1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXIV >
  4. Las infinitas interpretaciones que despierta un hecho teatral.

Las infinitas interpretaciones que despierta un hecho teatral.

Mardikian, Andrea Verónica [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXIV

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXIV

ISSN: 1668-1673

XXIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XVI, Vol. 24, Febrero 2015, Buenos Aires, Argentina | 245 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

En la Comisión 7 - B, Teoría, Crítica e Investigación, se presentaron las siguientes ponencias: Cecilia Propato: Un teatro Sincretista entre el tango, los parámetros del Nouveau Theatre y el Grotesco Criollo: sobre Los Pollerudos de Sergio D’Angelo y Gerardo Baamonde; Martín Scarfi: Antígona Vélez, una reflexión crítica sobre la tragedia de nuestros cuerpos; Martín Greco: Microteatro: las brevísimas tragedias de Achille Campanille; Inés Ibarra: La noción del desmontaje desde una perspectiva histórica; Nara Manzur: La crítica como asociación poética de la experiencia que estudia; Andrea Mardikian: La noción de Justicia en la pieza teatral Hamlet de W. Shakespeare; María Florencia Palmucci: El docente y las TIC en la escena del aula; Lizzie Waisse: La commedia del arte y el barroco en la ópera y el teatro y Sebastián Romero: Inmediatez vs montaje, o inmediatez + montaje.

La jornada se inicia con la exposición de Scarfi, su ponencia se trata sobre la puesta de escena de Antígona Vélez de Leopoldo Marechal dirigida por Pompeyo Audivert en el Teatro Nacional Cervantes. Scarfi fue uno de los actores de la obra, su reflexión invita a pensar cómo la pieza teatral permite repensar la opresión que sufrieron y sufren nuestros cuerpos en Argentina. Su mirada aglutina un proceso reflexivo, teórico- práctico. Su pensamiento señala que la obra pone en ejercicio la Dialéctica Negativa de Adorno permitiendo repensar sobre la tragedia de los cuerpos, pasando por la llamada Conquista del desierto, en la que se sitúa la pieza. También advierte que la obra tiene resonancias en nuestro presente, en la relación con madres en la recuperación de los cuerpos de sus hijos y en los cuerpos sangrantes (condensando en esta imagen los cuerpos de los desaparecidos).

Propato despliega un análisis de la obra Los Pollerudos de Sergio D’Angelo y Gerardo Baamonde, lo llama un teatro Sincretista ya que hay un cruce de ejes temáticos, de movimiento y dramatúrgicos propios del tango, del Nouveau Theatre o Estética del Fracaso, del grotesco criollo. Su exposición muestra de forma detallada elementos de la obra que fundamentan el porqué de definir a esta obra como Sincretista señalando la deconstrucción de cada género.

Greco presenta a Achille Campanile referente del microteatro. Comparte mucho material sumamente llamativo y para mí desconocido. Identifica en las tragedias algunas nociones conceptuales como texto breve, personajes que casi no existen, representación dentro de la representación, procedimiento del humor y finales sorpresivos.

Ibarra desarrolla el concepto de desmontaje asociándolo a la idea de separar y de deconstruir. Explica que es una noción utilizada para clasificar una actividad que acompaña al espectáculo donde se explican los procedimientos de investigación, de creación y experimentación. Entiende este concepto como aquello que permite mirar desde el espectáculo hacia atrás. Manifiesta ser una reflexión inicial de su tesis, un trabajo que recién se inicia, es un proceso de búsqueda y de profundización. Mansur presenta la experiencia vinculada a la preparación de un libro junto a Pompeyo Audivert que va a dar cuenta del “pensamiento crítico” del artista y de la “imagen” que proyecta la crítica de los procesos. Su relato encuentra una impronta poética que describe la técnica de actuación de Pompeyo en el estudio teatral El Cuervo. En su presentación define a la obra de teatro como un proceso perenne en el tiempo. Algunos de los asuntos que plantea son: las máquinas teatrales, la improvisación, el método de composición del director / pedagogo con los talleristas / actores, el actor como máquina que encuentra su funcionamiento. Una poética evidencia de que la reflexión teórica es también un acto creativo. Palmucci homologa al maestro en el aula con el actor en escena. Ambas relaciones se basan en la comunicación. Evidencia en el aula un modo de comunicación en la relación entre docente y alumno que revela circulación de la palabra, de los gestos, de los movimientos corporales, del uso del espacio y del tiempo. El docente desarrolla un rol, transmite una imagen, se convierte en un referente, se ubica en el centro, subraya un vínculo desigual con el alumno.

Waisse inicia su disertación haciendo foco en dos pilares, uno la poética de la commedia del arte destacando el uso de las máscaras y los personajes que hace un actor toda la vida; otro el Barroco. Su mirada es sobre el hecho teatral y también sobre la ópera. Presenta material audiovisual en donde se observa el uso del gesto, cada uno quiere decir algo, como un abecedario. También analiza en las pasiones del Alma de Descartes la gestualidad barroca.

Romero centro su exposición en el móvil de exteriores revelando la complejidad en la pre-producción. Asocia al mismo otros dos conceptos: especularidad e impacto escénico. La pre-producción contempla la logística, la administración, gestión de los recursos y el tiempo - espacio. A su vez, indica cómo la intensidad del “vivo”, la espontaneidad, lo inesperado, el imprevisto, lo imponderable hace cambiar de dirección el curso de las cosas e improvisar en el “aquí ahora” aún teniendo montado todo el set y determinado a priori el guión, base de ese móvil.

Para entonces ya estábamos en el límite de las 3 horas que duraba el turno tarde. Faltaba mi exposición, manifesté mi deseo de exponer pero también mi respeto hacia todos los conferencistas y participantes allí presentes y me parecía razonable cerrar el encuentro en tiempo y forma. Una mujer manifestó que había venido al Congreso para escuchar esa ponencia. Entonces, con permiso de los demás participantes y respetando a la participante que se había tomado la molestia de acercarse para conocer mi reflexión, usé diez minutos para explicar muy brevemente, de qué se trataba el artículo. La intención del artículo “La noción de justicia en la pieza teatral “Hamlet” de W.Shakespeare nace a partir de una pregunta. En “Hamlet” de W.Shakespeare, la re-aparición del espectro del padre de Hamlet inaugura una zona de indecibilidad “entre dos” extremos: cuerpo y espíritu. Se advierte un lazo entre el desarrollo de la acción dramática del personaje de Hamlet y la noción conceptual del sentido de justicia la cual se va configurando a lo largo de la obra. El sentido de justicia del personaje se va configurando en la medida que él mismo comprende y descubre ¿Qué es hacer justicia para él? El espectro le asigna a Hamlet la misión de vengar su muerte y volver a ajustar, a enderezar el desquicio del mundo. Se vislumbra otra área de indecibilidad “entre dos” extremos: venganza y derecho que autoriza a reflexionar la noción de justicia “entre dos”: procedencia y por-venir. La procedencia funciona como huella, herencia que trae de vuelta la diké (justicia) hacia el por-venir capaz de abrirse a lo otro. La presencia de la promesa en el presente de las cosas presentes desenmascara el tránsito “desde” la procedencia “hacia” el provenir permitiendo que la llegada de “lo otro”, Fortinbrás y los ingleses, rearticule el desquicio del tiempo en Dinamarca.

El encuentro despliega una diversidad y riqueza en los materiales teórico - práctico presentados, todos las ponencias han analizado los asuntos desde la hondura fundamentando su mirada con pensamientos teóricos altamente autorizados. Era complejo encontrar un hilo conductor porque las ponencias planteaban temáticas, estilos, nociones teóricas, materiales muy distintos sobre el hecho teatral. A pesar de la diversidad, dentro del salón, existía un lugar de encuentro y coincidencia, aquel relacionado con la posibilidad de comprender que el teatro es tan complejo y universal que en su análisis alcanza niveles profundos de interpretación e interpelación. En esta comisión se pensó el hecho teatral desde las perspectivas sociológicas, semiológicas, históricas, políticas, filosóficas, educativas, estéticas y, por supuesto, a partir de la teatrología. Lamentablemente, el tiempo se había terminado, igualmente propicié unos minutos para hacer alguna pregunta a los expositores o alguna intervención personal quien lo desee, dos o tres personas mostraron interés de compartir algunas apreciaciones. Sin embargo, el respeto, silencio y atención con los que todos nos hemos escuchado es una prueba más que suficiente de intercambio.


Las infinitas interpretaciones que despierta un hecho teatral. fue publicado de la página 57 a página59 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXIV

ver detalle e índice del libro