Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº67 >
  4. Docente: Dardo Dozo

Docente: Dardo Dozo

Dozo, Dardo [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº67

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº67

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación. Proyectos Ganadores

Año XII, Vol. 67, Julio 2015, Buenos Aires, Argentina | 178 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Abstract

Un viaje, una guerra, una historia de amor. Luchas diversas con finales tan imprevisibles como las posibilidades que presenta la historia misma. Revelaciones, descubrimientos que provocan fuertes emociones. Nuevas historias y nuevos caminos transitados. Siempre distintos. Siempre únicos e inimitables.

Producción de los estudiantes

Juan Carlos del Olmo Uladislao Pérez Elizalde

La elección de esta persona principalmente es porque fue un modelo de vida con su espíritu joven, incluso hasta sus 91 años, responsable y amante de su trabajo, respetada y querida por todos los que lo conocían. Con un sentido del humor enorme y una sensibilidad exquisita. La pureza e inocencia de sus actos lo convertían en un chico grande. Pocas personas le dan a la vida ese toque mágico que él le daba. Nació el 8 de octubre de 1918 en Los Toldos. Con su familia vivían en el pueblo, y su campo estaba muy cerca. Allí fue donde estudio la primaria, en donde tuvo de compañera a Eva Duarte de Perón. La secundaria la hizo en Chivilcoy. Cuando la familia se instaló en Buenos Aires, estudió el notariado en La Plata donde se recibió en tres años. La familia estaba compuesta por su padre cerealista, su madre ama de casa y su hermano seis años menor, Ingeniero.

El desaparecido Lautaro Roncedo Rodriguez Rey

En esta historia voy a hablar de un miembro de mi familia que vivió en carne propia lo que fue desaparecer en la época del gobierno de facto. Mi tío René Roncedo era un alumno estrella en la Facultad de Agronomía, era muy inteligente. En la época de los 70, Argentina pasaba por un momento oscuro, gobernado por militares que hacían cosas terribles, impusieron un Terrorismo de Estado en el que se violaron masivamente los derechos humanos y se produjeron decenas de miles de desapariciones. Secuestraban personas y las torturaban a cambio de información, los más inteligentes fueron los más afectados por esto. Mi tío desapareció los ocho años que duró la dictadura, desde el año 1976 a 1983; estuvo sufriendo, siendo torturado y trasladado por diferentes provincias del país.

Una vida de esfuerzo y trabajo Maria Victoria Bracco

Nélida Macarone nació en noviembre de 1927 en Buenos Aires, Capital Federal, falleció el 16 de diciembre de 2013 a causa de una enfermedad. Se casó a los 21 años de edad con Jorge Alfredo Lonegro, y juntos formaron una familia. Tuvieron dos hijos, el mayor, Jorge, y la menor, Silvina. Era una persona muy activa que trabajó toda su vida. En los años 30 se recibió de Arquitecta, algo que no era muy común para una mujer en esa época. Trabajó varios años junto a su padre en el estudio de arquitectura Macarone, hasta que él falleció. Por la tristeza decidió vender la empresa y dedicó el resto de su vida a las matemáticas. Dio clases de arquitectura en la UBA y UB, y economía en la UCA. A pesar de haberse jubilado, ella siguió trabajando, dando clases particulares en su casa. A los 85 enfermó de cáncer, pero eso no la detuvo, siguió trabajando, aunque menos horas, porque decía que dar clases de matemáticas la mantenían cuerda y con fuerzas para seguir luchando.

Mi mamá María Florencia Picone

Como algunas familias de aquellos años, esta era una más, muy humilde. Ella, Susana, era una de las hijas del medio de cinco hermanos. No tenían la posibilidad de tenerlo todo, entonces, a los 12 años, Susana tuvo que dejar el colegio para trabajar y ayudar a su familia. Así es como fue aprendiendo de todo, aprendió algo que a ella le fascinaba, confección de ropa, empezó a coser y diseñar para vender. Con el tiempo fue aprendiendo más y más, les hacia a sus amigas los vestidos de novia, y vestidos para fiestas, empezó a hacer su propia ropa, y así salió adelante y progresó, hasta que llegó el día que abrió su propio local de indumentaria.

Sueño inalcanzable María Victoria Crowder

Desde muy chico, y cuando me refiero a muy chico, creo que digo desde que nací, tuve claro qué era lo que quería ser cuando creciera. Años y años viendo a mi padre yéndose a trabajar, a volar, a vivir esa sensación única e inexplicable, que sólo la siente quien la vive. No fue hasta que cumplí los ocho años, que tuve la oportunidad de subirme por primera vez a un avión. Ese momento cambió mi vida para siempre. Si antes sentía un fuerte deseo de ser como mi padre y ser piloto, ese día confirmé que no sólo era un deseo, era mi sueño, mi pasión. Desde entonces, no hice más que esforzarme para alcanzar eso que tanto quería. A los 17 años me fui a vivir solo, sin trabajo y sin el apoyo de mi familia. Pasé por momentos difíciles, por situaciones trágicas, cómicas. En fin, anécdotas que nunca olvidaré. Nada me importaba más ni valía tanto la pena como llegar a ese objetivo que tuve tan claro desde chico. Me repetía constantemente "Siempre sueña y apunta más alto de lo que sabes que puedes lograr". Yo, Ignacio Crowder, iba a ser piloto y volaría toda mi vida.

Una vida, un ejemplo Sofía González

El siguiente trabajo es la narración de una historia familiar. Trata sobre mi abuela, quien superó el cáncer, de cómo atravesó las dificultades del día a día y luchó para hoy estar viva. La narración parte de una entrevista a ella que me contó cómo se sentía, qué sintió la primera vez que le dijeron que padecía esta enfermedad, y cómo luchaba todos los días sin perder la Fe. La narración fue realizada de acuerdo a criterios aprendidos en clase, utilizamos como guía para narrar el relato, las descripciones y a su vez la verosimilitud. Para mí esta es una narración de amor, de lucha constante y de fortaleza que tanto mi abuela como todas las personas que luchan todos los días contra esta enfermedad para seguir en vida son ejemplo para todos nosotros, que nos levantamos todos los días sin agradecer que estamos vivos.

Ramón y su niñez con su abuelo Elina Serradori

Esta historia narra la vida de Ramón, un joven de 18 años que migró a Buenos Aires en busca de nuevos progresos en su vida económica y sobre todo en brindar esta ayuda a su madre quien enviudó desde que Ramón tenía 9 años de edad y ella se había convertido en el sustento familiar desde ese entonces. La crisis era cada vez mayor y esto llevo al joven a buscar nuevos caminos y entre ellos la triste noticia del fallecimiento de su abuelo quien lo crió desde que su padre había muerto y con quien compartió grandes aventuras y memorias que serán relatadas en este trabajo.

La colonia rusa Micaela Stigol

En 1906 llegó un grupo de judíos rusos en busca de nuevos horizontes poblando la Patagonia, específicamente Río Negro. Entre ellos se encontraba su tatarabuelo. Les habían prometido unas tierras, pero al final no se las dieron. Solos tuvieron que buscar parcelas de tierras fértiles. Con rudimentarias herramientas, construyeron sus casas, desmontaron y emparejaron las tierras, incorporaron el riego, se iniciaron con el cultivo de alfalfa, siguieron con horticultura, frutales y por último, viñedos, siendo así que empezaron a exportar vinos a California. Ya una vez instalados, el tatarabuelo, con una inmensa alegría pudo traer a su familia. Al llegar era muy difícil poder acostumbrarse, pero habían venido con una ilusión muy grande de poder progresar ya que en su país no lo podían hacer. Pasó el tiempo y los hijos fueron perfeccionándose, empezaron a estudiar en los colegios y en las universidades Algunos decidieron trabajar y otros dedicarse a los comercios. Lastimosamente ya no quedan personas vivas que integraban la Colonia rusa, pero lograron dejar como aprendizaje, durante estos 100 años, el empeño y las ganas de salir adelante, por más costoso que sea. Se eligió esta historia porque logra una gran inspiración y permite conocer por todo lo que pasaron esos pioneros rusos. Es una historia que suena muy lejana en la Patagonia argentina pero para Micaela, bisnieta de esos inmigrantes es un episodio muy cercano. A pesar de que a ella le tocó emigrar a Venezuela, después de unos años pudo volver y revivir sus recuerdos de niña para seguir construyendo su vida futura.

Francisca y Felipe Micaela Podestá

Esta es una historia que sucedió algunos años atrás. La elección de esta historia se debió a que tuve la posibilidad de que mis abuelos me la contasen, y realmente me parece muy conmovedora, ya que se puede decir que el amor a pesar de la distancia y de diferentes problemas siempre está presente en cada uno, y que junto a la persona que uno tiene al lado se puede salir adelante, enfrentar las cosas y así superar cualquier inconveniente. Un primer amor lleno de conflictos, tristezas y alegrías a causa de problemas que sucedían en la época de la Segunda Guerra Mundial, dos jóvenes que vivían en Italia, en una isla muy linda, con pocos habitantes, llamada Sicilia, se conocen y desde el primer día que se ven, no pueden separarse. Francisca, una joven rubia, de ojos verdes y de una personalidad muy alegre, vivía junto a sus padres y sus tres hermanos, Antonieta, Camilo y Salvador en una casa muy cercana al mar. Luego del colegio, mientras sus padres trabajan para brindarle lo mejor a ella y a sus hermanos, ellos jugaban, hacían sus deberes, compartían risas y lindos momentos con sus compañeros de colegio. Por otra parte, al lado de su casa, vivía Felipe, con sus cuatro hermanos, María, Vicente, Antonia, Francisca, junto a sus padres. Este niño, un poco travieso y rebelde, pero de un corazón muy bondadoso pasaba los días junto a sus hermanos y su madre, mientras su padre era el encargado de trabajar para poder mantener a su numerosa familia. Felipe, junto a sus hermanos se divertía jugando al fútbol y por otro lado las mujeres de la familia realizaban los deberes de la casa.

Historias paralelas María Sol Sarsotto

En este trabajo se quiere contar la historia vivida de Mariano Enrique Sarsotto en el Servicio Militar Obligatorio, situado en la provincia de Santa Cruz, 13 km al sur del pueblo 28 de Noviembre. La llamaban Colimba (correr, limpiar, barrer). Al mismo tiempo, después de poder contar algunas anécdotas que haya vivido, se busca comparar lo que él vivió con lo vivido por el soldado Omar Carrasco, fallecido a los tres días de haber llegado al Servicio. En el momento de elegir un tema no fue fácil y al empezar a recordar lo que podrían haber llegado a vivir integrantes de la familia, se recordó que el papá había asistido al Servicio Militar. Pareció una idea interesante y al mismo tiempo única, ya que parece que nadie presentó el tema y al mismo tiempo sería algo atrapante poder profundizar e investigar sobre el tema planteado.

Un comienzo difícil Camila Castronovo

Esta historia narra la vida de un hombre, que a pesar de muchas trabas, ahora esta viviendo lo que de chico soñó. En su infancia, trabajaba y estudiaba pero, al terminar la secundaria, por motivos económicos y familiares, tuvo que dejar los estudios para trabajar más horas en distintas actividades. Desde muy chico quería ser comerciante, no le importaba el éxito en ese momento, sino llegar a tener su propio emprendimiento, lo que con tiempo y esfuerzo, logró. Pasó por momentos muy difíciles pero siempre en su cabeza estaba el deseo de cumplir su sueño. Esta persona fue elegida porque es un ejemplo, ya que tuvo una vida difícil desde muy chico y ahora vive y es lo que siempre quiso ser.

Mi abuela materna Micaela Shulman

Lo que empezó como un juego de chicos, que cambian de lugar los muebles de su casa para sorpresa de sus padres, terminó siendo para Margarita Papouchado, un estilo de vida y una apasionada dedicación por su profesión, la decoración. Sin haber podido terminar el colegio secundario, a causa de una enfermedad que la llevó a permanecer dos años en reposo y por ende no haber seguido una carrera universitaria, en 1974 pudo cumplir uno de sus sueños abriendo su primer local de decoración. Años más tarde, con un nombre reconocido y más experiencia, compró un viejo petit hotel el cual tuvo que refaccionar. Allí, Margarita impuso una tendencia muy importante en el negocio de la decoración, ambientando todos los pisos del lugar con muebles de diseño propio y conformando distintos espacios. Su obsesión por la perfección, la lleva a encargarse personalmente del seguimiento de sus creaciones en cada taller, junto a los expertos artesanos, con quienes trabaja hace tantos años.

Mi papá, el hombre que me dio todo Micaela González

Nacido en Corrientes y criado en Rosario, comenzó su carrera de Golf a los 17 años desde lo más bajo de todo hasta hoy con 45 años ser un reconocido jugador de golf tanto a nivel nacional como europeo. Hace diez años reunió a un par de amigos y decidió hacer un torneo solidario llevando su nombre, donde todo lo que se reunía iba a estar destinado a personas que lo necesitaban. A medida que esto fue tomando fuerza se fue haciendo más grande, pasando de hacer una subasta con 200 personas a casi 1000 personas. Un logro para un proyecto que empezó en una charla de amigos. Para finalizar esta breve introducción el objetivo de este trabajo es poder contarles quién es esta persona, cuál fue su incentivo para organizar este torneo y qué es lo que siente cuando hace estas obras de caridad.

Madre Susana Bárbara Barnes

Al contar una historia de vida tal vez te ves reflejada, tal vez no; no es algo trágico ni del otro mundo, sólo algunas anécdotas, la gran mayoría por su parte muy buenas, porque así es la infancia como la vive la mayoría, así como recién empezamos a vivir los primeros recuerdos de nosotros. Poder empezar a recordar su historia, su recuerdo, es una mezcla de sensaciones, de cosas.

Las dos caras de la sociedad Sirey Zabeth Rojas Herrera

Al pensar en la sociedad actual y cómo se maneja el estado con las fuerzas militares en un país marcado por la violencia como lo es Colombia, es intrigante pensar cómo un miembro de la Policía Nacional de la Republica de Colombia decide qué tipo de formación aspira para la iniciación de sus estudios universitarios y con este colocarlo en práctica a nivel policial “logrando dar una ayuda a la comunidad”. En un país como Colombia donde sus índices de homicidios son de 18.000 personas cada año, de acuerdo a datos oficiales de la revista de criminalidad de la policía, se evidencia un problema de violencia dentro del país, trayendo con ello conflictos a nivel público. En este mismo se observa cómo sus mismos gobernantes son los generadores de esto, incitando a las fuerzas militares a la violencia como medio de represión en las poblaciones; desde allí surge la siguiente duda: ¿las fuerzas militares son símbolo de seguridad?

Historia de un soldado colombiano Juan Esteban Poveda Vargas

Este proyecto trata de exponer la vida de un hombre que permaneció durante 20 años, desde 1988 hasta el 2008, en el ejército colombiano, época que fue la más difícil que vivió el país en cuestión de seguridad. Desempeñó diferentes labores tanto de accionar militar como de inteligencia. Durante todo este tiempo tuvo que asumir varios sacrificios por su compromiso y lealtad que juro hacia la patria, y dentro de estos sacrificios uno de los más grandes fue permanecer mucho tiempo lejos de su familia. Dentro del proyecto se va indagando cómo fue la introducción de este hombre al ejército, las dificultades que enfrentó, sus logros alcanzados, las consecuencias que le dejaron, su retiro posteriormente y su integración a la sociedad. El hombre en que se basa este proyecto es mi padre, por eso voy a poder tener la información de primera mano.

Rivalidades políticas María del Pilar Lattes

La historia de éste relato comienza en el año 1975 (aproximadamente), cuándo una mujer presidente del Comité Radical de esa época sufría notables persecuciones cada vez que salía de su hogar. Esta es la narración de vivencias relacionadas a las rivalidades notables y sobresalientes de los principales partidos políticos de la época, siendo los mismos la UCR, el Partido Conservador y el Partido Peronista, tratándose de un momento histórico-político en el cual las diferencias entre las personas de diferentes ideologías eran muy explicitas, quizás demasiado

Un desafío de vida Aldana Rodríguez Peila

El tema a tratar en el trabajo será la vocación temprana. Raúl Rodríguez Peila, el protagonista de este relato es cineasta. La particularidad de la historia que se desarrollará, es el marco donde se inició y se activó su pasión por la cinematografía. Comodoro Rivadavia, en la provincia del Chubut, es una ciudad industrial, febril y dinámica. En este contexto cualquier representación artística es resistida y prácticamente aislada por no pertenecer a la fuente principal y excluyente del trabajo diario de la cuidad: la actividad petrolera. Sin embargo, y a pesar de este panorama, hace cuatro décadas, un preadolescente de 12 años lucha por entrar en el cine Coliseo del centro de la cuidad para disfrutar al que luego consideraría uno de sus maestros. A Face to Face de Ingmar Bergman, le seguiría Barry Lyndon de Stanley Kubrick, La familia del genial Ettore Scola y muchos más. Eran épocas, donde la diversidad del gusto de los exhibidores, traían a tierras tan lejanas como la Patagonia obras fundamentales del séptimo arte, realizadas por directores artesanos, que marcaban el camino a los sueños de futuras generaciones de cineastas ¿Es posible alimentar la semilla de una incipiente vocación en un ámbito tan distante?, ¿cómo se lucha con el aislamiento, la no respuesta a preguntas fundamentales para la formación artística?, ¿es posible dejar atrás un destino preestablecido rompiendo estructuras, deseos y mandatos familiares?, ¿cómo obviar las miradas, los comentarios hacia el loco de la cámara?, ¿se puede detener una vocación cuando poco a poco se transforma en una pasión, un impulso incontrolable que enfrenta cualquier adversidad? En una Argentina castigada por una cruel dictadura, con la única escuela de cine nacional intervenida, artistas, directores, intelectuales huyendo de selectivas persecuciones, la semilla de la vocación, nacida en las butacas de un cine de barrio a miles de kilómetros de Buenos Aires, única ciudad donde se desarrollaba la actividad cinematográfica germinó. El destino hizo que en la chacra donde su amigo Lorenzo lo invitará a pasar el fin de semana, Raúl se encontrará con el elemento fundacional en la vida de cualquier cineasta, su primera cámara. La fiel súper 8 de los padres de su amigo fue el disparador de su primer corto y el nacimiento de un futuro director. La elección de este tema para el trabajo no es casual. En el desarrollo trataré de explicar y comprender el valor de los sueños, la fortaleza de las vocaciones y la importancia de alimentarlas con el impulso arrollador de la pasión, único valor insustituible para cualquier actividad artística.

Luz Christian Javier Cadena Carrasco

Se dice que toda persona debería escribir un libro, plantar un árbol y tener un hijo. Según un profeta del Islam, los conocimientos deben ser compartidos, todo lo que se sabe debería ayudar a otros semejantes de alguna manera, esto es lo que representa el libro; el plantar un árbol no podría ser más literal, algo indispensable para la vida y el cual puede beneficiar tanto al humano como a otras especies, inclusive si sólo aportas con las semillas, en algún momento sus frutos alimentaran a otros o sus ramas y hojas protegerán a alguien tanto del sol como la lluvia; un hijo, el ciclo de la vida hace que por lógica se llegue a envejecer, los hijos son los que cuidarán de ti cuando la fuerza se haya ido, cuando los sentidos estén desgastados y cuando la enfermedad este por ganar la batalla, y sobre todo, un legado, todos los ideales, todas las enseñanzas pasarán a los siguientes para tratar de ser mejores personas de las que quizás se pudo llegar a ser. Con esta frase no se podría describir a una persona, es más, faltarían palabras para poder describir con detalles a alguien que significó tanto para muchos. Esta historia esta basada en la vida de una mujer que sacrificó mucho, por muchos, que dio todo a cambio de nada, que tuvo una vida muy difícil y que vale la pena contarla. Quizás de alguna u otra manera sirva de reflexión o inspiración a otras para seguir adelante, y que cuando sea momento de partir, poder hacerlo bien, tranquila y con la satisfacción de haber cumplido.

Un hombre Iris Surculento

En este ensayo se contará la historia de un hombre de nacionalidad boliviana que en el año 1985, a sus 25 años, decidió emigrar a Argentina buscando progresar económica y socialmente para así poder brindarle buenas condiciones de vida a su esposa embarazada que quedó a la espera en su país. Este hombre, que procedía de una familia de clase media baja llegó para empezar de cero, pasando de una vida en donde podía sustentarse fácilmente a una condición de pobreza. Sin embargo, esto no lo desanimó ya que sabía que uno debe empezar de abajo. Es así que se desarrollará la historia desde la partida de su país de origen hasta lo que es hoy en día.

Cómo el lupus de mi mamá cambió la historia de mi  familia Gloria Ketelhohn

Esta historia trata sobre el lupus, una enfermedad crónica, de Patricia a los 36 años, en su momento madre de tres hijos, que cambió totalmente la vida de todos los que la rodeaban, a cada uno de una manera particular. Su testimonio de vida es un claro ejemplo de cómo una enfermedad, una instancia irreversible puede cambiar totalmente la forma de pensar y de ver las cosas de los involucrados. Es el momento de decidir qué quiere uno para su vida, a qué quiere aferrarse y qué decide dejar de lado para aprovechar cada momento. A partir de esta situación crítica, Patricia y su familia se unieron en oración porque creyeron que así ella podría sufrir menos, y hasta quizás curarse. Durante los seis años de enfermedad, la familia comenzó un proceso de conversión al amor de Dios, a través de la oración. “Los apóstoles dijeron al Señor: Auméntanos la fe. Y el Señor dijo: si tuvieran fe, aunque sólo fuera como un grano de mostaza, dirían a este árbol: arráncate y trasplántate al mar y los obedecería” (Lc. 17,5-6).

Un viaje inesperado María Florencia Zanotti

Luego de investigar qué historia podría ser la más interesante dentro de mi familia, decidí contar la de mi bisabuelo que tuvo una vida llena de viajes, aventuras, escapadas, poco dinero, lejos de la civilización, en resumidas cuentas una historia compuesta por muchos materiales que hacen a mi relato más interesante. Todo comenzó hace muchos años cuando una familia que vivía en España se sintió desbordada por las situaciones que estaban aconteciendo en ese país. Estaba comenzando una de las cosas más temidas por todos los seres humanos, la Guerra Mundial. La familia Trujillo estaba compuesta por Gerardo (padre), María (madre) y Gerardo,(hijo), de muy corta edad, aproximadamente 2 años. El padre de familia, observando la situación que se estaba acercando a su hogar, tomó una decisión realmente drástica, emprender un viaje solo a otro país que estuviera más en paz para juntar plata y poder volver a buscar a su esposa y a su hijo. Gerardo en ese viaje sufrió muchas cosas, hambre, malestar, porque venía escapado en un barco, nadie sabía que él se encontraba en ese lugar, tenía sed, pero a su vez se sentía un poco más aliviado porque muchas personas estaban viviendo la misma situación. A este hombre lo embargaba una profunda tristeza, haber dejado a su familia en aquel tormentoso país. El país resultó ser Argentina, y para ser más específicos, se mudó a la localidad de Vedia, provincia de Buenos Aires. Luego de haber viajado varios días, y de haber dejado todo en su país natal, para comenzar en otro toda su vida desde cero, arribó a esta pequeña ciudad. Y así fue como encontró su nuevo trabajo, su nueva vida. Ahorró para, luego de un año entero de trabajo duro, regresar a España para traer a su familia consigo. Así comienza esta vida llena de desdicha, aventuras, tristezas, felicidad, escapadas, de malas épocas.

Historias de un caminante: Guillermo Villavicencio Jaramillo Alejandro Zambrano Villavicencio

Esta es la historia del señor Guillermo Villavicencio Jaramillo, nacido en la ciudad de Loja,Ecuador, el 25 de febrero de 1936, quien es para los que lo conocen, un caballero a carta cabal y un modelo a seguir. A sus 78 años, mantiene la vitalidad y la alegría de sus tiempos mozos pese a que varias enfermedades le han afectado en el transcurso de su vejez. Es de esos hombres duros, criados desde niños en el campo, que supo trabajar la tierra y también educarse, que aprendió a realizar un sinfín de trabajos con tal de llevar el pan a su casa y que hasta el día de hoy lo hace. Un hombre que supo dejarlo todo atrás una y otra vez, para empezar una vida nueva junto a su mujer y sus hijas, en ciudades distintas. Sorprende la firmeza de su carácter y los ánimos que le pone a absolutamente todo, la forma en la que ha salido siempre adelante, la fe que tiene en Dios y en sus creencias religiosas y también su especial manera de enseñar lecciones a sus seres queridos: contando historias. Escuchar los pasajes de su vida es algo que realmente se disfruta, porque es como escuchar un cuento eterno donde confluyen personajes de todo tipo, desde mercaderes hasta brujos, hacendados, matones y políticos. Esta breve reseña se realiza a manera de homenaje a toda ese largo camino que ha recorrido durante su vida, a sus hazañas, a sus consejos, a sus enseñanzas y a ese legado que ha dejado en cada uno de los miembros que conforman su familia, especialmente en sus nietos.

La historia amorosa de mis abuelos maternos Camila Dikenstein

Ana María Irini Karampalis nació el 7 de julio de 1942 en la calle Julián Alvarez en el ceno de una familia de inmigrantes griegos por parte de su padre Demetrio y españoles de Salamanca por parte de su madre Ana Esther Bilbao. Junto con ella, en esa misma casa, el matrimonio ya tenía una hija mayor llamada Afrodita Maria Nickki. Bajo el mismo techo también convivían los abuelos paternos de Ana María. Ana María tuvo una infancia feliz porque a sus padres les gustaba disfrutar mucho de la vida, la llevaban todos los veranos a la playa de Mar del Plata y gozaban de muy buenas vacaciones. Era una época en la que se podía jugar en la calle y eso era lo que hacían con total libertad y sin miedo. También era habitual para Ana María asistir a todas las fiestas griegas, ya que sus padres tenían una alta participación en la colectividad. Eran tiempos en los que se separaba la ropa para salir, se lustraban sus zapatos con anticipación para las fiestas y le daban importancia a los eventos con mucho entusiasmo. Así fue creciendo Ana María junto a Afrodita y sus padres, y diez años más tarde de que Ana naciera llegó el tan deseado varón, el hermano menor Constantino Gregorio. Ana María asistió al Colegio Griego situado en la misma calle que su propia casa, justo en frente. En ese colegio ella fue creciendo y entrando en la adolescencia, donde siempre conservó a sus amigas. Ella se destacaba por su histrionismo, le gustaba recitar y participaba en todos los actos. Era una joven muy activa, amigable y amistosa, pero por sobre todo una joven coqueta.

Un antes y un después Nicole Ghezzi

Corría el siglo XX cuando se desató la Primera Guerra Mundial, el 28 de julio de 1914, en Europa. Las grandes potencias industriales y militares de la época se enfrentaron debido a la rivalidad económica y política que existía entre las distintas naciones. Italia fue uno de los países más afectados, donde fueron miles y miles las víctimas mortales de este hecho histórico. Tras esta devastadora guerra, unos 6 millones de italianos emigraron hacia Argentina, asentándose a lo largo y ancho del territorio, en busca de mejores condiciones de vida. Procuraban dejar atrás las tristes y malas experiencias atravesadas.

Esta historia, particularmente, relata la vida de Alfredo Amarilli, un joven nacido en Vado Ligure, una ciudad de Savona, Italia. Participó de la guerra teniendo tan sólo 19 años, y fue uno de los sobrevivientes que llegó al país con el fin de rehacer su vida y superar las condiciones precarias que lo obligaron a buscar un hogar y un trabajo digno.

El hombre de mi historia Rocío Rupnik

Esta es la historia de un inmigrante que vino de un pueblito italiano (ahora esloveno), llamado Godovič, donde dejó una hermosa y gran familia que se desmembró por circunstancias de la vida que les tocó vivir: la guerra. Algunos de sus integrantes pasaron a tener una nueva vida en diferentes partes del mundo, originando cada uno de ellos una nueva familia, entre ellos, Giovanni, que vino a Argentina con tan sólo 23 años de edad y formó la suya. La historia real de Juan (Giovanni), este admirable hombre, surgió de la información recibida en la infancia, la interesante investigación y recopilación de datos obtenidos de sus amigos y parientes, que quedaron en su pueblo natal y también de lo que viví en Argentina, a su lado, como nieta.

Que vuelvas pronto Andrea Carolina Azcona

En el siguiente trabajo práctico se tratará de demostrar cómo le afecta a una persona que un familiar querido deba irse a la guerra, sus principales pensamientos, acciones, cómo se sentía, cómo fue su reencuentro y cuáles fueron los cambios notables que pudo observar cuando este volvió: actitudes, hábitos, el modo de relacionarse con el otro, etc., desde que esta persona regresó hasta la actualidad. De esta manera se demostrará cuáles son los cambios de personalidad más notables de un ex combatiente.

El fin de hacer esta investigación es demostrar que la guerra no sólo afecta a la persona que debe ir, sino que también afecta a su entorno, y de qué manera lo hace, fue lo que motivó a realizarla.

En esta historia se narra el paso de generación en generación de un objeto particular y mágico para la familia. Se trata de una caja alhajero musical la cual perteneció a Ramona Franco, actual bisabuela y, después de un largo recorrido y bastante tiempo, llega a manos de Antonella Ferrari, quien le escribe, cargada de recuerdos, emociones, anécdotas, un mensaje oculto y una dulce melodía grabada en nuestro ADN. Las mujeres involucradas en esta bella historia son cuatro, cada una de ellas con vivencias sumamente diferentes y en distintas épocas pero con la misma conexión hacia este objeto preciado, el cual las une a la distancia.

Un viaje a Francia María Florencia Curien

En el año 2009, un llamado inesperado cambiaría las vidas de Norma y Ernesto, una pareja de 60 años, y, a su vez, la de todo su entorno. Miembros de la comunidad marista desde hace más de 20 años, fueron invitados a vivir en Francia como ministros de una comunidad católica, donde recibirían y ayudarían a esparcir los valores cristianos a todos aquellos que decidieran alojarse en L’Hermitage de Saint-Paul-Trois-Châteaux, lugar donde también ellos habitarían. El primer paso era vivir un año en Lyon, donde incorporarían intensivamente el idioma, y luego se mudarían al pequeño pueblo de Saint Paul de Vence, en el sur de Francia. Es interesante comprender la elección de una pareja mayor, totalmente asentada desde hace más de 15 años en el barrio de Belgrano, que decide empezar una nueva vida y alejarse de sus cinco hijos y amigos, sorprendiendo en ese momento a toda la comunidad en la que ellos participaban activamente. El desafío de incorporar una cultura y un idioma totalmente nuevos y el de poder colaborar y vivir en un lugar donde la presencia marista es totalmente fuerte, fue lo que ayudó a Norma y a Ernesto a migrar de su hogar, dejando atrás toda una familia y comunidad.

Como pez en el Agua Angie Melissa Garcia Charry

Mi abuelo tiene un pedacito de cada uno de los grandes amores de mi vida, entre ellos mi padre, el más grande de los hombres que con sus costumbres pasadas, escribía en máquinas y tomaba fotografías con los dedos enlazados como si no pudieran despegarse, situándolo a la siguiente letra, como una metáfora de un pez escritor en medio de tormentas queriendo escribir con sus aletas. Dichosa de vivir la vida, gozando de alegrías, no se en qué otros planetas o qué otros paisajes, esta mi bisabuela, mamá de mi abuelo, abuela de mi padre; atribuyéndose a su primo como esposa, tenía el placer de contar los dedos de sus manos con uno más de diferencia a las contingencias de la humanidad, que ella con sus cualidades rompe las barreras absolutas de perfeccionamiento en el ser, y nace contándose seis dedos, no teniendo diez dedos si no 11. No se si es una forma particular, pero es como nacer con el tercer ojo y así fue como la evolución nos transformó, nos abrió la pupila y nos dio ángulos más configurados y distintos de vivir la vida.


Docente: Dardo Dozo fue publicado de la página 17 a página23 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº67

ver detalle e índice del libro