Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVI >
  4. Alumnos en tránsito.

Alumnos en tránsito.

Grinberg, Adriana [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVI

ISSN: 1668-1673

II Congreso de Creatividad, Diseño y Comunicación para Profesores y Autoridades de Nivel Medio. `Interfaces Palermo´

Año XVI, Vol. 26, Noviembre 2015, Buenos Aires, Argentina | 270 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

¿Ingreso? ¿Dónde, cómo, porqué?

Siempre siguiendo la noción de Comunicación en acción, avanzo en el plan de invitar a la participación para la enseñanza-aprendizaje. La red está tejida con los contenidos de la materia, con las actividades que ponen en práctica saberes ya adquiridos y nuevos saberes, con cada alumno y alumna, conmigo. Y con todos los fantasmas temerarios propios del inicio del crecimiento, que implican cambios. No sólo de los alumnos, de mí, en mi rol de profesora, de la institución que nos aloja con todas las variables que implica recibir a los nuevos aspirantes. Lo vital de salir de viaje en un barco que nos lleve a tierra firme atravesando las grandes aguas, en la clásica búsqueda de querer ser. En este caso la condición, las grandes aguas, están en la Facultad.

Referencias para un marco en movimiento.

Algunas coordenadas, cruzan en el camino a nociones tan arraigadas como renovantes. Son las nociones de objeto transicional, aprendizaje cooperativo, e inteligencias múltiples, entre otras nociones que sujetan la manera de transmisión y elaboración del saber. Además, es importante la noción de puesta en escena que me aporta el Teatro como disciplina, pero que todos conocemos como docentes, en esta maravillosa obra que construye el relato alumno-docente día a día. La trama del discurso docente no puede excluir tampoco a lo particular de cada cual, de cada alumno en su potencial y en su vulnerabilidad. ¿Cómo abordar la multiplicidad de miradas dentro del desarrollo de contenidos? ¿Cuáles son los bordes en donde poder acercar el deseo, la creatividad y los temores? Lo vincular y el juego de la comunicación nos invitará a reconstruir instancias vivenciales en donde poder pensarnos en la situación de recibir alumnos en tránsito.

El círculo y la comunicación.

Nada mejor que la experiencia para comprender. Veamos qué tanta incidencia tiene el círculo en la comunicación. Para no citar la infinita lista de estudios acerca del círculo, me encuentro en la situación de afirmar que esta forma es facilitadora de la comunicación y la que utilizo como punto de partida para recibir a los jóvenes en su primer año de facultad. Evoquemos: las rondas en los juegos infantiles y las danzas populares, la mesa familiar, el entrenador con su equipo, un equipo y tantos ejemplos más. Es una forma, si se quiere, familiar. Hasta obvia. Y está presente en la comunicación siempre. ¿Porqué las aulas han modificado esta forma? Y aparece la forma del auditorio como cuadrilátero. Ni siquiera como el anfiteatro que cierra el círculo con la escena. También podemos inferir infinitas listas de opinión al respecto y estudios que justificarían esta estructura. El círculo en la comunicación es la manera en que todos los sentidos se ponen en movimiento para conectar con los otros. Desde el oído y la mirada, hasta las diversas sensorialidades que se despiertan desde lo subjetivo hacia la simbolización. Desde el primer día de clases, adopto este formato. La evocación de una forma conocida, en donde todos quedamos al mismo nivel, familiarizando desde el primer momento las presentaciones del caso. Cada uno toma su silla, corre el pupitre hacia atrás y colocándose uno al lado del otro, comienza la etapa de atravesar la muralla de agua para llegar a las orillas del conocimiento básico, sabiendo más o menos quién es cada cual. Comenzando por mí, que navego contando una pequeña autobiografía para que luego, cada alumno se presente cuándo y cómo le sea posible. Algunos más arriesgados y otros más tímidos, van contando sus avatares. Sin obligación de turnos en ronda ni nada por el estilo, se hacen silencios en donde la risa tensa el momento del siguiente que toma la decisión de presentarse. La risa y el buen humor dan por comenzada la clase en lo que es la comunicación en acción. De ahí en más, el círculo para los siguientes trabajos en equipo, ponen en común los contenidos programáticos y procedimientos pedagógicos, los criterios de evaluación y todas las reglas que enmarcan al cuatrimestre, fluyen luego del ritual iniciático en dónde la familiaridad ya está instalada dentro de los valores de la clase. Desde el punto de vista de los contenidos y los Trabajos Prácticos las actividades de taller, con la misma circularidad de comunicación, nos arriman a la otra orilla completando el programa. ¿Pero cuál es la noción que me permite generar actividades de taller para enseñar los contenidos? ¿Y por qué? ¿Para qué?

El juego mediador

Cito a Donald Winnicott (1972), quien observa un breve recorrido entre el yo y el no-yo, esa zona en que la condición humana transita su realidad respecto de sus ilusiones y de lo desconocido. Es en ese intermedio del yo-no-yo, que introduce la experiencia a la manera de juego para poder generar un acercamiento entre el objeto y su subjetividad, sin lo cual sería imposible generar capacidad de simbolización. Si los jóvenes ingresantes están en sus 18 años un poco más o un poco menos, podríamos decir, que el objeto es su elección (a veces muy confusa) de carrera, que su subjetividad se encuentra dirimiéndose entre sus pasiones, afectos, mandatos y capacidad de adecuación a la realidad adulta, que será para cada cual según quién sea, y que la capacidad de reconocer en el mundo algún lugar en donde puedan generarse como tales, es la experiencia de acercarse desde adentro y hacia afuera. Entonces, ¿cómo no generar un marco para esa etapa, en donde podamos, de algún modo, alojar esa transición para poder convertirnos en portadores de un objeto transicional que el joven pueda recrear en su ilusión? Solo para que el universo confuso de afectos encuentre tolerancia, espacio y tiempo para que a lo largo de la carrera, el objeto de su elección no se desvincule de su ilusión, para que esa ilusión se transforme de la mano de una realidad fuerte pero no por eso expulsante o rígida. En nombre de esta pequeña justificación, tiene sentido que los docentes, seamos facilitadores en la elección de objeto (carrera) y no un cuco. Eslabones que puedan encadenar saberes con actitudes acordes a las vulnerabilidades de cada etapa. Y el barco que permita navegar, atravesar los paredones de agua y llegar a la otra orilla, con toda esa experiencia en la mochila. Sencillamente, este punto de vista mantiene viva mi vocación.

Referencias bibliográficas

Winnicott, D. (1972) Realidad y Juego. Buenos Aires: Gedisa.

Abstract: Each class, from the beginning, a strong wall of water that must be traversed rises. And like all action, you have to put in motion the plot of binding and tissue linking all levels of classroom situation.

Keywords: pedagogy - transitional space - higher education.

Resumo: A cada classe, desde o princípio, levanta uma parede maciça de água que há que atravessar. E como toda ação, há que pôr em movimento a trama do tecido vincular e vinculante em todos os estratos da situação da sala de aula.

Palavras chave: pedagogia – espaço transicional – educação superior.

(*) Adriana Grinberg. Directora de teatro y actriz. Docente especializada en Teatro y recursos expresivos para el desarrollo personal y artístico. Se ha perfeccionado con becas del Fondo Nacional de las Artes, la Fundación Antorchas y el Instituto Nacional del Teatro, para la investigación teatral en Actuación, Dirección y Dramaturgia.


Alumnos en tránsito. fue publicado de la página 161 a página163 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVI

ver detalle e índice del libro