Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº90 >
  4. Microsiesta, un descanso soñado

Microsiesta, un descanso soñado

Noriega, Diego

Escritos en la Facultad Nº90

Escritos en la Facultad Nº90

ISSN: 1669-2306

Marea Digital Ensayos de estudiantes DC sobre negocios, comunicación y tendencias en el mundo digital

Año IX, Vol. 90, Octubre 2013, Buenos Aires, Argentina | 123 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: La tendencia actual indica que los consumidores del siglo XXI, también llamados “nativos digitales”, participan activamente en la construcción de la identidad de las marcas a través de conversaciones entabladas en torno a éstas en las redes sociales. Por eso es de gran importancia comenzar a comprender cómo se manejan hoy en día las empresas en el contexto de la web interactiva. 

El propósito del ensayo es comenzar a delinear una estrategia para que la marca creada, en este caso un hotel para dormir siestas, se inserte en el mundo 2.0. 
Como primer paso se procedió a analizar lo que marcas de similar beneficio básico están realizando a nivel web, para luego proponer una estrategia de brandstreaming. Este término se refiere a insertar temas de conversación en torno a la marca en cuestión: Microsiesta.

Palabras clave: emprendimiento - marca - web 2.0 - brandstreaming - bottom up - marketing colaborativo - mercado - transparencia - microsiesta - descanso.

Desarrollo 
En este ensayo se decidió trabajar en un emprendimiento que responda a la necesidad de miles de trabajadores de obtener y gozar de un reparador descanso durante el horario libre que se les asigna para el almuerzo. Así, surgió la idea de llevar adelante el proyecto de un hotel para dormir la siesta con ubicación en el microcentro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. “Microsiesta, un descanso soñado”, promete ser un lugar donde se pueda reservar una habitación individual por el lapso de una hora para así dormir la siesta y disfrutar de un almuerzo rápido y liviano antes de volver al trabajo. El emprendimiento propuesto busca ser un servicio que optimice el tiempo de receso del trabajador, proporcionándole un espacio de ensueño en donde se le garanticen unas reparadoras vacaciones dentro de su día laboral. 
La importancia de que la marca en cuestión se inserte en el mundo 2.0 es de capital importancia. Hoy en día el uso intensivo de Internet es una de las características más salientes de los consumidores actuales. 
El marketing tradicional, de carácter unidireccional, en el que no existe el diálogo entre marcas y consumidores, entró en crisis en los últimos años. En la actualidad, los medios sociales tienden a constituirse en espacios de interacción entre las marcas y los consumidores. Éstos últimos son especialistas en marcas; participan continuamente en un diálogo, elogiándolas, criticándolas, dando su opinión sobre ellas y aportando sugerencias. La Web 2.0 es un modelo de organización muy democrático, en el que el flujo de información se da de abajo hacia arriba (bottom-up). Esto permite que las marcas se vayan construyendo colectivamente a través del intercambio de información constante, la colaboración en las acciones y la horizontalidad en la toma de decisiones, tal como lo definió Ernesto van Peborgh en Odisea 2.0. (2010, p.33). 
Como también señala el autor, el Manifiesto Cluetrain de 1999 fue visionario al decir que los mercados son conversaciones, y el objetivo de las marcas de hoy en día consiste en introducir y sostener un tema de conversación en estos nuevos mercados. (van Peborgh, 2010, p.44). 
Esto es lo que en marketing se denomina brandstreaming, y es la clave para el éxito del emprendimiento en cuestión. Por tal motivo, la mayoría de las empresas aprovechan las posibilidades de redes sociales como Facebook, YouTube, Twitter y distintos blogs para instalar las temáticas de conversación a las que se hizo mención. 
Previo al delineamiento de las principales características del sitio web de Microsiesta, se realizó una investigación en la red para ver lo que la competencia está realizando a nivel 2.0. Si se toma al “reparador descanso” como beneficio básico del servicio que propone el hotel de siestas, sería correcto señalar que casas destinadas a la relajación, como pueden ser locales de masajes o spa se sitúan como competidores (indirectos) del emprendimiento sobre el cual versa este ensayo. 
La estructura del sitio de Flow Spa Express es clara, elegante y simple. Marginado arriba a la izquierda se encuentra su isologotipo; diseñado a partir de una tipografía redondeada, liviana y en el que las curvas y contracurvas del isologo transmiten la armonía que ya insinúa la paleta de colores; resaltan las tonalidades celestes del icono. Por su parte, el margen derecho del sitio se reserva para el contacto en Facebook, Twitter y la posibilidad de traducir la página al inglés. En las citadas redes sociales, el consumidor puede enterarse de las promociones vigentes. Inmediatamente debajo de éstos ítems se encuentra la botonera en la que se especifican todos los servicios del spa, entre los que resaltan la estética facial y corporal, masajes, rituales, spa party, galería de fotos, siesta, empresas afiliadas y contacto. 
En la parte inferior, un banner dinámico va mostrando fotografías en las que el usuario va conociendo un poco más el servicio ofrecido. Otra placa da la posibilidad de que el usuario haga un recorrido virtual del lugar a través de You Tube. 
Un tanto incómodo desde el aspecto visual, ya que se debe bajar con el cursor del mouse, se advierte la misión del lugar. La presentación de aquel “oasis en pleno microcentro” debería encontrarse en un sector más visible y con un mayor atractivo visual que el que posee. 
El otro competidor que se ha analizado es el Spa Magic Hands. A primera vista se advierte una gran placa horizontal en la que se encuentra el isologotipo de la marca junto con la fotografía de una mujer. El identificador visual está construido a partir de una tipografía liviana y redondeada la cual se integra a un isotipo de tonalidades verdes en degradé que simbolizan a dos hojas de un árbol. 
Debajo de esta placa, se informa sobre las distintas sucursales que Spa Magic Hands tiene en la ciudad de Buenos Aires. A continuación, en un nivel inferior, la botonera es clara: home, tratamientos, nosotros, nuestro staff, fotos y contacto. Si se sigue con el cursor del mouse hacia abajo, una serie de banners dinámicos ofrecen promociones. Resulta un tanto invasivo y molesto este último recurso. Son muchos, muy juntos, y el cambio constante es confuso para la vista. 
Al igual que el competidor analizado previamente, Spa Magic Hands también le da importancia a las nuevas tendencias 2.0 e intenta entablar diálogo con sus consumidores a través de redes sociales como Twitter, Facebook y Flickr a las cuales se puede acceder desde la misma página. 
La relevación de datos muestra que ambas empresas intentan por medio del isologotipo (formas y cromatismo) y fotografías, inspirar elegancia, simpleza y armonía. Como contrapartida, ese equilibrio y paz visual que pregonan se ve perturbado por la incomodidad de bajar con el cursor del mouse para ver datos importantes, o por el caos visual que provocan los invasivos banners promocionales. 
Microsiesta quiere transmitir simpleza, armonía y elegancia pero para un público más joven. Para aquellos hombres y mujeres de entre 25 y 35 años que se encuentren en sus primeros tiempos de dependencia laboral, cuyo ingreso de entre siete mil y diez mil pesos mensuales les permita darse ciertos lujos en miras a la optimización de su labor. 
El monograma que conforma el identificador visual de la marca transmite esa sencillez, armonía, modernidad y elegancia que se ha perseguido desde un principio. Integrado a fondos de tonalidades cyan, Microsiesta busca captar la atención de éstos jóvenes. 
La idea es presentar un sitio en que la presencia de marca se advierta desde el loading. 
La propuesta sería ubicar el isotipo sobre un fondo circular, en el que otros pequeños círculos vayan apareciendo y desapareciendo junto a éste, en un claro ejemplo de aludir a la viñeta que se utiliza para los sueños o pensamientos. Inmediatamente, al completar la carga de la página, la bajada “un descanso soñado” anticipa el servicio que se ofrece. 
La home, construida a partir de recursos ilustrativos recrearía un pequeño y cálido cuarto que bien puede remitir a una playa. Los dibujos de una cama, reposera, ducha y frigobar dan la posibilidad al cibernauta de clickear y conocer mejor el servicio ofrecido. 
El dibujo de un parlante da la posibilidad de descargar sonidos de ríos, aves, lluvia, como para conciliar el sueño rá- pidamente. 
Para evitar el caos visual que generan los banners dinámicos que ofrecen promociones, sería pertinente que dentro de la home el usuario tenga la posibilidad de clickear sobre la imagen de una promotora o bien sobre un hombre, para que se informe sobre las promociones vigentes. 
La estrategia de branstreaming se completaría con el acceso a Facebook, Twitter y YouTube. En estos sitios, las fotos de los promotores incluirían los datos promocionales, así como también se aprovecharía estos espacios para subir videos tutoriales de respiración y meditación. Por último, sería importante para la marca y para una mejor satisfacción del cliente, proponer temas de conversación en los cuales se pregunte por ejemplo, con qué tipo de música suele levantarse el usuario y darle a su vez la chance de que suban videos y puedan comentarlos. De esta manera, el potencial consumidor puede ir eligiendo los temas con los que desearía despertar de su siesta tras su estadía en Microsiesta. 
La propuesta está siempre abierta a revisión y cambio. En la actualidad, las marcas ya no se rigen por modelos tradicionales, emitiendo mensajes unidireccionales que muchas veces resultan engañosos. Hoy en día, la lógica bottom-up indica que las marcas se construyen entre todos en un clima de transparencia. “El objetivo del marketing colaborativo es crear una comunidad que estimule la interacción entre una compañía y sus clientes”. Estos últimos irán indicando sus necesidades a través de las conversaciones que se vayan instalando alrededor de la marca. (van Peborgh, 2010, p.50). Y Microsiesta estará atento para escuchar a sus clientes.

Referencias bibliográficas 
Hoffman, D. (2008). Fundamentos de marketing de servicios. México, D.F: Edamsa impresiones. 
Kotler, P. (2006). Dirección de marketing. Naucalpan de Juárez, México: Pearson Educación de México. 
Van Peborgh, E. (2010). Odisea 2.0: Las arcas en los medios sociales. Buenos Aires: La Crujía Ediciones.


Microsiesta, un descanso soñado fue publicado de la página 34 a página35 en Escritos en la Facultad Nº90

ver detalle e índice del libro