Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº62 >
  4. Turismo y Hotelería. Contribución al fomento de la creatividad y la innovación en los trabajos finales de grado

Turismo y Hotelería. Contribución al fomento de la creatividad y la innovación en los trabajos finales de grado

Massafra, Mercedes [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Escritos en la Facultad Nº62

Escritos en la Facultad Nº62

ISSN: 1669-2306

Foro de Proyecto de Graduación: Aportes y Tendencias Disciplinares Proyecto de Graduación. Facultad de Diseño y Comunicación

Año VI, Vol. 62, Mayo 2010, Buenos Aires, Argentina | 64 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Como disciplinas jóvenes, el Turismo y la Hotelería constituyen campos en los cuales la investigación, la reflexión, la producción y la creación colaboran en la construcción de bases sólidas que favorezcan su desarrollo. El dinamismo en el cual s

En la búsqueda por la profesionalización de la actividad
turística y de la reflexión acerca del significado que el ocio y
el tiempo libre como derecho adquirido tienen, surge la necesidad
de la creación, dentro de los claustros universitarios,
del estudio y la investigación del Turismo como disciplina.
Esta incorporación, llevada a cabo hace ya más de cuarenta
años en Argentina, ha ido poco a poco sentando las bases no
solamente del Turismo como actividad económica y pilar
importante en los ingresos de dinero del país, sino también
como actividad que involucra a la sociedad en su conjunto,
de manera directa o indirecta, y posible de ser estudiada en
el ámbito universitario. La gestión turística, más allá de la
necesidad de ser planificada, necesita ser actualizada de
manera permanente, frente a los cambios que en la misma
sociedad se van produciendo día a día. De aquí la necesidad
de la formación profesional, la investigación y la reflexión
que la práctica de la actividad turística conlleva. Más cercano
a estos días, nuevas carreras vinculadas a la Hotelería se han
ido incorporando, y se asocia íntimamente con el Turismo,
en cuanto que constituyen uno de los pilares de la actividad,
concebida como un sistema.
Del análisis y la reflexión aparecen nuevas tendencias, surgidas
de nuevas necesidades y preferencias de los viajeros,
las que hacen que el turismo se dinamice y busque, a través
de sus distintos prestadores, innovación y creatividad en el
diseño de circuitos, actividades y modalidades.
Ahora bien, estas tendencias se ligan profundamente a partir
de los nuevos escenarios que el turismo exhibe. Estos escenarios,
fluctuantes, presentan un desafío permanente que debe
motivar a quienes tienen la responsabilidad de la formación
profesional de quienes, atraídos por la dinámica de la actividad
turística, se acercan a la universidad para formarse y prepararse
para afrontar el compromiso de ejercer una profesión
compleja pero fascinante a la vez. La motivación proviene
de la actualización permanente y de la búsqueda por formar
y constituir profesionales responsables de la gestión turística
en todos los ámbitos en los que el turismo se desarrolla. La
resultante de esta motivación y actualización permanentes se
refleja en las temáticas abordadas por los estudiantes próximos
a graduarse, al elaborar sus trabajos finales de grado.
Es así como el presente escrito se propone mostrar y demostrar
cuáles son, en el ámbito del Turismo y la Hotelería, aquellas temáticas
que muestran innovación frente a estos nuevos escenarios
y de qué manera pueden ser abordadas por los estudiantes,
de manera de iniciarlos en la práctica profesional de un modo
real y actual. Esta práctica, ligada entonces al campo profesional,
debería abarcar todas las facetas que abarca el estudio
de la disciplina: creación, investigación, proyecto profesional
y reflexión. Se profundizará en la posibilidad del abordaje
de temáticas de la agenda profesional actual desde distintas
perspectivas y cómo debe posicionarse el futuro licenciado
frente a la resolución de distintas problemáticas desde su propia
disciplina, generando un aporte posible, creativo e innovador.
La calidad como búsqueda de la mayor satisfacción,
rentabilidad y responsabilidad
La calidad es entendida como una herramienta estratégica. A
través de ella, se busca generar crecimiento; en el caso de la
actividad turística, de todos los actores que directa o indirectamente
están involucrados en ella. Si bien la búsqueda de la
calidad permite cuidar el componente más importante para
cualquier organización que es el turista, es necesario no descuidar
ninguna de las partes implicadas en este proceso. Empresas
de transporte, alojamiento, restauración, agencias de viajes, el
sector público, guías, entre otros, se ven envueltos en la carrera
de brindar servicios que satisfagan al cliente, pero que a la vez
generen ingresos y el menor perjuicio posible al elemento más
sensible del sistema turístico: el atractivo turístico.
De este modo, todos los componentes del sistema deben estimular
su creatividad, generando productos que logren una
máxima satisfacción, pero que sean sustentables.
Por otra parte es necesario reflexionar: ¿de qué manera se
puede trabajar, en el ámbito académico, y más precisamente
en un trabajo final de grado, la temática de la calidad?
Esta temática puede ser abordada desde varios frentes,
generando propuestas muy variadas. Así, la elaboración de
programas de calidad para centros turísticos constituye una
herramienta valiosa para la gestión sustentable de los destinos;
del mismo modo, la generación de lineamientos o directrices
para la evaluación de la calidad es aplicable tanto a centros
turísticos como a empresas del sector. La investigación acerca
de la eficacia de las normas de calidad establecidas para un
destino o sector puede crear un instrumento válido y valioso
para monitorear y corregir desvíos. La reflexión sobre la calidad,
como sobre cualquier aspecto de la actividad turística,
provee un espacio en el cual pensar sobre la propia responsabilidad
en la formación y en la práctica profesional, aspectos
fundamentales de todo estudio universitario. Asimismo se
puede abordar desde la normativa del Plan Federal Estratégico
para el turismo 2006-2016 y desde la Ley Nacional de
Turismo 25997/05.
La sustentabilidad como factor de una gestión responsable
y con vistas al futuro
La Organización Mundial del Turismo (OMT), principal
institución internacional en el campo del turismo, define al
turismo sustentable como un “modelo de desarrollo económico
concebido para mejorar la calidad de vida de la comunidad
receptora, para facilitar al visitante una experiencia de alta
calidad y mantener la calidad del medio ambiente, del que
tanto la comunidad anfitriona como los visitantes dependen”
Otro autor opina que “un desarrollo realista del desarrollo
turístico sustentable debe empezar por el reconocimiento de
las responsabilidades de todos los implicados en él, tanto de
los que ofrecen el servicio como los que lo reciben” (Ávila,
2002, p.22).
Estas dos definiciones resultan fundamentales a la hora de
analizar el desarrollo sustentable en general, y el turismo
sustentable en particular. Este término refiere, en primer lugar,
y como expresa la definición de la OMT, al mantenimiento
de la calidad del medioambiente. Pero esto constituye sólo
una pequeña parte de lo que implica un verdadero desarrollo
sustentable. A este espíritu de conservación que la propia
definición despliega, se le añaden dos pilares que resultan
igualmente importantes: la mejora de la calidad de vida de los
habitantes y la generación de beneficios económicos para la
comunidad receptora. En este sentido, el informe Bruntland,
elaborado en 1987 bajo la denominación Nuestro futuro
común y presentado en 1987 por la Comisión Mundial Para
el Medio Ambiente y el Desarrollo de la Organización de las
Naciones Unidas (ONU), fue el iniciador del camino hacia
el análisis de la situación mundial en ese momento, con el
fin de demostrar de qué manera el camino que la sociedad
mundial había tomado, estaba dañando el ambiente y dejando
a cada vez más sectores de la población mundial en estado
de pobreza.
La Cumbre de la Tierra, celebrada en Río de Janeiro en el
año1992, constituye un punto de inflexión en el cual las naciones
adoptan la denominada Agenda 21, que constituye un
plan para el desarrollo sustentable en el siglo XXI, donde se
contempla el abordaje de aspectos ambientales y de desarrollo
de modo integral y a escala local, nacional y mundial. Como
programa dinámico, la Agenda 21 puede vincularse a la actividad
turística de manera tal de maximizar los beneficios y
minimizar los impactos negativos que la práctica del turismo
puede acarrear.
De este modo, el abordaje desde las disciplinas del Turismo
y la Hotelería acerca de la práctica sustentable puede derivar
en estudios variados. En el caso de las investigaciones, el
desarrollo sustentable de los destinos turísticos constituye
un aporte fundamental para la continuidad de una actividad
que genera beneficios pero también puede, enfrentada a una
mala planificación y gestión, generar perjuicios difícilmente
solucionables. Asimismo, se impone la reflexión acerca de
la práctica del turismo sustentable y la interrelación entre
quienes intervienen en su concreción. La investigación de las
buenas prácticas en turismo, la elaboración de indicadores de
sustentabilidad y su puesta a prueba, el análisis cuantitativo
y cualitativo de los beneficios y perjuicios que la actividad
turística acarrea sobre la población local y su economía, son
algunos ejemplos de temáticas relacionadas al desarrollo
sustentable y el turismo. El ejercicio de la actividad turística
y hotelera en espacios naturales también puede promover
trabajos relacionados a la temática.
Productos turísticos/hoteleros innovadores
Los productos turísticos innovadores buscan satisfacer a una
demanda que requiere experiencias de viajes novedosas, en
las cuales la participación constituye el elemento sustancial
para la práctica de un turismo generador de experiencias, por
el que están dispuestos a pagar un precio elevado. Un destino
turístico que desee ser competitivo deberá brindar crear estrategias
que le permitan al visitante una satisfacción real basada
en el intercambio con la comunidad receptora. Un sinnúmero
de ejemplos pueden darse acerca de estos productos: diseño
de circuitos innovadores, planes de desarrollo de nuevas
alterativas de turismo, evaluación del impacto que generan
estos productos, entre otros.
En cuanto a las temáticas innovadoras que pueden incorporarse,
las relacionadas con el turismo alternativo resultan las
más proclives a la innovación. Así, modalidades como el
agroturismo, turismo educativo, etnoturismo, turismo cultural,
turismo solidario, turismo de salud, son capaces de atraer
nuevos mercados y a su vez diversificar la economía de los
lugares en el cual se realizan las actividades turísticas. En el
campo de la Hotelería, la generación de nuevos productos
también constituye hoy en día una herramienta válida para
la satisfacción de los huéspedes. De esta manera, es posible
investigar acerca de nuevas alternativas en cuanto a formas
de hospedaje, servicios o lugares en donde se pueden emplazar
nuevos proyectos hoteleros. Por ejemplo, alojamientos
desmontables, cheap and chic, wellness, flotantes, temáticos,
slow, entre otros.
Accesibilidad en Turismo y Hotelería
La carta de Barcelona, de 1996, establece a la accesibilidad
como una parte fundamental en la planificación y diseño
de las ciudades en pos de la mejora de la calidad de vida.
El turismo accesible boga por un turismo sin restricciones,
sin barreras que impidan su ejercicio por todas las personas,
independientemente de su condición física. Así, y de acuerdo
con los principios de la fundación Turismo para Todos, las
personas que poseen alguna imposibilidad física encuentran
inconvenientes en la práctica turística, por ejemplo, en la
posibilidad de acceder a espacios verdes, problemas en la
estructura de la ciudad (cruces peatonales, vehiculares, etc.),
barreras en el mobiliario urbano, limitaciones en el uso y
disfrute de edificios, como los destinados a ofrecer servicios
de alojamiento, gastronómicos, actividades culturales, actividades
deportivas, lúdicas, entre otros. Asimismo, un factor
limitante es el transporte, medio para acceder a numerosos
atractivos turísticos (El medio físico cultural, s/f).
De este modo, numerosos proyectos han surgido en distintos
niveles (públicos y privados) para la planificación tanto de
destinos como de circuitos, alojamientos, y otros servicios con
características de accesibilidad. Ciudades como San Martín
de los Andes, en Argentina, han dado un paso al frente en la
búsqueda por lograr la máxima integración de las personas
con capacidades restringidas abordando la problemática desde
el año 1999.
Entendida entonces a la accesibilidad, la posibilidad de desarrollo
de distintos tipos de trabajos se abre a la búsqueda
de nuevas alternativas. Proyectos profesionales pueden
desplegarse hacia la planificación, tanto de destinos como de
actividades; investigaciones que den cuenta de los errores y
aciertos en la práctica del turismo accesible y de la accesibilidad
en la hotelería; creación de nuevos circuitos accesibles
y reflexiones acerca de la responsabilidad de la planificación
y la gestión responsable, son temáticas que se despliegan a
partir de esta búsqueda por la integración y el derecho de las
personas por hacer un uso pleno del tiempo libre.
Turismo, hotelería y tecnología
Las tecnologías de la información y de las comunicaciones
(TICs) han modificado la actividad turística, ya que el uso de
Internet cambió la forma en que los consumidores planifican
sus vacaciones. Como contrapartida, los operadores turísticos
y las empresas vinculadas con la actividad han debido trabajar
arduamente por actualizar la forma en que promocionan sus
productos y los venden en el mercado.
Los consumidores dejaron de ser pasivos para convertirse
en hacedores de los productos que consumirán en su tiempo
libre. Y no se conforman sólo con esto: buscan información,
la procesan, la compran y luego, a su regreso, dejan su opinión
acerca de los servicios que le fueran brindados y de su
experiencia en el destino elegido.
Según la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio
y Desarrollo (UNCTAD), el uso de las TICs para el intercambio
de información sobre productos y servicios permite
que todos los agentes ligados a la actividad turística estén al
tanto de los servicios que se ofrecen. Asimismo, agrega que
los países en desarrollo atraen cada año al 35% de los viajeros
internacionales, por lo que están empezando a desarrollar
estrategias para la venta a través del medio electrónico. Por
ejemplo, actualmente hay 24 países menos adelantados (PMA)
que cuentan con sitios Web turísticos, aunque son solamente,
en la mayoría de los casos, sólo sitios en donde informarse,
que no reflejan la riqueza de los productores turísticos locales
y a través de las cuales no se pueden hacer ni pagar las
reservas (s/f).
El uso de las TICs no se restringe a lo desarrollado en el párrafo
anterior; otras tecnologías, por ejemplo, pueden aplicarse
para generar recorridos autoguiados.
En este escenario, se generan posibilidades de concreción de
trabajos que se aboquen a analizar estas tendencias y crear
instrumentos que permitan la adaptación de las TICs a las
diversas actividades derivadas de la práctica del turismo.
Turismo, patrimonio e identidad
El turismo basado en el patrimonio es un difusor fundamental
de la cultura de un lugar. Así, la difusión puede, en el caso de
ser adecuadamente planificada, ayudar a la consolidación de
la identidad de los pueblos.
Dentro de los grupos más sensibles, los pueblos originarios
constituyen de por sí un atractivo para aquellos viajeros
que buscan indagar en las raíces, además de experimentar
vivencias propias de la idiosincrasia de los lugares que visitan
desde todos puntos de vista: compartiendo sus ritos, sus
costumbres, su gastronomía, sus actividades económicas.
La práctica del turismo hacia comunidades autóctonas ha
sido en muchos casos disparador de problemas en algunas
ocasiones insalvables. En este sentido, la Constitución de
la Nación Argentina sancionada en el año 1994 explicita la
incorporación de estos pueblos a la actividad turística. Así,
la Administración Nacional de Parques Nacionales incorpora
a comunidades autóctonas a la gestión, como el caso de los
mapuches en el Parque Nacional Lanín o los wichis en el
Impenetrable chaqueño.
Otro factor de riesgo lo constituye aquellos sitios que,
vinculados por ejemplo con la arqueología, la geología, la
antropología entre otras, buscan reflejar el pasado de un lugar
y fundamentar en ellos su identidad. Del mismo modo que
el caso anterior, una gestión equivocada o la ausencia de ella
pueden provocar daños irreparables. Un ejemplo claro lo
constituyen las Cuevas de Altamira, en Cantabria, España,
en las cuales las visitas indiscriminadas condujeron a las autoridades
a realizar el cierre para cualquier tipo de recorrido
o actividad. Puede observarse que la incidencia de la práctica
turística sobre los atractivos se analiza habitualmente desde
la perspectiva de los impactos negativos, es decir, analizando
de qué manera el turismo acaba, por diferentes mecanismos,
degradando o destruyendo estos atractivos; teniendo en
cuenta esta preocupación se incorpora, lentamente, algunas
estrategias alternativas de valorización turística, y gran
parte de las cuestiones vinculadas con la sustentabilidad en
el turismo tienen relación con esto (Almirón, Bertoncello y
Troncoso, 2006).

Turismo, patrimonio e identidad constituyen una alianza que,
correctamente gestionada, puede generar grandes beneficios
tanto al turista como a la comunidad receptora y a la economía
local. De esta manera, el fomento de trabajos dentro del
ámbito académico pero con la debida proyección profesional,
pueden colaborar en la búsqueda de alternativas para que, a
través de la práctica sustentable del turismo, el visitante pueda
lograr una experiencia gratificante. Desde esta perspectiva,
se abren diversas posibilidades: proyectos profesionales que
se dediquen a la planificación del turismo en sitios con alto
valor patrimonial; investigaciones acerca de los impactos
que genera tanto en los visitantes como en las comunidades
receptoras la práctica de actividades turísticas; investigaciones
que tiendan a la búsqueda de nuevas alternativas en base a
la exploración de las características del patrimonio –tangible
e intangible- de un determinado lugar; ensayos de reflexión
acerca del valor del turismo en cuanto a su contribución a
la preservación de la identidad y el patrimonio; creación de
nuevos circuitos turísticos con foco en el patrimonio, entre
otras tantas alternativas.
Conclusión
Como puede observarse, el Turismo y la Hotelería son disciplinas
que contienen temas aún inexplorados o poco transitados.
Quizás su juventud -en cuanto a campos abordados en el área
universitaria- hace que grandes posibilidades se abran para
cualquiera de las categorías en las cuales el estudiante, de
acuerdo con sus intereses particulares de desarrollo profesional,
aborde con provecho y eficiencia la tarea de elaboración
y presentación de su trabajo final de grado. Es necesario, para
lograr el éxito, tener en cuenta el dinamismo que el Turismo
como disciplina y como actividad productiva posee, para abrir
el juego a todo tipo de proyecto en el cual la creatividad sea
el pilar para continuar sentando las bases que la disciplina
necesita para su consolidación.
Bibliografía
Almirón, A., Bertoncello, R. y Troncoso, C. (2006, junio).
Turismo, patrimonio y territorio. Una discusión de sus relaciones
a partir de casos de Argentina. Estudios y perspectivas
en turismo. Vol. 16 nº 2.
Ávila, R. (2002) Introducción al concepto de sostenibilidad y
turismo sustentable. En Turismo Sostenible. Madrid:
IEPALA
Constitución de la Nación Argentina (1994). Recuperado el
28/10/09 de http://www.argentina.gov.ar/argentina/portal/
documentos/constitucion_nacional.pdf
El medio físico cultural (s/f). Fundación Turismo para Todos.
Recuperado el 27 de octubre de 2009 de http://www.turismoparatodos.
org.ar/turismo/acc_medio_fisico.htm
Ley Nacional de Turismo Nº 25997/05. Recuperado el 28 de
octubre de 2009 de http://estatico.buenosaires.gov.ar/areas/
gestion_turismo/pdf/ley_nacional_turismo_2005_01_07.pdf
Molina, S. (1982). Turismo y ecología. México: Trillas
OMT (2009). Disponible en: http://www.unwto.org/index_s.php
Organización de las Naciones Unidas. División de Desarrollo
Económico y Social (s/f) Programa 21. Recuperado el 26
de octubre de 2009 de http://www.un.org/esa/dsd/agenda21
Sectur (2007). Plan Federal Estratégico de Turismo Sustentable
2016. Disponible en: http://2016.turismo.gov.ar/
wp_turismo/?page_id=87

google_header = ''; google_ad_client = 'pub-2728517032854978'; google_ad_slot = '4738974236'; google_ad_output = 'js'; google_max_num_ads = '3'; google_ad_type = 'text_html'; google_image_size = '300x250'; google_feedback = 'on'; google_protectAndRun("ads_core.google_render_ad", google_handleError, google_render_ad);


Turismo y Hotelería. Contribución al fomento de la creatividad y la innovación en los trabajos finales de grado fue publicado de la página 53 a página56 en Escritos en la Facultad Nº62

ver detalle e índice del libro