comprende distintos factores, uno de
ellos es que las personas disfruten de una estancia agradable
en cualquier lugar bajo el efecto visual y lo que corresponde
a su entorno. “La forma no es más que una extensión del
contenido” (Creeley R. 1966. p. 16).
Este Centro de diseño para la fabricación de mobiliario urbano
(Cedul), debe tener una finalidad en donde los gobiernos sean
autosuficientes como es el caso del Municipio de Bahía de
Banderas que cuentan con capital, además que será un modelo
a seguir porque contará con un área de especialistas, además
de buscar las condiciones de realizarlo con material de la
región, estandarizando diseños con los cuales podría reducir
los costos y será el primero en su tipo en el país.
Sin embargo existen factores que son exclusivos de ciertas
necesidades que se deben tener en cuenta como el clima y su
mantenimiento de este mobiliario, con materiales y objetos
específicos para su uso, debiendo olvidar las copias de estos
diseños generando confianza a los inversionistas, tratar de
explotar al máximo los recursos tanto humano como económico,
sin apartarse de otras posibles herramientas (economistas,
ingenieros, sociólogos, urbanistas, arquitectos) deben de ver
situaciones que lleven a la mejor calidad de vida de los habitantes
de un municipio, que lo exige de manera obligada. “Las
sociedades modernas están marcadas por grandes desigualdades
en el control del espacio que disfrutan las diferentes
clases” (Kevin Lynch, 1960, p. 60).
Según Kriegen comenta que las copias no son validas por ello
es necesario romper las reglas, apartarse de lo establecido,
darle la vuelta a los esquemas rígidos como parte esencial
para desarrollar nuevas ideas. Es una locura repetir el pasado,
ahora es momento de empezar a vivir esta época de
vanguardia que propone generar nuevas ideas. Por ejemplo
el pensamiento no convencional, que son una serie de ideas
y conceptos contrarios a los acostumbrados a utilizar para
poder enfrentar los cambios que se presentan a diario y salir
airosos. “No es difícil darse cuenta, lo que está en el entorno
cambia de tal manera que no anuncia su futuro, nosotros debemos
estar dispuestos a cambiar e incluso a ser nosotros los
que conduzcamos este cambio”. Kriegel, R. (2004). Con una
versión crítica que se ocupe tanto de los problemas como de
las circunstancias históricas, psicológicas y sociológicas para
encontrar criterios que justifiquen o invaliden este desarrollo
Dado el avance del turismo y el alto crecimiento de la población
por la creciente inmigración hacia la región, el dinamismo
económico que ha tenido el municipio no se ha visto reflejado
de forma homogénea en el desarrollo urbano dentro del municipio.
Desde este punto de vista, esta situación es causada
hasta cierta forma por decisiones de inversión sesgadas hacia
la zona costa del municipio.
Como objetivo principal general se piensa en promover el
diseño como elemento estratégico para disminuir las diferencias
entre las comunidades marginadas y las desarrolladas
mejorando la calidad de vida.
El municipio de Bahía de Banderas ha provocado un aumento
en infraestructura urbana mas no en imagen la cual carece de
identidad de acuerdo a las exigencias por el crecimiento a pasos
agigantados y el auge que tiene este municipio, sumando a esto
la poca iniciativa del gobierno por mejorar este aspecto con el
centro de desarrollo comunitario urbanístico ayudara a disminuir
la diferencia entre las comunidades mediante el diseño.
Partir por rescatar los espacios públicos que son de mucho
interés para dar una mejor imagen al visitante, aportar a la
población una identidad la cual aún no se ha desarrollado sin
pensar en cuestiones políticas de corto plazo, ahora se pretende
realizar un centro de diseño que contribuya a la mejora en este
sentido, para disminuir la diferencias entre la extrema pobreza
con la alta concentración de riqueza, “El aspecto exterior
asume la función de un test cotidiano de habilidad; a través
de una serie de auto prestaciones, el individuo no sólo intentamostrar su aspecto mejor, sino también discutir y controlar
las respuestas de los demás” (Squicciarino, N. 1990, p. 185)
Para Borja el espacio público supone, uso social colectivo
y multifuncionalidad. Se caracteriza físicamente por su accesibilidad,
lo que lo convierte en un factor de centralidad.
La calidad del espacio público se podrá evaluar sobre todo por
la intensidad y la calidad de las relaciones sociales que facilita,
por su fuerza mezcladora de grupos y comportamientos; por su
capacidad de estimular la identificación simbólica, la expresión
y la integración de culturas. “Por ello es conveniente que
el espacio público tenga algunas cualidades formales como
la continuidad en el espacio urbano y la facultad ordenadora
del mismo, la generosidad de sus formas, de su diseño y de
sus materiales y la adaptabilidad a usos diversos a través del
tiempo”. (Borja, Jordi. 2003, p. 125).


Centro de diseño urbanístico local. Fabricación de mobiliario urbano, caso de estudio Bahía de Banderas. fue publicado de la página 34 a página35 en Escritos en la Facultad Nº60

ver detalle e índice del libro