Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVI >
  4. Creatividad, comunicación y concreción: Objetivos de Dimensión 3C.

Creatividad, comunicación y concreción: Objetivos de Dimensión 3C.

Peterle, Víctor [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVI

ISSN: 1668-1673

II Congreso de Creatividad, Diseño y Comunicación para Profesores y Autoridades de Nivel Medio. `Interfaces Palermo´

Año XVI, Vol. 26, Noviembre 2015, Buenos Aires, Argentina | 270 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Empecemos por definir claramente Dimensión 3C. Es un espacio formativo y pedagógico, que surge con fuerte espíritu colaborativo, de innovación y de vinculación institucional. Pero antes de ser esto, no era más que un pensamiento, un deseo.

El surgimiento de este proyecto se basa en pilares que poco tienen que ver con lo estrictamente académico, aunque motivado constantemente por fuertes experiencias vividas a lo largo de 15 años como docente en instituciones de los tres niveles de la educación (medio, terciario y universitario), en instituciones formadoras de diseñadores.

¿Por qué planteo que no tiene que ver con lo estrictamente académico? Porque en realidad sus orígenes tienen que ver con una necesidad puramente personal, visceral y que encuentra su viabilidad a través de instituciones educativas, sin haberlo ellas solicitado. Como defino anteriormente, surge como un deseo netamente personal y por lo tanto hay varios detalles que son necesarios e importantes compartir.

A mediados de Noviembre del año 2010, por un problema de salud generado por un cuadro de stress y por prescripción médica me veo imposibilitado de ejercer cualquier tipo de actividad que pueda llegar a sobresaltarme, y por lo tanto quedo inactivo por un periodo de cuatro meses. Si bien los primeros diez días en los cuales me encontré internado en una clínica fueron los más críticos, fueron los más fructíferos para lo que estaba por suceder.

No poder asimilar y entender lo que estaba sucediendo clínicamente, sentirme totalmente vulnerable a diferencia de la fortaleza que creía tener, sin poder compartir momentos por demás importantes con Isabella, mi primer hija, que por ese tiempo tenía solo seis meses y quien se ha convertido en mi mayor e inagotable fuente de experiencias vinculadas al aprendizaje cotidiano; me hacían pensar que un cambio importante y necesario estaba por comenzar en mi vida. Pero cómo imaginar que el cambio había comenzado, sin siquiera habérmelo propuesto. El estado de confusión en el que me encontraba no me permitía visualizar hacia donde se desencadenaría mi vida laboral y profesional, luego de esta experiencia.

Claro está, tenía cuatro meses para pensar, tiempo suficiente para barajar y dar de nuevo, sobre todo cuando estás obligado a cambiar tu estilo de vida de forma forzoza. Tener que dejar de trabajar tantas horas, ceder espacio al disfrute por sobre las obligaciones, eran estructuras mentales que debía tratar de cambiar para no volver a sucumbir y así poder revertir la situación que me enfrentaba incluso, a una posible intervención quirúrgica un tanto compleja.

Evidentemente había que generar un cambio, había que buscar una alternativa y de inmediato. Así fue como un pensamiento se comenzó a concatenar con otro, las personas y las fortalezas por las cuales las valoraba comenzaron a relacionarse en mi cabeza y las experiencias vividas como docente y como alumno de la recién terminada carrera docente empezaron a hacerse presente.

Toda esa energía y sinergia que me estaba rodeando, tenía que ser aprovechada y reorientada de forma positiva, de manera tal que me permitiera salir adelante de la situación que me encontraba emocional y físicamente.

Así fue como comenzó a tomar forma la idea de poder trascender a través de aquellos con los que compartía la mayor parte de mis días, mis alumnos, mis colegas y las instituciones en las cuales trabajaba.

Lo primero sobre lo que medité y sobre lo cual debí decidir, era acerca de cual iba a ser mi rol dentro del universo del diseño local. Todo indicaba que hacer docencia en diseño era el lugar en el cual me sentía a gusto.

Teniendo esto bien en claro, sólo restaba entender cómo fueron las prácticas docentes que tuve que vivir como alumno y cuáles le hacía vivenciar a los alumnos. Había muchísimo por criticar, corregir y mejorar en las dos situaciones.

El proyecto estaba empezando a tomar forma. Comenzar a volcar a papel todo lo expresado y poder interactuar con todos aquellos que podrían potenciarlo, hacía que el proyecto de crear un espacio formativo diferente, empezara a tomar cuerpo. A medida que avanzábamos con reuniones, entrevistas y demás cuestiones, me convencía y nos convencía a quienes ya formábamos parte y habíamos asumido el compromiso de llevar esto adelante, que íbamos en la dirección correcta y que valía la pena apostar a ese deseo insipiente fruto de una crisis.

Primer Objetivo: Concreción de la idea La mejor manera de dejar de soñar es poder despertar y para poder despertar había que caer en la realidad. Y el dato real es que hace 15 años que desarrollo tareas docentes en institutos de los tres niveles formativos en diseño que existen actualmente.

Habiendo comenzado como ayudante de cátedra en la carrera de Diseño Industrial de la Universidad de Buenos Aires, habiendo ejercido como docente en las Escuelas Técnicas ORT, debía tomar la decisión de ceder horas en alguno de todos estos institutos.

La decisión era bien clara, valorar aquellos espacios en los cuales me sintiera cómodo, feliz, contenido y claramente respetado. No hubo mucho que pensar, a nivel medio me he decidido por el Colegio León XIII, a nivel terciario por el Instituto Nacional Superior del Profesorado Técnico, dependiente de la Universidad Tecnológica Nacional y por último por la Universidad de Palermo.

El desafío era ahora, poder relacionar todo esto. ¿Que tenían en común todas estas instituciones? Por más obvio que parezca, todos compartían el hecho de tener alumnos y con ellos la típica problemática de un joven en plena formación, de las que siempre me llamó la atención el alto nivel de frustración que poseen.

Tal es esa frustración que muchas veces confunden el no poder expresar de forma clara sus ideas, con sentir y

llegar a cuestionarse si sirven o no para dicha especialidad.

Incluso, convengamos que muchas veces, ciertos comentarios docentes no hacen más que confundir más al alumno.

Todo este cóctel terminaría por dar como resultado, la generación de un espacio formativo alternativo, que brindaría módulos de capacitación en diversas herramientas de representación tanto manuales como informáticas.

Para ello se propuso como lugar para el dictado de los cursos la sede del Colegio León XIII en el barrio de Palermo, cuyos módulos de capacitación serían certificados por el INSPT-UTN.

La firma del convenio de cooperación entre ambas instituciones, determinó de esta manera que el sueño sea realidad. La concreción había comenzado, el primer objetivo estaba cumplido.

Segundo objetivo: Creatividad. Actuar diferente permite lograrlo Una vez generado formalmente el convenio y habiéndose las instituciones comprometió a cooperar, era hora de comenzar a darle forma y a trabajar en qué ofrecer.

Así fue que se comenzó a convocar a todas aquellas personas que creyeron y que aún creen en el proyecto y que sintieron la misma pasión que permitió que este proyecto se lleve a cabo.

La gente comenzó a sumarse y a sumar de forma creativa toda su experiencia. Aquí nadie se guarda nada, por el contrario muchos han encontrado en Dimensión 3C, no sólo un espacio para formarse sino también un espacio para capacitar a otros.

Esto nos permite ir incorporando nuevos módulos de capacitación, que algunos comienzan a ser relacionados por nuestros alumnos generando así su propio camino formativo.

Nuestra filosofía comenzó a centrarse en el alumno y en lo que este quiere y disfruta aprender. Lo importante comenzó a ser el proceso de aprendizaje y no como aprenderlo.

Entendimos que si alguien quiere aprender puede ser autodidacta, pero para quienes deseamos enseñar no hay otro camino que tener alumnos.

Otro aspecto que consideramos creativo e innovador de nuestro proyecto, está relacionado con la fuerte decisión que hemos tomado en cuanto a qué herramientas utilizar para capacitar. Esta decisión tan importante nos lleva a creer y pensar que si el aprendizaje es propio del alumno, las herramientas con los cuales crea ese aprendizaje, también le pertenecen.

Esta decisión se fundamenta en brindarle la posibilidad y la comodidad al alumno, de disponer en cualquier momento y lugar de las herramientas con las cuales genera su aprendizaje, sin tener que preocuparse por cuestiones legales.

¿Cómo lograr esto? muy sencillo, con los medios tecnológicos que existen hoy. No sólo podemos ingresar a Internet y tomar lo que queremos, sino que tenemos que ser responsables y conscientes que esta gran red está generando cambios culturales muy importantes. El que más nos agrada, es la posibilidad de estar continuamente en comunidad. El trabajo colaborativo ya no es algo impensado, irreal.

Por el contrario, existen foros, blogs y tantas otras posibilidades de trabajar interconectados. En este sentido y desde hace años existen comunidades de usuarios, desarrolladores y programadores que trabajan intensamente en la búsqueda de un camino que permita lograr la utilización en forma libre de herramientas informáticas.

Si bien es un concepto relativamente nuevo, existe muchísima información al respecto, muy pocos saben de lo que se trata e incluso confunden algo tan sencillo pero fundamental, como es tratar de entender la diferencia entre libre y gratis.

En Dimensión 3C nos apropiamos de esto y es por ello que todos nuestros cursos relacionados con el uso de herramientas informáticas, son dictados con software libre, alineados y en sintonía, con la fuerte decisión institucional, impulsada por el Prof. Carlos Piacente, de migrar todo el colegio hacia el uso de este tipo de programas.

Por todo lo recién expresado, es que planteamos anteriormente que el alumno puede utilizar sus herramientas sin tener problemas legales. Al utilizar software libre no está infringiendo ningún tipo de licencia y además está respetando la propiedad intelectual de quien realizó el desarrollo, al poder sumar mejoras en herramientas que utiliza. En un ámbito como el diseño, es para nosotros muy importante entender que para poder exigir que se nos respeten nuestros derechos y autorías, debemos comenzar por respetar los derechos y auditorías de los demás.

Tercer objetivo: Comunicación. Qué mostrar, qué ofrecer Todo proyecto necesita ser difundido, comunicado, dado a conocer. Esto nos permitirá interactuar, relacionarnos, crecer. Ese fue uno de los motivos importantes, que nos inspiraron a escribir este paper.

Todas las ideas que surgen debe ser comunicadas y eso es parte importante de la actividad proyectual, sea cual sea su especialidad.

Los alumnos, los docentes y el mismísimo trabajo profesional, necesitan comunicar y sabemos y entendemos que la representación gráfica en todas sus formas es la que nos permite tener llegada al otro y generar el feedback que toda comunicación necesita.

El medio expresivo puede ser de lo más variado, un croquis, una maqueta, un plano técnico, un modelado 3D, o incluso una animación. Pero no debemos perder de vista que lo más importante es qué comunicar y no solamente cómo comunicarlo.

Hemos visto muchas veces, que se hace fuerte hincapié en cómo está comunicándose y no tanto si el mensaje que se comunica tiene llegada. Por eso nuestra propuesta quiere rescatar las cualidades innatas de los alumnos y dotarlos de las herramientas que les permitan fortalecerlas y desarrollarlas. Para ello y como dijimos anteriormente, esas herramientas deben estar siempre disponibles para su uso. Por eso entendemos que este es un punto característico e innovador de nuestro proyecto.

No hay certeza de que seamos los primeros, pero seguro somos unos de los primeros institutos que capacitan bajo este concepto de software libre.

Tal vez suene utópico, pero estamos seguros que no es algo lejano. En nuestro espacio valoramos a la persona por sobre el alumno, a la pasión por sobre lo profesional, a la calidad por sobre la cantidad, a lo innato por sobre lo adquirido.

Todo esta efervescencia es lo que nos ha llevado en este último tiempo a evolucionar, a no estancarnos, a repensarnos, a seguir creciendo y sobretodo estar en movimiento.

Seguimos siendo los mismos, por eso cambiamos, es la frase con la cual decidimos identificarnos e informar a todos las novedades que hemos encarado en nuestro proyecto y que incluye hasta un cambio de nombre. A partir de principios de año, somos Innatus Capacitación, en alusión y como fiel reflejo de lo que queremos ser y brindar.

Estamos convencidos de ser una alternativa en capacitación, alternativa que podría replicarse cuantas veces quiera. Aún así, seguimos siendo fieles a nuestros principios y a todos quienes confiaron, confían y confiarán en nosotros a lo largo del camino.

Por eso no queremos dejar de agradecer a las autoridades institucionales que permitieron que este sueño se haga realidad, a los docentes y a los alumnos por entender nuestra propuesta, a todos los que en forma desinteresada suman ideas y en especial a Walter Cáceres y Lucas Romero Di Benedetto por acompañarnos en los momentos de zozobra.

Abstract: Dimension 3C, is a training and educational space that comes with a strong collaborative spirit, innovation and institutional affiliation. They share the Leo XIII College project and the National Technological University by the Higher National Institute of Technical Teachers (UTN-INSPT) from your area Extension.

Keywords: free software - creativity - training - extension - College Leo XIII - UTN - INSPT - Dimension 3C

Resumen: Dimensão 3C, é um espaço formativo e pedagógico que surge com forte espírito colaborativo, de inovação e de vinculação institucional. Compartilham o projeto o Colégio León XIII e a Universidade Tecnológica Nacional junto ao Instituto Nacional Superior do Profesorado Técnico (UTN-INSPT), desde sua área de Extensão.

Palavras chave: software livre – criatividade – capacitação – extensão – Colégio León XIII –– UTN – INSPT – Dimensão 3C

(*) Víctor Peterle. Diseñador Industrial (UBA, 1999). Profesor de la Universidad de Palermo en el Departamento de Diseño de Objetos y Productos de la Facultad de Diseño y Comunicación.


Creatividad, comunicación y concreción: Objetivos de Dimensión 3C. fue publicado de la página 225 a página228 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVI

ver detalle e índice del libro