Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVI >
  4. De la inspiración a la realidad.

De la inspiración a la realidad.

Baudot, Valeria

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVI

ISSN: 1668-1673

II Congreso de Creatividad, Diseño y Comunicación para Profesores y Autoridades de Nivel Medio. `Interfaces Palermo´

Año XVI, Vol. 26, Noviembre 2015, Buenos Aires, Argentina | 270 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Adentrándose en lo que se proponen como nuevos campos profesionales dentro de la rama creativa, se puede evaluar un contexto de índole internacional, que está relacionado con la realidad de los alumnos. De manera casi inmediata pueden ver por Internet las primeras y últimas publicaciones en el campo del diseño. Pueden asistir a conferencias que dan arquitectos de la talla de Zaha Hadid en Harvard University y al mismo tiempo ver los planos que se están elaborando en los estudios de renombre internacional.

En paralelo, pueden acceder a documentaciones de casas emblemáticas como la Robbie House de Frank Lloyd Wright, o también leer textos de Rem Koolhas en sus e–books mientras viajan en subte a la facultad.

Estas herramientas de aproximación al diseño han variado sustancialmente la experiencia de aprendizaje del alumno, que deja de ser un mero espectador de la producción de otro diseñador, para adueñarse de la obra, recorrerla, contemplarla desde diferentes escalas de aproximación, hasta hacerla propia. Desde el entendimiento del producto es cómo uno puede comprenderlo e incorporarlo hasta adecuarlo e integrarlo al propio diseño.

Estos referentes se han incorporado casi de manera cotidiana a la vida de los alumnos, haciendo que no sólo se acerquen a su producción sino también a la personalidad del diseñador en sí misma. No solo son partícipes y espectadores del proceso creativo mientras transcurre, sino que también saben de sus gustos, sus experiencias cotidianas, y hasta cómo se componen sus familias, donde viven, como son sus casas, etc.

En esta posibilidad de seguir de cerca de los diseñadores, el alumno se ve totalmente inmerso en este escenario de imágenes que lo invaden y abruman hasta modificarlo.

Esta experiencia es comparable a entrar a un museo por primera vez. Esa invasión de la escala del espacio, la superposición de los elementos de diversos artistas, las paletas de colores, las tramas, los lenguajes creativos… todo eso sucedía mientras nosotros caminábamos introduciéndonos en este espacio. El espectador salía invadido de cada una de las imágenes y gestos espaciales que se habían evidenciado. Cabe mencionar que el impacto de este recorrido, aunque fuera de los mismos elementos y en el mismo preciso momento, para cada persona tenía un resultado diferente. De esta manera, cada alumno decodifica lo vivenciado de diversa manera. Durante la cursada de la asignatura Taller de Interiores, se les propone a los alumnos que traigan elementos representativos de la música, el arte y el diseño. Así los alumnos emprenden la búsqueda de cada uno de estos elementos, sin saber aún qué tan significativos serán algunos de estos para su proyecto.

Este proceso no se trata de una mera recopilación de información sino que cada uno debe aventurar qué elementos son representativos de cada ejemplo y cuáles podrían incluirse en el proyecto que están preparando.

Si por ejemplo eligen modernidad, dentro del abanico de elementos característicos del movimiento, ellos deben señalar al menos uno al que harán referencia o que involucrarán en su proyecto.

Esta selección y decodificación es algo que les cuesta mucho a los alumnos dado que no siempre saben explicar bien por qué algunos de sus gustos son así y no lo son otros. Es un estado de absoluta consciencia.

Así transcurre una de las clases más inspiradoras de la cursada, en donde cada alumno explica sus ejemplos y trata de justificar su elección. De esta manera todos incorporan imágenes, textos y diseño de manera instantánea, casi como en un juego donde el alumno va incorporando elementos que hasta ese momento le eran desconocidos. Es en esta misma clase donde se puede ver la transformación casi inmediata de cada uno de ellos. Su cabeza está llena de imágenes y su conexión es casi como un zapping constante entre elementos que no poseen un único correlato.

Para la clase siguiente se les propone armar una lámina a modo de síntesis, que los acompañará durante la cursada. Son las primeras ideas del libro de ruta que luego les recomiendo que comiencen a confeccionar en su temprana carrera universitaria y durante su carrera profesional. Finalmente, se les propone realizar un esquicio en donde la consigna es poder materializar las ideas más representativas que han traído en esa síntesis antes mencionada.

Es el momento en donde se transcriben las ideas, las imágenes, los sonidos en formas; es la toma de conciencia del alumno de cómo es el proceso de diseño. En ese momento, el aula taller funciona casi como un laboratorio, en donde cada uno con su bagaje y contexto, materializa lo que le es significativo.

El momento es un punto de inflexión en el aprendizaje del alumno. Si bien este proceso el alumno lo ha realizado infinidad de veces antes, cada vez que el docente le pide que diseñe algo y produzca documentación para la clase siguiente, la gran diferencia es que el alumno apela a su memoria emotiva, casi como una transcripción.

Y esta diferencia en el proceso, se traduce automáticamente en el proyecto.

El alumno, defiende el proyecto, se compromete con él. A partir de ese momento, el proceso continúa, el alumno lo carga de significado, le da escala, lo posiciona, le da color y lo delinea hasta que se traduce en un proyecto.

De ahí a la concreción y la materialidad no hay tantos pasos. El proceso creativo ha sido desarrollado.

Este ejercicio ejemplifica el paso de la inspiración a la realidad, en algo cotidiano y cercano como es el aula taller, en donde la base del proyecto existe, hay un programa de necesidades y un motor externo que de manera consciente o inconsciente aporta al proceso de diseño, a concretar la idea y hacerla realidad. Se propone entonces, abrir el debate sobre cómo enriquecer este imaginario.

Abstract: The pre-university students imagine the creative task as an idealization of the design work that is often far from academic university reality and further professional activity.

Key words: imaginary - professional life

Resumo: Os alunos preuniversitarios imaginam a tarefa criativa como uma idealização do trabalho de Design que muitas vezes dista da realidade acadêmica universitária e mais ainda, da atividade profissional.

Palavras chave: imaginário - vida profissional

(*) Valeria Baudot. Arquitecta (UBA, FADU), Posgrado en Estructuras de Hormigón Armado (UBA, Facultad de Ingeniería). Miembro de AIA, NCARB y CPAU.


De la inspiración a la realidad. fue publicado de la página 59 a página60 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVI

ver detalle e índice del libro