1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIX >
  4. Pensar el cooperativismo en la Universidad

Pensar el cooperativismo en la Universidad

Negreira, Eugenia [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIX

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIX

ISSN: 1668-1673

XX Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Facultad de Diseño y Comunicación. Universidad de Palermo

Año XIII, Vol. 19, Agosto 2012, Buenos Aires, Argentina | 215 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

Este trabajo pretende reflexionar sobre el cooperativismo en la Universidad y qué implicancia tiene la zona de desarrollo próximo planteada por Vigotsky. Teniendo en cuenta la importancia del entorno social, sin dejar de lado los actores principales del proceso de enseñanza-aprendizaje.

palabras clave: cooperativismo – universidad – reflexión – comunicación – educadores – alumnos – cultura.

Desarrollo

Al pensar el cooperativismo en la educación debemos destacar a los protagonistas, los alumnos, los docentes y el contenido académico, ya sea en el aula, la escuela o la universidad. Con el fin de facilitar esta reflexión se destacará una experiencia cooperativa que se realiza en una escuela rural de Misiones, El Soberbio, específicamente en la Colonia Primavera.

La realidad de este espacio educativo, puede ser para muchos docentes una frustración ya que se encuentran con escasez de material didáctico, el ausentismo de los niños y niñas por tener que trabajar en la cosecha, la falta de compromiso del municipio, la distancia escuelahogar, y las limitaciones de accesos geográficas y climáticos en ciertos momentos del año.

A diferencia de nuestra realidad cotidiana en la ciudad de Buenos Aires, nos encontramos con que la escuela como Institución Educativa es un privilegio, una posibilidad de crecer. No todos los padres de esos niños tuvieron la posibilidad de concurrir a la escuela, y en raras excepciones asistieron a la secundaria o a un nivel superior.

A partir de la demanda de la comunidad se creó esta aula satélite (llamada así porque depende de otra escuela), ubicada en el Soberbio, Misiones. Después de una larga espera dicha comunidad recolectando maderas entre todos construyó su escuela. Posteriormente a su construcción solicitaron al municipio la designación de un maestro que tardó varios años pero llegó.

La escuela satélite comenzó a funcionar en el año 2000, presentando las características de una “escuela rancho”, es decir, que es de madera y su techo de chapas de cartón.

Actualmente la escuela para la comunidad es el símbolo de la unidad y del esfuerzo; cada familia colaboró con material para su construcción y todos juntos en su edificación. Repartieron tareas y trabajaron culminando la escuela con dos aulas pequeñas y un espacio para la dirección.

Los maestros que llegan a esta escuela (la llamaremos así, ya que los niños, niñas y la comunidad la denominan escuela y no aula satélite), juegan un papel importante en la comunidad, pero depende de su dedicación que así sea.

Desde el 2000 (año de su inauguración) al 2007 la infraestructura era la misma, y sus integrantes respondían al imaginario social, es decir la situación de enseñanzaaprendizaje convencional. En el 2007 llegó un maestro con ganas de ser parte de esta comunidad y los hechos lo demuestran.

El maestro conoció y se involucró con la colonia, interactuando con las familias, y comenzó de a poco, paso a paso su labor como “maestro” con mayúscula. Así es que hoy, nos encontramos con una escuela que tiene biblioteca, radio, momentos de capacitación para la comunidad, más aulas, y un espacio para los más chiquitos (el jardín), su huerta, espacios culturales, literarios y artísticos, entre muchas otras actividades que se van desarrollando durante el transcurso del año.

Claramente él no lo realizó sólo, sino que las familias lo apoyaron y un grupo de profesionales (médicos, maestros de grado, de arte, licenciados en educación, soció- logos, abogados, entre otros) desde Buenos Aires se motivaron para generar junto a los campesinos los nuevos espacios mencionados. Así se llego a que las mismas familias realizaran a unos metros de la escuela una casita para los maestros, para aquel que quisiera ser parte de este bello proyecto que es de la comunidad y no de una persona, ni del Municipio.

Como esta escuela, todas las instituciones educativas tienen su identidad, su cultura en un contexto determinado y desafíos propios.

Invitamos a reflexionar sobre esto en la Universidad, donde las variables parecen ser totalmente diversas.

Los alumnos, que estudian en la universidad tienen necesidades diferentes, comenzando por el contenido académico, hasta la necesidad de otros espacios físicos diferentes. Sin embargo hay muchos factores en común, tanto los alumnos de la escuela rural como los alumnos universitarios, ambos buscan aprender, desafiarse, en definitiva crecer, madurar, avanzar… Pensar una enseñanza cooperativa no sería inadecuado, entonces, ya que en ambos ámbitos: la escuela y la universidad, se debería comenzar por el día a día con los docentes e ir involucrando a los estudiantes para trabajar en conjunto, de modo que lo diferente y lo diverso existiera, y creciendo grupal e individualmente.

Sería válido asociar dos conceptos: el cooperativismo, que implica al otro como parte del aprendizaje propio, y la Zona de Desarrollo Próximo (ZDP) que plantea Vigotsky.

La zona de desarrollo próximo es el instrumento por el cual podemos, nosotros, los educadores, entender el curso interno del desarrollo. Nos permite trazar el futuro inmediato del niño, ya que la ZDP: es la distancia entre el nivel real de desarrollo, determinado por la solución individual de un problema, y el nivel de desarrollo potencial, que se define a través de la resolución de un problema bajo la colaboración de un adulto o un compañero más experimentado.

El fenómeno de la actividad social ayuda a explicar los cambios en la conciencia y fundamenta una teoría psicológica que unifica el comportamiento y la mente. El entorno social influye en la cognición por medio de sus “ instrumentos”, es decir, sus objetos culturales (autos, máquinas, etc) y su lenguaje e instituciones sociales (iglesias, escuelas, etc). El cambio cognoscitivo es el resultado de utilizar los instrumentos culturales en las interrelaciones sociales y de internalizarlas y transformarlas mentalmente. La postura de Vigotsky es un ejemplo del constructivismo dialéctico, porque recalca la interacción de los individuos y su entorno.

“Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.”Benjamín Franklin. (Político y cientí- fico estadounidense (1706 – 1790))

Es una tarea indispensable trabajar con la comunidad ya que ellos son generadores de su propia cultura, son ellos quien generaron, por ejemplo, la escuela en el medio del monte Misionero, es la comunidad quien hizo del aula satélite Su Escuela, Son ellos junto a los maestros1 los que determinaron que su escuela es la puerta de la cultura, de Su Cultura. Lo cual lleva a preguntarnos, ¿Cuán indispensables somos los docentes, profesores, los maestros en la tarea que nos demanda nuestra profesión? ¿Cuán importante es hacerse propio de la institución que es nuestro espacio de encuentro con nuestros alumnos? ¿Cuán importante es que esa institución se identifique con la comunidad y que ésta la sienta como propia?

Podemos afirmar que el otro, colabora con el proceso propio de aprendizaje, de desarrollo individual. El docente que trabaja cooperativamente, ve logros, los identifica y los destaca ya sea ante toda la comunidad educativa o entre sus alumnos.

El trabajo cooperativo involucra al otro con todas sus capacidades y habilidades, que se complementan llegando así al objetivo a alcanzar.

Cuando nos referimos al aprendizaje cooperativo podemos afirmar que no es un método o una técnica de enseñanza y aprendizaje, es una perspectiva diferente de estos dos procesos. Es una mirada, una concepción diferente del significado de educación, como ya hemos destacado, por lo tanto el docente que trabaje en el aula cooperativamente lo hará de una manera natural, espontánea, no será un acto que predeterminará con antelación desde un lugar forzado, como una receta impuesta. Trabajar en el aula cooperativamente es que el sujeto, tenga el protagonismo de su propio proceso de aprendizaje, una actitud activa interpersonal e intrapersonal, comprendiendo que este tipo de experiencia áulica conlleva un aprendizaje significativo. Este tiene como objetivo que el alumno aprenda sintiéndose comprometido con su propio aprendizaje y el de sus compañeros; ya que se pone en práctica el trabajo individual y grupal, siendo igualmente relevantes estos momentos en la práctica educativa. Así se desarrollan en todo momento competencias sociales, cognitivas, de comunicación o relación interpersonal, y de actuación o inserción social. De esta manera se prioriza su formación integral como sujeto social activo, comprometido con su entorno, solidario y preparado para afrontar las exigencias del mundo actual.

Un factor importante de este acto educativo es que se promueve el desarrollo de los alumnos/as sociables, que pueden aceptar y dar apoyo, teniendo las habilidades de trabajar con el otro o individualmente, por lo cual podemos afirmar que el desarrollo cognoscitivo está vinculado significativamente con el contexto social, como destaca Vigotsky.

¿Se podría pensar en espacios áulicos universitarios, donde el enfoque desarrollado en este trabajo pudiera llevarse a la práctica?

Estas líneas tuvieron como fin poder ampliar nuestro pensamiento como profesionales de la educación, generar dudas, problematizarnos para poder ser cada día educadores más reflexivos.

“… sólo quien piensa acertadamente puede enseñar a pensar acertadamente aun cuando, a veces, piense de manera errada. Y una de las condiciones para pensar acertadamente es que no estemos demasiado seguros de nuestras certezas.” Freire, P. (Pág. 29).

Notas

1 En la actualidad hay dos maestros y una colaboradora.

Referencias bibliográficas

- Freire, P. (1996-2005) Pedagogía de la Autonomía, saberes necesarios para la práctica educativa. Editorial Siglo veintiuno editores Argentina.

- Bruner, J (1991) Actos de significado. Más allá de la revolución cognitiva. Madrid: Alianza. (Capítulos 1 y 2).

- Riviere, A (1998). La Psicología de Vigotski. Madrid: Visor. (Capítulo 5 y 7).

- Uttech, Melanie (2001) Imaginar, Facilitar, Transformar, una pedagogía para el salón multigrado y la escuela rural. México: Paidós.

- Zuluaga, O; Echeverri, A; Martines, A; Quincena, H; Saens, J; Alvarez, A. (2003), en De Comenio a Herbart. Pedagogía y Epistemología. Bogota, Colombia: Cooperativa Editorial Magisterio.

Abstract: This work tries to think about the cooperativism in the University and what implication has the zone of near development raised by Vigotsky, having in it counts the importance of the social environment, without omitting the principal actors of the process education - learning.

Key words: cooperativism – university – reflection – communication – educators – pupils – culture.

Resumo: Este trabalho pretende reflexionar sobre o cooperativismo na Universidade e que implicações tem a zona de desenvolvimento próximo proposta por Vigotsky. Tendo em conta a importância do ambiente social, sem deixar de lado os atores principais do processo de ensino-aprendizagem.

Palavras chave: cooperativa – universidade – reflexão – comunicação – professores – alunos – cultura.

(*) Eugenia Negreira. Licenciada en Educación (Universidad CAECE). Maestro Nacional de Dibujo (Escuela nacional de Bellas Artes Manuel Belgrano). Profesora de la Universidad de Palermo en el Departamento de Modas en la Facultad de Diseño y Comunicación.

Vocabulario relacionado al artículo:

educación . trabajo en grupo .

Pensar el cooperativismo en la Universidad fue publicado de la página 68 a página70 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIX

ver detalle e índice del libro