Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVI >
  4. Pensamiento integrador para la comunicación institucional.

Pensamiento integrador para la comunicación institucional.

Galanti, Antonella

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVI

ISSN: 1668-1673

II Congreso de Creatividad, Diseño y Comunicación para Profesores y Autoridades de Nivel Medio. `Interfaces Palermo´

Año XVI, Vol. 26, Noviembre 2015, Buenos Aires, Argentina | 270 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Se presenta en este escrito el concepto de Pensamiento Integrador como un modelo de comunicación que fomenta e interacciona la confianza, la creatividad, la valoración de la diversidad y la evolución de los miembros de la Institución u Organización proyectando o dando a conocer una imagen integrada de la misma. Vivimos en un mundo globalizado donde cada vez es más importante la conexión, la colaboración, la cooperación de los unos con los otros. El Pensamiento integrador tiene en cuenta a todos los miembros o personas de la Institución, la conexión de ideas formales como informales. Es fundamental poner en práctica herramientas que favorezcan la interacción, los vínculos y la innovación. Al desarrollar este tipo de modelo de valores como la responsabilidad, el compromiso, la integración, el respeto por lo diferente, la confianza, la empatía, formarán parte natural del proceso siendo la Institución un agente de cambio o transformación. En toda Organización lo más importante es la interacción humana, la creación de vínculos entre los integrantes de la misma, es lo que permitirá el crecimiento, el desarrollo y la innovación de la Institución y sus miembros. Somos seres conversacionales, nos descubrimos y aprendemos en las conversaciones con el otro, nacemos con lenguaje, es lo que nos diferencia. La buena y sana comunicación es fundante en una Institución. Las Instituciones proyectan en el afuera el tipo o forma de comunicación que promueven. El pensamiento integrador no significa que todos tienen que pensar de la misma manera, sino justamente crear en diversidad. Permitir que las ideas de sus miembros se conecten unas con otras para dar lugar a nuevos pensamientos. La Educación, las Instituciones y las Empresas son hoy los agentes de cambio e innovación. Por un lado es muy importante examinar cómo estamos trabajando los procesos de enseñanza-aprendizaje, ya que en ese proceso tan importante estamos formando los seres humanos del mañana. Las Instituciones y Empresas también operarán como agentes de cambio, la forma en que se capacite, circule la comunicación, se motive o desmotive a los integrantes también tendrá un gran potencial de incidencia en el futuro. El Pensamiento Integrador opera en la mente de los miembros, se extiende a los equipos de trabajo y se difunde a la Organización. Es fundamental crear equipos más humanos entrelazando sus ideas y el propio potencial.

En éste sentido la comunicación fluirá de manera diferente, teniendo efectos distintos, logrando u obteniendo respuestas ahí donde no se buscaban. Seguramente será una persona la encargada de transmitir o encarnar este tipo de modelo, lo aumentará o lo mejorará, permitiendo la expansión y multiplicación de ideas, no sólo descubre sino que gestiona potenciando los progresos hacia adentro y hacia afuera de la Institución. La confianza, la creatividad, la valoración de la diversidad, la evolución, la responsabilidad, el respeto, el compromiso es un resultado de la gestión de todos, modelado seguramente por un líder que permitirá que aparezcan otros líderes espontáneos. Fomentar la circulación de la comunicación y el aprendizaje mantiene vital a la Institución. La Comunicación hoy se construye con empatía, intuición y percepción. Un flujo constante de comunicación y conocimientos en todos los niveles brindará riqueza a los miembros de la misma. Saber escuchar, obrar con coherencia, guiar y valorar los logros de los demás es muy importante en este sentido. Los procesos de pensamiento son el motor de la innovación, es en el espacio intermedio entre dos personas o más donde surge la riqueza del pensamiento. La comunicación en una Institución puede funcionar a la manera de las conexiones neuronales. Hoy sabemos que a partir de ciertos entrenamientos se multiplican los enlaces entre las neuronas, esto nos da la posibilidad de comprender como podemos mejorar la calidad de la Comunicación. Una Comunicación constructiva sólo será posible mediante una combinatoria de pensamientos, donde habrá seguramente pensamientos lógicos pero también asociaciones de ideas, donde la intuición y la empatía cobrarán un papel importante, dando como resultado una Comunicación más rica. Cada proyecto debiera contener toda la cadena genética de la Organización. Trabajar y comunicarse de una manera integrada permite la construcción de sueños compartidos, donde los valores como el compromiso, el respeto, la valoración de lo diferente, la responsabilidad forman parte natural del proceso. Al trabajar de esta manera las propuestas innovadoras surgen del sistema. Seguramente van a aparecer puntos de fractura, quiebres, que limitan la libertad de pensamiento, pero son los que nos van a ayudar a mejorar el sistema. Se trabajará entonces para destrabar estos puntos fijos, estas inhibiciones, buscando el modelo de autoevaluación que más se adecue a la Institución y a su equipo. De forma gráfica podemos diseñar los lazos formales e informales, las fortalezas y los puntos débiles detectando las zonas que son importantes cohesionar. Hoy estamos transitando nuevos paradigmas en donde es necesario encontrar una forma de armonizar mejor nuestro sistema de valores. Son necesarias las ideas de todos para crecer y evolucionar. La innovación no sucede en la cabeza de una persona sino en la interacción con otras personas. La habilidad de entrar en sintonía con las otras personas de la Organización es el modo más natural de comunicación. Es fundamental conectar y reflexionar con los otros y con el entorno. Funcionar de manera integrada es una mejor forma de comprender el presente y ser parte del futuro. Fomentar el aprendizaje, la creatividad y la circulación de la comunicación mantiene con vida al equipo humano y a la Institución. Este modelo es capaz de interconectar lo de adentro con lo de afuera, lo que esta jerárquicamente ubicado; el pensamiento integrador no tiene centro, permite integrar recursos propios y ajenos, utilizar las ideas del director como del profesor o del docente. A partir de este modelo la Institución se transforma en un real agente de cambio y transformación. Pensar de manera integrada implica ser más empático ya que el futuro es algo que se construye con las ideas de todos. La integración de ideas genera opciones y soluciones nuevas. Crea posibilidades ilimitadas, las aspiraciones crecen con el tiempo. El pensador integrador celebra el desafío de dar forma a un mundo mejor. El pensamiento integrador es una disciplina que todos podemos desarrollar conscientemente para llegar a soluciones que de otra manera no serían evidentes.

Al asumir un pensamiento integrador, un líder puede resolver creativamente las acciones asociadas a la búsqueda de soluciones –establecer pausas, hacer que los equipos vuelvan a examinar las cosas en profundidad, generar nuevas opciones.

Los pensadores integradores no descomponen un problema en partes independientes para trabajarlas por separado o en un cierto orden. Ellos ven la arquitectura completa del problema: cómo sus diversas partes encajan entre sí, cómo una decisión afecta a otra. Igual de importante es que mantienen todas esas partes suspendidas al mismo tiempo en sus mentes. No reparten los elementos para que otros los trabajen poco a poco, ni abandonan temporalmente un elemento sólo para tomarlo en cuenta después de que todo lo demás se ha decidido. El pensador integrador no teme cuestionar la validez de los vínculos aparentemente obvios o considerar relaciones multidireccionales y no lineales. Integrar en lugar de dividir o elegir es la propuesta ante un problema o ante una disyuntiva estratégica. El Pensamiento Integrador es una forma de llevar el timón de una Institución.

La integración muestra una salida. Esta capacidad es clave en el mundo actual. Es fundamental si queremos encontrar nuestro camino entre todas las encrucijadas que están ante nuestros ojos. La comprensión de la dinámica de la organización en comparación con su visión de futuro es el objetivo del pensamiento integrador.

El aprendizaje es el objetivo principal, ya que sin aprendizaje hacemos lo mismo y obtenemos lo mismo.

Pensamos linealmente cuando buscamos culpables o cuando, en general, buscamos la causa inmediata de algún evento. Si se cree en las causas inmediatas como lo generador de los eventos, buscaremos arreglos rápidos como castigar al culpable con sanciones, indiferencias, aislamiento y críticas. El pensador lineal no alcanza a ver las consecuencias no intencionadas posibles de sus acciones, ni tampoco las limitaciones lógicas y naturales que otros sistemas impondrán en las acciones lineales implementadas. La disciplina del pensamiento sistémico requiere diferenciar entre los elementos de la organización, los patrones de comportamiento de los actores del sistema, las estructuras elegidas y no elegidas del sistema y los modelos mentales que cohabitan en la organización. En la actualidad la complejidad de la toma de decisiones y de la comunicación, requiere describir y entender la importancia de la trama de relaciones interconectadas que no siempre son visibles. Este pensamiento interrelaciona modelos mentales, dominio personal, trabajo en equipo y visión compartida, develando las estructuras que generan diferentes situaciones y desarrolla metodologías y herramientas que mejoran la toma de decisiones racional e intuitiva. Nunca como en la actualidad, se hizo indispensable generar un clima de armonía y sinergia entre los miembros de una Institución, lo que facilite la interacción y el máximo rendimiento de beneficio de la misma. Las buenas relaciones son el “alimento” para que esto se produzca.

El trabajo en equipo es una de las herramientas más efectivas, la capacidad de integrar las fortalezas de los miembros del equipo en un solo sistema se logra a través del desarrollo de las habilidades de comunicación efectiva y del compromiso compartido por todos para alcanzar las ventajas competitivas. Vivir de manera integrada nos genera la vocación y la necesidad de ir más allá de la formación especializada, hacia una comprensión totalizadora del mundo. Pero además ofrece a cada uno la oportunidad de funcionar como una persona total en cada circunstancia, con toda su experiencia de vida, sus emociones, sus talentos múltiples. Ya no podemos vivir fragmentados. Para cada uno comienza a aparecer la necesidad de una convergencia y coherencia entre el ser, el estar y el hacer. Eso nos permite reconocer y valorar nuestra complejidad esencial, y explorar las relaciones entre los individuos, las cosas y los hechos. Pensar de manera integrada es conciliar y potenciar el pensamiento lógico y el intuitivo. La intuición se transforma en aliada de la inteligencia, en lugar de oponerse a ella. Las emociones no crean confusión, sino que refuerzan la certeza respecto de lo que percibimos objetivamente.

La creatividad se concreta en realizaciones. Y los sueños, finalmente, alientan los logros. Nos permite una mejor integración de todos nuestros recursos, una relación más fluida con los otros y el mundo.

Abstract:

The concept of integrative thinking will be developed as a new communication model that builds confidence, creativity, diversity assessement and the evolution of the members of the institution or organization planning or publicizing an integrated image of this one.

Keywords: integrative thinking - institutional communication

Resumo: Se desenvolverá o conceito de Pensamento integrador como um novo modelo de comunicação que fomenta a confiança, a criatividade, a valoração da diversidade e a evolução dos membros da Instituição ou Organização projetando ou dando a conhecer uma imagem integrada da mesma.

Palavras chave: Pensamento integrador – comunicação institucional

(*) Antonella Galanti. Lic. Antonella M. Galanti. Educadora - Lic. en Psicología y Periodista - Motivadora y Coach - Entrenadora en PNL – Consultora externa en Empresas.


Pensamiento integrador para la comunicación institucional. fue publicado de la página 152 a página154 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVI

ver detalle e índice del libro