Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. EMPRENDEDORES >
  4. Elige tu propia historia

Elige tu propia historia

Scurci, Adrián

EMPRENDEDORES

EMPRENDEDORES

ISSN: 978-987-1374-18-2

Comunidad de Tendencias 2012 Hernán Berdichevsky Andy Cherniavsky Diego Dillenberger Gustavo Domínguez Gonzalo Fargas Miki Friedenbach Marcelo Gordin Javier Iturrioz Gabo Nazar Sebastián Ríos Fernández Marcelo Salas Martínez Ricky Sarkany P

Año VI, Vol. 17, Julio 2012, Buenos Aires, Argentina | 116 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

“Las conquistas tienen el tamaño de los conquistadores.”

Scurci, AdriánSiempre me moví por la curiosidad, es el motor de todo. Y esta era de Internet, es período de satisfacción constante para el curioso.
De chico siempre me gustó el dibujo, pintar y los efectos visuales. Quería dirigir especialmente cine y videoclips, pero luego con el tiempo fui descubriendo el mundo de la animación y me atrapó la posibilidad de crear un mundo desde cero. En 1989, cuando recién empezaba la carrera de Imagen y Sonido en la UBA, se discutía si
tenía un perfil más de diseño o de crítica de cine. Definitivamente la crítica de cine no me interesaba como profesión. Me interesaba más el diseño, el crear imágenes, situaciones, relatos que tengan un componente artístico y un componente técnico, especialmente con el uso de computadoras y software de animación. Amo crear
mundos y situaciones. Desarrollar cosas en animación, crear vida y poder transmitirla, es fascinante. El diseñador genera un vínculo sentimental con lo que diseña, una sensación que si al otro no le gusta lo que hago, entonces yo no le gusto. Por eso es importante entender hasta donde es tu trabajo, donde se termina y cuanto de ese trabajo está modificado por factores exógenos (presupuesto, un cliente, personas con quienes trabajaste, etc.)


Esclavo de sus conquistas
Mi primer cuestionamiento fue: “¿Cuánto tiempo más voy a estar trabajando de forma operativa antes de pasar a un siguiente nivel que es coordinar un equipo creativo?”. Tu vida operativa tiene un tiempo máximo. Va a llegar un momento en que quienes te contratan necesiten otro tipo de recursos.
Me dije: “¿En qué momento saltar y extender la vida útil de mi trabajo?” Me di cuenta que la única forma para hacerlo era creando un emprendimiento que tuviese gestión de diseño,
gestión de producción, que implicara liderar creativamente o comercialmente a un equipo.
La primera lección que aprendí al tener mi estudio, es que diseñar no es lo mismo que gestionar una empresa de diseño. Hay variables significativas que van desde la formación y contratación de un equipo humano, procesos de marketing, presupuestos, compras y proveedores, que hacen al funcionamiento de una empresa como tal.
Finalmente hay un tema con la sensación de poder o no decidir tu camino. A algunos el miedo los paraliza. A mi, por el contrario, me moviliza. Se suele decir: Cualquier empresa está a 3 meses de quebrar si no entran proyectos en ese período y esa es una de las razones que tengo todas las mañanas para generar cosas nuevas. Uno es esclavo de sus conquistas, y las conquistas tienen el tamaño de los conquistadores. Uno genera lugares donde tiene responsabilidades y esas responsabilidades también motivan a hacer cosas.


A mar revuelto, ganancia de emprendedores
Nuestros clientes se dividen en dos áreas. Una que tiene que ver con el mundo de la publicidad y otra con el mundo de la televisión. Son dos perfiles totalmente diferentes.
Un mix perfecto para nosotros es 50% televisión y 50% publicidad. En publicidad, los proyectos son de una gran concentración de esfuerzo en muy poco tiempo, siendo en su mayoría económicamente mucho más rentables. Y, por otro lado, los proyectos de brading on-air nos permiten tomarnos un lapso mayor de tiempo en cuanto a producción y dedicarle énfasis al diseño integral de todas las piezas que forman parte del plan.
El mercado no es un océano tranquilo que se puede surcar sin problemas. Es algo en constante movimiento. Hay una idea de que el emprendedor tiene una cintura más rápida para los cambios. La realidad es que si navegás esos mares con tu propia embarcación y la pesca es buena, es mucho mejor que dentro de una gran nave.
El emprendedor tiene que tener un espíritu inquieto. En nuestro país eso está muy presente. Tal vez por su historia ligada a las corrientes inmigratorias y al desarraigo, de haber llegado con nada y de crear algo. Una gran mayoría de la población ha vivido eso de generación en generación formando así un ADN natural para los futuros emprendedores y empresarios.


El pecado es no saber más
El estudio es todo. Pero hay dos tipos de estudio. Uno que es el formal, que implica formarte como persona, tener una cultura, profundizar en una carrera. Y otro que tiene que ver con lo curioso de la vida. Estos tiempos, para el curioso, son como tener una biblioteca en frente
de la computadora. En la universidad, si bien muy poca gente iba a la biblioteca, a mí me gustaba ir a leer libros de Arquitectura. ¿Qué tiene que ver con el Diseño Gráfico? Mucho o no, creo que tiene que ver con una formación más global que enriquece a tu profesión. La lectura te enriquece como persona.
Hoy por hoy no me importa que los más pequeños no lean en papel. Mañana serán libros electrónicos o leerán desde el celular holográfico. No me interesa el formato, el tema
es que sean curiosos. Es un pecado no saber más de lo que se sabe.
Para mí existe un vínculo social que es más fuerte que el funcional al momento de trabajar con una persona. Estudiar otras culturas, otras cosas, me parece que es fundamental, y eso es lo que hace la universidad. Tiene una parte formativa y otra parte orientativa. La parte formativa
son cuestiones eminentemente técnicas y teóricas. Por otro lado, la orientativa es aquella donde en un ámbito académico podes, siendo estudiante de diseño, también asistir a un curso de Social Media, Moda, Fotografía o desarrollo de Software.


La llama viva

Espero que mi empresa pueda trascender a mí persona física. Creo que el emprendedor no quiere que la llama se apague con uno. Al principio, hay una energía fuerte que es la propia, la de los socios. Después viene el desafío de mantener esa llama viva a través del tiempo.
El momento clave es cuando en la compañía el emprendedor no toma más las decisiones del día a día sino que las toma un manager al que contrató. Y ese clic es cuando te recibís verdaderamente de empresario generando un modelo de gestión que pueda perdurar en el tiempo.
El equipo es fundamental. Hay dos tipos de equipos. Uno que es fundamentalmente productivo, y otro de liderazgo, que es el más difícil de encontrar. Porque aparte de ser
muy bueno, técnica o teóricamente, el líder tiene que ser alguien al que la gente siga. El líder genera mística, y los que lo siguen son más o menos místicos de acuerdo a ese
líder.
Mi consejo es estudiar a otros emprendedores, ver que hicieron, su historia de vida, las desventuras, las partes buenas. Por ahí no tiene nada que ver con tu profesión pero,
sentir que hay gente que, en otros mercados, le pasa lo mismo es interesante para entender que no todo es color de rosa. No hay que perder el hambre de hacer cosas, aún cuando un día te sientas cansado o haya un montón de cosas en contra. Ser emprendedor tiene que ver con ser o creerse el personaje. En muchas ocasiones esa energía para seguir adelante proviene de tu misma gente, de tu equipo que hace la diferencia.
Aquel que va a emprender tiene que tener espíritu de crear una empresa, porque una empresa también son familias, son vidas, son responsabilidades, es estar siempre vivo.
Tiene mucho que ver con lo emotivo. Emprender es una forma de vida y no solamente una forma de trabajo. Afecta a tu familia, a tus amigos, a todo.


Elige tu propia historia fue publicado de la página 93 a página95 en EMPRENDEDORES

ver detalle e índice del libro