1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXII >
  4. Blogging y microblogging en el aula.

Blogging y microblogging en el aula.

Sorrivas, Nicolás [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXII

ISSN: 1668-1673

I Congreso de Creatividad, Diseño y Comunicación para Profesores y Autoridades de Nivel Medio. `Interfaces Palermo´ XXII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Facultad de Diseño y Comunicación. Universidad de Palermo

Año XV, Vol. 22, Febrero 2014, Buenos Aires, Argentina | 207 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

En educación no hay ninguna respuesta certera. Todo es un desafío constante que nos obliga a mantenernos expectantes y actualizados. La aparición de las redes sociales ha logrado lo que se esperaba que la escuela produjera: la reacción de aquellos niños, adolescentes y jóvenes a los que la televisión parecía haber callado. Sin embargo, los nativos digitales utilizan este nuevo lenguaje sin un pensamiento crítico certero. Entonces, la propuesta de este artículo será que, como docentes, podamos intervenir el ciberespacio para que, además de ser el lugar donde los estudiantes habiten, interactúen y naveguen, puedan crear conocimiento aprendiendo.

Palabras clave: nativo digital - educación virtual - tecnologías de la información y la comunicación - redes sociales - ciberespacio - proyecto áulico - Internet - blog.

Siempre imaginé el espacio informativo como algo en elque cualquiera tiene acceso intuitivo e inmediato y no solamente para navegar, sino para crear.

Tim Berners-Lee

Volver al futuro 2.0

En dos años, en la ficción, Marty McFly llegará desde un lejano 1985 para descubrir que el mundo, tal como él lo conoce, ha cambiado: los autos se desplazan por el aire, la ropa se ajusta automáticamente al cuerpo de las personas y los robots son parte integral de sus vidas. Sin embargo, en la realidad, por mucho que les pese a los autores de ciencia ficción, hoy, a casi veinticinco años del estreno de Volver al futuro II, su gran predicción aún no se ha cumplido y los automóviles continúan atados a la tierra. No obstante, en todo este tiempo, ha ocurrido un cambio aún más significativo, que hasta el mismísimo Doc Brown tardaría en comprender: la llamada revolución digital. En el presente texto, volveremos sobre las huellas que ha ido dejando la transformación de la educación tradicional para analizar cómo debería continuar esta saga, qué debería depararnos nuestro futuro como sujetos de la enseñanza.

El futuro ya está aquí

Hagamos un pequeño ejercicio. Primero, recordemos la imagen del aula tradicional donde se educaron nuestros padres y donde transcurrió una parte importante de nuestra propia educación. Luego, comparémosla con cualquier aula contemporánea en la que demos clases. El resultado será una fotografía que poco se habrá modificado. El pupitre continuará estando allí (a pesar de que los materiales se habrán abaratado), los posters educativos ilustrarán las paredes blancas (quizás con colo res más llamativos y diferente diseño que los de antaño) y el pizarrón subsistirá como herramienta educativa por excelencia (aunque hayamos cambiado la tiza por el marcador). Ahora, llenemos este espacio de millennials, estudiantes nativos digitales, sobreestimulados y grandes usuarios de tecnología. Para ellos, el aula real se transformará en un territorio que les es ajeno porque viven en conexión permanente, habitando el universo digital que conocen a la perfección: el ciberespacio. Es otra la historia.

Entonces, ¿cuál debería ser nuestra actitud frente a la modificación de paradigmas? ¿Nos quedamos paralizados por las luces de colores o buscamos entender estas nuevas herramientas para accionar a través de ellas? ¿Prohibimos el uso de celulares en el aula o modificamos las consignas llenas de telas de araña para que los incluya como ‘nueva’ tecnología educativa? Lo primero que debemos entender es que el cambio ya ha ocurrido, que el futuro ha llegado hace rato.

Un minuto en Internet

Sesenta segundos. El tiempo que tardaremos en leer el siguiente párrafo. El mismo minuto en el que, en Internet, se habrán publicado 278 mil tweets, buscado dos millones de palabras en Google, subido 27.800 fotos a Instagram y 208.300 imágenes a Facebook. En el que Amazon habrá ganado otros 83 mil dólares y habrán circulado por la red 204 millones de correos electrónicos. Idénticos sesenta segundos que habrá utilizado una maestra para reorganizar el aula a la vuelta del recreo en el que los estudiantes se volverán a desconectar del ciberespacio para prestarle atención a la clase. Un minuto es tiempo suficiente para cambiar el mundo, al menos el mundo que nos rodea.

Blogging y microblogging en el aula

En educación no hay ninguna respuesta certera. Todo es un desafío constante que nos obliga a mantenernos expectantes y actualizados. La aparición de las redes sociales ha logrado lo que se esperaba que la escuela produjera: la reacción de aquellos niños, adolescentes y jóvenes a los que la televisión parecía haber callado. La propuesta de este artículo es que, como docentes, intervengamos el ciberespacio para que, además de ser el lugar donde los estudiantes habiten, interactúen y naveguen, puedan crear conocimiento, puedan aprender. El profesor blogger, entonces, ve el acto educativo como un viaje en el que su rol es guiar a los estudiantes, acompañarlos en su propio proceso de aprendizaje. Así, el blog, como herramienta educativa, funciona a la manera de un cuaderno de bitácora, donde los marinos, en sus respectivas guardias, registran los datos de lo acontecido. La experiencia vivida, la propia transformación del aula en algo más que cuadro paredes, pupitres y una pizarra, se convertirá, casi sin querer, en un documento educativo único que les permitirá a los docentes saber dónde están parados sus estudiantes además de que les permitirá descubrir las estrategias que los llevarán indefectiblemente a la meta, aún cuando el destino final de su viaje se haya modificado. Porque, como alguna vez señaló Henry Miller, “nuestro destino de viaje nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas”.

Ventajas (y desvantajas)

Los blogs en educación pueden ayudar a mejorar la experiencia educativa siempre y cuando, esas herramientas recursos que promueven el aprendizaje significativo, lo hagan dentro de un diseño curricular acorde.

Un blog no es un simple diario, sino una herramienta de autoevaluación, orientada por el docente y bajo un constante seguimiento del mismo.

El uso de blogs en educación mejora el dominio de las tecnologías de la información y la comunicación (por parte del alumno y también del docente) aunque en función de otras habilidades y destrezas (contenidos actitudinales y procedimentales).

Los blogs colaboran en lograr un aprendizaje centrado en el estudiante y en fomentar el aprendizaje colaborativo y el trabajo en grupo, además de transformar la relación docente-alumno en una retroalimentación efectiva. Sin embargo, y quizás esta sea su mayor desventaja, esta acción demanda más tiempo de trabajo al docente por una misma paga.

La brecha tecnológica

Cuando se habla de incluir a las ‘nuevas’ tecnologías en el aula, una de las mayores preocupaciones que saltan a la vista es la brecha tecnológica. Sin embargo, víctimas de la desinformación, creemos que se debe a la diferencia de ingresos. La realidad no es tan así. La conexión con la tecnología atraviesa todos los sectores sociales. La brecha tecnológica es una cuestión más generacional que de nivel de ingresos.

Que haya una computadora por alumno en todas las aulas del país no es razón suficiente para creer que el cambio se esté produciendo. Es necesario incorporar prácticas pedagógicas y didácticas para que el estudiante pueda apropiarse del conocimiento durante el proceso de aprendizaje. Descubrimos, entonces, que la falta de conocimiento por parte de los excluidos digitales es sólo una excusa para facilitar su tarea como docente. Al desconocer la herramienta, accedo a la tecnología que conozco, con la que estoy familiarizado, aún cuando mis estudiantes no estén aprendiendo con ellas.

En un corte de luz, en una escuela sin acceso a Internet también se pueden modificar los paradigmas del proceso de enseñanza y aprendizaje y pensar en el futuro. Para llevar un cuaderno de bitácora sólo es necesaria una actitud diferente en el docente, que se comprometa con sus estudiantes, que no tenga miedo a continuar aprendiendo y que esté abierto al intercambio. Porque el futuro ya está aquí pero aún no hemos podido encontrarlo.

Nota: Esta comunicación fue presentada por su autor en la comisión 1.1 [C] Experiencias pedagógicas en entornos digitales (ver p. 17) de la Primer Edición del Congreso en Creatividad, Diseño y Comunicación para Profesores y Autoridades de Nivel Medio ‘Interfaces en Palermo’.

Abstract: In education, there is no certain answer. Everything isa constant challenge that requires us to keep expectant and updated. The emergence of social media has accomplished what the school was expected to produce: the reaction of those children, adolescents and young people who television seemed to have silent. However, the digital natives use this new language without an accurate critical thinking. Then, the proposal of this article is that, as teachers, we can intervene to cyberspace as well as being the place where students inhabit, interact and navigate, learning to create knowledge.

Keywords: digital natives - virtual education - information technology and communication - social media - blog - cyberspace - classroom project - Internet.

Resumo: Em educação não há nenhuma resposta certera. Tudo é um desafio constante que nos obriga a nos manter expectantes e actualizados. O aparecimento das redes sociais tem conseguido o que se esperava que a escola produzisse: a reação daqueles meninos, adolescentes e jovens aos que a televisão parecia ter calado. No entanto, os nativos digitais utilizam esta nova linguagem sem um pensamento crítico certero. Então, a proposta deste artigo será que, como docentes, possamos intervir o ciberespaço para que, além de ser o lugar onde os estudantes habitem, interactúen e naveguem, possam criar conhecimento aprendendo.

Palavras chave: nativos digital - educação virtual - tecnologias da informação e a comunicação - redes sociais - blog - ciberespaço - projeto de aula - Internet.

(*) Nicolás Sorrivas: Licenciado en Enseñanza de las Artes Audiovisuales (UNSAM), Realizador Audiovisual (CIEVYC, 2005), Crítico de Cine (EL AMANTE/Escuela, 2006). Profesor de la Universidad de Palermo en el Departamento Audiovisual de la Facultad de Diseño y Comunicación. Coordinador del área Redes Sociales de la Facultad e integrante del Equipo de Docentes del Programa Tutorías.


Blogging y microblogging en el aula. fue publicado de la página 108 a página110 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXII

ver detalle e índice del libro