1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXI >
  4. La Iglesia y las Relaciones Públicas. Fe, opinión y vínculos de un público influyente

La Iglesia y las Relaciones Públicas. Fe, opinión y vínculos de un público influyente

Di Pasqua, Damián [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXI

ISSN: 1668-1673

XXI Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Facultad de Diseño y Comunicación. Universidad de Palermo

Año XIV, Vol. 21, Agosto 2013, Buenos Aires, Argentina | 200 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

La mayor parte de la sociedad Argentina cree en Dios y siente que la religión (más allá de sus matices) es importante en su vida. Desde el origen de la modernidad, en Occidente por el ascenso de la democracia y el capitalismo, las religiones han compartido su ubicación en la cultura. La Iglesia como institución otorgo a la sociedad un sentido no sólo en la guía y creencia de Dios, sino también un rol, un sentido y un orden dentro del mundo. Es un fenómeno que se mantiene presente y vigoroso en los pasos de la sociedad; su vigencia (más allá de las distintas manifestaciones) gira entorno de las personas y de las instituciones. En mayor o menor frecuencia las personas concurren a las iglesias, templos, sinagogas u otros y se acercan a sus liturgias dentro del entorno. Dicha institución y sus creencias actúan como un sello y estilo de vida de las personas, comunidades y sociedades.

Palabras clave: Sociedad - modernidad - capitalismo - democracia - religión - Relaciones Públicas.

No podemos en las Relaciones Públicas medir creenciaso convicciones pero sí estimarse frecuencias de asistencia a los cultos, de devociones por figuras religiosas, de preferencias o de aspectos vinculados con la religión. El Concilio Vaticano II se refirió a las relaciones de la Iglesia Cristiana Católica Apostólica y Romana con las religiones no cristianas y su empeño en pro de la unidad y un mismo fin donde manifestar el no rechazo de otras religiones donde se comparta un criterio y asistencia cultural y ética. La Iglesia como institución y como creencia y dogma genera una divinidad, normas morales y prácticas rituales donde lejos están de proclamar un eclesiocentrismo.

Se habla de determinadas iglesias, no sólo como instituciones sino como públicos vinculados en la sociedad y en las organizaciones, donde brindan sus cultos debidos.

La Iglesia Cristiana difundida por Jesucristo fue dividida y tomada en tres ramas católica - protestante - ortodoxa.

• Católica: revelada por Jesucristo y consensuada e interpretada por la Iglesia Romana.

• Protestante: surge en la Reforma luterana de 1517 que niega el primado jerárquico del Papa, simplifica el culto y propone la interpretación libre e individual de la Biblia.

• Ortodoxa: iglesias de oriente que no admite la autoridad de Roma.

La Iglesia Budista, fundada por Siddharta Gautama (Buda) hacia el 530 AC que exhorta a desprenderse de todo deseo material para alcanzar la plena felicidad nirvana. Floreció en la India y luego se extendió a China y Japón.

El budismo invita a reconsiderar las ideas preconcebidas sobre la religión. Se ocupa de las verdades que van más allá de lo puramente racional, revelando una visión trascendental de la realidad que en su conjunto sobrepasa todas las categorías usuales de pensamiento.

El camino budista es una forma de entrenamiento espiritual que con el tiempo lleva a una comprensión directa y personal de dicha visión trascendental. Hoy en día los budistas occidentales son herederos de toda la tradición budista. Pueden admirar, respetar y hacer uso práctico tanto de los elementos del Budismo Soto Zen japonés como de los del Budismo Vajrayana tibetano o del Theravada tailandés.

La Iglesia Hebrea / Judaísmo, una de las primeras grandes religiones monoteístas. Su fundamento es la Alianza que hizo Dios con Abraham, y la ley que le entregó a Moisés como guía del pueblo hebreo.

La más antigua religión monoteísta (creyente en un solo Dios). Históricamente la cuna del cristianismo y el Islam. Se refiere al mismo tiempo a una religión, una cultura y un grupo étnico.

Como religión, el judaísmo se fundamenta en su fe en un solo Dios, el Dios de Abraham, padre de los judíos, en sus Sagradas Escrituras, el Torah, que los cristianos reconocemos como parte del Antiguo Testamento y en la esperanza en el Mesías.

Como cultura, los judíos tienen una gran variedad de creencias. El judaísmo moderno se adhiere al Torah y al Talmud, principal repositorio de tradiciones judías. La Iglesia Musulmana, fundada por Mahoma hacia el año 611. Reconoce un Dios único, con la oración cinco veces al día, el ayuno, la peregrinación a la MECA por lo menos una vez en la vida y la limosna a los pobres.

Iglesia y la estructura como público

En la época final del Imperio Romano, el cristianismo se convirtió en su principal religión. Al principio fuerte entre los humildes y opuesto al culto imperial, fue permitido.

Con la promulgación del Edicto de Milán por Constantino (tras soñar con una cruz mientras dormía) se decreta la libertad de culto y el fin del paganismo en el año 313 y luego con el Edicto de Tesalónica (24 de noviembre de 380) se convirtió en religión oficial. El Obispo de Roma ganó importancia tanto religiosa como política.

Uno de los valores y principios fundamentales es permitir, defender y respetar el principio de libertad de expresión religiosa y de culto.

La Iglesia como público e institución ocupa un lugar fundamental en la comunidad, ya sea en distintos ámbitos, aspectos o sectores (educación, salud, medios de comunicación, ONG, y demás). En nuestro país, mas allá de tener un alto porcentaje de personas con creencias cristianas católicas (casi 90%) se reconoce y afirma en nuestra Constitución Nacional una libertad de culto y una convivencia saludable y constante entre las demás manifestaciones espirituales.

Público influyente y fundamental en gran parte de los públicos y de la Opinión de los mismos. Con un carácter participativo, protagónico e influyente y con funciones determinadas en relación al concepto y aspecto social, comunitario, espiritual, humanitario y de mediación. En la Argentina hay una devoción, a los que la gente acude de manera especial, mas allá de su feligresía comprometida o no, allí está presente el concepto de la Fe y su sentido y papel en la Opinión Pública. Con mayor o menor rol el mapa religiosa argentino se dibuja entre católicos practicantes, católicos no practicantes, judíos, evangelistas, adventistas, testigos de Jehová y ateos o agnósticos.

De todas maneras, estos aspectos de la Fe religiosa, que al parecer responde a fenómenos globales, es el tipo de religiosidad popular que se expresa por devoción de figuras religiosas, una característica típica y social de Latinoamérica. Más allá de la liturgia, también en el plano social queda en evidencia la particular manera de vivir la Fe de la sociedad argentina, dentro de un universo determinado (Edad, género, nivel educativo, zona de residencia, nivel cultural etc.).

En el interior de nuestro país la presencia de la religión y de la Iglesia, sea cual fuese su preferencia, tiene mayor adhesión mientras en la Ciudad de Buenos Aires es menor.

En una encuesta llevada a cabo por la Consultora Poliarquía - publicada el 24/06/2010 en LA NACIÓN - se pudo ver qué lugar ocupa la Fe en la vida y en la opinión cotidiana de los argentinos y sin duda también el espacio que ocupa dentro de la esfera personal y estilo de vida de las personas.

El 71% de las personas cree en Dios, el 60% de la población considera a la Iglesia importante y el catolicismo todavía sigue teniendo un rol importante. En relación a las preferencias:

13% Jesucristo. 10% Virgen de Luján. 9% San Cayetano. 8% San Expedito. 7% Virgen María. 6% Virgen del Valle. 5% Virgen de San Nicolás. 4% Virgen de Lourdes. 4% Virgen del Rosario. 4% Sagrado Corazón. 2% Virgen de Itatí. 2% Gauchito Gil. 2% Virgen Milagrosa. 2% Rosa Mística. 1% Virgen Desatanudos. 9% otras Santos. 4% otras devociones a la Virgen.

Las peregrinaciones de la Virgen del Milagro - 15 de septiembre -, en Salta (650.000 personas), y de la Virgen del Rosario - 25 de septiembre - en San Nicolás (1.000.000 personas), a Luján - primer fin de semana de octubre - en Buenos Aires (1.300.000 personas), a Itatí, en Corrientes (200.000 personas), Virgen de Humahuaca - 31 de julio - en Jujuy (80.000 personas) son, sin duda, un valor destacado en un ranking de asistencia. Grandes expectativas también alcanzan a los lugares reconocidos por el público religioso, como Tandil (450.000 personas en Semana Santa para el Vía Crucis Central), Tafí del Valle (Tucumán) y los pueblos de los valles de Salta. De todas formas, lo importante para la Iglesia en la Argentina es que la religiosidad popular se mantiene vigorosa. Desde el inicio de los tiempos inmemorables, el hombre ha buscado un elemento superior que lo guíe, que lo proteja y lo acompañe. La Iglesia (cualquier sea su manifestación) crea espacios para comunicarse, es una sublime expresión donde las personas ubican la imagen que venera, buscan un epicentro social-cultural y religioso único, por lo cual entender desde lo profesional, lo humano y desde el respeto una cultura que necesitamos conocer y valorar.

Rol & difusión social

Aunque no todos los aspectos de la Iglesia tienen y poseen un carácter de universal, los mensajes, anuncios, intenciones y encíclicas papales (cartas pastorales que los pontífices dirigen a sus fieles) tienen una especial autoridad como expresión de enseñanzas de la Iglesia. Cumplen no sólo una función y tarea pastoral, también acompañan a la gente y poseen un trabajo espiritual y social.

Las encíclicas son cartas solemnes sobre asuntos de la Iglesia o determinados puntos de la doctrina católica dirigidas por el Papa a los obispos y fieles católicos de todo el mundo. Tienen su origen en las epístolas del Nuevo Testamento y es el documento más importante que escribe el Pontífice. Suele estar redactada en latín, el idioma oficial de la Santa Sede, y traducida a las principales lenguas del mundo y su título se toma de las primeras palabras del documento. La primera de la historia de la Iglesia fue escrita por el papa Benedicto XIV en 1766.

La Carta pastoral es un documento consultado por los obispos o por las conferencias episcopales, en el ejercicio de su ministerio pastoral. Su contenido abarca las cuestiones relativas a la fe y la moral; también se utiliza para iluminar y explicitar algún acontecimiento significativo. Algunas repiten e interpretan lo que han recibido del magisterio supremo, otras veces reiteran principios morales aceptados o hacen aplicaciones prudenciales de principios morales, sobre situaciones complejas de nuestro tiempo o asimismo establecen normas pastorales.

Además de temas de doctrina moral, también abordan cuestiones sociales, culturales y políticas (cabe destacar simplemente las encíclicas de Juan Pablo II, la Laborem Exercens-1981 - o Sollicitudo Rei Socialis-1987-, teñidas precisamente de un perfil social que aboga una igualdad y una justicia.).

La Iglesia, ya sea en su preocupación y voluntad de acercamiento entre ellas mismas, han llevado a cabo de manera unida infatigables cruzadas por la paz que llevan a un punto de encuentro y en común, estos hechos son muestras del carácter que las mismas presentan como Instituciones.

Según datos y cifras oficiales aproximadamente en el mundo conviven unos 2.000.000.000 cristianos en general, 1.200.000.000 musulmanes, 786.000.000 hindúes aprox., 360.000.000 budistas y unos 60.000.000 judíos aprox., un número importante de población para interpretar, analizar y emprender determinadas estrategias en la difusión. Como supo escribir una portada de la revista TIME en el 1994, “...El poder de la Iglesia reside en la palabra no en la espada...”.

El siglo XXI se inició con un fantasma de odio y sospecha entre musulmanes, judíos y cristianos, principalmente por factores de índole extremistas, políticos y culturales. Se ha tratado de generar la idea y convertir al Islam en un nuevo demonio pero las religiones han tratado de no convertir la religión en pretexto de una guerra, sin duda el sentido y la reconciliación entre la cruz, la estrella de David y la luna creciente es una necesidad para la sociedad. Una constante prédica entre las distintas feligresías e Iglesias se ha generado un pedido grupal contra el materialismo, el hedonismo, el consumismo, la moral relativa y el abandono de la espiritualidad.

En el ámbito de la difusión e información social se presenta un verdadero manejo y gestión profesional, las iglesias hacen uso de la Biblia, como primer medio escrito sobre la doctrina cristiana al servicio de la humanidad. Para mantener, globalizar su contenido, la imagen y la fe cristiana, las iglesias integran técnicas de Relaciones Públicas, haciendo uso de los medios de comunicación: Internet, Radio, TV. –Pío XI fundó en su papado Radio Vaticana, así como un Centro de Comunicación Televisivo al servicio del gobierno de Roma y los creyentes– .

En cada caso, su meta a largo plazo es ganar constantemente credibilidad en la comunidad y con los miembros de iglesia. La situación de los medios de comunicación y las posibilidades ofrecidas a la Iglesia en el campo de las comunicaciones difieren de una nación a otra, e incluso de una diócesis a otra dentro de un mismo país. De ello se derivan naturalmente diferencias en la actitud que la Iglesia ha de adoptar, según los lugares, acerca de los medios de comunicación y la cultura que contribuyen a forjar, y las diversidades de sus planes y modos de participación de acuerdo con las situaciones locales. Los medios de comunicación eclesiales destinados a apoyar la evangelización, la catequesis y la educación, el servicio social y la colaboración ecuménica influyen en la medida de lo posible en las relaciones públicas, la prensa, la radio, la televisión, el cine, las redes informáticas, los servicios de reproducción gráfica y otras formas de telecomunicaciones.

Las universidades religiosas son orientadas por la comprensión de que el camino intelectual y el espiritual del ser humano están vinculados inextricablemente. Se esfuerzan para crear una comunidad de estudiantes con un fuerte código de ética y un compromiso con la justicia. La educación universitaria se considera no sólo como un medio para tener éxito a nivel profesional, pero también como una herramienta para preparar a los estudiantes para tomar las decisiones éticas y morales que enfrentarán en sus vidas. Otro capítulo que ocupan las Iglesias dentro del Rol Social es el turismo. La Argentina es rica en diferentes aspectos, pero la fe religiosa es sin lugar a dudas una de sus principales características y el motor de muchos de sus habitantes. En la Argentina conviven una pluralidad de credos como consecuencia de las importantes corrientes migratorias que arribaron al país en diversas épocas. Este fenómeno originó el surgimiento de una multiplicidad de fiestas religiosas, creencias y devociones populares en todo el territorio, muchas de las cuales se han convertido en estos

últimos años en un fenómeno turístico, en el orden nacional e internacional.

Presencia de la opinión pública

Nada más sobrenatural que la Fe. Desde el punto de vista religioso es una de las virtudes teologales, por la cual se cree sinceramente sin necesidad de verlo con los propios ojos en las afirmaciones y doctrina que ese culto propone. Según relatos de Alejandro Frigerio, antropólogo e investigador del Conicet, en la religiosidad existe una brecha importante entre las distintas vivencias y que la principal forma de relacionarnos con lo sagrado se da a través de los santos y de las vírgenes. De hecho este concepto se da por una gran matriz cultural que existe en nuestro país y en gran parte de América Latina.

La tarea de los religiosos, sacerdotes, rabinos y sheij en las distintas iglesias tiene y reciben una contribución mensual, poseen una obra social y aportan parte de sus ingresos para una jubilación.

La Iglesia Católica tiene dos tipos de ingresantes. Unos dependen del clero (los diocesanos) y otros que están subordinados a una orden (jesuitas, maristas, etcétera). Los diocesanos cumplen votos de castidad y obediencia; los otros suman el de pobreza. En la estructura detrás del Papa aparecen los arzobispos - obispos - sacerdotes - laicos. El de cardenal es un título honorífico que otorga el papa a aquellos a los que se consideran posibles sucesores.

Los religiosos por voto de pobreza no tienen dinero propio hay una caja común y de ahí se saca para los gastos. Hay un superior religioso y un administrador que se encarga de los conceptos domésticos. Los diocesanos pueden tener contribuciones por mes, el monto depende de la diócesis según su estructura y realidad social. Un porcentaje de los ingresos de la parroquia y los sacerdotes en las colectas va directamente a un fondo común manejado en el Arzobispado. Ese dinero se retribuye entre las diócesis más pobres. Los sacerdotes tienen una obra social que se llama Asociación Eclesiástica San Pedro y pueden tener ingresos también que provengan de un sueldo docente o actividad determinada. Su jubilación y retiro depende del FIDES –Fondo integral de solidaridad– El gobierno federal, generalmente, sostiene el culto católico, apostólico y romano según dice el articulo 2 de la Constitución Nacional. El Estado otorga subsidios y becas, pero además tiene el beneficio de no pagar impuestos y de gozar con la inembargabilidad de los bienes eclesiásticos (artículo 2345 del Código Civil) y más allá de las demoras y plazos la Ley 21.950 exige que los obispos reciban del Estado una asignación mensual. Las finanzas de la Iglesia Católica dependen mucho de las colectas, según datos del ecónomo del Arzobispado de Buenos Aires representan más del 50% del total de sus ingresos. En el 2011 el aporte promedio es de $ 0.28 (veintiocho centavos) por cada persona que asiste a misa cada domingo.

En el Judaísmo un rabino cobra un salario pero con un tope muy variable según la comunidad y tiene la obra social que desean. Hacen casamientos y cultos religiosos, asistencia a enfermos, visita a los enfermos y preparación para los BarMitzvah, en algunas sinagogas, a los rabinos les pagan el alquiler. Existen tres grandes orientaciones en el mundo del judaísmo; la ortodoxa, la reformista y la conservadora. Hay normas y lineamientos de la ley judía donde se comprometen a rezar y leyes de la alimentación. Los rabinos pueden tener otro trabajo y las comunidades judías aportan una cuota mensual pero existen donaciones (locales o del exterior) y los ingresos por ceremonias.

Los Musulmanes tienen un guía para ayudar y acompañar a la gente, el sheij. En las mezquitas están a cargo de las celebraciones, las uniones, de dar clases en los mandatos de la religión, la moral o la doctrina y la lectura del Corán.

El sheij cobra un sueldo del estado iraní por su trabajo en el país, muchos religiosos del Islam son sustentados por sus comunidades. El sheij puede tener otro trabajo entre los cuales existe principalmente la docencia.

También es cierto que muchas creencias religiosas se han mezclado con las propias necesidades de las personas hacen nacer nuevas devociones.

En la Argentina hay un puñado de Santos, templos y Basílicas preferidas a los que las personas acuden de manera especial.

Por otra parte, y especialmente desde la segunda mitad del siglo XIX ha surgido un importante conjunto de devociones populares hacia ciertas personas, las cuales suelen ser devociones populares, las mismas están fuera del culto canónico de la Iglesia Católica Apostólica Romana (iglesia que fue absolutamente mayoritaria ente la población hasta mediados de siglo XX), pese a esto, la población ha asimilado generalmente las prácticas de esa misma iglesia. Como en todos los segmentos de la Opinión Pública la Iglesia juega un papel y una influencia de manera directa o indirecta, y si hablamos de las opiniones y sentidos de las sociedades cabe destacar el rol notable de una persona en particular. Juan Pablo II - Karol Josef Wojtyla, que nació en Wadowice, Polonia, el 18 de mayo de 1920, fue un Papa Magno, uno de los pocos que ha tenido la Iglesia en su historia bimilenaria, porque en sus casi 27 años de reinado llevó personalmente el mensaje apostólico a 129 países, proclamó 428 santos y 1338 beatos -más que todos sus predecesores juntos-, luchó y venció al comunismo en su patria y en Europa y ejercitó un carisma que lo convirtió en el pontífice más popular y universal. Educado en Cracovia, logró sobrevivir a la persecución nazi durante la ocupación de su amada Polonia. Ordenado sacerdote, mostró una personalidad brillante, excepcional inteligencia, buen humor y capacidad para influenciar a los jóvenes. Con sólo 38 años fue consagrado obispo y Pablo VI lo hizo cardenal en 1967. En el Cónclave de octubre de 1978, que sufría el trauma de la muerte de Juan Pablo I, fue elegido Papa. Tenía 58 años. El 264° pontífice, primer no italiano en 455 años, produjo grandes temores en el mundo comunista europeo. Sin duda al hablar de Juan Pablo II se puede hablar de un gran Relacionista Público, con hechos y gestos históricos, ejemplos fue la reconciliación con los judíos. En 1986 visitó la Gran Sinagoga de Roma y llamó a los hebreos nuestros hermanos mayores. Visitó Jerusalén en el 2000 y pidió perdón a los judíos por las persecuciones. Su visita a la Isla de Cuba y a gran parte del olvidado continente africano lo califica para llevar la palabra de Dios en la tierra, El Atleta de Dios, como se lo supo apodar en sus años de papado lo califican tal cual fue. Y convocó en Asís una oración común de todas las religiones, que hasta hoy representa un salto gigantesco en favor del ecumenismo universal.

Referencias bibliográficas

- Guillermo Oliveri, Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto. Secretario de Culto de la Nación.

- Max Nordeau, Notas. Sociólogo. Licenciado en Historia y Magister en estudios del Holocausto. Universidad de Jerusalén.

- Pablo Amador Garrido Casal. Ayudar desde la fe: ¿qué hace la iglesia Católica con las colectas de las misas?: toma de conciencia. Ecónomo del Arzobispo de Buenos Aires.

- Normas y estatutos. Seminario Rabínico Latinoamericano.

- RP Enrique Calamante. Escritos. Congregación de Oblatos de la Virgen María. OMV.

- Pablo Semán. Antropólogo y docente del Instituto de Altos Estudios Sociales (Idaes) de la Universidad Nacional de San Martín.

- Carta Pastoral de los Obispos Argentinos. Misión Continental. Episcopado Argentino. Aparecida. Brasil. 2007.

Abstract: Most Argentine people believe in God and feel that the religion (beyond their shades) is important in their lives. From the origin of the modernity, in West for the ascent of the democracy and the capitalism, the religions have shared their location in the culture. The Church as an institution grant to the society a sense not only in the guide and God’s belief, but also a role, a sense and an order inside the world. It is a phenomenon that is kept present and vigorous in the steps of the society; its force (beyond the different manifestations) turns around the people and institutions. In major or minor frequency the persons meet to the churches, temples, synagogues or others and they approach its liturgies inside the environment. The above mentioned institution and their beliefs act as a stamp and way of life of the persons, communities and societies.

Key Word: Society - modernity - capitalism - democracy - religion - Public Relations.

Resumo: A maior parte da sociedade Argentina crê em Deus e sente que a religião (para além de seus matizes) é importante em sua vida. Desde a origem da modernidade, em Occidente pela ascensão da democracia e o capitalismo, as religiões compartilharam sua localização na cultura. A Igreja como instituição outorgo à sociedade um sentido não só na guia e crença de Deus, senão também um papel, um sentido e um ordem dentro do mundo. É um fenômeno que se mantém presente e vigoroso nos passos da sociedade; seu vigencia (para além das diferentes manifestações) gira meio das pessoas e e das instituições. Em maior ou menor freqüência as pessoas coincidem às igrejas, templos, sinagogas ou outros e se acercam a seus liturgias dentro do meio. Dita instituição e suas crenças actuam como um selo e estilo de vida das pessoas, comunidades e sociedades.

Palavras chave: Sociedade - modernidade - capitalismo - democracia - religião - Relaçôes Públicas.

(*) Damián Di Pasqua: Licenciado en Relaciones Públicas (UdeMM). Postgrado en Comunicación Institucional, Universidad de Palermo. Formación en Docencia Universitaria, Universidad de Palermo. Profesor de la Universidad de Palermo en el Departamento de Comunicación Corporativa y Empresaria de la Facultad de Diseño y Comunicación.


La Iglesia y las Relaciones Públicas. Fe, opinión y vínculos de un público influyente fue publicado de la página 98 a página102 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXI

ver detalle e índice del libro