1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVIII >
  4. Habitando nuevas situaciones

Habitando nuevas situaciones

Meza, Silvia [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVIII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVIII

ISSN: 1668-1673

XX Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Facultad de Diseño y Comunicación. Universidad de Palermo

Año XIII, Vol. 18, Febrero 2012, Buenos Aires, Argentina | 208 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

El presente trabajo desarrolla un breve análisis y articulación de diversos conceptos desarrollados en las producciones escritas realizadas por los docentes que cursaron la materia Introducción a la Didáctica en el año 2010. Dicha asignatura entre otras, conforma el Programa de Capacitación para docentes que lleva a cabo la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo. Los siguientes ensayos ponen en evidencia temáticas recurrentes, que se pueden definir como problemáticas acerca del rol que debe asumir la educación superior para favorecer la futura práctica profesional de los estudiantes egresados de la universidad.

Palabras clave: problemáticas – rol – educación superior – reflexiones – estudiantes – diversidad.

Introducción 

Los planteos y reflexiones que los docentes realizan en sus trabajos dan cuenta a grandes rasgos, de sus inquietudes en relación a la manera en la que sus diferentes desempeños, sus prácticas cotidianas, pueden incidir efectivamente en el logro de aprendizajes significativos que realmente tengan un sentido y que interpelen al alumno, y a la forma en que deben ser abordados dichos procesos para que potencien el desarrollo de la capacidad crítica y la posibilidad de que intervengan sobre la realidad para su transformación. 

Desde esta perspectiva, este ensayo a modo de prólogo, intentará interpretar y aportar elementos acerca de algunos aspectos del escenario socio - cultural en el que se producen los temas mencionados en los párrafos anteriores, y sobre otros aspectos propios que están relacionados con los destinatarios de los procesos de enseñanzas: los alumnos. Alumnos, estudiantes, jóvenes, pensados desde un nuevo paradigma que contempla la diversidad en términos culturales, y las implicancias que devienen de este hecho. Ya no se habla de juventud como mera categoría etaria que posee, sin distinciones, características uniformes, sino de juventudes aludiendo a la diversidad.

Ambos aspectos señalados están en íntima correspondencia, dado que comprender la complejidad del escenario donde están insertos los jóvenes actualmente y las características que éstos asumen en él, es fundamental para tener una percepción de lo social que nos posibilite abrirnos a perspectivas de acción educativas que sean coherentes con esta complejidad y que por lo tanto sean útiles para ellos. 

Comentarios sobre los ensayos realizados por los docentes

Aprendizaje significativo, construcción a medida. Stella Maris Müller (El texto completo fue publicado en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación, Libro XV, 2011, pp. 184-186)

El tratamiento que el ensayo ofrece sobre el concepto de aprendizaje significativo, a partir del uso de una metáfora en la que alude a este concepto con el de “construcción de la propia casa”, le otorga una particular originalidad a la obra.

Desde este sentido la autora hace un recorrido de las diferentes etapas de esta construcción del conocimiento y/o de la propia casa, en las que están involucrados tanto el hacedor de la construcción, el alumno, como también el docente que orienta y colabora en esa construcción.

En el ensayo subyace la concepción de que el aprendizaje es una consecuencia del pensamiento, idea que es sostenida a lo largo de la obra dando cuenta de variados ejemplos, que interactúan, juegan con la connotación ambivalente de la construcción.

La autora alerta sobre los usos de Internet, en relación a la abundante información que proporciona, y analiza este hecho desde el concepto de la búsqueda trivial del conocimiento, característica del conocimiento frágil, que no produce aprendizajes significativos sino meras acumulaciones de datos y rutinas.

Educar en la generación Digital. La otra trilogía: alumnos nativos digitales, docentes inmigrantes digitales, y programas de estudios para embajadores itinerantes. Ernesto Caragliano (El texto completo fue publicado en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación, Libro XV, 2011, pp. 193-196)

A partir del título, se observa una original redefinición que el autor realiza sobre los elementos constitutivos de la tríada tradicional: alumno, docente y conocimiento. Esta redefinición de la tríada, debe tomar en cuenta la existencia de un mundo globalizado, impregnado de un ambiente tecnológico, en el que es necesario promover la construcción de competencias en los estudiantes.

Teniendo en cuenta este escenario tecnológico, profundiza sobre las características que brinda la virtualidad, que se reflejan en cambios profundos de ciertas categorías lógicas de pensamiento, entre otras el autor señala la lógica lineal y secuencial de los adultos, frente a la de los jóvenes que da lugar a una simultaneidad de las tareas.

A lo largo del ensayo, hay una notable inquietud en referencia al desafío que constituyen estos cambios para la educación superior, argumentando sobre la importancia de “reinterpretar lo que ha variado” a partir de aprendizajes significativos y comprensivos.

Desde este sentido es muy sugestivo el concepto utilizado por el autor referido a “generar una culturización para la otra trilogía”, en relación a la adaptación de los programas de estudio y a la convocatoria que hace a los adultos en el uso de la herramienta informática, para no quedar excluidos de este nuevo escenario.

La asistencia a los cursos en Palermo Digital. Miguel Angeleri (El texto completo fue publicado en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación, Libro XV, 2011, pp. 199-201)

El título del ensayo va anticipando la inquietud del autor frente a la gradual inasistencia que se producen en el proyecto pedagógico “Palermo Digital”.

A partir de la pregunta: ¿Qué pasa en el medio de la cursada para que se produzca esta merma?, el autor analiza ciertas causas posibles de este hecho, dando relevancia a una falta de motivación de parte de los alumnos por conocer ya los contenidos que se dictan en este curso, o por compromisos de entregas de otras materias curriculares. Resulta interesante el planteo acerca de que esta situación de deserción, además esté relacionada, con que los estudiantes van buscando lo que les interesa o lo que necesitan en el momento preciso que lo requieren y no como “una apuesta a su propio futuro en cuanto ese saber lo puede ayudar”. Advierte entonces sobre las consecuencias de esta situación tomando como referente teórico a David Perkins (1995), desarrollando su concepto de conocimiento frágil.

Cabe destacar como aporte del autor lo que sugiere como estrategia para incentivar la permanencia de los concurrentes en el curso de “Palermo Digital”: que se le otorgue a dicho curso un valor agregado tanto para cada carrera en particular como para la materia donde lo van a poner en práctica. 

Hacia un conocimiento más reflexivo. Lorena Macchiavelli (El texto completo fue publicado en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación, Libro XV, 2011, pp. 186-189)

A lo largo del texto, la autora reflexiona sobre la abundante información que circula en la sociedad, y a los cambios que se van produciendo en el sistema educativo como resultado de este fenómeno. 

Haciendo referencia a diversos autores que adhieren al modelo constructivista de la enseñanza, la autora analiza los cambios del rol docente inmerso en esta sociedad hiperinformada, advirtiendo muy acertadamente que, entre otros factores, el docente debe tomar en cuenta también al alumno como generador de contenidos, dada la cantidad de fuentes proveedoras de conocimiento que maneja.

Desde las perspectivas mencionadas, propone una visión dinámica y activa del conocimiento, de “conocimiento como diseño” con una estructura y un propósito, que le posibilite al estudiante una mirada crítica y reflexiva de esa caudalosa información circulante, visión que contemple además la naturaleza situada del conocimiento, es decir el contexto socio-cultural particular donde éste se produce y circula.

Enseñar, una puerta abierta que late. Verónica Sordelli (El texto completo fue publicado en Reflexión Acadé- mica en Diseño y Comunicación, Libro XV, 2011, pp. 163-165)

¿Cómo enseñar a desarrollar un proceso creativo?, ¿la creatividad es innata y duradera?

A partir de estos interrogantes, la autora considera la posibilidad de la enseñanza de la creatividad en la universidad.

El ensayo contiene un adecuado análisis de conceptos de Schön (1992) referidos a reflexionar sobre la acción y sobre el conocimiento en acción, que otorgan sentido a las preguntas que actúan cómo disparadoras. Y coherente con estos conceptos, señala al aula taller como escenario motivador propicio para todo proceso proyectual de enseñanza.

Desde este mismo sentido, hace referencia al concepto de aprendizaje cooperativo y la colaboración, como instancias que facilitan la inventiva en el alumno, pues la inventiva se indaga bajo varias miradas, abriendo el abanico de posibles soluciones.

El tratamiento y la reflexión que hace la autora sobre los conceptos mencionados anteriormente desde un marco teórico constructivista de enseñanza, constituyen una buena aproximación sobre el tema de la posible ense- ñanza de la creatividad, o cómo ella misma sostiene: “…este ensayo no es ni pretende ser concluyente, sino más bien la puerta de entrada a futuras investigaciones y experiencias áulicas”.

Diseñarte. Valeria Delgado (El texto completo fue publicado en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación, Libro XV, 2011, pp. 190-193)

Este ensayo le otorga a los elementos de la tríada didáctica, una creativa resignificación: al alumno lo representa con el concepto de Diseñarte, al conocimiento con el de Arte y al docente con el de Diseño.

Utilizando esta sugerente transpolación de conceptos, la autora advierte sobre la importancia de abordar el arte de reflexionar sobre la reflexión en las prácticas educativas, tanto desde el rol docente como desde el del alumno, y coherente con esta concepción constructivista de la enseñanza hace referencia al uso del conocimiento como diseño, dado que desde esta visión se promueve la comprensión y el pensamiento crítico y creativo en los estudiantes.

A lo largo del texto, se menciona a diversos estudiosos del modelo constructivista como marco referencial para dar cuenta de la conveniencia del logro de aprendizajes significativos

El diálogo y la formación de seres humanos íntegros. 

Laura Martínez

La propuesta que sostiene este ensayo es la pertinencia del aula taller como espacio generador de significados entre docentes y alumnos, sosteniendo además la posibilidad que brinda para la articulación entre la teoría, la investigación y la acción.

La autora aporta y analiza el concepto de “diálogo apreciativo”, como herramienta comunicacional coherente con la metodología del aula taller, e interpreta desde este sentido cuál es el rol de un buen líder en una clase para contribuir eficazmente en los procesos cognitivos del grupo.

Dicha mirada resulta interesante, cuando se le atribuye al concepto de diálogo apreciativo, las posibilidades que se abren a través de él a los alumnos, para apropiarse de marcos conceptuales y de dominios de vocabularios técnicos.

Docentes de la “Generación Y. Ana Carolina Bongarrá (El texto completo fue publicado en Reflexión Acadé- mica en Diseño y Comunicación, Libro XV, 2011, pp. 169-173)

Los interrogantes que aparecen finalizando el ensayo referidos a: ¿Por qué siempre tienen que cambiar los alumnos?, ¿Por qué no cambiar nosotros?, interpelan al lector en su función de docente a lo largo de la lectura del texto.

La autora describe una realidad social, en la que la tecnología el consumo y la publicidad son protagonistas en la vida de los jóvenes. A ellos alude con el concepto de Generación Y.

Tomando en cuenta este escenario, y haciendo uso de varias fuentes citadas como marco a sus planteos, reflexiona sobre las cuestiones que derivan de este hecho. Entre otras, plantea problemáticas asociadas a la pertinencia de las herramientas didácticas que se siguen utilizando en la enseñanza, a la redefinición del rol docente para tener acceso en términos de la autora a “un alumno real y no ideal”. Y es en este punto donde se profundiza la interpelación al docente: cuestionando sus creencias en relación a sus alumnos.

Un aporte valioso que enriquece esta obra, es incorporar el análisis sobre los conceptos de “adolescencia hoy”, y de cómo se construyen las subjetividades de los jóvenes de forma distinta que en la modernidad, dando cuenta que la comprensión sobre ambos procesos es relevante a la hora de pensar estrategias de enseñanza.

El desafío en el dictado de materias vinculadas a la Tecnología: Un camino en acción para llegar de la práctica a la teoría. Elsa Silveira (El texto completo fue publicado en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación, Libro XV, 2011, pp. 180-183)

El eje que atraviesa este ensayo se refiere a la complejidad existente cuando se intenta promover un pensamiento integrador, abierto y crítico, para aplicar en producciones materiales creadas desde tecnologías del diseño, de la edición, de la publicidad y de la comunicación visual.

La autora plantea esta problemática y aborda la complejidad sugerida en el título, considerando distintos aspectos para su análisis, entre ellos considera la importancia de trabajar con la teoría y la práctica conjuntamente, posibilitando de esta manera contextualizar situaciones problemáticas para lograr una mejor comprensión de ellas y en consecuencia facilitar su resolución.

Otro concepto a destacar es el la importancia del trabajo en equipo, lo que permitiría construir una concepción globalizadora y abarcadora de la aplicación de tecnologías a los procesos de producción.

Desde este sentido, se considera un rol docente que de cuenta de capacidades analíticas, interpretativas, que oriente los productos elaborados por los alumnos, brindándole un sentido a su materialidad que refleje la interacción entre teoría – práctica.

Cabe destacar las propuestas que realiza la autora como intentos a llevar a cabo como respuesta a este desafío en las aulas, entre ellas propone la proyección de actividades áulicas hacia fines realizables y concretos, que partan de saberes previos y que incorporen nuevas perspectivas, orientadas hacia la toma de decisiones, remitiéndose al aprendizaje significativo. 

En línea con los conceptos ya mencionados, se enfatiza sobre la necesidad de habilitar la práctica de la revisión de los sucesos cotidianos, como aspectos de reflexión para su futura teorización.

Relación e integración del conocimiento. El Diseño Fotográfico en la Licenciatura en Fotografía. Juan Carlos López Chenevet (El texto completo fue publicado en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación, Libro XV, 2011, pp. 176-177)

La argumentación del ensayo señala el conflicto que se plantea entre las distintas materias que comparten ejes comunes en la carrera, en relación a la disociación existente en los contenidos que se dictan en ellas.

El autor advierte sobre cierta inconsistencia entre los enunciados que contienen el plan de estudio, y con lo que ocurre en el dictado concreto de los contenidos enunciados, explicando este hecho como resultado de la ausencia de espacios institucionales en los que se intenten consensos académicos.

Desde una mirada constructivista, se hace referencia a la dificultad de poder concretar aprendizajes significativos, ya que se obstaculiza la recuperación de los saberes previos de los alumnos, dado la fragmentación entre las distintas cátedras.

En el texto se observa una interesante reflexión acerca de las implicancias de la actividad fotográfica que favorecen la comprensión de sus procesos a nivel instrumental y a nivel social. Reflexión en la que además se formulan interrogantes que quedan abiertos.

El ensayo integra una serie de propuestas, que se reconceptualizan desde la reflexión en la acción en el acto fotográfico, ya que como sostiene el autor “no es aconsejable la utilización de recetas”, y desde un abordaje colaborativo de la enseñanza que contempla la interdisciplinariedad.

Aparecer. Leticia Martín

A partir de la pregunta referida a los paradigmas e historias personales que acompañan al docente durante su formación, este ensayo plantea los cambios que se dieron en la didáctica a partir de los años 80 con el advenimiento de la democracia.

A lo largo del texto, la autora pone en tensión el concepto de habitus del ser docente, y desde este sentido reflexiona sobre las configuraciones didácticas propias de los docentes.

Tomando como marco a estudiosos del modelo constructivista de la enseñanza, retoma la tríada didáctica, centrándose en el rol activo de uno de sus elementos: el alumno, y elaborando un análisis desde un nivel comunicacional lo reubica no sólo como un mero receptor, sino también como un emisor de mensajes. 

Desde esta perspectiva, sostiene que el aula taller, conceptualmente es el espacio donde el alumno puede ejercer y desarrollar ese rol protagónico.

El ensayo concluye dando cuenta de que la participación democrática, posibilitó centrar la mirada en un “otro” constituido por el alumno, favoreciendo la inclusión de categorías constructivistas para trabajarlas desde la educación.

Aprender haciendo en el diagnóstico. Dolores Díaz Urbano (El texto completo fue publicado en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación, Libro XV, 2011, pp. 174-175)

La hipótesis contenida en este ensayo sostiene que los alumnos universitarios alcanzan los objetivos de aprendizaje a través de la reflexión en la acción más efectivamente que cuando son evaluados numéricamente.

Argumentando a favor de su hipótesis, plantea que trabajar con un Diagnóstico Situacional de los saberes de los alumnos, favorece en la promoción de aprendizajes significativos para ellos.

La autora se detiene en diferentes momentos del diagnóstico situacional, y reconoce en este recurso, la posibilidad que ofrece al alumno para que movilice su estructura de pensamiento, a la vez de ser un recurso valioso para el docente. 

Desde esta idea, se desarrollan y asocian las implicancias del concepto de conocimiento en la acción y su efecto para el logro de aprendizajes comprensivos.

El tratamiento conceptual sostenido en el ensayo, que incluye ciertos cuestionamientos a los docentes en relación a los prejuicios de éstos respecto de sus alumnos, refleja una postura crítica de la autora coherente con la hipótesis enunciada al comienzo del ensayo.

Tiempos de buena enseñanza. Analía López

El ensayo toma como referencia a la película Tiempos modernos, y a través de una breve reseña sobre su argumento, la autora explica las causas del modelo de enseñanza conductista, aludiendo a la necesidad de cambios educativos que acompañaran el nuevo modo de producción a nivel industrial.

En el texto se desarrolla el concepto de racionalidad técnica que subyace al conductismo, y se define el rol del docente coherente con este modelo.

Como contraposición al modelo mencionado, se refiere al concepto constructivista de la enseñanza, estableciendo una comparación entre ambos, en la que se posiciona a favor de este último, y articulando atinadamente con otros conceptos teóricos como el de aprendizaje significativo, reflexiona sobre el porque de su elección. La lectura de este trabajo denota un buen manejo de las categorías de análisis aplicadas al recurso elegido.

Nivel superior de educación. Formador de futuros profesionales a la acción. Giselle Beltrán Cánepa (El texto completo fue publicado en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación, Libro XV, 2011, pp. 196 - 198)

El ensayo hace un breve recorrido histórico sobre la reformulación del concepto de la tríada didáctica, argumentando sobre estos cambios entre la relación docente – alumno – conocimiento a través del tiempo.

La autora se detiene y analiza la didáctica de la enseñanza impartida en el nivel superior, mencionando conceptos de esta disciplina a tomar en cuenta en este nivel.

Desde esta perspectiva, intenta una reinterpretación de conceptos teóricos que derivan de la teoría constructivista entre otros; buena enseñanza y enseñanza comprensiva, reflexionando sobre las implicancias de ambos conceptos. Para ello se vale de las citas de diversas fuentes bibliográficas.

Coherente con lo que el título de este trabajo sugiere, le atribuye al nivel superior, la formación de competencias para una práctica profesional acorde con lo que la sociedad le demanda a sus egresados. Señala la importancia de que dichas competencias contemplen saberes formales y saberes experimentados.

Algunas consideraciones sobre los ensayos 

En la lectura de los ensayos elaborados por los docentes, surgen temas recurrentes referidos a inquietudes que dan cuenta de la importancia del logro de aprendizajes significativos en los alumnos, es decir al uso activo, crítico y reflexivo de conocimientos adquiridos durante el curso de sus carreras que les posibiliten ya como egresados, una futura práctica profesional que sea acorde a las demandas de la realidad social en las que desarrollarán sus prácticas. 

Posicionados en un marco teórico constructivista de la enseñanza, los autores analizan diferentes conceptos que dan cuenta de la importancia de repensar sobre el rol del docente y el de la formación superior, desde el lugar y con los recursos que les competen a cada uno de estos actores en el abordaje de estrategias y recursos de enseñanza que promuevan dichos aprendizajes, tales conceptos entre otros, se refieren a la conveniencia de un trabajo articulado en las cátedras en el que se intercambien opiniones y experiencias; a la necesidad de una enseñanza basada en la formación de competencias en la que teoría y práctica no estén disociadas; a la pertinencia de enseñar y hacer uso del valioso instrumento que representa la tecnología de diferentes medios desde un abordaje crítico que favorezca el discernimiento sobre la innumerable información que estas proporcionan; y a comprender distintos aspectos propios que constituyen a los jóvenes, teniendo en cuenta además el escenario socio cultural en el que éstos se desenvuelven como condicionante de sus prácticas.

El entramado de estos conceptos, nos remite a pensar en una didáctica del nivel superior que evalúe de manera integral estos conceptos y las consecuencias favorables a la enseñanza que pueden derivarse de este hecho.

No obstante desde esta perspectiva de integralidad, se advierte un pensamiento que subyace en todos los trabajos que se refleja a modo de preocupación, y es el que involucra a los estudiantes dentro de su condición de jóvenes - adolescentes. Los diversos planteos apuntan al desafío que implica comprometer a los jóvenes en procesos de aprendizaje en los que se sientan realmente interpelados. Y cuando decimos realmente, es en oposición a aquellas situaciones en las que los alumnos a veces tratan de dar respuestas a requerimientos del docente, de manera formal, sin implicarse en la tarea propuesta. 

Asumir este desafío docente desplegando diversas estrategias de enseñanza, sin conocer (o al menos intentarlo) los rasgos característicos del desarrollo a nivel psíquico, social, cultural, que constituyen a un ser adolescente, puede derivar en propuestas de enseñanza poco eficaces. 

Siguiendo la idea esbozada en el ensayo que se titula “Docentes de la “Generación Y”, sobre un apartado que hace referencia a “La adolescencia hoy”, es en donde nos detendremos para profundizar este planteo.

En la matrícula de la Universidad de Palermo, observamos por una parte, la existencia de una considerable porción de alumnos extranjeros provenientes en su mayoría de otros países de la región, lo que da muestra de un fenómeno multicultural, de apreciada diversidad. Por otra parte dicha matrícula está constituida por una población de jóvenes que en su mayoría pertenecen a una franja etaria comprendida entre los 19 y 25 años, y dado que según datos de la OMS la adolescencia en la actualidad se extiende hasta los 25 años, se puede aducir que los estudiantes se encuentran transitando esta etapa. 

En este período, coexisten diferentes modalidades sociales de ser joven en las que inciden una serie de variables que dependen de la edad, la clase social, la generación, el marco institucional y el género, no obstante, estos aspectos están igualmente atravesados por características referidas al potencial despliegue de la capacidad cognitiva y creativa de los jóvenes, y a la combinación de una considerable madurez biológica con una relativa inmadurez social.

Desde este marco, es que entra en juego otro aspecto a considerar en el desafío antes mencionado de parte de los docentes, que se presenta como tema notable en la mayoría de los ensayos, y es el referido al alto impacto de las nuevas tecnologías de comunicación en la sociedad y particularmente en los jóvenes. Quizás el título más sugestivo que traduce esta inquietud y su posterior análisis, es el de “Educar en la generación digital. La otra trilogía: alumnos nativos digitales, docentes inmigrantes digitales, y programas de estudios para embajadores itinerantes”. 

Teniendo en cuenta ambas variables referidas a las características de los jóvenes adolescentes, y las de la sociedad en las que se encuentran inmersas, es que abordamos la noción de adolescencia de Pierre Bourdieu (1990), quien sostiene que la división por edades en todas las sociedades es el reflejo de una lucha de poder entre las generaciones. Es una forma que tienen las generaciones adultas de establecer límites, de producir un orden en el cual cada quien debe permanecer en su lugar. En este aspecto no sorprende entonces que haya en los jóvenes adolescentes una actitud de confrontación, como reflejo de su respuesta a esta lucha de poder. Esta lucha obviamente se manifiesta en diversos escenarios. El educativo no es la excepción, sino por el contrario uno de los más señalados para el despliegue de recursos por los que van ensayando su autonomía.

Es en este marco donde convendría analizar los vínculos que los jóvenes mantienen con los adultos en general, y con los adultos – docentes en este caso. Dichos vínculos dependerán en gran parte de cómo estos adultos – docentes hayan transitado los cambios ocurridos a lo largo de su vida, en particular de sus biografías educativas. Es decir, revisando sus experiencias pasadas como alumno y como profesor, y resignificándolas en el presente a la luz de sus prácticas profesionales docentes para reflexionar sobre ciertas creencias, que en reiteradas ocasiones derivan en preconceptos que tienen sobre sus alumnos, ya que una buena docencia no deviene sólo de la experticia de los saberes científicos que se poseen de la disciplina dejando de lado la crítica como constitutiva de estos saberes. En el ensayo titulado: “Aparecer”, se manifiesta una interpretación de esta idea.

Desde esta dimensión vincular entre docentes – alumnos hay algo más que decir, de lo cual da cuenta el ensayo: “Hacia un conocimiento más reflexivo”, al señalar que hay que reconocer al alumno también como productor y gestor de contenidos, tal como dice su autora: “…Las fuentes de enseñanza no se reducen al profesor como en tiempos pasados. Alumno y profesor tienen manejo de las fuentes, por lo tanto el poder del profesor ya no deviene del manejo de las mismas. Es más el alumno se ha tornado un generador de contenidos”, aludiendo así al eficaz manejo de la tecnología de medios que poseen los estudiantes.

Por lo tanto, ¿cómo leer en clave generacional esta nueva realidad en la que la nueva tecnología juega un papel predominante? Peter Eio, presidente de Lego Sistems, señala que “por primera vez en la historia de la humanidad, una nueva generación está capacitada para utilizar la tecnología mejor que sus padres”. No es un dato menor. Parecería confirmarse la hipótesis sobre docentes y padres “inmigrantes temporales” como se sugiere en el título y en el planteo contenido en el ensayo mencionado en párrafos anteriores: “Educar en la generación digital…”.

Desde este sentido podemos decir que, mientras los adultos se acercan a la tecnología digital como herramienta o instrumento, cada vez más jóvenes viven el mundo digital como entorno. La generación digital se constituye en lo que podríamos llamar una tecnocultura.

Considerando lo anterior, retomamos la idea contenida en el trabajo: “La asistencia a los cursos en Palermo Digital”, cuando señala que el presente siglo de la capacitación no es más que encontrar respuestas a todo pero sin tanta reflexión. Este planteo puede enmarcarse en el pensamiento de Marc Augé (2007) quien sostiene que estamos sumidos en una ideología del presente, con acontecimientos que no resignifican la relación con el pasado ni con la imaginación del futuro, de un futuro que anime el presente.

Frente a este panorama en el que se manifiesta la complejidad del escenario donde transcurren las prácticas de enseñanza, los autores ensayan posibles estrategias, tal como la expresada en el texto: “Aprender haciendo el diagnóstico”, que remite a la importancia de realizar diagnósticos situacionales que nos orienten para conocer las realidades de los alumnos, y actuar en consecuencia de ellas, dando lugar así a una didáctica situada. De este último concepto da cuenta el texto: “El diálogo y la formación de seres humanos íntegros”, en el que se hace también referencia al aula taller como espacio apropiado para la integración de los aspectos personales, materiales y contextuales que implica llevar a cabo una didáctica situada.

Esta metodología del aula taller es tomada por varios autores dando cuenta de la posibilidad que esta brinda para una construcción social del conocimiento, ubicando al alumno como productor de mensajes e ideas. También se constituye en un espacio que favorece la motivación, el compromiso y el respeto entre alumnos y docentes.

Desde esta mirada, la autora de “Enseñar, una puerta abierta que late”, sostiene a este sitio como el más indicado para llevar adelante estrategias pedagógicas que estimulen la creatividad de los alumnos. 

Como se advierte, los diferentes temas abordados aún considerando la especificidad de cada uno, interaccionan entre sí, conforman una red, y el resultado de ese complejo entretejido nos aproxima a una visión integradora, que nos permite una mirada más interpretativa sobre la inquietud presentada al inicio acerca de intervenciones de enseñanza eficaces que involucren a los estudiantes en sus procesos de aprendizajes, teniendo en cuenta su condición de jóvenes – adolescentes y el contexto sociocultural en el que las tecnologías son relevantes en la organización de las representaciones del tiempo y del espacio, creando nuevos símbolos, ritos y creencias. 

Conclusiones 

Retomando la noción de “juventudes” mencionada en la introducción, que remite a la diversidad de modalidades y significados que presenta la condición del ser joven, podemos pensar en la multiplicidad de situaciones sociales en que esta etapa de la vida se desenvuelve y de cómo fueron cambiando los tiempos y los modos que marcaban el ingreso al rol de adulto (Braslavsky, 1986).

De estos hechos se desprende el pensamiento sobre la conformación de una nueva racionalidad. Es evidente que las nuevas generaciones muestran cambios significativos en relación tanto con sus vínculos con las personas, con el tiempo, con el espacio y con los objetos, como ya advertimos esto se refleja claramente con la facilidad que experimentan con las nuevas tecnologías. Esta nueva racionalidad construye subjetividades posmodernas seducidas por la información y por la circulación de imágenes que en su mayoría están sólo vinculadas con el tiempo presente y que poseen una relación peculiar con el pasado. Ideología del presente, como señalamos en párrafos anteriores. Este planteo lo podemos relacionar con la idea de Lipovetsky (1983) sobre el reconocimiento de nuevas identidades culturales, constituidas desde esa nueva racionalidad.

Transferir estas ideas para potenciar los campos de intervención educativa acorde a esta realidad, supone como imprescindible el conocimiento sobre esta circunstancia cultural de los estudiantes que deriva de ser socializado con códigos diferentes, de incorporar nuevos modos de percibir y de apreciar, de ser competente en nuevos hábitos y destrezas, elementos que los distancian de los adultos que en ocasiones se encuentran perplejos frente a un mundo adolescente que se les torna difuso e indescifrable.

¿Cómo posicionarse desde el rol docente ante estos emergentes contemporáneos? Sin duda la respuesta tiene múltiples miradas y trasciende a este trabajo. Pero a modo de aproximación, el concepto de Duschatzky (2002) referido a “habitar” una situación quizás aporte cierta noción al interrogante. “Habitar” hace alusión a lo propio de una situación, a su singularidad entendida como lo que no viene enunciado de afuera, no es esforzarnos por acomodar a los principios, verdades ideologías o saberes, los datos de un recorte de una situación. Las formas de producción de la subjetividad, es decir las operaciones que pone en juego un sujeto en determinada situación, no son universales ni atemporales sino que se inscriben en condiciones sociales y culturales específicas. En términos educativos esta idea nos lleva a pensar en la importancia de una didáctica situada, que contemple las singularidades que le son propias dependiendo de los entornos en la que se desarrolla, y que facilite la integración gradual de los estudiantes a una comunidad o cultura de prácticas sociales.

En dichos contextos, los jóvenes están entrenados cada vez más en categorías de la experiencia que los adultos no compartimos al haber sido socializados en un contexto tecnológico diferente. Pero cuando la experiencia se sostiene en formato de clip, de hipertexto, de instantaneidad, y con ellas adviene una nueva noción de tiempo y de espacio, hay que pensar que estamos frente al proceder de nuevos procesos cognitivos, dado que asistimos a una nueva forma de construir y organizar el mundo. Los docentes conocen esta realidad porque conviven con ella. Quizás el desafío es intentar “habitar” este nuevo escenario aumentando en los jóvenes la capacidad para vivir en medio de la incertidumbre, para transformarse y provocar cambios, enseñando para la comprensión.

Afortunadamente es imposible educar si creemos que esto implica formatear por completo al otro, o regular sin resistencia alguna el pensamiento y la sensibilidad, sobretodo tratándose de jóvenes adolescentes. Pero parece atractivo imaginar el acto de educar como una puesta a disposición de ellos de todo aquello que les posibilite ser distintos de lo que son en algún aspecto. 

Referencias bibliográficas 

- Braslavsky, C, (1986) La juventud en Argentina: entre la herencia del pasado y la construcción del futuro, Revista de la CEPAL, Santiago de Chile. 

- Margulis, M. (2000) La juventud es más que una palabra. Buenos Aires: Biblos 

- Lipovetsky, G. (1986) La era del vacío. Ensayos sobre el individualismo contemporáneo. Barcelona: Anagrama. 

- Balardini, S. (2007) Subjetividades juveniles y tecnocultura. Buenos Aires: FLACSO. 

- Augé, M (2007) Por una antropología de la movilidad. Barcelona: Gedisa. 

- Bourdieu, P (1990), Sociología y Cultura, México: Grijalbo. 

- Duschatzky, S; Corea, C. (2004) Chicos en banda, Buenos Aires: Paidós. 

Abstract: The present work develops a brief analysis and joint of diverse concepts developed in the written productions realized by the teachers who studied the subject Introduction to the Didactics in the year 2010. The above mentioned subject between others, it conform the Program of Training for teachers that it carries out the Faculty of Design and Communication of the University of Palermo. 

The following essays there put in evidence thematic appellants, who can be defined as problematic it brings over of the role that must assume the superior education to favor the future professional practice of the gone away students from the university.

Key words: problematic – role – superior education – reflections – students – diversity

Resumo: O presente trabalho desenvolve uma breve análise e articulação de vários conceitos desenvolvidos nas produções escritas feito pelos professores que cursaron a matéria Introdução à Didática no ano 2010. Dita matéria entre outras, conforma o Programa de Capacitação para professores que leva a cabo a Faculdade de Design e Comunicação da Universidade de Palermo. 

Os seguintes ensaios põem em evidência temáticas recorrentes, que se podem definir como problemáticas a respeito do papel que deve assumir a educação superior para favorecer a futura prática profissional dos estudantes egresados da universidade.

Palavras chave: problematico – rol – educação superior – reflexões – estudantes – diversidade.

(*) Silvia Meza. Lic. en Ciencias de la Educación. Especialización: Educación no Formal. (UBA). Profesora de la Universidad de Palermo en la Facultad de Diseño y Comunicación.

Vocabulario relacionado al artículo:

conocimiento . pedagogía . proceso de aprendizaje .

Habitando nuevas situaciones fue publicado de la página 155 a página162 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVIII

ver detalle e índice del libro