Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVI >
  4. Anticipar, calcular y experimentar: la investigación científica como práctica moderna

Anticipar, calcular y experimentar: la investigación científica como práctica moderna

Díaz, Sergio; Jait, Alelí [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVI

ISSN: 1668-1673

XIX Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2011

Año XII, Vol. 16, Agosto 2011, Buenos Aires, Argentina | 200 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

El siguiente artículo abarca cuestiones vinculadas al proceso de la investigación científica teniendo como ejes centrales de discusión y reflexión aquellos conceptos que son naturalizados en la práctica. Es por ello, que nos detenemos principal y enfáticamente en el producto de dicha empresa, es decir, en el conocimiento científico en tanto resultado capital del pensamiento moderno que, a su vez, presupone una distinción entre un sujeto y un objeto construido a partir de la experimentación.

Palabras claves: investigación – conocimiento – experimentación.

El proceso de la investigación científica comprende una serie de pasos que constituyen un camino o un método cuya finalidad es ordenar la tarea del investigador/ alumno otorgándole racionalidad y sistematicidad a su labor dentro del aula. Obtener un conocimiento científico que derive de la construcción de un objeto es la finalidad de la empresa y para ello cada investigador/ alumno debe aprehender y proveerse de las herramientas que le posibiliten delinear una estrategia que le permita alcanzar sus metas de acuerdo a lo esperado/esperable. Si bien la flexibilidad del proceso implica que el investigador/alumno puede innovar –supeditando siempre la innovación a la viabilidad– es fundamental, ateniéndonos en principio al proceso de aprendizaje pero extendiéndolo además a cualquier práctica, que el investigador/alumno domine el género; entendiendo por género a aquel conjunto de reglas o regularidades que posibilitan cierta previsibilidad y cierto reconocimiento. En este sentido, el proceso de investigación es el objeto que a través de la construcción de su propio objeto o “metaobjeto” debe ser dominado o, mejor dicho, comprendido. 

Ahora bien, es necesario reflexionar sobre algunos presupuestos en torno al proceso de investigación en tanto modo de conocer derivado de la ciencia y modalidad que encuentra sus orígenes en el pensamiento moderno. Así podemos afirmar que “…La esencia de eso que hoy denominamos ciencia es la investigación [y la esencia de la investigación consiste en que] (…) el propio conocer, como proceder anticipador, se instala en un ámbito de lo ente, en la naturaleza o en la historia. Aquí, proceder anticipador no significa sólo el método, el procedimiento, porque todo proceder anticipador requiere ya un sector abierto en el que poder moverse…”1 

El verbo ‘conocer’ encierra, dentro del proceso de investigación, una multiplicidad de postulados que son naturalizados e incorporados de manera inmediata bajo la forma de lo dado, pero es preciso desnaturalizarlo para entrever su significación. En primer lugar, ‘el propio conocer’ supone la existencia de un sujeto capaz de representar, de traer ante sí un objeto para transformarlo en un contenido propio del pensamiento. En segundo lugar, el conocer implica que algo puede ser conocido es decir, que hay un objeto exterior y diferente del sujeto que puede ser representado, vuelto contenido de una conciencia. El sujeto moderno, propio de la ciencia, es un sujeto autoconsciente, esto es, que puede dar cuenta de los contenidos de su propio pensamiento y de lo existente. Por su parte, todo lo existente –naturaleza e historia– forma parte de los dominios del hombre, del sujeto, en tanto fundamento de una época en la que el mundo es conocido como imagen, es decir, como capacidad proyectiva derivada del poder de representación del sujeto que se convierte en principio ordenador de la realidad. 

En este sentido, el objeto –o aquello que es conocido– primeramente es construido como tal; es aquello plausible de ser dominado y, por lo tanto, escrutado, explotado, aniquilado. El objeto tiene que ser recortado del plano de lo existente, vuelto inanimado para ser manipulado. El sujeto tiene el poder de manipularlo: indagarlo, medirlo, escudriñarlo, aislarlo. 

Es necesario, entonces, que se produzca en una primera instancia una separación entre el sujeto y el objeto para ‘conocer’. El proceder anticipador deriva de la operación que el sujeto realiza sobre el objeto y de la capacidad de previsión del primero. Pero, sin lugar a dudas, el proceder anticipador encuentra su razón de ser en el cálculo; en el descifrar y el cifrar que posibilita la anticipación y la revisión. 

“El conocimiento, en tanto que investigación, le pide cuentas a lo ente acerca de cómo y hasta qué punto está a disposición de la representación. La investigación dispone de lo ente cuando consigue calcularlo por adelantado en su futuro transcurso o calcularlo a posteriori como pasado. En el cálculo anticipatorio casi se instaura la naturaleza, en el cálculo histórico a posteriori casi la historia. Naturaleza e historia se convierten en objeto de la representación explicativa. Dicha representación cuenta con la naturaleza y ajusta cuentas con la historia. Sólo aquello que se convierte de esta manera en objeto es, vale como algo que es. La ciencia sólo llega a ser investigación desde el momento en que se busca al ser de lo ente en dicha objetividad.”2 

Ya convenidos los alcances del término conocer e instalada la consecuente y necesaria división entre sujeto y objeto, es obligatorio reflexionar sobre el experimento en tanto vital para que el proceder científico sea entendido como tal3 . 

El resultado del proceso de la investigación científica es el conocimiento científico pero como en toda dinámica empresarial para dictaminar la validez universal del producto, éste debe ser verificado. El experimento aparece por la necesidad de aclarar los fenómenos que se nos presentan y que previamente hemos constituidos como hechos a partir de la adjudicación de leyes y regularidades. “La aclaración se lleva a cabo en la exploración o examen. En las ciencias de la naturaleza esto tiene lugar, según el tipo de campo de examen y la intención de la aclaración, por medio del experimento. Pero no es que las ciencias de la naturaleza se conviertan en investigación gracias al experimento, sino que es precisamente el experimento aquel que sólo es posible, única y exclusivamente, en donde el conocimiento de la naturaleza se ha convertido en investigación.”4 

Por ello hay que diferenciar la mera observación de la naturaleza de la experimentación, entendida como instancia cabal de la investigación científica. Conocer a través de la empiria, de la experiencia, a partir de la observación de las propiedades y transformaciones, de las condiciones cambiantes de la naturaleza para estipular reglas generales, sigue siendo radicalmente distinto del proceso científico. Ya que la ciencia en cuanto investigación, si bien puede utilizar auxiliarmente la observación, se basa en el experimento que posee un carácter auténticamente decisivo: “El experimento comienza poniendo como base una ley. Disponer un experimento significa representar una condición según la cual un determinado conjunto de movimientos puede ser seguido en la necesidad de su transcurso o, lo que es lo mismo, puede tornarse apto a ser dominable por medio del cálculo. Pero la disposición de la ley se lleva a cabo desde la perspectiva que se dirige al rasgo fundamental del sector de objetos. Éste es el que ofrece la medida y vincula a la condición el representar anticipador.”5 

En síntesis, el hombre al constituirse en sujeto y fundamento de una época se arroga la capacidad de representar y con ella la posibilidad de prever y rever el carácter de su objeto. A través del cálculo el sujeto produce y construye un objeto que es dominado a través del experimento, instancia ineludible del proceso de la investigación científica que tiene por finalidad producir un nuevo conocimiento o arrojar luz sobre un fenómeno sombrío.

Notas 

1 Heidegger Martín, Caminos del bosque, Madrid, Alianza, 1996. 

2 Ibd. 

3 Sin dudas es capital para comprender el proceso de la investigación científica realizar una reflexión en torno a los alcances del método. Sin embargo, no nos referiremos a dicha cuestión en este artículo pero puede consultarse para clarificar el tema: Alelí Jait, Sergio Díaz, “Ensayo sobre el método en la comunicación y el diseño”, Revista de Reflexión académica, Año XI Volumen 13. Febrero 2010; Universidad de Palermo, ISSN 1668-1673. 

4 Heidegger Martín, Caminos del bosque, Madrid, Alianza, 1996. 

5 Ibd.

Abstract: The following article includes some issues tied to the scientific research process having like central axes of discussion and reflection those concepts that are naturalized in practice. It is for this reason, that we focus emphatically in the company product, meaning, the scientific knowledge as the result of modern thought that, presupposes as well a distinction between a subject and an object constructed from the experimentation.

Key words: investigation – knowledge – experimentation.

Resumo: O seguinte artigo abarca qüestões relacionadas ao processo da investigação científica tendo como eixos centrais de discussão e reflexão aqueles conceitos que são naturalizados na prática. É por isso, que nos paramos principal e enfaticamente no produto de dita empresa, isto é, no conhecimento científico em tanto resultado capital do pensamento moderno que, a sua vez, pressupõe uma distinção entre um sujeito e um objeto construído a partir da experimentação.

Palavras chave: investigação – conhecimento – ensaio.

(*) Sergio Díaz. Licenciado en Sociología (UBA, 2005). Magister en Comunicación y Cultuta UBA (Tesis en preparación). Profesor de la Universidad de Palermo en el Departamento de Investigación y Producción en la Facultad de Diseño y Comunicación

Alelí Jait. Maestría en Comunicación cultural. Facultad de Ciencias Sociales (UBA, 2007). Licenciada en Ciencias de la comunicación UBA. Profesora de la Universidad de Palermo en el Departamento de Investigación y Producción en la Facultad de Diseño y Comunicación.

Vocabulario relacionado al artículo:

investigación científica . modernidad .

Anticipar, calcular y experimentar: la investigación científica como práctica moderna fue publicado de la página 168 a página169 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVI

ver detalle e índice del libro