1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVIII >
  4. Ser docente: desafíos y estrategias

Ser docente: desafíos y estrategias

Barbaro, Patricia [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVIII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVIII

ISSN: 1668-1673

XX Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Facultad de Diseño y Comunicación. Universidad de Palermo

Año XIII, Vol. 18, Febrero 2012, Buenos Aires, Argentina | 208 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

La decisión de transmitir ciencia y cultura a nuevas generaciones presenta un contexto complejo. El acelerado cambio social y la transformación de los sistemas educativos afectan el trabajo del docente en el contexto del aula. Se hace necesario entonces, repensar la tarea docente. Pensar en estrategias de enseñanza. Los trabajos desarrollados por distintos profesionales dentro del área educativa permiten pensar posibles estrategias frente a los desafíos que se plantean a los docentes en este panorama complejo. 

Palabras clave: transmisión de conocimientos – innovación – adaptación – constructivismo – actividades creativas.

Transmitir y adquirir conocimientos son parte de procesos históricos y culturales cambiantes que inexorablemente afectan a los procesos educativos. A partir de la decisión de transmitir los conocimientos adquiridos durante años de formación, como modo de transmitir ciencia y cultura a nuevas generaciones, los docentes se enfrentan a la responsabilidad de desarrollar el trabajo en el aula con los alumnos.

Los procesos de cambio social y la transformación de los sistemas educativos de las últimas décadas, han transformado profundamente el trabajo de los profesores en el contexto del aula, planteando nuevos desafíos. Desarrollar la capacidad de innovación y la adaptación a los cambios requiere además de un análisis de territorios a recorrer, elaborar estrategias, buscar soluciones y realizar propuestas para dicha adaptación. (Esteve, 2005). 

Frente a este contexto complejo, se hace necesario entonces, pensar la práctica docente no en función de pasos, sino teniendo en cuenta que la enseñanza es una actividad compleja que requiere de decisiones de cómo, por qué y para qué enseñar (Gvirtz, 2006). 

En toda situación de enseñanza, se pone en juego un conjunto de componentes (objetivos, contenidos, técnicas, actividades, evaluaciones, recursos) que a partir del diseño de la planificación anticipa la acción y expresa una decisión del docente. (Souto, 1993).

Es fundamental pensar en posibles estrategias de enseñanza1 , necesarias para atender a grupos de alumnos muy diferentes entre sí, no solo en cuanto a intereses sino también, en cuanto al valor que le atribuyen a su formación. Y que por otra parte, como señala José Esteve: ya no podemos suponer que los alumnos estén motivados o posean los conocimientos previos esperados. Tener en cuenta que la enseñanza busca favorecer y guiar el aprendizaje mediante un proceso progresivo de apoyos provisionales y la asunción paulatina de competencias y responsabilidades por parte del alumno…Se pretende poner en marcha un proceso de diálogo entre el aprendiz y la realidad, apoyado en la búsqueda compartida con los compañeros y con los mayores”. (Gvirtz, 2006).

Una propuesta diferente a la educación tradicional implica partir del nivel de desarrollo del alumno; asegurar la construcción de aprendizajes significativos posibilitando que dichos aprendizajes los realicen por sí solos; procurar que los alumnos modifiquen los esquemas de conocimiento que poseen y establezcan relaciones ricas entre el nuevo conocimiento y los esquemas de conocimiento existentes.2 Esto supone poner en marcha actividades y decisiones que supondrían que los alumnos adquieran conocimientos y “la formación de ciudadanos con mejor capacidad para la solución de problemas y capacidad crítica”. (Carretero, 1997)

La planificación, de acuerdo a su forma, puede posibilitar o no, que se canalicen también los intereses de los alumnos, dando lugar a un “instrumento grupal creativo”. (Souto, 1993) Silvina Gvirtz (2006) señala que Edwards y Mercer proponen “crear un espacio de conocimiento compartido en el aula”. En este sentido, el docente debe intentar crear mediante el diálogo y el aporte de contenidos, un espacio de intercambio que se vaya enriqueciendo con el aporte de los participantes.

Los componentes de la enseñanza, que se materializan en la práctica de la propuesta realizada, se concretan en el ambiente del aula. Se hace necesario no solo manejar la asignatura (explicar contenidos, formular y responder preguntas, etc.) sino también, aprender del contexto de la clase, asumir su complejidad y desarrollar un “pensamiento complejo, estratégico y comprensivo”. (Souto, 1993) Aprender de las situaciones que se plantean en el ambiente del aula para pensar en posibles estrategias que tiendan a ser más adecuadas a las demandas y características propias de dicho ambiente.

Dentro del ambiente del aula están presentes una gran cantidad de eventos, tareas, procesos y propósitos (multidimensionalidad). Ocurren cosas distintas en un mismo momento. Hay preguntas, diálogos en pequeños grupos, desarrollo de contenidos, acciones, etc. (simultaneidad). Los sucesos transcurren rápidamente, lo que genera poco tiempo para reflexionar antes de actuar (inmediatez). Hay distracciones, interrupciones, etc. Giros inesperados que dificultan anticipar la marcha de los hechos (impredictibilidad). Las clases son lugares pú- blicos y las conductas de los participantes son visibles (publicidad). Transcurren en un tiempo prolongado en el que se acumulan experiencias, rutinas y normas (historicidad). Un evento cualquiera, no es una situación aislada, por lo tanto “debe ser considerado en el contexto más amplio de la historia de la clase”. (Souto, 1993). Si se tienen en cuenta que estos rasgos intrínsecos, crean presiones y dan forma a la tarea de enseñar; la planificación puede ser pensada en forma flexible de manera que permita que las características se canalicen dando dinámica y vitalidad a la tarea de enseñar. (Souto, 1993). José Esteve (2006), señala que los alumnos aprenden cuando se implican en una “actividad de aprendizaje”. Si bien el “discurso expositivo” puede ser una actividad de aprendizaje, los alumnos se implican más fácilmente cuando, “tras una introducción del profesor que marca el sentido de la actividad a realizar, son ellos quienes la realizan”.

Desde el constructivismo, Ausubel (1983) sustenta que aprender es sinónimo de comprender. Aquello que se comprenda será lo que se aprenderá y recordará mejor. Es fundamental para el docente, no sólo conocer las representaciones que poseen los alumnos sobre lo que se le va a enseñar sino también, analizar el proceso de interacción entre el conocimiento nuevo y el que ya poseen”. De esta forma, es más importante el proceso que lleva a dar una respuesta determinada que el producto final. Los errores informan sobre como se reelabora el conocimiento que se posee a partir de la información que los alumnos reciben y la mayoría, se deben a procesos de comprensión inadecuada. (Carretero, 1997)

Según David Perkins (1997) la comprensión se identifica a través de “actividades creativas” en las que los alumnos “van más allá de la información suministrada”. Las “actividades de comprensión” (explicar, encontrar ejemplos, aplicar, justificar, comparar y contrastar, contextualizar y generalizar) constituyen el lado visible de la comprensión, es decir aquello que se hace cuando se comprende.

Por otra parte, las “imágenes mentales”3 dan algo con lo cual razonar cuando se realizan dichas actividades y las actividades de compresión generan imágenes mentales, existiendo una relación recíproca. Ayudar a los alumnos a generar imágenes mentales permitiría desarrollar la capacidad de comprensión y si realizan actividades de comprensión, construirán imágenes mentales. (Perkins, 1997).

Señala además, que los “temas generadores”, que dan origen y apoyo a las “actividades de comprensión”, facilitan la tarea de enseñar a comprender. Muchos temas que se enseñan con el enfoque convencional parecen no ser generadores. Para serlo, deben reunir algunas condiciones: ocupar un lugar central en la materia (centralidad), generar “actividades de comprensión”, no parecer misterioso o irrelevante (accesibilidad) y promover extrapolaciones y conexiones (riqueza). 

Un aprendizaje “reflexivo, dinámico e informado” requiere reflexionar no solo sobre lo que se enseña sino también en el por qué se enseña, es decir pensar en los objetivos propuestos más allá del aprendizaje del contenido propiamente dicho. De esta forma, los datos pueden ser agrupados en torno a “temas generadores” que son “más amplios y fecundos”. (Perkins, 1997).

Conclusión 

Los aportes de los distintos autores empleados para la realización del presente trabajo brindan conocimientos que señalan aspectos a tener en cuenta para pensar posibles estrategias de enseñanza en el desarrollo de la práctica docente. La importancia de la forma de la planificación para crear un espacio de trabajo compartido, considerando la complejidad de la clase y que los alumnos puedan realizar un aprendizaje comprensivo constituyen algunos aspectos a tener en cuenta para pensar, repensar la práctica docente frente a los desafíos que se plantean dentro del contexto del aula. 

Notas 

1 Las estrategias de enseñanza son los procedimientos y las herramientas que utiliza el docente para facilitar el aprendizaje de los alumnos. 

2 Según la posición constructivista, el conocimiento es una construcción del ser humano a partir de esquemas que posee y que fueron construidos en su relación con el medio. Un esquema es una representación de una situación concreta o de un concepto que permite manejarlos internamente y enfrentarse a situaciones iguales o parecidas en la realidad. 

3 Una imagen mental es un tipo de conocimiento holístico y coherente; cualquier representación mental unificada y abarcadora que ayuda a elaborar un tema.

Nota: Este trabajo fue producido en la asignatura Introducción a las Estrategias de la Enseñanza del Programa de Formación y Capacitación Docente en el año 2010.

Referencias bibliográficas 

- Ausubel; Novak y Hanesian (1983) Psicología Educativa: Un punto de vista cognoscitivo. 2° Edición, México: Trillas. 

- Carretero, M. (1997) ¿Qué es el constructivismo? Desarrollo cognitivo y aprendizaje. Constructivismo y educación. México: Progreso. 

- Esteve, J. (2006) “Identidad y desafíos de la condición docente”. En El oficio de docente: vocación, trabajo y profesión en el siglo XXI. Tenti Fanfani, E. (2006) (Comp.) Buenos Aires: Siglo XXI. 

- Gvirtz, S. y Palamidessi, M. (2006). Enseñanza y filosofías de la enseñanza. El ABC de la tarea docente: Curriculum y enseñanza, Buenos Aires: Aiqué. 

- Perkins, D. (1997) La escuela inteligente, Barcelona: Gedisa. 

- Souto de Asch, M. (1993) Hacia una teoría de lo grupal, Buenos Aires: Miño y Dávila. 

Abstract: The decision to transmit science and culture to new generations presents a complex context. The intensive social change and the transformation of the educational systems affect the work of the teacher in the context of the classroom. It becomes necessary at the time, to rethink the educational task, to think about strategies of education.

The works developed by different professionals inside the educational area allow thinking possible strategies opposite to the challenges that appear to the teachers in this complex panorama. 

Key words: transmission of knowledge – innovation – adjustment – constructivism – creative activities.

Resumo: A decisão de transmitir ciência e cultura a novas gerações apresenta um contexto complexo. As rápidas mudanças sociais e transformação dos sistemas educativos afetam o trabalho do docente no contexto do aula. Fazse necessário então, repensar a tarefa docente. Pensar em estratégias de ensino.

Os trabalhos desenvolvidos por diferentes profissionais dentro do área educativa permitem pensar possíveis estratégias em frente aos desafios que se propõem os professores neste panorama complexo. 

Palavras chave: transmissão do conhecimento – inovação - adaptação – construtivismo – atividades criativas.

(*) Patricia Barbaro. Licenciada en Planificación y Diseño del Paisaje (UBA).

Vocabulario relacionado al artículo:

cambio social . planificación . sistema educativo .

Ser docente: desafíos y estrategias fue publicado de la página 171 a página173 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVIII

ver detalle e índice del libro