1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXIII >
  4. Los talleres del Encuentro Latinoamericano de Diseño como una articulación de la experiencia y práctica.

Los talleres del Encuentro Latinoamericano de Diseño como una articulación de la experiencia y práctica.

Ruiz Fernández, Paulina Andrea

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXIII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXIII

ISSN: 1668-1673

XXII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XV, Vol. 23, Agosto 2014, Buenos Aires, Argentina | 219 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

Desde la revisión de textos didácticos relacionados a la modalidad aula taller, la práctica y la calidad del aprendizaje, el presente trabajo busca destacar la importancia de la realización de talleres en el Encuentro Latinoamericano de Diseño que favorecen la articulación entre la experiencia y la práctica. Este evento reúne a reconocidos profesionales del área del diseño y la comunicación que dictan conferencias y talleres, de manera gratuita, durante cuatro días a quienes estén interesados en estas disciplinas; en su mayoría jóvenes de vienen a Buenos Aires desde diversos países de Latinoamérica. El siguiente trabajo también tiene por objetivo describir y analizar la modalidad del aula taller, basada en una concepción constructivista, que permite a los estudiantes elaborar sus propias ideas y generar significados, a su vez los asistentes ponen a pruebas modos de resolución y desarrollan lo experiencial aprendiendo de lo que realizan durante el taller.

Palabras clave: diseño - aula taller - práctica - conocimiento - aprendizaje.

El Encuentro Latinoamericano de Diseño es un espacio destinado a la formación, vinculación e intercambio de experiencias entre profesionales, académicos, estudiantes y empresas ligadas al diseño. Este evento organizado por la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo se realiza desde el año 2006, sumando hasta la fecha una convocatoria de más de 27 mil estudiantes y profesionales provenientes de 20 países diferentes. El público asistente en su mayoría son jóvenes que vienen a presenciar diversas conferencias relacionadas al diseño y la comunicación, dentro de las actividades existen tres tipos: Conferencias en general, Conferencias del los Invitados de Honor y Talleres. Esta última modalidad, aunque representa un 15% de las actividades programadas, tiene un valor como práctica educativa que se destaca de las demás.

El siguiente artículo pretende analizar la importancia de la modalidad aula taller en las prácticas educativas, específicamente en este evento que si bien se realiza una vez al año procura plasmar el interés por el diseño en cada uno de los participantes; destacando lo experiencial y práctico que se logra al aplicar esta forma de trabajo dentro de un escenario didáctico. Los estudiantes aprenden haciendo y logran así apropiarse de los saberes, situaciones que muchas veces son difíciles de generar en un aula tradicional.

La modalidad aula taller se basa en una concepción constructivista del conocimiento permitiendo que los alumnos elaboren sus ideas, pongan a prueba diferentes modos de resolución y logren su propia construcción conceptual. Estos talleres permiten desarrollar lo experiencial logrando en los asistentes la capacidad de recordar lo que hicieron para poder aplicarlo en otra instancia.

Dentro del Encuentro los asistentes tienen la posibilidad de participar de talleres con profesionales destacados de áreas del diseño y la comunicación, lo que enriquece aún más el intercambio que se produce entre los participantes.

Este año (2012) durante el evento se realizarán 266 conferencias y 40 talleres. Un mes antes del Encuentro los asistentes pueden ver en el sitio web www.palermo. edu/encuentro todas las actividades para programar a qué taller quieren asistir, lo que permite saber si es necesario llevar materiales, si les interesa la temática o simplemente si sienten curiosidad por un área determinada.

Los talleres tienen una duración de 1 hora 15minutos, se dictan en español y algunos en portugués, los títulos de algunos talleres son: La versatilidad de la ilustración: del papel a lo digital- de lo digital al papel, Emprendimiento Ecofriendly, Cómo trabajar freelance, Cómo crear una tienda on line para vender productos de diseño, Fieltro: diálogo con fibras, entre otros. Generalmente son títulos sugerentes que invitan a crear y participar, uno de los requisitos, como en toda aula taller, es que la tarea se desarrolle de manera grupal. Durante el Encuentro las aulas destinadas a talleres se disponen de forma diferente, no va una cabeza tras la otra en filas, sino que se puede trabajar uniendo las mesas, sentándose en el suelo o simplemente dónde los estudiantes se encuentren cómodos para compartir con el resto de los participantes. Lo ideal es que sea como refiere Ariana de Vincenzi en su artículo “La práctica educativa en el marco del aula taller”:

El clima de trabajo es distendido y las tareas académicasse producen mediante intensos intercambios entre los estudiantes y el docente, en torno a las producciones que realizan. La disposición del espacio físico- mesas grandes alrededor de las cuales se agrupan los alumnos- contribuye a promover la constitución de un ambiente de trabajo cálido, amigable empático, que favorece a la participación activa. (de Vincenzi)

Dentro del aula taller el alumno se transforma en unsujeto activo y aprende haciendo al encontrarse con contenidos que requieren demandas cognitivas. Durante los talleres se busca que la tarea lidere la clase, los alumnos y profesores trabajan para buscar soluciones a esta tarea que de seguro presentará problemas. Se fijan metas y objetivos auque la clase sea sólo una y no tenga continuidad (al estar enmarcada dentro del Encuentro Latinoamericano de Diseño), se analiza, generan alternativas y elaboran soluciones.

En este escenario didáctico el rol del docente es distinto al que se puede apreciar en una clase tradicional, el profesor no sólo transmite conocimiento sino que tiene una tarea que se relaciona con acompañar y desencadenar procesos cognitivos. “El rol docente es definir el problema a resolver y los requerimientos del proyecto del taller. Asimismo, provee a los alumnos del apoyo teórico, metodológico y bibliográfico que requiera para la construcción de los saberes esperados”, señala de Vincenzi.

A esto se suma que en el Encuentro el docente tiene una particularidad y desafío: no conoce a sus alumnos. Se ven por primera vez y deberán problematizar, aprender y solucionar; además el grupo tampoco se conoce entre si, no son un curso del colegio o universidad que se ve diariamente, sino que se reúnen en esta instancia por que tienen una inquietud en común y la mayoría de las veces no pertenecen ni siquiera a un mismo país. La denominación taller permite que esta multiplicidad de factores enriquezcan aún más el intercambio, este modo de aprender haciendo permitirá que cada individuo sea parte del aprendizaje aportando con sus conocimientos previos y con lo que construya de manera individual y grupal para sacar sus propias conclusiones.

Esta situación se ajusta a la definición que señala como taller Santiago Castellano y Mauro Lo Coco en su artículo “Hacia una conceptualización teórica de la modalidad taller”:

Lo que denominamos Taller no encuentra su definiciónen los ejes técnicos o metodológicos, sino que la cuestión en la que halla su especificidad es en su dimensión de modalidad operativa: ser un modo de aprender -una forma de adaptación activa a la realidad-, flexible y ajustable a los fines de un grupo determinado. (Castellano y LO Coco)

Esta experiencia que viven los participantes del tallercomo un modo de aprender se transforma sin querer en una práctica, donde ponen sobre la mesa los conocimientos previos y lo nuevo que aparece en este Encuentro. La práctica a la que se enfrentan los alumnos durante su carrera universitaria debería ser un taller constante, sin embargo Esteban Soms y Roberto Follari reflejan que realmente ocurre contrario en su texto “La práctica en la formación profesional” criticando el modelo académico dominante. “Los Centros de educación superior dejan de ser lugares de reflexión crítica e investigación para convertirse en meros centros de coordinación administrativa de recursos humanos y financieros para viabilizar la producción de profesionales”. Los autores plantean que existe una contradicción entre el discurso institucional que dice estar interesado en una práctica de situaciones reales, mientras que finalmente sólo se hacen ejercicios repetitivos que resultan de poca utilidad para desarrollar la capacidad de análisis en los alumnos. Soms y Follari critican estas modalidades restringidas, pero también destacan las modalidades avanzadas del trabajo práctico: “Tres son los factores que marcan la diferencia. “a) Su rol dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje; b) su naturaleza grupal y participativa; c) su enfoque analítico y crítico”. Esta naturaleza grupal y participativa de las modalidades avanzadas busca el desarrollo de la creatividad compartida frente a las tareas planteadas, poner en discusión los problemas que surjan y saber escuchar otras opiniones. Es finalmente en el taller donde se materializan estas ventajas pedagógicas de las modalidades avanzadas de práctica, haciendo realidad la mayor parte de los objetivos de aprendizaje.

Durante los talleres del Encuentro ocurre una apropiación de saberes que se diferencian de los señalados por el autor David Perkins en su texto “La escuela inteligente” donde identifica dos grandes carencias en cuanto a los resultados de la educación: el conocimiento frágil (dónde los estudiantes no recuerdan lo que supuestamente han aprendido) y el pensamiento pobre (los estudiantes no se basan en sus conocimientos).

“Se considera que el conocimiento olvidado constituye la principal deficiencia de la educación. Si los estudiantes recordaran los hechos y las habilidades que les enseñaron, todo andaría a las mil maravillas”, relata Perkins. Los asistentes a los talleres se llevan de regreso a su país lo aprendido y aplicado, el alumno se vuelve protagonista y activo en la construcción de su plan de acción para así resolver en conjunto el problema planteado, por lo que de seguro no será un conocimiento frágil como el que menciona Perkins, sobre todo si su actuación fue comprometida ya que podrá aplicar lo aprendido en un futuro escenario didáctico.

Perkins dentro del conocimiento frágil distingue también otras deficiencias, entre ellas se encuentra el conocimiento inerte donde los alumnos si bien son capaces de recordar los estudiado (por ejemplo para una prueba) no pueden utilizarlos en situaciones que admiten más de una respuesta, es por esto que indica que “la instrucción convencional, que consiste en leer manuales y en escuchar las clases dictadas por el profesor, tiende a producir conocimiento inerte”. En un taller del Encuentro Latinoamericano de Diseño la situación es diferente, se pretende desarrollar la experiencia en función de combatir esta fragilidad que vuelve ajeno el conocimiento adquirido por el alumno. El docente no dictará una clase ni dará un manual, sino que propiciará la reflexión para que los asistentes tengan una participación activa y lleguen a sus propias conclusiones logrando así construir significados que dejarán de ser frágiles.

Esta construcción no se impone mediante la enseñanza directa, sino que se transmite por actividades de aprendizaje del estudiante, bien lo ejemplifica John Biggs en su texto “Calidad de aprendizaje universitario”, donde en el capítulo “Construir el aprendizaje alineando la enseñanza” evidencia dos enfoques que aplican los alumnos al relacionarse con un ambiente de enseñanza. Uno es el superficial que nace de la intención de liberarse de la tarea con el mínimo esfuerzo, aunque dando la sensación de satisfacer los requisitos, mientras que el profundo deriva de la necesidad sentida de abordar la tarea de forma adecuada y significativa para que el estudiante trate de utilizar las actividades cognitivas más apropiadas para desarrollarla. “El bajo nivel congnitivo de compromiso que se deriva del enfoque superficial da unos resultados fragmentarios que no transmiten el significado pretendido, mientras que es más probable que un enfoque más profundo ayude al estudiante a construir significado”, reflexiona Bigss.

La modalidad aula taller busca un enfoque profundo y no una mera acumulación de hechos y rutinas que derivan por ejemplo de estudiar de memoria, privilegia en cambio la construcción de significados de manera grupal e individual logrando que el alumno se encuentre aplicando lo aprendido sin caer en lo superficial al recordar sólo datos aislados que no logra vincular.

A modo de conclusión se puede inferir que la modalidad aula taller que se realiza dentro del Encuentro Latinoamericano de Diseño logra destacase como una práctica educativa que funciona, aún cuando sea un grupo que recién se conoce y sus integrantes pertenezcan a distintos países. Se enfatiza lo experiencial y la práctica que allí se realiza ya que los alumnos logran aprender haciendo y elaboran sus propias ideas donde la tarea es el protagonista de este espacio.

Durante 1 hora y 15 minutos, en un ambiente de trabajo distendido y empático, los asistentes al taller se transforman en sujetos activos que encuentran contenidos que requieren demandas cognitivas. Trabajan junto al docente buscando posibles soluciones para la problemática presentada que tiene como fin la reflexión.

La modalidad aula taller que se realiza en el Encuentro busca un enfoque profundo y no una mera acumulación de hechos y rutinas. Se privilegia la construcción de significados para no tener datos aislados y que el alumno logre vincular los contenidos.

Los talleres finalmente sirven como una articulación entre la experiencia y la práctica. Los conocimientos previos del alumno y esta nueva instancia de aprendizaje permiten que no se geste un saber inerte, los asistentes cuentan con una práctica que construye sin esfuerzo significados en quien está aprendiendo.

Referenicias bibliográficas:

De Vincenzi, A. (2009). La práctica educativa en el marco del aula taller publicado en la revista de Educación y Desarrollo nº 10. Argentina.

Biggs, J. (2006). Calidad del aprendizaje Universitario Cap 2. Construir el aprendizaje alineado: alineamiento constructivo. Madrid: Ed Narcea.

Perkins, D. (1995). La escuela inteligente. Barcelona: Gedisa.

Castellano, S. y Lo Coco, M. (2006). Hacia una conceptualización teórica de la modalidad taller. UNIrevista, Vol.1, n°3.

Soms, E. y Follari, R. (1994). La práctica en la formación profesional. Editorial Humanitas.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Didáctica a cargo de la profesora Karina Agadía en el marco del Programa de Capacitación Docente.

Abstract: Since the revision of texts related to the mode didacticworkshop classroom, the practice and the quality of learning, this paper seeks to highlight the importance of conducting workshops in Latin American Design that favor coordination between experience and practice. This event brings together professionals recognized design and communication that give lectures and workshops, free of charge, for four days to those interested in these subjects, mostly young people come to Buenos Aires from various Latin American countries. The following work also aims to describe and analyze the type of classroom workshop, based on a constructivist, which allows students to develop their own ideas and create meanings, at the same time attendees test resolution modes and develop the experiential learning from what they do during the workshop.

Keywords: design - workshop - practice - knowledge - learning.

Resumo: Desde a revisão de textos didáticos relacionados à modalidade aula workshop, a prática e a qualidade da aprendizagem, o presente trabalho busca destacar a importância da realização de workshops no Encontro Latinoamericano de Design que favorecem a articulação entre a experiência e a prática. Este evento reúne a reconhecidos profissionais do área do design e a comunicação que ditam conferências e workshops, de maneira gratuita, durante quatro dias a quem estejam interessados nestas disciplinas; em sua maioria jovens de vêm a Buenos Aires desde diversos países de Latinoamérica. O seguinte trabalho também tem por objetivo descrever e analisar a modalidade do aula workshop, baseada numa concepção construtivista, que permite aos estudantes elaborar suas próprias ideias e gerar significados, a sua vez os assistentes põem a provas modos de resolução e desenvolvem o experiencial aprendendo do que realizam durante a o workshop

Palavras chave: design - aula oficina - prática - conhecimento - aprendizagem.

(*) Paulina Andrea Ruiz Fernández: Licenciada en Comunicación Social y Periodista (Universidad Diego Portales, Chile).


Los talleres del Encuentro Latinoamericano de Diseño como una articulación de la experiencia y práctica. fue publicado de la página 182 a página184 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXIII

ver detalle e índice del libro