Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVI >
  4. Enseñar y Aprender con TIC.

Enseñar y Aprender con TIC.

Delgado, Valeria [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVI

ISSN: 1668-1673

II Congreso de Creatividad, Diseño y Comunicación para Profesores y Autoridades de Nivel Medio. `Interfaces Palermo´

Año XVI, Vol. 26, Noviembre 2015, Buenos Aires, Argentina | 270 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

La introducción del uso de computadoras en las escuelas no se refiere solamente a utilizar un nuevo instrumento o dispositivo innovador, y menos aún, a la creación de nuevos rituales pretendidamente científicos o técnico-instrumentales, basados en el entretenimiento. Se trata, en cambio, del establecimiento de variadas fuentes de consulta e investigación; de diferentes posibilidades de interacción; de lógicas no lineales impuestas por el soporte virtual de producción y diseminación de informaciones y conocimientos, y de transitar lenguajes heterogéneos. Es importante destacar que el potencial de uso pedagógico de la tecnología no existe por sí solo, sino que, por el contrario, exige un contexto y una propuesta. Esto significa que la inserción de las TIC en las escuelas depende del planteamiento de situaciones concretas en las que su uso sea necesario y productivo para alumnos y profesores.

En la normativa vigente se plantea el desafío de modificar prácticas y conductas docentes en relación con la obligatoriedad de la escuela secundaria, que viene a romper con una estructura de formación por parte de los docentes. Además estos cambios no serán logrados si desde las instancias de decisión no se generan los requisitos mínimos y en este punto se dará un ejemplo.

Es muy claro que el nivel secundario fue concebido como aquel al que debían acceder solo las clases más pudientes (futura clase dirigente) y tenía como objetivo primordial el preparar a esas clases para seguir estudios universitarios, es por eso que la forma de la mayoría de las escuelas en relación con las divisiones que poseen es trapezoidal cuando no piramidal, es decir muchas divisiones en los primeros años que van disminuyendo a medida que avanzamos para terminar en muy pocas. Si se tiene la firme decisión de lograr una escuela que incluya con calidad e intentando certificar los verdaderos saberes adquiridos a lo largo de la trayectoria de formación, necesariamente tendrían que cambiar estas estructuras, y el Estado tiene que estar dispuesto a hacerlo.

Por otra parte, de la mano de la capacitación docente se está tomando conciencia, comprendiendo la importancia de lograr que los alumnos de este nivel puedan terminar el mismo y que esta terminación se realice en las mejores condiciones. Persisten aún muchos, que colonizados por las zonceras, siguen reproduciendo, hasta inconscientemente, el modelo en el cual fueron educados muchos docentes.

Siempre que llega el momento de reflexionar sobre la incorporación de las TIC en la tarea de enseñar, se generan muchas dudas para pensar una actividad, plantearla a los alumnos y esto genera una expectativa en los docentes.

Seguramente después de ver cómo los alumnos trabajan, naturalizados, dispuestos mucho más que en otras ocasiones, ahí los docentes reconocen y descubren lo rico de estas prácticas en la tarea docente. Los docentes no son nativos digitales como los alumnos y esto genera incertidumbre y como todo cambio en algunos casos reticencia y en otros miedo a lo nuevo… Cada situación de un alumno en riesgo educativo, plantea el desafío de lograr su inclusión, concretar su derecho a recibir Educación. Trabajar en zonas donde las condiciones socioeconómicas son extremadamente desfavorables, y los estudiantes vulnerables, debe llevar a repensar prácticas pedagógicas que garanticen la inclusión efectiva.

En cuanto a la incorporación de las TIC puede ser muy enriquecedor, ya que si bien los alumnos saben mucho de tecnologías, saben poco en cuanto al uso de muchos programas que traen las Net Books. Es un aprendizaje constante, tanto de los alumnos como de los docentes. Se debe valorar la posibilidad de permitirles a los alumnos emprender su propio vuelo, experimentar con muchísima creatividad. No hay recetas mágicas cada grupo o clase es diferente y dentro de cada grupo hay individualidades, hay que adaptarse a los cambios. También se debe plantear otras formas de enseñar y de esta forma lograr con mayor éxito la enseñanza-aprendizaje que desean los docentes. Y también desmitificar ciertas verdades, que como aquella según la cual, muy pocas veces se animan a cambiar los docentes porque es el único formato que aprendieron cuando transitaron las aulas del profesorado. En los últimos años, el acceso a la red se ha ampliado notablemente facilitando el acceso al conocimiento de muchas personas y achicando la temida brecha digital. Este contexto hace que la escuela, como nunca antes, haya perdido la hegemonía respecto a ser el espacio por excelencia en el que se concentraba el saber. Los recursos que en la red están al alcance de todos, permiten ser adaptados a las necesidades y no a la inversa. Eso es ideal. Poder partir, desde la propia mirada y desde allí encontrar el recurso más adecuado.

Usar las TIC en las clases exige sin duda alguna, una planificación de las acciones, no es posible utilizarlas sin un plan previo ni una organización preliminar del trabajo. La noción de trabajo en red valoriza la importancia del trabajo grupal, la interacción que produce en los alumnos es invalorable y para los docentes significa un replanteo de las formas tradicionales de trabajo. En la cultura de los adolescentes, el uso de las tecnologías de la comunicación esta espontáneamente incorporado a su vida cotidiana. Sin embargo, esta aproximación parecería que a veces, suele pasar por alto el verdadero alcance de éstos recursos, su impacto sobre el aprendizaje y la posibilidad de utilizarlo en beneficio propio. De esta manera, consideramos que conocer sobre este tipo de contenidos, permite revelar el potencial de las TIC como herramientas al servicio del conocimiento.

La implementación de las TIC en las escuelas facilita y aumenta la cantidad de adolescentes conectados con diferentes recursos sobre enseñanza-aprendizaje. Esto permite que los alumnos desarrollen otros mecanismos de aprendizaje y que sean menos los alumnos que pierdan la continuidad escolar (ya sea por enfermedades, problemas familiares o pocos recursos para llegar a la escuela). Por otro lado esto favorece, integra y enriquece al grupo. También se pueden integrar contenidos trabajando en forma trasversal con otras materias. Lo que se observa en los grupos donde se implementan diferentes trabajos a través de las netbooks, es el interés que les genera y las ganas de aprender de todos.

Es muy importante la capacitación e implementación de las TIC en el aula como una herramienta más en los procesos de aprendizaje y enseñanza.

Trabajo colaborativo integrando contenidos teóricos a través del uso de las TIC

En la actualidad se visualiza un nuevo tipo de sociedad, la sociedad de la información y el conocimiento, en donde la información es el elemento dinamizador y la comunicación el nexo que permite la relación entre las personas.

Si se lograra plantear situaciones de enseñanza más vinculadas con estos nuevos modos devenidos de las TIC y su nuevo entorno socio-cultural, no sólo se estaría colaborando en la creación de competencias acorde con los nuevos tiempos, sino que el aprendizaje resultaría más significativo, ameno y atractivo.

Los problemas que en general se advierten en las aulas son dificultades en el aprendizaje de los contenidos curriculares, y desconocimiento de las herramientas informáticas (programas) aplicadas a las disciplinas del Bachillerato que pueden contribuir a un mejor desarrollo cognitivo y a la construcción del ciudadano digital y sus competencias correspondientes. Por tal motivo los principales propósitos que se tendrían que tener en cuenta al pensar en el desarrollo de diferentes tareas son: potenciar la enseñanza de las disciplinas y sus áreas de conocimiento a partir de las nuevas tecnologías, acordes con el nuevo plan de alfabetización digital y la llegada de las computadoras al colegio. Incorporar y articular saberes teóricos de la asignatura desde la producción colaborativa entre estudiantes y docentes en productos multimedia.

Se debe promover el pensamiento crítico reflexivo, con el fin de construir competencias bien diferenciadas frente al tratamiento de los contenidos curriculares de cada asignatura. Así mismo se debe considerar la alfabetización en TIC a partir de los aprendizajes previos del alumnado, (hábiles en el manejo de la Web 2.0 o Extensión a Redes), proveyendo herramientas para el estudio de las técnicas digitales. Se debe reforzar el vínculo estudiante-profesor replanteado situaciones de aprendizaje de acuerdo con las nuevas habilidades: rapidez en la inteligencia lateral, atractivo del icono (imagen) y de la narrativa (cine, video y relato) y satisfacción inmediata, entre otras. Y finalmente brindar a los alumnos espacios de convivencia a partir del trabajo colaborativo entre sus pares y docentes en la producción original de contenidos, y proponer una estrategia pedagógica (un conjunto de actividades, tareas, propuestas didácticas vinculadas entre sí, que promuevan que el alumno aprenda lo mismo que sus compañeros, aunque con un itinerario diferente de acuerdo con sus propias posibilidades) que permita que el joven continúe con su trayectoria escolar, a partir del uso de TIC.

Pensando en una integración de contenidos se puede pensar en trabajar con un blog o un aula virtual o Wiki donde se trabaja en grupo, entre varios docentes planteando y planificando a través de diferentes tareas la integración de contenidos. A su vez se puede contar con la posibilidad de colocar diferentes links, de videos, de textos, de presentación de temas. También se puede trabajar con la biblioteca de la escuela, con la idea de que la resolución de las tareas deba también ampliarse o resolverse de acuerdo a un texto de un libro determinado que deba buscar en la biblioteca. De esta forma son varios los docentes que pueden intervenir, realizando correcciones, diferentes aportes y miradas de acuerdo a los saberes que cada uno maneja y de esta forma enriquecer la enseñanza y el aprendizaje.

Conclusiones

No se puede afirmar que la integración de las tecnologías sea un fenómeno novedoso en la educación formal.

De hecho, la invención de la escritura y, más tarde, de la imprenta y su utilización en las aulas, fueron fuente de controversias y resistencias educativas, como ahora ocurre con las TIC. Podríamos aducir diferentes razones por las que la introducción de las TIC en el proceso de enseñanza-aprendizaje añade aún más complejidad al fenómeno educativo. Por una parte, encontramos a grupos sociales y organismos institucionales que, por diversos motivos, no apoyan suficientemente los esfuerzos de los profesores para integrar las tecnologías en su actividad docente. Por otro lado, es aún muy frecuente encontrar a profesores que no poseen la formación adecuada para llevar a cabo esta difícil integración en su actividad diaria. A todas estas dificultades se añade la diversidad de contextos de enseñanza-aprendizaje que nos muestran cómo no existe una única vía para llevar a cabo el proceso de integración de las TIC en las aulas. Incluso si nos movemos en un nivel más micro y analizamos tecnologías específicas para contenidos curriculares determinados, nos encontramos con un gran número de posibilidades tecnológicas para transformar las representaciones tradicionales del conocimiento escolar en modos de expresión más ricos y adaptados a los lenguajes audiovisuales e interactivos que dominan nuestra cultura, junto con un importante número de limitaciones sobre las funciones reales y prácticas que pueden cumplir en el aula.

Las TIC permiten el desarrollo de nuevos materiales didácticos de carácter electrónico que utilizan diferentes soportes. Los nuevos soportes de información, como Internet o los discos digitales, más allá de sus peculiaridades técnicas, generan una gran innovación comunicativa, aportando un lenguaje propio, unos códigos específicos orientados a generar modalidades de comunicación alternativas (hipertextos, multimedia) y nuevos entornos de aprendizaje colaborativo (sin limitaciones temporales ni espaciales)… Una de las metas de la educación es el potenciar la igualdad de oportunidades en competencias tecnológicas entre el alumnado de los centros, independientemente de los recursos económicos de las familias, para garantizar que toda la sociedad avance y evolucione tecnológicamente. Si no es así, estaremos potenciando la denominada brecha digital, restringiendo las oportunidades a las personas en función de su competencia/incompetencia tecnológica, en el uso de las tecnologías actuales.

Abstract: It is a proposal to adapt and develop changes that give us the technology of the information and communication in the practices of teaching and learning.

Keywords: ICT - digital divide - teaching resource

Resumo: Uma proposta para adaptar e desenvolver as mudanças que nos brindam as tecnologias da informação e a comunicação nas práticas de ensino e aprendizagem.

Palavras chave: NTic - brecha digital - recurso pedagógico

(*) Valeria Delgado. Diseñadora Gráfica, especializada en Diseño Editorial y Publicidad. Realizó cursos de Decoración de Interiores, Diseño y Decoración de Vidrieras y computación, especializándose en programas de diseño en general.


Enseñar y Aprender con TIC. fue publicado de la página 131 a página133 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVI

ver detalle e índice del libro