Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº8 >
  4. Portfolio. Evaluación Integradora de Aprendizajes. IV Foro de Integración Académica Facultad de Diseño y Comunicación

Portfolio. Evaluación Integradora de Aprendizajes. IV Foro de Integración Académica Facultad de Diseño y Comunicación

Wainszelbaun, Nicolás

Escritos en la Facultad Nº8

Escritos en la Facultad Nº8

ISSN: 1669-2306

Portfolio Evaluación Integradora de Aprendizajes IV Foro de Integración Académica 1 al 5 de agosto 2005

Año I, Vol. 8, Agosto 2005, Buenos Aires, Argentina | 35 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Abordaremos el alcance de los usos de la imagen: El film como fuente de investigación y como instrumento pedagógico incorporando reflexiones de algunas experiencias procedentes del dictado de la signatura. Estas reflexiones surgen a partir del uso de imágenes de televisión en clase, en el marco de la cursada de este primer cuatrimestre. Se trata del uso de un capítulo de la serie «Los Simpsons» como elemento formativo y disparador de nuevos conceptos teóricos. Por el otro, una investigación de un estudiante que utilizó como disparador propagandas políticas de las elecciones de 1989. Los cambios producidos en los últimos años a través de un nuevo rol de los medios de comunicación y la presencia de la imagen como ícono de una cultura en permanente cambio y transformación, presentan nuevos interrogantes a la comunidad académica.

Consideramos que es factible transformar los medios audiovisuales, «informativos» en material educativo. El cine maneja un código que puede estimular en el estudiante no sólo el interés por el estudio de ciertas temáticas, sino que además «aporta una ventaja en la medida en que nos restituye el espacio tal como los hombres lo ocupaban ayer». En tanto logra una proyección e identificación del espectador, constituye «un medio único para integrarse, parcialmente, en una realidad ajena». (Sorlin:74) La presencia de la imagen en el imaginario social es un terreno fértil para fomentar este tipo de prácticas. Se trata de un lenguaje cotidiano, seductor y que aparece como «real» a los ojos del espectador. Pero en tanto se presente bajo este «efecto de real» (Sorlin:74) permanece incuestionado, produciendo y reproduciendo el sentido común cotidiano.

A fin de desanudar esta idea de «reflejo de la realidad» que se acredita al cine, tomaremos al cine como «fuente» y «agente» de la historia, en la medida en que el film –ya sea documental, montaje o de ficción- devela intencionalidades y discursos.

Según Barthes, el film encierra una paradoja estructural: el desarrollo de un mensaje connotado (o codificado) a partir de un mensaje sin código. Serán las competencias culturales del lector las que permitan decodificar los símbolos y códigos utilizados, adjudicándoles así un sentido. Vale aclarar que no entendemos al film como una sucesión de imágenes-textos que se acompañan en transparente y sólida coherencia, como discurso acabado. Sino que además, se trata de hallar en él intencionalidades del realizador que, conscientes o inconscientes, atraviesan el relato.

Buscaremos profundizar más allá de la imagen denotada, aquella que aparece como espejo de la realidad. Es necesario descubrir aquello que está más allá de las apariencias, lo reticente, lo oculto. En este sentido, el cine, en tanto desnuda lo «no-dicho», descubre otras estructuras de orden, otras miradas; se constituye en un contra-análisis de la sociedad.

Diálogos, personajes, escenarios, lenguaje, sintaxis o la estructura del relato son elementos que presenta el cine y que van más allá de lo denotado; muestran representaciones, valores, tensiones y conflictos que conforman el imaginario simbólico de una época o momento histórico determinado; lo cual forma parte de una realidad que nos interesa hacer presente.

Volviendo a Barthes, al no ejercer -el cine- el estatuto del saber, sino de lo imaginario; no expresa lo real, sino su representación.

Este poder imitador, especular, de la imagen genera lo que Sorlin denomina «efecto de real»; ya que el espectador se identifica con ella y se proyecta sobre la pantalla, lo cual lo lleva a sumergirse en el film. La imagen se naturaliza denotada, el film gana en objetividad. Pero es necesario romper con este mito y encontrar que las imágenes son resultado de una selección, asociación y ensamble que realiza el productor; de modo tal que el film se transforma así en una aproximación al pasado mediatizada, como lo son las fuentes escritas.

Pues bien, cuando la imagen produce ese «efecto de real» y no es cuestionada, el film se convierte en «agente» de la historia y funciona -entonces- como legitimador del imaginario social circulante, en un doble movimiento: al tiempo que el film es mediatizado por la realidad, influye sobre la misma despertando diversas actitudes en el espectador. De este modo, el film reproduce el sentido común; es decir, todo aquello que está naturalizado culturalmente.

Intentamos rechazar la idea del film como reflejo de la realidad no-cuestionada; accediendo así a la utilización del mismo como fuente. Se apuntará a convertir –entonces- lo cotidiano en entorno constructivo; transformando en formativo aquello que aparece como meramente informativo. Ello implicará –por parte del docente- el trabajo de guiar la mirada de los estudiantes, a fin de develar sentidos, mensajes, valores que el realizador imprime en el film.

Se trata de encontrar en la pantalla espacios para la crítica, el debate y la reflexión. Aprender a leer las imágenes; no buscar a partir de ellas confirmación o desmentida. Considerarlas como tales. El film no vale sólo por aquello que atestigua, sino por la aproximación socio-histórica que autoriza. La denotación ayudará a encontrar lo latente tras lo aparente, lo invisible tras lo visible.

A fin de efectuar una «bajada» de estos elementos, detallamos a continuación un posible «Modelo de análisis del film»: 1. Observar: a. argumento, b. tema, c. contexto histórico - social, ambiente, situaciones y sociedad que describe, d. personajes (caracterización, roles, valores, situaciones que afrontan), e.

simbolismos, situaciones, estrategias de que se vale el lenguaje del cine: sonido, luz, color, paisajes, planos, contrastes, lenguaje simbólico.

2. Relacionar, reflexionar: a. escenas relevantes, b. significación de los personajes, estereotipos, 3. aplicar: a. objetivos a alcanzar, b. bajada del docente.


Portfolio. Evaluación Integradora de Aprendizajes. IV Foro de Integración Académica Facultad de Diseño y Comunicación fue publicado de la página 30 a página31 en Escritos en la Facultad Nº8

ver detalle e índice del libro